Guía Repsol

Todos los destinos temáticos

Mostrando 12 de 42 resultados

Cargando

Cargando resultados

Foto de 5 motivos para ir al Festival de Peralada

EDITORIAL

5 motivos para ir al Festival de Peralada

Girona 5 motivos para ir al Festival de Peralada Escenarios de película Cualquier actuación cobra un sentido único cuando se interpreta sobre uno de los escenarios del Castillo de Peralada. Todos ellos son recintos góticos y renacentistas erigidos entre los siglos XIV y XVI: el auditorio Parque del Castillo, la iglesia del Carmen, el claustro del Carmen y las terrazas del Cotton Club.  Mucho más que ópera Aunque en sus inicios el festival se centraba especialmente en las representaciones operísticas y la música clásica, con el paso de los años la programación se ha ido diversificando y actualmente ofrece también propuestas de danza o música pop, ambas con un gran éxito de público. Por aquí han pasado grandes nombres como el bailarín Ángel Corella o el cantante Alejandro Sanz.  Cartel de primer nivel Desde las primeras galas musicales que se organizaban en el entorno del castillo, en el año 1983, han pasado por los escenarios de este festival primeras figuras de las artes escénicas a nivel nacional e internacional. Montserrat Caballé, Paco de Lucía, Nacho Duato,  la Orquesta Filarmónica de San Petersburgo o Woody Allen, son algunos de los artistas que han actuado aquí. En tierra de Salvador Dalí A solo 15 minutos en coche desde el castillo de Peralada nos espera la ciudad natal del genio Salvador Dalí, Figueras. Aquí se encuentra su Teatro-Museo, una obra de arte en sí mismo supervisada por el propio artista. Durante el mes de agosto se pueden realizar visitas nocturnas, en las que podemos contemplar las obras del artista a la luz de la luna y mientras degustamos una copa de cava. El mar a nuestros pies Mientras disfrutamos de cualquiera de los conciertos o espectáculos del festival podemos casi sentir el olor a mar, ya que la playa se encuentra a escasos 20 kilómetros de aquí. Por eso asistir a este certamen es una buena excusa para descubrir la increíble Costa Brava catalana. Abruptos acantilados, vegetación salvaje, calas de arena dorada y pequeños pueblos marineros de casas blancas nos están esperando. De entre todos los festivales del verano, el del Castell de Peralada destaca por encima del resto por la espectacularidad de su cartel y su ubicación. Artistas de primer nivel nacional e internacional se reúnen en un entorno de película: el castillo y palacio de Peralada y sus impresionantes jardines. Este conjunto monumental de la época medieval ofrece un marco incomparable para disfrutar de la música y la danza durante los meses de julio y agosto. De entre todos los motivos para asistir al certamen, hemos seleccionado los cinco que lo convierten en un evento imprescindible del verano.

Foto de Parque Minero La Unión

EDITORIAL

Parque Minero La Unión

Parque Minero de La Unión Soy minero La minería es probablemente uno de los oficios más duros que existen. Por eso recorrer las galerías del Parque Minero de La Unión es mucho más que hacer turismo, es sumergirse en la cultura y la historia de Murcia y, sobre todo, en los sentimientos y vivencias de los hombres que durante décadas trabajaron en las entrañas de esta tierra. Hoy, gracias a un importante trabajo de rehabilitación, podemos recorrer los casi 50.000 metros cuadrados de terreno de este complejo de minas conociendo cómo se trabajó y vivió la mina murciana. Acercarnos hasta aquí es descubrir también La Unión y uno de los festivales de música flamenca más importantes del país. Tradición minera La actividad minera en la Región de Murcia se remonta a los tiempos de cartagineses y romanos. Este complejo en concreto fue explotado desde el siglo XIX hasta su cierre definitivo en 1991. A lo largo de nuestro recorrido por el parque podemos conocer todo el proceso de trabajo de la mina, desde la extracción del material, al lavado, concentración y obtención del metal en las fundiciones.  Un recorrido por el Parque Uno de los atractivos del parque es visitarlo a bordo del tren minero (con locomotora incluida). Los adultos disfrutamos de la historia mientras los más pequeños lo viven como una aventura. Además de conocer los puntos más destacados del recinto, de casi 5.000 metros, tenemos una forma única de disfrutar del paisaje de la Sierra Minera, árida y rocosa. Mina Agrupa Vicenta El lugar más atractivo del parque. Esta mina se dedicó a la extracción de pirita desde 1869 hasta mediados del siglo XX. Se trata de la única mina subterránea de toda la Región de Murcia que se ha convertido en museo y puede visitarse. Recorrer sus galerías es la mejor forma de ponernos en la piel de los hombres que durante años dedicaron su vida a la mina. En el interior de la mina La mina cuenta con más de 40.000m2 de galerías abiertos al público, a 80 metros de profundidad. Sumergirnos en ella es sobrecogedor. En el interior podemos ver todavía las estructuras de madera sujetando las bóvedas, los raíles y vagonetas usados para el transporte de minerales, o un impresionante lago interior, de color rojizo a causa de la pirita.    Festival del Cante de las Minas Además de por ser una zona de extracción de minerales, desde el año 1961, la Unión también es famosa por uno de los festivales de flamenco con más prestigio de España, el Festival del Cante de las Minas. Se organiza en el Antiguo Mercado Público, por el que han pasado grandes figuras como Camarón, Enrique Morente o Paco de Lucía. Su galardón más importante es la Lámpara Minera. La Unión En este pueblo, cuya historia ha estado siempre ligada al trabajo en las minas de plomo, plata y zinc de la sierra, podemos ver arquitectura tradicional de finales del siglo XIX y principios del XX. Destaca especialmente la Casa del Piñón (1899) edificada por uno de los ricos patrones de la minería de principios del XIX. Por supuesto, no podemos perdernos el Monumento al Minero. Parque regional Calblanque Aprovechando nuestra visita a la zona, vale la pena recorrer los 20 kilómetros que separan La Unión del Parque Regional de Calblanque. Aquí podremos contemplar un paisaje costero salpicado de playas, calas y acantilados, completamente vírgenes, que conviven con zonas de matorral, dunas y salinas. Es uno de los destinos preferidos por los aficionados a la ornitología ya que es una Zona de Especial Protección para las Aves.

Foto de A la caza de las perseidas

EDITORIAL

A la caza de las perseidas

Los mejores lugares para ver la lluvia de estrellas A la caza de las perseidas Aunque podemos ver una estrella fugaz cualquier noche del año, el momento ideal para hacerlo es a mediados del mes de agosto, cuando la Tierra cruza la órbita del cometa Swift-Tuttle. Esta órbita está llena de pequeñas partículas que se han desprendido de la cola del cometa y al chocar con la atmósfera de la tierra, se queman y dan lugar a las estrellas fugaces. La mayor actividad de perseidas, también conocidas como Lágrimas de San Lorenzo, se prevé para la noche del 12 al 13 de agosto. Desafortunadamente, la luna estará a punto de ser llena, por lo que su brillo iluminará el cielo nocturno haciendo algo más difícil ver las estrellas fugaces. Aún así, dado que pasarán entre 60 y 100 perseidas a la hora, si nos situamos en los lugares adecuados, seguro que conseguimos ver alguna y pedir nuestro correspondiente deseo. Parque Astronómico del Montsec, Lleida Este enclave está considerado uno de los mejores lugares de Catalunya para la observación del universo, por ello se instaló aquí el Parque Astronómico. Está situado en plena sierra del Montsec, al este del pico de la Corona, a unos 1.570 metros sobre el nivel del mar. Estar rodeados de naturaleza nos garantiza un lugar ideal para la disfrutar de la lluvia de estrellas. Conoce más sobre la zona.  Parque Nacional de Monfragüe, Cáceres Aunque en este parque las vistas son espectaculares miremos a donde miremos, nada mejor que levantar la cabeza hacia el cielo y disfrutar de un increíble manto de estrellas. El espectáculo está garantizado ya que Monfragüe ha sido declarado Reserva Starlight, que certifica la calidad de la zona para contemplar los astros. Conoce más sobre la zona.  La Pedriza, Madrid A causa de su densidad poblacional, Madrid es uno de los lugares con más contaminación lumínica. Por eso una opción muy recomendable es ir a La Pedriza, a unos 50 km del centro de la ciudad. Si nos gusta la aventura, lo mejor que podemos hacer es acercarnos hasta este enclave natural, subir a alguno de sus montículos y hacer vivac, es decir, dormir bajo la luna. Conoce más sobre la zona.  Beneixama, Alacant A poco más de una hora de dos grandes ciudades como Alacant y Murcia, encontramos este pequeño pueblo que ha sido elegido en varias ocasiones por la Asociación para el Estudio y Divulgación de la Astronomía de Alacant, como punto de encuentro para divisar la lluvia de perseidas. Conoce más sobre la zona.  Roque de Los Muchachos, La Palma La isla de La Palma es un lugar ideal para contemplar las estrellas, por eso su observatorio, instalado en el Roque de los Muchachos, está considerado uno de los mejores del mundo. Desplazarnos hasta aquí es una opción inmejorable para ver esta lluvia de meteoros, gracias a su altitud y la ausencia de contaminación lumínica. Conoce más sobre la zona.  RecomendacionesPuesto que la luna estará casi llena, lo más recomendable es que miremos a la zona más oscura del cielo, siempre alejados de la ciudad o cualquier otro campo lumínico. Lo más recomendable es que nos orientemos al norte o el oeste y no utilizar ningún tipo de prismático o telescopio porque nos limitan el campo de visión.

Foto de España en río

EDITORIAL

España en río

Turismo fluvial España en río Un país, o una región, pueden cruzarse y disfrutarse de muchas maneras... Por carretera, en tren, pedaleando, andando... y hasta en globo. Pero una vía, que antaño era vital y que con el paso del tiempo ha quedado un tanto olvidada, sigue ofreciendo atractivos y experiencias únicas para aquellos que se animan a transitarla. Hablamos de navegar por los ríos de España.Arterías de comunicación indispensables antes de que, con la Revolución Industrial, empezáramos a priorizar el acero y el asfalto, los ríos siguen estando ahí, esperándonos. Y, en nuestro país, muchos tramos de algunas de las principales vías fluviales –Guadalquivir, Duero, Guadiana, Ebro…– continúan siendo transitables, y nos permiten descubrir nuestro país de un modo diferente, en plena comunión con la naturaleza y, en más de una ocasión, a bordo de embarcaciones harto curiosas y en escenarios naturales realmente exuberantes. Catamaranes, Parques Naturales y ríos artificialesEn pleno corazón de Arribes del Duero pueden aún realizarse cruceros. Este Parque Natural, un espacio protegido a caballo entre la provincia de Salamanca y la de Zamora, se caracteriza por ser uno de los rincones más vírgenes de España. Precisamente a la zona más agreste y espectacular, sólo puede accederse sobre las apacibles aguas del río Duero. Y para ello, no hay nada mejor que dirigirse a la localidad de Corporario  (a menos de dos horas de Salamanca o Zamora), y embarcarse en uno de los espectaculares catamaranes que El Corazón de los Arribes (Santa Margarita s/n; 627 637 349) pone a nuestra disposición para descubrir este entorno singular en plena frontera entre España y Portugal. Cada una de estas modernas embarcaciones panorámicas tiene capacidad para cien personas, y realizan una ruta de hora y media de duración desde la playa del Rostro (a 5 km del municipio) cuya orografía, con moles de granito que se elevan cientos de metros sobre la ribera del río, fauna y flora del lugar nos dejarán maravillados. Ya que estamos aquí, una excursión hasta Fermoselle es más que recomendable: un pueblo con mucho encante, magníficas vistas del Duero y una buena comida casera para rematar la faena en Casa Mati (980 614 010). No muy lejos de aquí se encuentra otro “río”. Las comillas no son capricho, y su nombre nos da la pista: el Canal de Castilla. Se trata de una de las mayores obras de ingeniería civil de los siglos XVIII y XIX en España, consistente en una red fluvial artificial compuesta por cuatro canales que suman un total de 207 kilómetros a lo largo de las provincias de Palencia, Burgos y Valladolid. Se construyó para comunicar las tierras castellanas con los puertos del Norte y poder transportar así la producción de lana y cereal, principalmente. A día de hoy, es un vestigio vivo de nuestra historia hidráulica que, efectivamente, se puede navegar.Cuatro barcos surcan diferentes ramales del Canal en cada una de sus provincias: dos en Palencia, el Marqués de la Ensenada (que zarpa de Herrera de Pisuerga; 664 201 415) y el Juan de Homar(que hace lo propio en Villaumbrales; 673 368 486); uno en Burgos, el San Carlos de Abánades, con origen en Melgar de Fernamental (628 629 997); y uno en Valladolid, el Antonio de Ulloa en Medina de Rioseco (983 701 923). Recomendamos llamar para informarse sobre horarios y tarifas según temporadas. Y, si optamos por alguno de los ramales palentinos, también dejarse caer por el Hotel Estrella del Bajo Carrión (979 82 70 05), en Villoldo, o La Traserilla(979 745 421), en la misma Palencia, para darse un homenaje. Palencia alberga, además, un museo sobre el Canal de Castilla. Un poquito más al surMuy cerca de la Villa de Madrid, en Aranjuez, puede uno también embarcarse para surcar las aguas de otro de nuestros grandes ríos, el Tajo. Ya en su día los monarcas españoles acostumbraban a dar paseos en falúas sobre sus aguas. De hecho, en este Real Sitio de la Corona de España existe un espectacular museo dedicado a estas embarcaciones en su versión más ornamentada, el Museo de Falúas Reales (Jardín del Príncipe, cerca del embarcadero), con algunas de las embarcaciones que los reyes de España usaban para tan regia tarea. Podíamos imitarles, más o menos, con el barco turístico que Arantour (902 088 089) mantenía hasta hace bien poco: de momento está en dique seco, pero la empresa planea reactivarlo próximamente. Mientras tanto, nos quedan las piraguas que la misma compañía alquila. No son falúas, pero se acercan.Si seguimos bajando, en Sanlúcar de Barrameda, además de poder darse uno un homenaje en alguno de los restaurantes especializados en productos del mar que miran a la desembocadura del Río Guadalquivir, como Casa Bigote (956 362 696) o Casa Juan (956 362 695), el barrio Bajo de Guía ofrece otros atractivos al turista fluvial. Uno, en concreto, tiene nombres y apellidos con solera: el Real Fernando, un barco que remonta el río durante 14 de sus 657 kilómetros navegables para brindar a quienes se animen una nueva perspectiva de uno de los mayores atractivos naturales andaluces, el Parque de Doñana, declarado Reserva Natural de la Biosfera por la UNESCO. También, existen paseos turísticos en barco para conocer Sevilla desde el Guadalquivir. Y varias compañías, como Croisi Europe ofrecen cruceros de varios días por el río, que suelen partir del Puerto de las Delicias de la capital  para conocer las principales localidades de la cuenca andaluza: Jerez, Córdoba, El Puerto de Santa María…El Guadiana también ofrece un tramo navegable, y desde Ayamonte puede uno embarcarse para conocer este entorno fluvial y frontera al mismo tiempo entre España y Portugal, con pequeños cruceros que remontan el río o exploran su desembocadura. Las embarcaciones de Transporte Fluvial del Guadiana (959 470 617) zarpan desde el muelle de Portugal, y permiten, además de disfrutar del paseo y el paisaje, admirar desde el agua el imponente Puente Internacional del Guadiana, uno de los más largos de España.  Aspirantes a patronesEn el Ebro, el otro gran río español, las opciones para adentrarse en sus aguas sobre la cubierta de un barco son muchas. Diferentes localidades, desde Zaragoza a Tortosa, ofrecen experiencias náuticas en el río. Destaca, no obstante, la posibilidad que brinda la empresa Badia Tucana (Riba-roja d'Ebre; 977265161) de alquilar un bote con el que adentrarse uno mismo en el cauce del Ebro. Las embarcaciones pueden pilotarse sin necesidad de permisos o experiencia previa (la empresa instruye al interesado en lo básico y extiende una licencia temporal), y están completamente equipadas como auténticas casas flotantes para poder disfrutar de unas vacaciones diferentes. ¡Con toda la familia, si hace falta! 

Foto de A Chinese flower in Galicia

EDITORIAL

A Chinese flower in Galicia

Route of the Camellias A Chinese flower in Galicia Salió del Lejano Oriente y se aclimató a las mil maravillas en la otra esquina de Eurasia, a tal punto que se la considera la flor de Galicia. Meses antes de que las rosas broten, la camelia alfombra con sus pétalos los parques y jardines de Pontevedra y A Coruña. Hay quien piensa que quizá Marco Polo pudo traerse unas camelias como recuerdo de China. Lo único cierto, lo que no admite duda, es que fueron los portugueses los que las introdujeron en Europa en el siglo XVII y que ya en 1800 se cultivaban en Galicia, a la vera de las Rías Baixas, donde siempre es primavera. From December to April this corner of the map is flooded with the colours of more than 8,000 varieties of camellias, which range from the purest white to the deepest scarlet and every tone in between. There are so many kinds that there is even one with red and white edges, like the Atletico de Madrid football stripe. Truly dedicated fans can take the full camellia route described on the website of Turgalicia, a 200-kilometre journey linking 12 parks and gardens from Vigo to Mariñán, via Compostela. Any other traveller, however, will be more than satisfied with the southernmost gardens in Vigo and Pontevedra.  The old king of the camellias, in VigoIn 1924, Fernando Quiñones de León, the Marquis of Alcedo, donated the Castrelos estate on the south of the city to the people of Vigo, on the condition that they would make it into a museum. This is the origin of the Quiñones de León Estate-Museum  (986 295 070 and 986 295 075), where today you can admire more than 1,500 works of art and valuable archaeological pieces, as well as the 17th-Century manor house and its gardens, designed at the end of the 19th Century, which are home to the Japanese camellia, known as the “Methuselah Camellia”, as it is the oldest in Galicia, or if not very nearly. The other garden you must visit in Vigo is the O Castro public park. On the top of the hill that overlooks the port are 11 varieties of camellias, as well as pines, monumental cedars and a 17th-Century fort, the walls of which give an unhindered panoramic view out towards the Cíes Islands and up the estuary, chequered with mussel beds. Enclosing the hillside, like an army, 10,000 houses creep up the steep streets from the seashore, which is why some people call Vigo the San Francisco of Galicia. Soutomaior, Pontevedra and LourizánFrom Vigo you head towards Pontevedra, via Soutomaior castle (986 209 500). This was once home to Pedro Madruga, a feudal lord who put the Bishop Diego de Muros in a cage and paraded him all over the region. The castle's inhabitants today are 24 varieties of camellia, including camellia sinensis, the tea plant. In the capital city of Pontevedra there are beautiful camellias in the Colón Gardens, in Plaza de la Herrería and in the Parador Hotel (986 855 800). Near Pontevedra there are others in the 19th-century Pazo de Lourizán (manor house) (986 805 000). This is at kilometre 3.5 along the old Marín Road, on the side of a hill populated by over 500 forest and ornamental species. If this is not the best botanical garden in Spain there is no doubt that it is the most romantic. The flowers that cheered RosalíaIf you want to take the full route, you should continue northwards, passing by eight parks and gardens full of camellias. Gardens as evocative as the one at the museum-house of Rosalía de Castro (981 811 204), in the village of Matanzas, one kilometre from Padrón, where around 20 of these trees (and a gigantic ombu) brightened the last years of this poet, at the end of a life racked with illness and disease. There are also regal gardens such as the one in the Pazo de Oca (986 587 435), in A Estrada, one of the oldest in Galicia and whose fantastic water features and plants have earned it nicknames such as the Galician Versailles and the Generalife of the North. Just five kilometres away, in Vedra, is the estate of Santa Cruz de Ribadulla (981 512 011), which is a historical garden with 200-year-old camellias as well as a nursery, so that you can take home a floral reminder of your stay in Galicia, just as Marco Polo was supposed to have done when he left China. See map

Foto de La Paloma, la verbena más castiza

EDITORIAL

La Paloma, la verbena más castiza

¿Dónde vas con mantón de manila? ¿Dónde vas con vestido chiné? A lucirme y a ver la verbena, y a meterme en la cama después… Así empieza uno de los chotis más famosos de Madrid y es imposible no canturrearlo mientras paseamos por las calles del barrio de La Latina durante la celebración de la verbena de La Paloma, la fiesta más castiza de la capital. Cada 15 de agosto, chulos y chulapas salen a pasear su arte por la que es, sin duda, una de las fiestas populares con más tradición de España. La celebración, además, se suma a las verbenas de San Cayetano y San Lorenzo, por lo que la fiesta se alarga durante casi diez días. Fiestas y tradiciones La Paloma, la verbena más castiza El origen de la fiestaLa historia de esta fiesta se remonta a finales del siglo XVIII cuando unos niños encuentran el lienzo de la virgen de la Soledad en un viejo corralón. Una devota madrileña les compra el cuadro y decide exponerlo en su casa particular, en la calle de La Paloma. Tal es la devoción que el vecindario muestra por el lienzo que la virgen finalmente acaba conociéndose por el nombre de la virgen de La Paloma. La popularidad de la imagen hizo que pronto tuviera que trasladarse a una pequeña ermita y, finalmente, en 1912 se construyera la iglesia de La Paloma, donde se ha mantenido el lienzo hasta nuestros días. Lo que empezó siendo una salve la noche del 14 de agosto y una misa el día 15, se ha convertido con el paso de los años en toda una semana de celebraciones en honor a la virgen y a la tradición castiza de Madrid. La parte más litúrgica de la fiesta se representa actualmente con la procesión de la virgen. El lienzo de la Paloma se coloca en una carroza adornada con claveles de colores y es llevada a hombros por los bomberos de la ciudad. El recorrido es prácticamente igual todos los años, pasando por algunos de los rincones más famosos del barrio de la Latina, como la calle Toledo, la plaza de la Cebada o la Basílica de San Francisco el Grande. La procesión tiene algo distinto al resto de las que se celebran en España, no sólo porque son los bomberos los encargados de descolgar y transportar la imagen sino porque aquí los chulapos madrileños compiten en desparpajo por regalar a la virgen los piropos más originales y divertidos. Una fiesta muy chulaPrecisamente uno de los grandes atractivos de la verbena es ver las calles del centro de Madrid repletas de chulapos y chulapas luciendo con arte sus mejores galas. Para ellos, camisa blanca almidoná, pantalón gris de rallas, chaleco a cuadros, pañuelo blanco al cuello, gorra de medio lado y zapatos negros de charol. Para ellas, vestidos largos ceñidos, pañuelos con clavel en la cabeza y, por supuesto, mantón de Manila. Verles bailando uno de los famosos chotis a ritmo de organillo es sin duda una de las imágenes más castizas que podemos llevarnos de Madrid. Nos resultará casi imposible frenar las ganas de juntar los pies y bailar al ritmo de Pichi, ese chulo que castiga… La modernización de la verbenaEl baile no es la única tradición que conserva la verbena de La Paloma. Todavía hoy en día, los vecinos suelen invitar a limoná, sangría y vermú, para combatir el calor veraniego, mientras en todo el barrio puede degustarse la gastronomía típica de Madrid: gallinejas, callos, bocadillos de calamares y, de postre, barquillos y churros para endulzar. La fiesta, además, se ha ampliado y modernizado en los últimos años con propuestas que se salen de la tradición castiza pero que añaden atractivo a la celebración. Ahora la programación incluye también conciertos con los grupos de moda, charangas, concursos literarios, propuestas teatrales e incluso rutas de tapas.Si visitamos Madrid en agosto, sumergirnos en las fiestas de la Paloma es sin duda la mejor forma de conocer y vivir la cultura y tradición madrileña.

Foto de Azoteas con plan para este verano

EDITORIAL

Azoteas con plan para este verano

Actividades Azoteas con plan para este verano Cortos por todo lo alto, BadajozNo hace falta mucho tiempo para contar una gran historia. Así lo demuestran la veintena de cortometrajes que se podrán ver entre el 16 y el 19 de julio en la terraza del Teatro López de Ayala de Badajoz. Las proyecciones, todas nocturnas, se enmarcan en el Festival Ibérico de Cinema que este año celebra su vigésima edición con producciones de España y Portugal. Entre los realizadores que participarán en el certamen está Borja Cobeaga, uno de los guionistas de la exitosa película Ocho apellidos vascos, que presentará su corto Democracia. Como novedad, el certamen incluye este año un taller de creación cinematográfica destinado a jóvenes de entre 14 y 17 años. Al margen del festival, desde finales del mes de julio y hasta el mes de septiembre, todos los jueves la Filmoteca de Extremadura proyectará en esta misma terraza una selección de películas que van desde clásicos como Pulp Fiction, éxitos recientes como Insensibles (de Juan Carlos Medina), pasando por cintas infantiles como Brave. Noches mágicas con Gaudí, BarcelonaAunque la Casa Batlló impresiona a cualquier hora del día, por la noche cobra un encanto especial y quizás por eso el ciclo de verano que nos propone lleva por título Las Noches Mágicas. La propuesta convierte el patio de este edificio, una de las obras más emblemáticas de Antonio Gaudí, en un lugar donde disfrutar de cenas-buffet, cócteles y concierto. Cada noche, de miércoles a sábado y a partir de las 21h, el espacio abre sus puertas para ofrecer una de las propuestas de ocio más interesantes de la noche barcelonesa. A la luz de la luna (y las velas), los diseños proyectados por Gaudí brillan todavía con más intensidad, regalándonos un ambiente íntimo y acogedor, ideal para una velada romántica o una charla tranquila con amigos. Guitarra española, rumba catalana, soul y funky son algunos de los ritmos que nos acompañarán hasta el próximo 27 de septiembre en este enclave mágico del Passeig de Gràcia barcelonés.  Santiago desde el cieloVer la catedral de Santiago siempre sobrecoge, ya sea porque se llega allí tras un largo peregrinaje, por un sentimiento de fe o simplemente por la majestuosidad de su arquitectura. Sin embargo, existe una forma de que esta experiencia sea todavía mayor: descubrir el templo desde su cubierta. La visita incluye dos recorridos guiados, el primero de ellos por la azotea del Palacio Arzobispal (edificio anexo a la catedral) y el segundo, por el tejado del propio templo. Esta parte de la visita es la más impresionante,  permitiéndonos ver de cerca sus torres y cúpulas. A casi 30 metros de altura, la plaza del Obradoiro nos muestra su mejor cara, con el ir y venir de turistas, peregrinos y vecinos del casco antiguo de Santiago. Desde aquí podemos contemplar una espectacular panorámica de 360 grados sobre la ciudad, una amalgama de tejados y fachadas difícil de olvidar. Las visitas son a diario, en dos turnos de mañana y dos de tarde.  Cultura entre las tejas, SevillaAprovechar las azoteas sevillanas para organizar eventos culturales. Este es el objetivo con el que la empresa de gestión cultural Matraka, puso en marcha en 2012 el circuito Entretejas. La propuesta ha cosechado un gran éxito y este verano propone una nueva temporada repleta de conciertos en tres escenarios diferentes: el CiberCentro Macarena Tres Huertas, el Tejar del Mellizo y el Hotel Baco. Los tejados públicos no son los únicos que ofrecen actividades en Sevilla ya que el proyecto tiene una propuesta paralela titulada Redtejas, con la que se programan actividades en azoteas privadas. Con ella, cualquier vecino de la ciudad puede organizar actividades culturales en su edificio (sin ánimo de lucro) con la ayuda y asesoramiento de La Matraka. Sin duda, una forma única y diferente de disfrutar la noche sevillana este verano. La cultura sube al cielo de MadridLa programación de la Casa Encendida es, sin duda alguna, una de las más interesante de las azoteas madrileñas.  La música es la gran protagonista, con una ecléctica oferta de conciertos que van desde el dub al new age pasando por el house o la psicodelia, el dream pop o el disco. La terraza del centro cultural vibrará hasta finales de agosto, cada domingo a las 20.00h (con un precio de 5€). Esta misma azotea acoge hasta el 30 de agosto un ciclo de proyecciones y conferencias que giran en torno al imaginario de la juventud. Otro de los mejores tejados de la capital que no podemos perdernos este verano es el del Círculo de Bellas Artes. Las espectaculares vistas desde este edificio se suman a una interesante propuesta de actividades con eventos como el concierto de Soleá Morente, hija del famoso cantaor Enrique Morente, o actuaciones de jazz. Y aunque no esté programada ninguna actividad, siempre merece la pena acercarse hasta esta azotea y disfrutar de la vistas.   Son el lugar perfecto para huir del calor y aprovechar las estrelladas noches de verano: las azoteas. Tanto instituciones públicas como empresas privadas han apostado por la reconversión de estos espacios, hasta hace poco desaprovechados, en lugares donde disfrutar de las mejores propuestas culturales. Conciertos, proyecciones y hasta conferencias se encaraman a lo alto de los edificios para dejarnos disfrutar de la cultura con las mejores vistas urbanas.

La Mar de Músicas

EDITORIAL

La Mar de Músicas

Sumérgete en la cultura Estos han sido los escenarios elegidos para La Mar de Músicas. Cuentan además con un valor añadido: el escenario donde se representa. El certamen eligió con mimo las localizaciones donde se ha realizado cada actividad. Todas ellas encierran una gran historia. Escenarios que hacen historia Fotogalería Cartagena Mucho por descubrir Cartagena en 48 horas Para visitar bien Cartagena se necesitarían, no 48 horas, sino 3.000, tantas como años tiene esta ciudad murciana, que fue la Cartago Spartaria bizantina, la Carthago Nova romana, la Qart Hadasht cartaginesa y la Mastia ibérica o tartésica. Te proponemos el mejor plan para vivir esta ciudad en solo dos días. http://www.guiarepsol.com/es/turismo/destinos/urbanos/ciudades-en-48-horas/cartagena/ Batería de Castillitos Le dicen Castillitos porque su entrada es como un castillo de parque de atracciones, con mucha torrecilla y almenilla, pero lo que hay detrás de esa portada medieval de mentirijillas, impresiona. Situada en el cabo Tiñoso, en el término de Cartagena, cerca de La Azohía y a 250 metros sobre el mar, impresionan sus octogenarios cañones con sus tubos de casi 18 metros. El Mejor Rincón Vive Cartagena ¿Quieres visitar la ciudad? En este plan encontrarás la información práctica de todo lo que no te puedes perder. Gastronomía Festival de sabores Romanos, fenicios y árabes han dejado su huella en esta cocina de fusión que se nutre de una de las mejores huertas de España bañada por un mar con especies propias. La cocina tradicional de Cartagena Gastronomía Son el lugar ideal para reponer energías en la visita a la ciudad. Los restaurantes que no te puedes perder Top 5 Productos locales, cocina de vanguardia e historia de la ciudad. ¿Qué más se puede pedir? La Catedral, esencia cartagenera Restaurante Descanso Con vistas a la bahía NH Cartagena Este hotel de cuatro estrellas es la opción perfecta para descansar tras una visita a Cartagena. Situado en el corazón comercial de la ciudad, nos permite llegar caminando en pocos minutos a las principales atracciones turísticas. http://www.guiarepsol.com/es/alojamientos/urbanos/nh-cartagena/ La Mar de Músicas Durante 9 días la cultura ha inundado cada rincón de Cartagena. En su vigésimo aniversario el certamen ha organizado una programación especial con más de 70 propuestas que van desde conciertos y exposiciones hasta conferencias y proyecciones audiovisuales. Si te lo has perdido este año, mira todo lo que la ciudad ofrece y reserva la fecha para el año que viene.

Foto de La Mar de Músicas

EDITORIAL

La Mar de Músicas

La Mar de Músicas Dos décadas de ritmo mestizo Ya son 20 los años que lleva el festival La Mar de Músicas trayendo hasta Cartagena la mejor mezcla de culturas del mundo. Para celebrarlo, la organización ha apostado por una programación especial con dos protagonistas de excepción: artistas que ya pasaron por los escenarios del certamen en sus inicios y Noruega, país invitado de este año. Del 18 al 26 de julio la ciudad entera se volcará en este certamen que ofrecerá 43 conciertos (muchos de ellos gratuitos), 13 producciones audiovisuales, 17 propuestas literarias y 7 exposiciones. Será difícil aburrirse en Cartagena durante esta semana en la que las fronteras se borrarán para dejar paso a la cultura más internacional. Los 3.200 kilómetros que separan Oslo de Cartagena desaparecerán como por arte de magia durante la celebración del festival, ya que la cultura noruega inundará cada rincón de la ciudad en una de las ediciones más especiales este certamen. Entre los artistas nórdicos más destacados se encuentra Bugge Wesseltoft, padre del nu jazz, que presentará su último trabajo OK World Ensemble, donde mezcla la guitarra flamenca con las percusiones indias. Desde la misma Laponia llega Mari Boine, a quien oiremos cantar en sami, su lengua materna. Thomas Dybdahl, uno de los cantautores de más talento en la escena noruega, también subirá al escenario del festival. Lo mismo harán los disc-jockeys Lindstrom y Ost & Kjex , que nos harán bailar como nadie en la noche cartagenera.  20 años de historiaPara conmemorar dos décadas de festival, los organizadores han apostado por recuperar en esta edición algunas de las grandes figuras que han pasado por sus escenarios en años anteriores, como el africano YoussouN’Dour, que rendirá un homenaje al fallecido Nelson Mandela; Arcangel, que actuará junto a un grupo de voces búlgaras; el grupo portorriqueño Calle 13, que presentará su último trabajo Multi_Viral; o la española Russian Red, que presentará su disco Agent Cooper. Otros nombres nacionales destacados en el cartel de este año son Amaral, Rozalén y Martirio, que actuará junto a Raúl Rodríguez. Con motivo de esta efeméride tan especial, el festival también ha ampliado sus propuestas no musicales. En el programa de La Mar de Arte, nos ofrecen hasta siete exposiciones, entre ellas la de Per Barclay, que presentará una muestra antológica de su obra en el Palacio Consistorial. Las propuestas audiovisuales llegarán de la mano de La Mar de Cine, donde podremos ver algunos de los títulos más destacados de los últimos años en la cartelera noruega, como Olso, 31 Agosto o Headhunters. Los amantes de la literatura encontrarán su espacio en La Mar de Letras, con escritores como Kjartan Flogstad, uno de los autores noruegos más importantes y leídos, y autor de Gran Manila, una de sus novelas más laureadas. Y para las familias, una propuesta muy interesante: La Mar Chica. Esta sección del festival nos trae conciertos infantiles con grupos como Crudo Pimiento, Djlandiang o La Carraca. Además, la Orquesta Sinfónica Región de Murcia se une a El Hechizo Teatro, para ofrecer un concierto teatral basado en una obra del escritor noruego Henrik Ibsen. Escenarios de películaLa ciudad de Cartagena tiene 2.500 años de antigüedad, por lo que no es de extrañar que muchos de sus rincones estén cargados de historia y parezcan salidos del decorado de una película. Es el caso de algunos de los escenarios que se llenarán de cultura durante La Mar de Músicas, como el Castillo Árabe, la Catedral o el auditorio Parque Torres, desde el que tenemos impresionantes vistas de la bahía y el Teatro Romano. Otros escenarios que acogerán eventos del festival son el auditorio Batel o las plazas del Ayuntamiento, el ICUE y San Francisco. En total, siete localizaciones distintas que harán que toda la ciudad se sumerja en la marea del festival. Recorrer cada uno de estos escenarios, respirar la historia de Cartagena y dejarse llevar por el ambiente internacional que emana La Mar de Músicas, es una de las mejores propuestas que nos regala la agenda cultural del mes de julio.   El miércoles 23 será el día grande del certamen ya que, con motivo de su 20 aniversario, todos los conciertos de la jornada serán gratuitos. Otra cita ineludible de este cumpleaños es el homenaje a Omara Portuondo, que recibirá el primer premio La Mar de Músicas por haber sabido transmitir durante 60 años la esencia de la música popular cubana.  También te puede interesar: Especial La Mar de Músicas Durante 9 días la cultura inundará cada rincón de Cartagena. En su vigésimo aniversario el certamen ha organizado una programación especial con más de 70 propuestas que van desde conciertos y exposiciones hasta conferencias y proyecciones audiovisuales.

Foto de El verano es cosa de niños

EDITORIAL

El verano es cosa de niños

Actividades El verano es cosa de niños MadridEntre el 23 de junio y el 1 de agosto, el Jardín Botánico de la capital propone un campamento de verano para niños de entre 5 y 11 años que incluye diferentes talleres para que estén en contacto con el mundo vegetal, como Plantar, disfrutar y recolectar o Del huerto a la mesa. Los niños algo más mayores, de 8 a 16 años, pueden participar en la propuesta que durante el mes de julio organiza el centro cultural Medialab-Prado: Ciudad laboratorio. A través de juegos, investigarán cómo podríamos transformar la ciudad de Madrid en un lugar más cómodo y divertido. Por otro lado, en el Teatro Galileo, ofrecen hasta finales de julio la actividad Face2Face, una propuesta teatral para aprender inglés. Y para los pequeños que ya demuestran inquietudes artísticas, el Museo del Prado también abre sus puertas en temporada estival, lo hace con unos talleres didácticos centrados en la figura de El Greco. BarcelonaEn la Ciudad Condal, el Museo Nacional de Arte de Catalunya organiza hasta el mes de septiembre una propuesta que mezcla arte y lenguaje. Juegos de palabras, rimas y pareados ayudarán a los niños mayores de 8 años a descubrir el mundo de la pintura. Si lo que nos gusta es disfrutar de las actividades con nuestros hijos, podemos participar en una de las tres excursiones al río Besós que nos proponen desde la Fundación Pere Tarrés y que están dirigidas a toda la familia. La misma fundación gestiona también un taller de orientación con GPS para padres e hijos (se harán 3 sesiones durante el mes de agosto). Y para los que no pueden separarse de la pantalla ni siquiera en verano, CaixaForum Barcelona organiza (durante los meses de julio y agosto) un ciclo de cine solidario con historias centradas en la tolerancia y el respeto. BilbaoEl gran emblema de la ciudad de Bilbao, el Museo Guggenheim, se pone al servicio de los más pequeños este verano. Lo hace durante todo el mes de julio, con una serie de talleres matutinos donde los niños conocerán la obra de uno de los artistas más importantes del siglo XX, Georges Braque. Dibujar música o descubrir las posibilidades del cubismo son algunas de las propuestas creativas que les plantearán. Muy cerca del Guggenheim tenemos otro centro cultural bilbaíno, la Alhóndiga, donde podemos acercar la lectura a nuestros hijos en el Txikiland, un espacio pensado especialmente para ellos. Y para los niños con aptitudes científicas, la Universidad de Deusto propone una oferta irresistible de talleres dentro de su programa Camptecnologico. Se dirige a niños de entre 7 y 16 años y incluye cursos tan interesantes como creación de videojuegos, desarrollo de aplicaciones móviles o construcción de robots. ValenciaEn Valencia seis piscinas municipales organizan este verano cursos intensivos de natación para todo tipo de público, desde prescolares hasta jóvenes de 16 años. En la Alquería de Félix, los sábados por la mañana, se realizarán talleres variados para toda la familia en los que aprendemos a reutilizar y reciclar residuos. La actividad incluye también visitas al propio caserón, al Parque de Marxalenes, y a la laguna situada en el Centro de Interpretación Ambiental. En otro parque, el de Benicalap, la Federación de Baloncesto de la Comunitat Valenciana organiza una escuela de verano hasta finales del mes de julio para niños de entre 6 y 15 años. Y para los amantes de los animales, la Asociación de Profesionales de Terapia con Caballos, propone a los jóvenes de entre 8 y 11 años, pasar el verano a caballo, aprendiendo a relacionarse con ellos y cuidarlos. GranadaUna de las propuestas más interesantes en la ciudad de Granada son las actividades para niños que se organizan en la Alhambra. El programa dura hasta finales de septiembre e incluye itinerarios guiados por el monumento así como talleres dedicados, por ejemplo, a la elaboración de perfumes o la creación de alicatados. En la Universidad de Granada, el Centro de Actividades Deportivas organiza un año más un campus deportivo para niños de entre 7 y 17 años. Se realizará durante los meses de julio y septiembre e incluyen la práctica de todo tipo de disciplinas: natación, fútbol o incluso malabares y baile. Del 23 al 27 de Julio, el Cirque du Solei aterriza en la ciudad para ofrecer su espectáculo Dralion que, sin lugar a dudas, hará las delicias de los más pequeños. ¿Quién dijo que el verano solo se disfruta a la orilla del mar? En la ciudad también hay diversión, y mucha. Museos, centros cívicos, parques y asociaciones nos ofrecen un amplio abanico de actividades dirigidas a los niños y jóvenes sin necesidad de salir de la ciudad. Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao y Granada son algunos de los lugares que cuentan con una mayor oferta de ocio para los próximos dos meses. De entre todos sus planes, hemos seleccionado los más interesantes y divertidos, para que tus hijos lo pasen en grande este verano.

Foto de 5 planes culturales para el verano

EDITORIAL

5 planes culturales para el verano

5 planes culturales para el verano Además de playas, piscinas y otras actividades de agua, el verano viene cargado de planes para todos los gustos. No sólo son festivales de música de grupos del momento (enlace a reportaje festivales de música), sino que los Ayuntamientos de grandes ciudades se han movilizados para ofrecer a autóctonos y turistas las mejores ofertas culturales para disfrutar de la ciudad. Música, teatro, danza y cine en un solo festivalLas noches de Madrid en junio, julio y agosto tienen un brillo especial gracias a Los Veranos de la Villa. Un festival que aúna todas las patas del entretenimiento. En diversos escenarios como el Teatro Circo Price, el Matadero Madrid o los Jardines de Sabatini entre otros,  se podrá disfrutar de la música de El Cigala o Jorge Drexler, la danza de Joaquín Cortes, la representación teatral de El Señor de las Moscas o conciertos de música clásica, entre las más de 40 actividades de la agenda. Entre acto y acto siempre se puede ir a picar algo por la ciudad para probar algunas de las mejores tapas.www.veranosdelavilla.com La Emérita Augusta más clásicaUna edición más Edipo, Aquilés o Salomé cobran vida en este escenario que nos transporta al año XVI a.C Durante los meses de julio y agosto, en el Festival de Mérida se podrá disfrutar de nueve obras diferentes, además de una película documental que muestra cómo fue el pasado, presente y futuro del teatro. Ciclos de conferencias, pasacalles y exposiciones completan las tardes del verano en la capital extremeña. El restaurante Tábula Calda será la mejor opción para comer cerca del templo de Diana.www.festivaldemerida.es Gijón cubierto por las palabrasCon una semana de diez días, la intriga de la literatura policiaca se mezcla con las calles de Gijón, del 4 al 13 de julio, cumpliendo ya 27 años. El lugar elegido para las actividades será el Astillero Naval. Allí, los seguidores del cómic, la novela histórica, la poesía e incluso la literatura de ciencia ficción y fantasía, tendrán también un hueco. La Semana Negra se reinventa cada edición con charlas, conferencias y encuentros con escritores de renombre, con un único objetivo: fomentar la lectura. Además, Gijón es una ciudad ideal para hacer turismo con ciertos rincones como la escultura de Chillida o la Cuesta del Cholo que no nos podemos perder.www.semananegra.org A ritmo de jazzEl País Vasco rinde homenaje a este género musical con dos festivales: Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz y Heineken Jazzaldia; el primero en la capital alavesa y el segundo en Donostia. La mejor noticia para los amantes de este estilo es que las fechas permiten poder acudir a las dos ciudades. Una gran variedad de artistas  y un homenaje a Paco de Lucia son las piezas clave del Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz, que se celebra del 14 al 19 de julio. Jazzaldia, en su 49 edición, ofrece, del 23 al 27 de julio, 17 escenarios para disfrutar de la música. Entre ellos el conocido restaurante Mugaritz, que con tres Soles Repsol aporta su acogedor jardín en el que se llevarán a cabo dos conciertos mientras se degusta un cóctel de bienvenida y otros aperitivos.Acudir a cualquiera de estos dos festivales es la mejor excusa para conocer Donostia y Vitoria-Gasteiz a fondo en tan sólo dos días.www.jazzvitoria.comwww.heinekenjazzaldia.com Culturas del mundo se dan cita en BurgosCinco días bastan para hacer de Burgos una ciudad de integración de diferentes culturas. Del 15 al 19 de julio, la ciudad será un encuentro multicultural con danzas, recitales de música, actuaciones y conciertos de diferentes grupos internacionales, nacionales y locales. Representando a otros países estarán grupos de Costa Rica, Polonia, Osetia del Norte y Sudáfrica. La Agrupación Folclórica de Canarias y nueve grupos locales serán los embajadores nacionales.Durante estos días además de hacer turismo urbano por Burgos podemos visitar El Mirador del Cañon del Ebro que fue candidato a El Mejor Rincón 2012 o la Cascada de Orbaneja del Catillo, el rincón que representa a Castilla y León este año.www.folcloreburgos.net

Aviso

Uso de cookies

El presente sitio web y otros vinculados de Repsol utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información sobre nuestra Política de cookies aquí.

Cerrar el tooltip