Guía Repsol

MAPAS
TURISMO
GASTRONOMÍA
ALOJAMIENTOS
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Todos los destinos temáticos

Mostrando 12 de 60 resultados

Foto de 5 cabalgatas de Reyes que te dejarán boquiabierto

EDITORIAL

5 cabalgatas de Reyes que te dejarán boquiabierto

Top 5 5 cabalgatas de Reyes que te dejarán boquiabierto Girona, cabalgatas con luz propiaLas cabalgatas que se celebran en la provincia de Girona tienen una luz especial, la que ofrecen los fanalets que portan los niños. Se trata de pequeños farolillos hechos de papel, pintados de múltiples colores, con una bombilla en su interior y llevados con un palo o bastoncillo. En los últimos años se ha modernizado y ya se fabrican con múltiples formas, de Rey Mago, árbol de Navidad, muñeco de nieve o incluso el dibujo animado de moda. Se cree que la tradición proviene de los pueblos de montaña donde los niños encendían manojos de lavanda, garantizando así que sus Majestades les vieran incluso aunque la cabalgata no pasara por allí. Ahora son muchos los municipios donde los niños iluminan la cabalgata con sus farolillos, en una de las imágenes más tiernas de las navidades catalanas. Aunque la tradición se ha extendido por todo el territorio, las cabalgatas gerundenses, como la de la misma Girona o Vic, siguen siendo algunas de las más espectaculares.  Santillana del Mar, como salida de un cuentoSe trata de una de las villas medievales más bonitas de toda España por lo que las cabalgatas de reyes aquí tienen un marco incomparable, uno de los aspectos más importantes para que haya sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. La puesta en escena se diferencia de otras en que aquí no solo se realiza la tradicional cabalgata sino que, además, se escenifican ocho pasajes del Auto Sacramental de los Reyes Magos. Las calles se llenan de paja, las antorchas iluminan el atardecer y los vecinos se visten de pajes, lavanderas o pastores. La puesta en escena y la participación de más de los vecinos transforma por completo Santillana, haciéndonos sentir que hemos hecho un viaje en el tiempo de más de dos mil años. Las cifras nos permiten hacernos una idea de la majestuosidad del evento: cerca de 500 figurantes, 100 antorcheros, 5 carrozas y una veintena de caballos para hacer que la magia de la navidad maraville a grandes y pequeños.   Alcoi, la más antigua de EspañaNo se puede hablar de cabalgatas de reyes en España sin citar la de Alcoi, que se celebra desde 1885.  No es ésta la única cifra que impresiona cuando hablamos de esta celebración, también nos deja boquiabiertos el número de personas que participan en ella, cerca de mil. Uno de los elementos que hacen más emocionante este desfile son los antorcheros, que iluminan el camino por donde pasan las carrozas con sus pajes reales. Como no podía ser de otra forma en tierras valencianas, las bandas de música son imprescindibles en esta cabalgata donde la emoción llega también en forma de villancicos. Hasta tres bandas participan en el desfile, acompañadas de grupos de tambores y dulzainas. Otra característica de esta cabalgata es el trabajo de les negres, los pajes reales que entregan regalos a los niños utilizando escaleras de madera para subir a los balcones de las casas. Tradicionalmente, la fiesta se inicia a las 6 de la tarde y finaliza pasadas las 10, con el cielo iluminado por un mpresionante espectáculo pirotécnico.  Madrid, la más espectacularAunque son varias las cabalgatas que se celebran en la capital cada 5 de enero, la más espectacular es la que recorre la zona centro de la ciudad. Se trata de una de las más grandes de toda España y en ella participan más de 1.500 voluntarios. El recorrido tradicional parte desde Nuevos Ministerios y finaliza en la plaza de Cibeles, como muchas de las grandes celebraciones de la ciudad. Se celebra desde el año 1928 y una de sus principales características es que desde finales de los ochenta son concejales del ayuntamiento quienes encarnan la figura de los Reyes Magos. Otro dato curioso es que en esta cabalgata no se lanzan caramelos durante todo el recorrido sino solo en las zonas que están valladas. Se trata de una medida que el ayuntamiento puso en marcha en el año 2014 para garantizar la seguridad de los más pequeños. El colofón final del desfile es el espectáculo pirotécnico que se realiza tras el discurso de sus Majestades en la plaza de Cibeles. Cerler, Reyes Magos sobre esquísHay pocas puestas en escena más espectaculares que la llegada de los Reyes Magos a la estación de esquí de Cerler, en el pirineo oscense. Sus Majestades descienden por las pistas dejando boquiabiertos a los pequeños esquiadores pero también a sus padres, y es que no es habitual ver a los Reyes montando en telesilla o realizando piruetas sobre los esquís. Durante toda la mañana charlan y se fotografían con los niños e incluso reparten caramelos sin necesidad de pajes reales. La fiesta continúa por la tarde en Benasque, con una cabalgata más tradicional y austera -se trata de un pueblo pequeño- pero el mejor de los paisajes. Aquí no hace falta porexpan para ambientar el desfile ya que la nieve natural se deja ver habitualmente en la noche de Reyes, como salido de una película. Luces, carrozas, pajes, caramelos y mucha emoción, son los únicos elementos que hacen falta para convertir una cabalgata de Reyes en un espectáculo único. Aún así, los pueblos y ciudades se esmeran cada año por convertir estos desfiles en algo extraordinario, en auténticas representaciones teatrales, con el mejor atrezo y la pirotécnia más sorprendentes. Entre todas las cabalgatas que se organizan en España cada 5 de enero, hemos elegido cinco de las que dejan boquiabiertos a niños y mayores, ya sea por su espectacularidad, su originalidad o su historia.

Foto de Navidad con niños

EDITORIAL

Navidad con niños

Planes Navidad con niños Dos semanas de vacaciones pueden ser un lujo para los pequeños de la casa o todo un aburrimiento si no les preparamos una buena agenda de actividades. Por suerte, la oferta de propuestas infantiles se multiplica en estas fiestas y si nos organizamos bien, podemos contar con un plan perfecto para cada día de la semana. Cabalgatas de reyes, belenes vivientes, talleres de manualidades, títeres e incluso conciertos de rock, garantizan la diversión de los niños durante toda la Navidad. Éstos son diez de los mejores planes que podemos hacer en estas fiestas. Disfrutar de las luces de Navidad ¿Qué sería de estas fiestas sin el alumbrado navideño? Las calles de las principalesde todos los pueblos y ciudades se iluminan desde principios del mes de diciembre y lo hacen con formas y adornos distintos cada año. Por eso una buena propuesta es salir a disfrutar de este espectáculo de luz. En Madrid, por ejemplo, podemos hacerlo a bordo del Navibús, un autobús panorámico que recorre el centro de la ciudad bajo la luminaria navideña. Luces de Navidad en Madrid Ir a un musical Las fiestas navideñas son una ocasión perfecta para llevar a los niños a un muscial. En Madrid, por ejemplo, podemos asistir a uno de los espectáculos estrella de la Gran Vía, El Rey León, o al Mickey’s Music Festival, que se celebra en el Palacio Municipal de Congresos. En Barcelona, una buena opción es el espectáculo de El Principito, dirigido por el televisivo Àngel Llàcer. Y para los fans de Cantajuegos, un sinfín de fechas disponibles, en ciudades com Sevilla o Alicante. Musical de El Rey León en Madrid Ver la cabalgata de Reyes No hay mejor garantía de conseguir la sonrisa de un niño que llevándole a una cabalgata de Reyes. Si queremos ver la más antigua de España, tenemos que ir hasta Alcoi, en Alacant; para ver una de las más grandes podemos acercarnos hasta Sevilla mientras, si queremos apostar por la originalidad, podemos acercarnos hasta una estación de esquí como la de Cerler, en Huesca, donde los Reyes viajan incluso en telesilla.  Reyes Magos en la estación de Cerler Divertirse en un parque de atracciones ¿Quién dijo que los parques de atracciones son solo para el verano? Aunque con el buen tiempo es cuando más se disfrutan las atracciones, los parques han adaptado sus propuestas para todas las épocas del año, incluida la Navidad. En Port Aventura, por ejemplo, el ambiente navideño se respira en cada rincón con miles de adornos, villancicos, cabalgatas navideñas y todo tipo de espectáculos dedicados a estas fiestas.  Espectáculo de Navidad en Port Aventura. Visitar un belén viviente Aunque todos los niños disfrutan montando el belén de casa, cuando realmente lo pasan en grande es al pasear por un belén viviente, algo que les deja boquiabiertos. Uno de los más destacados es el de Arcos de la Frontera, en Cádiz, declarado como Interés Turístico de Andalucía, que se celebrará el 20 de diciembre. El casco histórico de la ciudad se transforma para recrear este nacimiento en el que se representan más de una veintena de escenas y participa gran parte de los vecinos del municipio.  Belén viviente en Arcos de la Frontera. / Cedida por: Turismo de Arcos de la Frontera. Descubrir el Museo del Robot Visitar un museo y participar en alguna de sus propuestas especiales para niños es siempre una buena opción. Si queremos ser originales, podemos prescindir de las tradicionales pinacotecas para llevar a nuestros hijos a galerías que les resulten más interesantes, como el Museo del Robot de Madrid, donde encontramos la colección de robots más grande de Europa. Aquí podrán ver todo tipo de robots, incluida una réplica del conocido R2-D2 de la Guerra de las Galaxias.  The Robot Museum, Madrid Marcarse un baile en el Sónar Kids Es uno de los festivales más asentados en el panorama musical español y su propuesta para niños va ganando adeptos cada año. Música, arte y tecnología son los pilares básicos de la agenda de actividades de SónarKids, que este año se celebran de nuevo en CosmoCaixa Barcelona. Entre las propuestas más destacadas, el espectáculo de pop electrónico de Kumisho y un taller de máscaras japonesas, ambas pensadas para estimular la imaginación.  SónarKids, CosmoCaixa Barcelona Asistir a un espectáculo de títeres No hay niño que se les resista, los títeres tienen el poder de captar la atención de los más pequeños sin darles apenas tiempo para parpadear. Uno de los lugares donde mejores representaciones podremos ver en estas fiestas es A Coruña, donde el Festival de Títeres María José Jove celebra este año su décima edición. Del 26 al 30 de enero podremos asistir a una decena de representaciones.  Festival de títeres Patinar sobre hielo Hace mucho tiempo que el patinaje sobre hielo en Navidad pasó de ser una escena de película a una realidad. Cada vez son más las ciudades que se suman a la moda de instalar en una pista de patinaje durante las fiestas. Cartagena es uno de los lugares donde podremos demostrar nuestras dotes sobre el hielo. Durante el mes de diciembre, además, en esta pista se realizan varios espectáculos de cuenta cuentos.  Patinaje sobre hielo Participar en talleres y cursos Ayuntamientos e instituciones privadas ofrecen por Navidad un amplio abanico de actividades y talleres para entretener y divertir a los más pequeños. Una de las opciones más intersantes es la que ofrecen los museos, como el Guggenheim de Bilbao, que propone a los niños actividades como un taller de manualidades navideñas, un espectáculo teatral e incluso un concierto de villancicos rockeros de lo más divertido. Navidad en el museo Guggenheim de Bilbao

Especial Navidad

EDITORIAL

Especial Navidad

Escapadas, ideas, regalos, la mesa perfecta... Nos gusten o no estas fiestas, es imposible contagiarse del espíritu navideño que inunda las calles estos días. Seguro que entre tantas propuestas terminamos todos cantando villancicos y montando un árbol de Navidad gigante. Especial Navidad Planes y destinos Si eres de los que huye de las compras de última hora y los villancicos, encontrarás tu refugio ideal en cualquiera de estos 10 destinos. 10 lugares para que no te encuentren en Navidad Los mejores planes para que durante las vacaciones navideñas estén entretenidos y no pensando solamente en la llegada de los regalos. Navidad con niños Lejos de ser aburridos, se renuevan y encontramos desde lo más tradicional a lo más friki. Reserva una tarde para visitarlos. Mercadillos navideños Además de la famosa Puerta del Sol, en España hay muchas plazas donde, uvas en mano, comenzar la cuenta atrás de los últimos minutos del año. Te presentamos 10 de esas plazas y te contamos curiosidades de cada una. 10 plazas para despedir el año Las tienen todas las ciudades e incluso algunos barrios cuentan con la suya propia. Pero estas cinco son especiales. Te contamos por qué para que vayas pensando en ir a verlas. Cabalgatas de Reyes La dieta la empezamos en enero ¡Viva la gastronomía navideña! Hay tantas decoraciones como personas. Por eso y, para no caer en tópicos, monta la mesa según con quién cenes. Innova, diviértete y que todos ayuden después a recoger. Recordarán esa cena hasta bien entrado el verano. Prepara la mesa de Navidad perfecta Que no nos de pereza compartir mesa y mantel con los jefes. Sobre todo si la cena es en alguno de estos restaurantes. Restaurantes para la cena de empresa Conoce qué comen en el extranjero en estas fiestas y dónde puedes comerlo aquí. Un recorrido internacional por los platos más famosos en Francia, Japón, Suecia... ¿Qué comen en otros países? Los encontramos por casa hasta meses después de terminar las navidades. Sin embargo, no puede faltar una bandeja repleta de ellos. Pero ¿sabes su procedencia y por qué son tan típicos? Dulces típicos navideños ¿Carta a los Reyes Magos o Papá Noel? Elige regalos o experiencias Extrema Wow Suite hotel W Todos conocemos a alguien que no para de viajar, de hacer maletas y buscar su próximo destino. Incluso nosotros mismos. Si no sabemos qué regalarles, cualquiera de estos pequeños detalles no faltará en su equipaje a partir de ahora. Regalos para viajeros empedernidos Tanto si nos toca la lotería de Navidad o la del Niño como si nos animamos a darnos un capricho antes de terminar el año, encontraremos entre estas suites auténticos paraísos no sólo para dormir. También podemos incluirlo en nuestra carta a los Reyes Magos. Lo importante es soñar. Las mejores suites de España

Foto de Dulces navideños

EDITORIAL

Dulces navideños

Que no falten en la mesa Los dulces más famosos de la Navidad ¿Qué sería de la Navidad sin los dulces? ¿Cuándo podrían las abuelas sacar esa pieza de la vajilla que solo parece servir para presentar pasteles? Cada vez son más los adeptos al no dulce y a cuidar la línea en estas fechas, pero no nos engañemos, si los tenemos delante nadie va a decir que no a un buen bocado azucarado. Ya sea para tomarlos tras la cena, o para compartirlos con una inesperada visita, lo cierto es que, aunque sobren y nos duren hasta primavera, nunca pueden faltar en nuestra mesa. Si pensamos en el mayor representante de la Navidad, ese es el mazapán, un dulce a base de almendra y azúcar. Existen diversas teorías sobre su procedencia, aunque seguro el origen es mediterráneo, pues es aquí donde florecen los almendros. Se cita en los cuentos de las Mil y una noches como alimento afrodisíaco y también como reponedor en época de Ramadán. Otros aseguran que su origen, sin embargo, está en los conventos, donde todavía se elaboran hoy día. Tras un descenso en la producción del trigo, con motivo de la batalla de las Navas de Tolosa (1212), las monjas comenzaron a preparar estos dulces con lo que ellas tenían en la recámara: almendra y azúcar. En Toledo, ciudad del mazapán por excelencia, se solía imprimir en los pastelitos un dibujo del rey sentado, también presente en el escudo de la ciudad. Curiosamente, rey sentado, en árabe, se diría algo así como mauthaban, muy parecido a como hoy se conoce a este dulce. La controversia entonces está servida. Lo que sí sabemos con seguridad es que para tomar el mejor mazapán hay que acercarse hasta esta ciudad manchega, donde también se preparan las anguilas –rellenas de cabello de ángel, desde que, parece ser, el Rey Felipe III, pidió que le prepararan una para agasajar al Rey de Portugal– las delicias –en forma de media luna y rellenas de pasta de huevo–, las castañas –cubiertas de chocolate– o las empiñonadas –rodeadas de piñones–. También parece tener origen musulmán el turrón. La mezcla de almendras y miel con nombre de turun apareció por primera vez en el libro De medicinis et cibis semplicibus, que escribió un médico árabe en el siglo XI. En el siglo XVI, el cocinero de Felipe II, don Francisco Martínez Montiño, comenta en su libro Conduchos de Navidad que en todo Jijona huele a miel, pues en todas las casas se fabrica el turrón. En 1991 se constituyó finalmente el actual Consejo Regulador de la Denominación Específica de Jijona y aunque el tradicional se prepara con almendras y miel, muy abundantes ambas en la zona valenciana, ahora también se le añade yema, fruta escarchada o frutos secos. Como la mayoría de los descubrimientos culinarios, el mantecado también surgió de la necesidad. En el siglo XVI hubo un excedente de producción de manteca de cerdo y cereales, concretamente en los alrededores de Sevilla. Eso significó que, en Estepa, decidieran mezclar la grasa con la harina, añadirle aceite, azúcar y clara de huevo y preparar los mantecados.Aquí no hay duda de que su origen nada tiene que ver con el mundo árabe. Según su Indicación Geográfica Protegida, los mantecados proceden del Convento de Santa Clara de Estepa, donde comenzaron a fabricarse primero en forma de torta y más adelante en pequeños pasteles. Ahora los hay de coco, de canela, de ajonjolí e incluso de chocolate. El polvorón es su primo hermano, y surgieron a la par, sin embargo, a este último se le añade también almendra. Sobre las mesas donde hay niños, sobre todo en Cataluña y Aragón, suele presentarse una suerte de brazo de gitano cubierto de chocolate. A simple vista parece un tronco de madera, aunque en realidad su interior no es más que bizcocho y crema, el Tronco de Navidad. No se puede confirmar por qué estas dos regiones del noreste español las tomaron de sus vecinos los franceses, robándoles ellos la idea a la tradición nórdica que aseguraba que quemar un tronco en el solsticio de invierno –entre el 20 y el 23 de diciembre en el hemisferio Norte– era símbolo de prosperidad. Al igual que el dulce, el tronco también se decoraba con flores, trozos de naranja y frutas secas. En Gran Bretaña, Bélgica y después en Francia fueron muchos los que comenzaron a quemar un gran tronco en la Navidad, pero la tradición se perdió con la llegada de las estufas, que impedía quemar troncos a la vista de los invitados. Un pastelero francés encontró la solución inventándose este dulce que rápidamente se popularizó a finales del siglo XIX.  Y llegamos finalmente al pastel que cierra las fiestas navideñas el 5 o 6 de enero, según la costumbre de cada casa: el roscón de Reyes. Quienes comenzaron a tomar una rosca fueron los romanos en la celebración de Las Saturnales –la también llamada fiesta de los esclavos porque estaban exentos de trabajo-.  Ellos escondían en su interior un haba, símbolo de la próxima llegada de la prosperidad gracias a la primavera y a Saturno, Dios de la agricultura. Ellos lo extendieron por Europa, pero llegado el cristianismo solo se mantuvo en Francia, donde los reyes comenzaron a popularizarlo, ahora con una moneda en su interior. Actualmente es de consumo casi obligatorio en gran parte de España, sobre todo en Madrid, donde se acompaña de chocolate caliente, y también en países latinoamericanos como México. 

Foto de Regalos para viajeros empedernidos

EDITORIAL

Regalos para viajeros empedernidos

Elige uno o haz un kit completo Siete regalos para viajeros empedernidos Hay a quien gusta viajar en grupo y quien prefiere hacerlo solo; el mochilero, el turista de toda la vida, el fotógrafo incansable, el amante de la naturaleza y el urbanita; el que se mueve en avión, tren, bus, coche e incluso en bici… Hay casi tantas clases como personas pero si buscamos un regalo para aficionados a viajar, cualquiera de las propuestas de nuestra lista será un acierto estas navidades. Y si ya además de elegir uno, hacemos un paquete completo, el acierto está asegurado. Un brazo extensible para el móvilSelfie fue elegida palabra del año 2013 por el Oxford Dictionary. Esta moda se ha apoderado de internet en los últimos años y con un brazo extensible para el smartphone la llevaremos al siguiente nivel. Adiós a esas fotos en las que, inevitablemente, solo se ven caras en primer plano. El entorno recupera su protagonismo cuando viajamos y además podremos salir con nuestros acompañantes en la foto. Se pueden encontrar en la mayoría de tiendas de accesorios de telefonía móvil. Un cuaderno de viajeUn sencillo regalo para los trotamundos más clásicos, que sabrán apreciar el romanticismo de viajar con una libreta y un bolígrafo. Para detenernos, escribir y asimilar las experiencias vividas y también para releer en casa y regresar mentalmente a aquel destino que nos marcó sin dejar que el tiempo borre ningún detalle. Porque aventura rima con escritura. Y porque, como dijo Dickens, “cuando lo hayas encontrado, anótalo”. Y es fácil que lo encontremos viajando. El qué ya depende de cada uno.  Bolsa o mochila plegableDespués de conseguir que todo lo necesario quepa en las ajustadas medidas de la mayoría de las maletas del equipaje de mano, nos ponemos a hacerla en el hotel para la vuelta y parece que un rayo reductor ha caído sobre ella mientras tomábamos el desayuno. A todos nos ha pasado alguna vez. Una bolsa o mochila plegable no ocupa nada y puede solucionar cualquier problema de espacio. También resultará muy útil para llevar en excursiones de un día o para aquél que no puede resistirse a comprar recuerdos a cada uno de los suyos y luego no sabe dónde meterlos.  Un libro electrónico cargado de relatos de viajesLa lectura es compañera imprescindible de muchos viajeros. No sólo para pasar el rato durante el trayecto o en los momentos de descanso, sino porque, como decía Herman Hesse, “la mitad del romanticismo del viaje no es otra cosa que una espera de la aventura”.Y nada incita tanto a la aventura como leer las historias de otros grandes viajeros. Regalando un libro electrónico que previamente habremos colmado de relatos de autores como Kapuscinski, Truman Capote, Saint-Exupéry, Javier Reverte, García-Marquez, Kipling o Julio Verne (entre otras muchas opciones) el éxito está asegurado. Cargador solar universalLa tecnología de los smartphones y gadgets electrónicos en general avanza a un ritmo vertiginoso pero el diseño se impone frente a la funcionalidad y las baterías cada vez duran menos. Cuando viajamos, entre el GPS, la escasa cobertura en algunos destinos, las fotos, los vídeos y las consultas en Internet es poco probable que aguante siquiera una jornada. Para evitar quedarnos tirados lo mejor y más cómodo, además de ecológico, es contar con un cargador solar universal con el que, a través de un puerto USB, se puede alimentar la batería de cualquier dispositivo. Basta con exponerlo al sol el tiempo suficiente, por ejemplo, llevándolo enganchado a la mochila durante el día.  Un pañuelo grande de algodónPara protegernos la cabeza del sol, para echárnoslo por encima cuando el aire acondicionado del avión o autobús está –¡sorpresa!– demasiado fuerte, para sentarnos sobre él en la playa o en la montaña, para utilizarlo de bufanda, para evitar respirar polvo o arena, para quitarnos el pelo de la cara, como pareo alrededor de la cintura, para taparnos los hombros o la cabeza en las visitas que pueda ser necesario, para enrollarlo y usarlo como almohada alrededor del cuello en los trayectos… En fin, que parece mentira que algo tan cotidiano pueda resultar tal versátil durante nuestra travesía.  Un chubasquero plegableCada día caen unos 1.200 kilómetros cúbicos de agua sobre la Tierra. Este dato debería ser suficiente para convencernos de que otra prenda indispensable en la maleta de cualquier viajero mínimamente precavido es un chubasquero. Y si es plegable mejor, porque en su versión convencional es una de esas cosas que se apodera de media maleta y así, en menos del espacio que ocupa un par de calcetines de montaña, estaremos preparados para ese chaparrón que seguro que nos acaba sorprendiendo en el momento menos oportuno.

Foto de Sierra Nevada, entre el cielo y el mar

EDITORIAL

Sierra Nevada, entre el cielo y el mar

Sierra Nevada Entre el cielo y el mar Sierra Nevada es una de las estaciones de esquí más completas de nuestro país. Una de las más cercanas a la costa, cuenta con 22 remontes, 120 pistas y un total de 105,6 kilómetros esquiables. Además, el término de Monachil donde se encuentra, ofrece numerosas plazas hoteleras y restaurantes. A pesar de haber abierto sus puertas en la década de los 60, se encuentra a la vanguardia en cuanto a nuevas modalidades deportivas sobre nieve. En definitiva, uno de los destinos imprescindibles para los amantes de los deportes de invierno por excelencia. Adrenalina y diversiónEsquiar y hacer snowboard en el Superparque Sulayr, uno de los más completos para freestyle y donde se celebra el Pro-line Copa del Mundo, está muy bien, pero pocos se resisten a tirarse por los toboganes con flotadores especiales para la nieve o a probar deslizarse por las pistas nocturnas. Pero para una dosis extra de adrenalina en Sierra Nevada nos proponen paraski, reservado para los más aventureros donde, en un parapente biplaza se sobrevuela el cielo de Sierra Nevada para descender a continuación esquiando. No solamente los mayores tienen sus momentos de aventura. Los niños ni se darán cuenta del frío, ya que para ellos hay muchas y muy divertidas zonas. Seguro que no querrán bajarse de la alfombra transportadora y del trineo ruso, una moderna montaña rusa en la nieve. Para los más atrevidos, también hay motos de nieve infantiles, tiro con arco y bici-esquí. Tanta actividad merece un buen lugar para reponer fuerzas y comer como es debido. En la misma estación hay diferentes lugares para tomar un bocadillo, pizza, carnes a la brasa y hasta arroces. Pero para vivir una experiencia única y repleta de sensaciones lo mejor es subir al Veleta, a más de 3.300 metros de altitud, desde donde se ve un atardecer que armoniza a la perfección con el aperitivo que tomaremos.Si preferimos dejar por unas horas la nieve y quitarnos las botas, una de las mejores opciones es acercaros a la cercana Cenes de la Vega y cenar en la Ruta del Veleta, un restaurante con un Sol Repsol en el que los platos tradicionales se miman y se presentan con toques creativos.  Sierra Nevada está tan cerca de Granada capital que, para un merecido descanso, podemos alojarnos en uno de los numerosos hoteles de la capital andaluza y así aprovechar para hacer algo de turismo por la zona y maravillarnos con las vistas impresionantes de Sierra Nevada al tiempo que degustamos sus exquisitas tapas. Uno de los hoteles más céntricos es el AC Palacio de Santa Paula, situado en un edificio que fue casa morisca en el siglo XIV, convento en el siglo XVI y palacete en el siglo XIX. El mejor ejemplo que confirma la gran cantidad de culturas diferentes que pasaron por Granada. Quienes además sueñen con un buen masaje y un relajante baño en el spa, el Hotel Villa Oniria despertará todos nuestros sentidos. Un hotel singular, con mucho encanto, en el corazón de la ciudad y que hará que  nos pensemos el subir a las pistas al día siguiente o quedarnos disfrutando de sus instalaciones y cuidada decoración. En el hotel podemos comer además de Fábula, como se llama su restaurante, capitaneado por un magnífico cocinero que estuvo trabajando en Santceloni en Madrid. Más información: www.sierranevada.es Ver mapa

Foto de Cerler, esquiando en la cima de los Pirineos

EDITORIAL

Cerler, esquiando en la cima de los Pirineos

Estación de esquí de Cerler Esquiando en la cima de los Pirineos Es una de las estaciones preferidas por los jóvenes. No es para menos, ya que es aquí donde encontramos uno de los snowpark más grandes de España. Pero en Cerler se apuesta también por las familias y los niños darán rienda suelta a sus esquíes e imaginación jugando en “el bosque encantado”, comiendo chocolate caliente o participando en la búsqueda del tesoro. Situada en uno de los valles más impresionantes de la zona, en los alrededores de Cerler encontramos también otro tipo de actividades, siempre como gran protagonista a la montaña y que podemos disfrutar durante todo el año. 68 pistas para todos los nivelesLa estación con la cota más alta del Pirineo aragonés tiene también el mayor desnivel esquiable, lo que la convierte en una de las más visitadas por esquiadores y snowboarders del país.  Aquí olvidamos las largas esperas para subir a la cima y comenzar a deslizarnos, ya que son 19 los remontes disponibles para que no perdamos tiempo y conozcamos los 79 kilómetros esquiables.  Otro de los atractivos diferenciadores de esta estación es que en Cerler se encuentra el descenso esquiable más largo de España. Un total de nueve kilómetros ininterrumpidos de bajada para esquiadores de nivel medio y adecuado para realizar en familia.  Más que esquí: snowspeed,  motos de nieve y snowspeedCerler se ha puesto al día para satisfacer a quienes buscan nuevas sensaciones, como el snowspeed. En esta modalidad, los más atrevidos pueden lanzarse a tumba abierta por una pista con un gran desnivel. Al final del recorrido, se pasa por unos sensores que marcan la punta de velocidad máxima alcanzada. Los amantes del motor tienen  también su espacio en Cerler, en su circuito de siete kilómetros destinado las motos de nieve. Y para añadir mayor encanto, hay noches en las que se pueden realizar excursiones nocturnas guiadas.Para una dosis extra de adrenalina, los más decididos estarán deseando probar el Speed Riding, una novedosa disciplina en la que solamente quienes busquen una experiencia diferente se atreverán a recorrer las pistas combinando los esquís con una mini vela. El día no termina al quitarse los esquísDurante toda la temporada hay multitud de actividades y eventos para continuar disfrutando de las vacaciones en la nieve. Para todos los gustos y todas las edades. Además, cada día, hay música en directo, sesiones de DJs y un largo etcétera.  Y como los más pequeños también merecen reponer fuerzas, los martes hay chocolatada gratis, paseos en trineos de perros, cuentacuentos y muchas más actividades especiales dependiendo de las fechas y el día de la semana. Ni siquiera los Reyes Magos o Papá Noel se pierden semejante ocasión y no es raro cruzarse con ellos en las pistas poco antes de traer los regalos. Y cuando se nos termine el forfait, antes de volver a la rutina hay que pasarse por la cafetería Remáscaro, donde nos lo cambiarán por una caña o refresco más una tapa. ¿Qué mejor forma de despedirnos? Eso sí, solamente hasta la siguiente escapada.Más información sobre Cerler en su web: www.cerler.com Qué ver Cerler se encuenrta en el impresionante valle de Benasque, donde podemos hacer senderismo, rutas en bicicleta de montaña, conocer su patrimonio cultural o visitar alguno de los 71 ibones (lagos de origen glaciar) que hay en la comarca. De hecho, uno de ellos, el de Bastielles, fue candidato a El Mejor Rincón en 2013 representando a Aragón. Ibón de Bastielles Dónde comer En Benasque podemos comer un potaje típico de la zona llamado Recao de Anciles en el restaurante Ansils. Otra opción igualmente interesante la encontramos en Castejón de Sos donde unas antiguas cuadras y bodega de un caserón del siglo XVI se han reconvertido para alojar el restaurante La Cocina del Principal, donde sirven asados y guisos cocinados de manera tradicional. Dónde dormir En pleno centro de Benasque, el hotel San Antón, de construcción típica pirenaica es el punto de partida perfecto para subir a pistas o recorrer el valle. Si queremos alojarnos a tan solo 200 metros de las pistas entonces nuestro hotel es el Evenia Monte Alba. Aquí encontramos todo lo necesario para nuestra estancia, desde piscina semi-cubierta climatazada hasta salón de juegos. 

Foto de ¿Por qué debes visitar estos 5 mercadillos navideños?

EDITORIAL

¿Por qué debes visitar estos 5 mercadillos navideños?

Top 5 ¿Por qué debes visitar estos 5 mercadillos navideños? Son un clásico de la Navidad y podemos caer en la tentación de pensar que ya están pasados de moda, que huelen a naftalina o que son solo un lugar en el que entretener a los más pequeños durante sus vacaciones escolares. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, en estos mercadillos no solo podemos equiparnos con los productos más típicos y tradicionales de las fiestas, sino también encontrar las propuestas más originales, divertidas e incluso frikis para celebrar las navidades de una forma diferente. Mercadillo de la Plaza Mayor de Madrid Además de ser uno de los más antiguos de España es también uno de los más grandes, con cerca de un centenar de casetas. Su principal característica es que, además de todo tipo de objetos para la decoración navideña, aquí también encontramos infinidad de artículos de broma, con los que recuperar la sana tradición del día de los Inocentes. Y lo más curioso, los infinitos gorros y pelucas que aquí se venden y que los turistas y locales lucen por todo Madrid. Plaza Mayor de Madrid. / Autor: Daniel Lobo-Daquellamanera.org. Feria de Santa Llúcia, Barcelona Alrededor del 28 de noviembre, frente a la catedral de Barcelona, se instala cada año un mercadillo que ha hecho historia, ya que se celebra desde 1876. Son varias las cosas que nos dejarán boquiabiertos en esta feria. La primera de ellas es su tamaño, porque aquí encontramos más de 250 paradas; la segunda, la variedad de artículos: artesanía, belenes, árboles de Navidad y... ¡caganers! En esta feria encontramos centenares de versiones de la figura más famosa del belén catalán.  Caganers en Fira de Santa Llúcia. / Autor: Jordi Joan Fabrega Mercadillo navideño Zaragoza El principal motivo para visitar este mercadillo es su ubicación, en la impresionante plaza del Pilar. La basílica del Pilar, las luces navideñas, los puestos de madera y el calor de la gente, hacen de este espacio un lugar sencillamente encantador. Otro valor añadido es que aquí, además de objetos de decoración, también podemos adquirir dulces típicos. En este mismo espacio, además, podemos ver un belén a tamaño real.  Mercadillo navideño, Plaza del Pilar. / Cedida por: Turismo de Zaragoza. Mercadillo calle Bailén, Bilbao En la calle Bailén, se sitúan cada año cerca de cuarenta casetas, rodeadas de una de las mejores panorámicas de la ciudad: a un lado, el río Nervión; al otro, el teatro Arriaga, un edificio neobarroco de finales del siglo XIX. El placer de pasear a la orilla del río, al calor de la iluminación navideña, es motivo suficiente para visitar este mercado donde podemos encontrar tanto artículos navideños como una exquisita muestra de gastronomía vasca.  Teatro Arriaga, Bilbao Mercadillo del Mercado Central de Valencia Son varios los mercadillos que se instalan en la ciudad del Turia cuando llega la Navidad, pero ninguno como el que se ubica en los alrededores del Mercado Central, uno de los edificios más visitados de la ciudad por su arquitectura, tradición y productos. Conocer este histórico lugar es precisamente uno de los alicientes de acercarse a este mercadillo con cerca de 300 puestos. No hay un lugar mejor en toda la ciudad para comprar un árbol de Navidad.  Mercado Central de Valencia

Foto de Especial nieve

EDITORIAL

Especial nieve

Especial nieve ¿Esquí o snow? Sea cual sea tu deporte de invierno preferido, tenemos muchas ideas para que puedas practicarlo en las muchas estaciones de esquí de nuestro país. Aunque también puedes relajarte en un jacuzzi al aire libre o tirarte en trineo o usando un flotador. En la nieve lo único que sobra es el aburrimiento. Al margen de las más famosas y concurridas, como Sierra Nevada o Baqueira Beret, en España -y Andorra- hay muchas otras estaciones de esquí, de hecho, existen más de treinta. Te proponemos las diez imprescindibles, ya sea por sus instalaciones, su ubicación o alguna sorpresa escondida que guarda a sus visitantes. Las 10 estaciones impresindibles Infografía Para quienes necesitan vivir emociones fuertes, las pistas de esquí incorporan nuevas modalidades a su oferta, como heliski o boardercross. ¿Te atreves? Solo para intrépidos Las pistas más deseadas Hay tantas cosas por hacer en esta estación, que incluso olvidarás que también se puede esquiar. Para quienes desean disfrutar al máximo de la nieve. Adrenalina pura Sierra Nevada La estación con la cota más alta del Pirineo aragonés tiene también el mayor desnivel esquiable. La preferida por los esquiadores más jóvenes. La cima del Pirineo Cerler Con 97 pistas esquiables, y desde hace ya medio siglo, Formigal es una de las estaciones predilectas de los amantes de los deportes invernales. 50 años de historia Formigal Alojamientos El mejor lugar para reponer fuerzas Aunque no hayas esquiado nunca ni tengas intención de hacerlo, desearás hospedarte en uno de estos hoteles. Masajes, baños burbujeantes, restaurantes gourmet y unas impresionantes panorámicas nevadas son un reclamo irresistible. Hoteles a pie de pista Top 10 Sumergido en plena naturaleza, a dos kilómetros de Vielha y con las pistas de Baqueira Beret en el horizonte, este Parador es un enclave privilegiado. En su interior, además, nos espera un circuito de spa donde reponernos de las largas jornadas de esquí. En el corazón de la Val d'Aran Parador Ibon de Batisielles Uno de los mejores planes que podemos hacer en Cerler cuando nos bajamos de los esquís es conocer este lago glaciar, candidato de Aragón a El Mejor Rincón 2013. Uno de los paisajes más idílicos de todo el Pirineo aragonés. /es/turismo/destinos/el-mejor-rincon/ibon-de-batisielles/ ¿Y para entrar en calor? Una forma diferente de conocer la Val d'Aran a través sus pueblos más pintorescos y uno de sus platos más ricos y tradicionales. Ruta de la olla aranesa El Pirineo aragonés es perfecto para la cría del ternasco, protagonista de muchos platos de la zona. Una carne exquisita y de gran calidad. Ternasco de Aragón Si eres de los que usan la excusa de no saber esquiar para quedarte en casa o en la cafetería de las pistas, cuando veas todo lo que se puede hacer sin necesidad de ponerse unos esquíes, no tardarás en coger la chaqueta, los guantes y salir a disfrutar. A la nieve sin esquiar Restaurantes cerca de pistas

Foto de Top 10 Formigal

EDITORIAL

Top 10 Formigal

Top 10 Formigal, 50 años viviendo la nieve Con un total de 97 pistas para todos los niveles y 176 kilómetros esquiables, Formigal-Panticosa es una de las estaciones de esquí preferidas por los amantes de los deportes invernales. Porque aparte de esquiar o practicar snowboard, esta estación, junto con el resto de las que conforman el grupo Aramón, ofrecen una gran variedad de actividades para todas las edades. Y es que a Pirineos se viene a disfrutar tanto de día como de noche. Eso sí, hay que reservarse un día para hacer turismo por la zona y conocer los increíbles pueblos de montaña de los alrededores. Portalet Park Cambiamos los esquís por flotadores para deslizarnos por pistas preparadas con peraltes. Y si vamos con amigos, nada más divertido que el Snake Gliss, un circuito para bajar en trineos que van unidos, o un paseo en trineo de perros. ¡Actividades no aptas para aburridos! Portalet Park Adrenalina para los más atrevidos Para los que les gusta salirse de lo convencional y tienen un punto de acróbatas, nada como la pista Boarder Cross. Un recorrido de 1600 metros repletos de peraltes, saltos, dubbies y curvas donde practicar freestyle. Hay una zona para adultos y otra para los más pequeños. Freestyle en Boarder Cross Tobogganing El final del día tiene otro significado mucho más divertido en Formigal, porque aunque se haga de noche, las actividades prosiguen. Tras cenar en la Trattorial Cantal, en pleno corazón de las pistas, ¿qué puede haber más increíble que descender de la montaña por una pista iluminada en trineos de madera?  Pista iluminada Bailar a pie de pista Una vez cenados y tras bajar en trineo, la noche comienza con fiestas en Marchica. Una enorme sala de fiestas con música en directo, sesiones de DJs y eventos temáticos durante toda la temporada de esquí. Aunque estemos cansados de hacer deporte todo el día, seguro que sacamos fuerzas para bailar. Fiesta en Marchica Cena a 2.000 metros de altura Un plan más tranquilo es el que podemos tener el La Glera. Con capacidad para solamente 14 personas, a esta pequeña cabaña solamente se puede acceder en ratrack (máquina pisapistas), todo un lujo donde degustar además carnes a la brasa, potajes caseros y vinos, champán y cervezas enfriadas directamente en la nieve. Cena en La Glera Skity Club Formigal ofrece tantas actividades para los niños de todas las edades (desde los 4 meses) que preferirán la nieve a la playa. Fiestas, talleres, ludotecas, clases de baile y clases de esquí adaptadas a cada edad harán que disfruten todo el tiempo. Incluso tienen un iglú y hasta un poblado indio en el bosque que les encantará. Skity Club Tiempo para el relax Porque aunque estemos en el paraíso de los deportes de nieve, también nos merecemos un descanso y dejarnos mimar. A tan sólo cinco kilómetros de Formigal está Aguas Limpias Spa, donde poder relajarnos en su zona wellness o recibir un completo tratamiento de masajes y belleza. Relax en Aguas Limpias Spa De tapas por Jaca El tapeo es en Jaca todo un placer. Tanto que celebran, antes de la temporada de esquí, un concurso de tapas y cazoletas. Cualquier época es buena para comer una Mariquilla (solomillo de cerdo con bacon y ajo), patata asada en Campanilla o cualquier tapa de exquisito jamón turolense. Tapas en Jaca Lanuza, un pueblo con más que encanto Porque en los años 70 fue abandonado al crearse un lago artificial que lo inundó todo. Décadas más tarde los vecinos lo han recuperado y el lago lo hace aún más espectacular. Las casas típicas pirenaicas de piedra y pizarra invitan a perderse entre sus las nuevas calles que han creado.  Lanuza La gran fiesta de fin de temporada Porque, aunque no queremos que termine, en Formigal se prepara una gran fiesta de cierre para despedir el invierno. Con muchas sorpresas y actividades especiales. Decimos adiós a la nieve pero en el Pirineo hay cosas para hacer durante todo el año. Fiesta fin de temporada

Foto de Nuevos retos deportivos sobre la nieve

EDITORIAL

Nuevos retos deportivos sobre la nieve

Nieve Nuevos retos deportivos sobre la nieve Desde el snowboard acrobático al heliski, las pistas españolas cuentan con una gran oferta de actividades pensadas y preparadas para hacernos subir la adrenalina en invierno. Cuando el esquí se nos queda pequeño o cuando la vida diaria nos reclama urgentemente vivir emociones fuertes, nada mejor que lanzarse a los deportes de nieve más arriesgados. Espíritu aventurero, muchas ganas de pasarlo bien y poco miedo al frío, es lo único que necesitamos para disfrutar de las propuestas más novedosas de nuestras estaciones de esquí. Hoy no puede entenderse una pista de esquí sin un buen número de surferos (los que practican el snowboard) sobre la nieve. Pero más allá de demostrar equilibrio y resistencia, este deporte se presta especialmente a poner en práctica cualidades acrobáticas. Si somos aficionados a ello,  nos sentiremos  como en casa en alguno de los snowparks, similares a los que hay en las ciudad para los practicantes del skate, que son ya elemento indispensable en muchas de las principales estaciones del país. El de Alabaus, en La Molina es un lugar de peregrinación entre los amantes de las emociones fuertes sobre una tabla, su super-pipe de 170 metros de largo y una anchura interior de 14 metros es, sin duda, el rey de la corona. La estación de Sierra Nevada también se ha puesto las pilas de cara a los aficionados a esta electrizante disciplina. Su Superpark Sulayr incluye un enorme half-pipe de 165 metros de longitud, complementado con líneas de diferentes niveles, barandillas, rampas y módulos de toda índole. Otras opciones para el snowboarder más saltarín serían Cerler y, ya en Andorra, Vallnord donde la pista de Arisnal goza de muy buena reputación entre los esquiadores más experimentados.   Para bajar a toda velocidad y saltosUna variante del snowboard acrobático es el llamado boardercross. Aunque no excluye a quienes prefieren dos tablas bajo sus pies (en ese caso, se llama skicross), se trata de una disciplina de estilo libre en la que el descenso a toda velocidad se combina con un trazado bacheado y peraltado, que obliga a añadir saltos y acrobacias a la lista de habilidades del esquiador. Cerler cuenta con uno en su pista Basibé, en la que puede atreverse cualquier valiente habituado a circular por pistas azules de nivel avanzado. También Sierra Nevada tiene una pista destinada el skicross que exige un nivel mínimo de esquí “D”. Para surcar la nieve virgenSi somos de los que disfrutamos a lo grande esquiando sobre nieve virgen, estamos de enhorabuena, porque varias estaciones ofrecen la posibilidad de acceder a zonas especialmente dedicadas al freeride. Es el caso de Vallnord, que cuenta incluso con una escuela de esta modalidad en Arcalís. Además, los más osados pueden vivir una heliexperience: encaramarse a un helicóptero que les llevará a un pico cercano, y lanzarse sobre la nieve inmaculada para descender por una zona sin balizar, atravesar terrenos salvajes. Otra buena opción para los que se animen con el heliski Val d’Aran, donde empresas como Pyrinees Heliski ofrecen la posibilidad de surcar las nieves vírgenes del valle mientras se disfruta de su abrumador paisaje. Para desafiar al cronoY para poner a prueba nuestras habilidades sobre la nieve, nada como probar el CronoSlalom de Cerler, (pista Farnuserals), donde se emula un entorno de competición gracias a un trazado desafiante, puertas que sortear y un cronómetro que medirá lo bien, o no tan bien, que se desenvuelve uno sobre la pista. También Vallnord, en su pista de Poselletes, monta a diario un trazado de slalom destinado a esquiadores y snowboarders. La modalidad snowspeed, disponible también en Cerler (pista Basibé) está, además, enfocada a alcanzar (¡y medir!) la máxima velocidad posible sobre la tabla o tablas del esquiador que se anime a intentar batir su marca. ¡O la de los demás! Para volar sobre la nieveUno de los deportes de nieve más novedosos es el speedriding, una ingeniosa disciplina nacida en los Alpes y en la que, además de con sus esquíes, quien lo practica se equipa con un mini-parapente que permite pequeños vuelos sobre la nieve para sortear obstáculos o, sencillamente, dejarse llevar por una forma radicalmente nueva de experimentar el esquí. Su implantación en España camina con paso lento pero seguro. Ya podemos practicarlo, por ejemplo, en Cerler, o en Vallnord.

Aviso

Uso de cookies

El presente sitio web y otros vinculados de Repsol utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información sobre nuestra Política de cookies aquí.

Cerrar el tooltip