Guía Repsol

MAPAS
TURISMO
GASTRONOMÍA
ALOJAMIENTOS
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Todos los destinos temáticos

Mostrando 12 de 109 resultados

Foto de Fiestas curiosas para la recta final del verano

Fiestas curiosas para la recta final del verano

EDITORIAL

El verano termina como empezó, con fiestas patronales. En el último mes oficial de vacaciones, además de las tradicionales verbenas, conciertos y comidas populares, podremos ver también algunas de las celebraciones más curiosas del país. Desde un encierro guiado por una docena de jinetes hasta un arlequín que se juega el tipo entre una multitud que le lanza tomates. Toma nota y apunta cuatro de las fiestas más sorprendentes, vivirlas es es disfrutar de nuestro folclore más peculiar y llamativo. El Cipotegato, Tarazona (Zaragoza)27 de agostoIngredientes: Un vecino valiente vestido de arlequín, miles de asistentes y cientos tomates.Tradición:  Cada 27 de agosto, a las 12 en punto de la mañana, el personaje del Cipotegato, encarnado cada año por un vecino distinto, recorre las calles de la ciudad, abarrotadas de gente. Su objetivo es hacer un recorrido por Tarazona hasta llegar de nuevo a la plaza consistorial y encaramarse al monumento levantado en su nombre. Por el camino, la vecindad le arroja cientos de tomates mientras su cuadrilla le protege y ayuda a conseguir su objetivo. Con este peculiar recorrido, del que deben abstenerse los claustrofóbicos, se da el pistoletazo de salida a una semana de fiestas patronales donde no faltan las verbenas, los pasacalles, los espectáculos taurinos y la buena gastronomía.Origen de la fiesta:  Se cree que la celebración tiene su origen en los festejos organizados por las autoridades eclesiásticas durante los siglos XVI y XVII. En un principio, la figura del Cipotegato (entonces conocido como Pellexo de Gato) recorría las calles del pueblo por orden del Cabildo, con la finalidad de ahuyentar a los niños antes del inicio de las procesiones. Los pequeños, a su vez, le arrojaban los restos de verduras que habían quedado en el suelo de la plaza donde se había celebrado el mercado. Guerras Cántabras, Corrales de Buelna (Cantabria)Del 28 de agosto al 6 de septiembreIngredientes: Un pasaje histórico ocurrido hace más de 2.000 años, vecinos con dotes interpretativas, atrezo y vestidos de película. Tradición: Desde el año 2001, Corrales de Buelna celebra, entre finales de agosto y principios de septiembre, la representación de las Guerras Cántabras. Durante estos días, el municipio recrea a través de diferentes actos, la resistencia de Cantabria frente al gran Imperio romano. Se podría tratar de una festividad de origen histórico más si no fuera por las impresionantes recreaciones que aquí se hacen. El pueblo se divide entre Legiones Romanas y Tribus Cántabras para representar desde una boda hasta un desfile pasando, evidentemente, por los más cruentos combates. Una puesta en escena digna de la mayor producción hollywoodiense.Origen de la fiesta: Aunque la fiesta cuenta con solo 15 años de historia, el pasaje histórico que aquí se representa ocurrió hace más de 2.000 años. Fue entre los años 29-19 a.C.  cuando el Imperio romano se enfrentaba a uno de sus rivales más fuertes en la península, los pueblos astures y cántabros que se resistían a caer bajo su dominio. Batalla de las Flores de Laredo (Cantabria)28 de agostoIngredientes: Miles de flores, centenares de voluntarios y carrozas.Tradición: El último viernes de agosto, Laredo brilla con luz propia, la de las flores que se lucen en un particular desfile de carrozas por el barrio de Alameda Miramar. Cada carroza puede llegar a tener la friolera de 100.000 flores y pétalos, colocados estratégicamente sobre su estructura, creando todo tipo de formas. La noche anterior se puede ver cómo colocan minuciosamente cada pétalo, de hecho, el ayuntamiento incluso habilita un tren turístico para recorrer cada una de las agrupaciones que trabajan durante horas en este empeño. Además del desfile, durante todo el día el municipio se vuelve un hervidero de música, pasacalles y fiesta.Origen de la fiesta: La celebración cuenta con más de 100 años de historia y nació como una fiesta para despedir el verano. En su primera edición se trataba de una batalla marítima y lo que se adornaba con flores no eran carrozas sino barcos. Cuando la fiesta nació, Laredo era un destino predilecto para la burguesía, por lo que la Batalla de las Flores se concibió como una celebración elegante y de buen gusto, a la altura de los veranenates de la zona.  Entrada de toros y caballos, Segorbe (Castelló)7 de septiembre Ingredientes: Una docena de jinetes, 6 toros bravos, mucha velocidad y cientos de espectadoresTradición: Cada año, durante la segunda semana de septiembre, un singular y emocionante espectáculo se produce en Segorge a las dos en punto del mediodía. A esa hora, media docena de toros bravos salen de los corrales para encarar a toda velocidad la calle del Argel. No sería algo muy distinto a un encierro de no ser porque pasados unos metros, en la plaza de los Mesones, estos toros son guiados por una docena de jinetes a lomos de sus caballos. Juntos se abren camino a toda velocidad por el estrecho pasillo que la muchedumbre crea apartándose a su paso, hasta llegar a la Plaza de Toros. Velocidad y riesgo de alto voltaje en un recorrido de solo unos minutos.Origen de la fiesta: Resulta imposible datar la primera ocasión en la que se realizó la Entrada de toros y caballos en Segorbe pero existe una referencia escrita sobre ella ya en el siglo XIV, aunque en esta fecha el evento se realizaba con un solo toro. El acto forma parte de toda una semana de festejos donde los eventos taurinos son protagonistas. 

Foto de Top 10 Haro

Top 10 Haro

EDITORIAL

La ermita de San Felices, situada sobre los riscos de Bilibio, es uno de los lugares de Haro que nos dejarán con la boca abierta, pero no el único. Sus campos de viñas, sus bodegas centenarias, un museo de esculturas al aire libre y una oferta gastronómica sin igual, son otros de los muchos atractivos de este pueblo cuya historia ha estado marcada por la tradición vitivinícola de La Rioja. Descúbrelos en esta selección y empieza a hacer hueco en tu agenda porque vas a querer visitarlo y muy pronto. Desde lo alto de los riscos de Bilibio, esta ermita se erige como un vigía perpetuo de los campos y bodegas de la Rioja Alta. A la belleza de su vertiginosa ubicación, se suma su historia, que tiene origen a finales del siglo V, cuando aquí se retiraron a vivir San Felices, cuya efigie en piedra corona el cerro, y su discípulo, San Millán. La ermita, además, es escenario de la fiesta más famosa de Haro, la Batalla del Vino.   Se desconoce el año en el que un vecino del pueblo, en el trascurso del almuerzo que seguía siempre a la romería y misa en honor a San Felices (el 29 de junio), decidió refrescar a su vecino de mesa con el vino de su bota. Este gesto fue el origen de esta fiesta declarada de Interés Turístico Nacional en la que llegan a lanzarse, con todo tipo de artilugios, cerca de 130.000 litros de vino. Hay que vivirlo.  Cuenta la tradición popular que esta basílica existe desde tiempos de la aparición de la Virgen, allá por el siglo X, aunque el templo, tal como lo conocemos ahora, empezó a construirse en el siglo XVIII. Es de estilo barroco, con tres naves, y está dedicada a la patrona de Haro. En su interior destaca el retablo del altar mayor, también de estilo gótico, donde podemos ver una talla gótica de la Virgen de la Vega. Haro fue una de las siete poblaciones que, no siendo capital de provincia, tuvo una sucursal del Banco de España. El motivo para tal honor fue el gran crecimiento económico que vivió la ciudad a finales del siglo XIX. En esta época, las plagas de filoxera acabaron con los viñedos en Francia y el cultivo de la vid se trasladó en gran parte a España, haciendo crecer a núcleos productores como Haro.  Se levantó en el siglo XVI en honor a Santo Tomás y está considerada Bien de Interés Cultural. La encontramos a los pies del cerro de La Mota, el que fue el primer núcleo urbano de la ciudad. Está construida sobre un edificio anterior de piedra sillar y cuenta  con tres naves de la misma altura. Cuenta en su interior con el retablo del altar mayor más grande de La Rioja. Una de las sorpresas que Haro nos tiene reservadas sale a nuestro paso cuando menos lo esperamos. Se trata de las esculturas que componen el Museo al Aire Libre y que podemos encontrarnos en cualquier paseo por la ciudad. Son obras dedicadas al trabajo artesanal que durante siglos se ha desarrollado en la zona, vinculado siempre al mundo de la viticultura y elaboración del vino.  Esta galería tiene un valor doble. Por un lado, tenemos la historia y pasado del propio edificio, ya que se trata del único resto existente de las antiguas murallas que defendían la ciudad de Haro desde finales del siglo XII. Por otro lado, destaca el valor de las colecciones de arte contemporáneo que se exhiben en su interior, todas ellas obras de autores riojanos.    Toda ciudad española que se precie tiene una zona conocida por su buena oferta gastronómica. En el caso de Haro, el lugar que debemos visitar si queremos darnos un buen homenaje es La Herradura, llamada así por la forma que componen sus calles principales. Aquí encontraremos los mejores bares para ir de pinchos y tomar buenos vinos. Irresistible.   Probablemente el lugar más emblemático de Haro, allí donde se concentra toda la tradición y esencia del oficio que ha hecho crecer a la ciudad, la vinicultura. Aquí se encuentra la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo, como la de Viña Tondonia, auténtica historia viva del vino.   No cabe duda que la gastronomía es siempre una excusa perfecta para visitar cualquier destino riojano ya que el buen comer y mejor beber es un rito obligado aquí. Algunos de los platos que no podemos perdernos son la menestra de verduras, las patatas con chorizo, los pimientos rellenos, las chuletillas al sarmiento o las rosquillas. 

Foto de Destinos de pelicula

Destinos de pelicula

EDITORIAL

El séptimo arte nos transmite en infinidad de ocasiones ganas de viajar, de conocer esos lugares que vemos a través de la gran pantalla. Pues bien, no hace falta ir muy lejos para poder pasear por alguno de esos escenarios de película ya que España ha sido elegida en innumerables ocasiones como plató de rodaje, tanto para producciones nacionales como internacionales. De entre todas las cintas que se han rodado en nuestro territorio, hemos elegido diez que han destacado por su espectacularidad, éxito en la taquilla o singularidad del escenario elegido. Silencio, cámaras... ¡acción! Solo dos de los 132 minutos de Star Wars II: El ataque de los clones están rodados en la plaza de España de Sevilla, pero ha sido suficiente para que los fans de la saga la hayan convertido en lugar de culto. ¿Cómo resistirnos a dar un paseo emulando al gran Anakin Skywalker? La plaza, además, tiene historia propia ya que se construyó con motivo de la EXPO de 1929 y en sus bancos están representadas todas las provincias de España.  Además de hacernos reír a carcajadas, también nos provocó unas ganas irremediables de viajar al País Vasco, donde están la mayor parte de las localizaciones del rodaje. Aorgoitia es el pueblo de la protagonista, Amaia, y aunque en realidad no existe, sí podemos reconocerlo en muchos lugares. Su puerto es el de Getaria y las calles, la plaza y hasta la casa de Amaia, están en Leitza. La iglesia donde se celebra la boda está en el impresionante acantilado de Zumaia. ¿Quién no siente un escalofrío al recordar las sombras y sonidos extraños que recorrían la mansión en la que Grace (Nicole Kidman) vivía con sus dos hijos fotosensibles? Podemos revivir parte de esa emoción si nos acercamos hasta el valle de Iguña, en Cantabria, donde se encuentra el Palacio de los Hornillos, en el que se rodó la película. Aunque es privado, podemos contemplarlo desde el exterior de la finca y disfrutar del espectacular paisaje de la zona.  Es probable que si nos acercamos hasta el cabo Barbaria, en Formentera, veamos en mitad de la carretera a turistas posando sobre una moto, dando la espalda al precioso faro que corona el cabo. Están emulando a una de las escenas más famosas de Lucía y el sexo, de Julio Medem. Es solo una de las muchas localizaciones que se escogieron en esta espectacular isla.  Aunque la escena emulaba un encierro de Sanfermín, lo cierto es que se rodó en las calles de Cádiz, donde los toros dieron algún que otro susto, incluyendo una escapada que acabó en la playa. Tom Cruise y Cameron Díaz, protagonistas del la película, se pasearon por la capital gaditana, así como por Sevilla, para rodar trepidantes escenas de acción repletas de tiros y persecuciones.  Podemos reconocer las calles o locales de la capital en infinidad de películas pero solo en Abre los ojos nos enseñan Madrid de una forma que jamás podremos ver en persona: completamente vacía. La escena mítica por excelencia es aquella en la que el protagonista, Eduardo Noriega, corre por una Gran Vía totalmente desierta, algo inimaginable ya que esta es la zona de la capital que nunca duerme.  Dicen las malas lenguas que la palabra Barcelona aparece en el título de la película como imposición para recibir la subvención administrativa. Sea verdad o no, lo cierto es que el reflejo de la ciudad que hace la película, bien merece que su nombre aparezca junto al de las protagonistas. Al verla, es imposible no sentir ganas de pasear por La Rambla, el mercado de la Boquería, el Tibidabo o La Pedrera. Varias escenas de la película se rodaron también en Gijón.  Para el rodaje de Volver, Pedro Almodóvar decidió regresar a sus orígenes y reflejar en la película no solo los escenarios sino también las costumbres de la tierra que le vio nacer. Así se muestra en la primera escena del filme, en el cementerio de Granátula de Calatrava, donde vemos a todas las mujeres del pueblo limpiando las tumbas de sus familiares. Almagro y Calzada de Calatrava son otros de los lugares que podemos ver en Volver.  Álex de la Iglesia lo tuvo fácil para ambientar el akelarre de su película, porque la cueva de Zugarramurdi, en Navarra, es tan impresionante que no necesita atrezo alguno. Para compensar, De la Iglesia se propuso un difícil reto, rodar una persecución en la siempre abarrotada Puerta del Sol de Madrid. Con ella abre una de sus películas más exitosas. Sería imperdonable hablar de localizaciones de cine en España y no nombrar a ninguno de los grandes clásicos que se han rodado aquí. El desierto de Tabernas en Almería, por ejemplo, ha servido de escenario para infinidad de westerns, entre ellos el famoso El bueno, el feo y el malo. No muy lejos de allí se rodó también la mítica Lawrence de Arabia. 

Foto de Carnaval de Las Palmas

Carnaval de Las Palmas

EDITORIAL

Seamos o no de plumas, brillantinas, máscaras, tocados y tacones imposibles, es innegable que si vamos a Las Palmas cuando tiene lugar el carnaval, tarde o temprano terminaremos bailando. Todo el año la isla es un paraíso de clima templado y eso se refleja en el día a día de su gente. Pero es ahora cuando los colores vivos de los disfraces adornan las calles mientras que a las murgas les corresponde poner la banda sonora al ritmo de los tambores. Toma nota de estos consejos si vas a Las Palmas y vete entonando eso de “Carnaval, carnaval…carnaval te quiero” mientras vas haciendo la maleta. ¿Dónde está el ambiente?La fiesta durante estos días se vive y se disfruta en la calle, que para eso estamos en Canarias y en Las Palmas presumen (porque pueden hacerlo) de una temperatura envidiable durante todo el año. Una gran ventaja también a la hora de disfrazarse y lucir nuestros disfraces ya que no tendremos que esconderlos bajo abrigos como sucede en otros puntos de España. Así que imaginación, color, pelucas y todo cuanto queramos y a la calle a bailar y divertirse. Por esa misma razón, no necesitaremos acudir al escenario principal donde tienen lugar los concursos para divertirnos con las canciones de las murgas, las comparsas o las batucadas. Todas forman parte de los diferentes desfiles y, aunque la elección de las reinas (infantil, adulta, Drag Queen y tercera edad) se realizan durante el evento que tiene lugar en el escenario del parque Santa Catalina, podremos verlas a todas en el coso: el gran desfile que es además uno de los momentos álgidos de la fiesta.  Los protagonistasCuando decimos que en Las Palmas todos viven estos días como unos de los más especiales, lo decimos literal, ya que hasta se celebra un concurso de carnaval canino, así que si quieres ir con tu mascota, no tienes excusa para no disfrazarlo a juego contigo.Las murgas son parte importante y, junto con las reinas y las comparsas, son las encargadas de animar a todos los asistentes. Similares a las chirigotas gaditanas, versionan canciones con letras satíricas mientras que las comparsas compiten por disfraz y coreografía a ritmo de las batucadas. Cómo vivir la fiesta si es tu primera vezSí, en las islas el Carnaval es tan importante que entre concursos, pasacalles etc se prolonga hasta tres semanas. Más que suficiente (si pensamos quedarnos todo ese tiempo) para algo más que disfrazarnos. Ya hemos comentado que se vive en las calles pero cuando sintamos la necesidad de escapar por unos momentos, nada como acercarse al faro de Maspalomas, el Pico de las Nieves o el bufadero de la Garita, un lugar que la naturaleza se ha encaprichado en incluir en la isla para dejarnos con la boca abierta. Precisamente la boca tendremos que abrirla porque todo el archipiélago puede presumir de tener una gastronomía local a la altura de sus fiestas y paisajes. Pero sin duda lo que tenemos que probar durante carnavales son las tortitas de carnaval, las sopas de miel o el pan dulce. Sobra decir que los más golosos van a querer quedarse a vivir aquí.Deja sitio en la maleta para el disfraz y no te enfades si vas caminando por la calle el lunes de carnaval y te tiran polvos de talco. Una tradición que tiene lugar solo en esta isla y que, aunque se desconoce el origen, se cree que rememora la época en la que los barcos provenientes de América atracaban en La Palma y los isleños, para evitar la propagación de enfermedades  utilizaban los polvos de talco. Cobra especial relevancia el día de los indianos, cuando en la isla festejan la llegada de las riquezas que traían consigo quienes un día marcharon a hacer las Américas. Ese lunes todos visten de blanco, al más puro estilo cubano y se toma guarapo, una combinación de ron con jugo de caña. Si nos unimos a la fiesta, seguro que incluso vemos a la negra Tomasa, un personaje muy querido por los canarios.

Foto de Carnavales originales

Carnavales originales

EDITORIAL

“Carnaval toda la vida”. Eso es lo que decía siempre Celia Cruz. Y nos gustaría que así fuera, pero nos conformamos con una semana al año, disfrazándonos de personajes variopintos, poniéndonos pelucas y todo tipo de complementos. Nuestros carnavales traspasan fronteras como lo hacen los de Brasil, con ritmos autóctonos, desfiles, carrozas y reinas. Pero vamos más allá y podemos presumir de algo que en el nuevo continente no tienen: carnavales ancestrales donde personajes provenientes de leyendas populares se convierten en protagonistas. Estos son solamente algunos de los carnavales más originales y con más historia de nuestra geografía. Lantz, Navarra Un carnaval con unos personajes muy particulares inspirados en una leyenda que ha pasado de generación en generación. Lantz es un pueblo fronterizo con Francia, lo que hizo que proliferaran los contrabandistas. Mikel Otxin era uno de ellos. Con el fin de parar sus fechorías, Ziripot, el más fuerte del pueblo, será el encargado de acabar con Otxin y enfrentarse a Zaldiko, fiel caballo del malhechor. Así, cada año se representa un recorrido por las calles del pueblo durante los tres días que duran los festejos. Es un carnaval con una arraigada tradición y, pese a que se desconoce la fecha exacta de su cuándo se comenzó a celebrar, hay constancia de bandos municipales prohibiéndolos del año 1911. Santoña, Cantabria Los de Santoña son fiestas declaradas de Interés Turístico desde 1985. Al igual que en muchos pueblos del norte de España, tienen un personaje principal. En este caso, y tratándose de una localidad de fuerte arraigo pesquero, es un besugo el principal actor de las fiestas. Ha raptado a una sirena y debe enfrentarse a un juicio. Todos los peces entonces, para dar testimonio, desfilan delante de Neptuno. Finalmente, a pesar de ser absuelto, el besugo muere de pena al comprobar que la sirena no está enamorada de él. Los festejos terminan con la representación del besugo quemado en las aguas de la bahía. Villanueva de la Vera, Cáceres Al carnaval le llaman el Peropalo debido a su protagonista. Pese a que los orígenes son inciertos, se cree que esta festividad ya se celebraba a comienzos del siglo XX. El Peropalo era un malhechor o cobrador de impuestos poco querido en la localidad, debido a los abusos de poder que ostentaba. Durante los carnavales se simula un juicio popular,  se le pasea por las calles y se le insulta y se entonan canciones burlescas. Tras la condena, comunicada a todos los vecinos a través de un jinete que recorre la localidad, se quema el cuerpo de paja que simula el Peropalo, guardando la cabeza del muñeco, que se conserva hasta el año siguiente. Verín, Ourense Son tres las localidades que participan en los Entroidos de Ourense, que es como aquí llaman a los carnavales. Son muy participativos ya que prácticamente nadie acude sin disfrazar para evitar llevarse algún “zurriagazo”. El inicio de las fiestas se realiza con una gran batalla en la que todos se tiran harina unos a otros. En Verín cuentan también con personajes singulares, como los cigarrones, que van vestidos con ropas vistosas, máscaras enormes de madera y cencerros atados a la cintura que permite escuchárseles llegar. Sin duda, unos Entroidos sonoros y coloridos. Tarragona, TarragonaEn la capital catalana el foco de atención se centra en el fuego, presente en casi todos los actos y desfiles. Cobra además especial significado el martes de carnaval, ya que es cuando los asistentes realizan el “ball de diables” (baile de diablos) para, posteriormente el notario real, que es Lucifer, pronuncia su testamento en la plaza. No será sin embargo hasta el día siguiente, cuando se quemen el Ninot, la Ninota y la Bota (símbolos carnavalescos de Tarragona) donde también actúan los demonios, entre fuegos y cohetes. Por toda la geografía española se suceden numerosos carnavales que cuentan con uno o varios personajes a los que se imita durante esos días y se celebran siguiendo costumbres o rituales ancestrales. Sin duda, un ejemplo más de la gran diversidad con la que contamos y que cada año atraen a turista y curiosos. 

Foto de No sin mi mascota

No sin mi mascota

EDITORIAL

Son parte de la familia. Por ello, además de acompañarnos en el día a día y darnos todo su cariño sin esperar nada a cambio, merecen acompañarnos durante las vacaciones o en las escapadas de fin de semana. Cada vez son más los restaurantes, hoteles e incluso transporte público en las ciudades que permiten que  nuestras mascotas peludas puedan acompañarnos. Además de tener en cuenta estas direcciones, presta atención a algunos consejos que harán más sencilla la estancia una vez nos encontremos en el destino. No renuncies ni a viajar ni a dejarlos en casa. Alojamientos en los que podremos dormir con ellos en la misma habitación. Pese a que siempre hemos podido encontrar casas rurales o apartamentos turísticos que admiten mascotas, las grandes cadenas hoteleras se han hecho eco de la importancia de permitir en varios de sus hoteles y resorts la estancia de nuestro mejor amigo. Hay algunos que incluso ofrecen servicios específicos para nuestros perros, desde camas con manta hasta un menú especial con todo tipo de comida o complementos de baño como gel y champú. Conviene no obstante, antes de reservar, fijarnos en las condiciones, ya que suelen variar incluso dentro de una misma cadena.  El viaje en coche. Nadie como nosotros conoce a nuestros perros, gatos…Por ello y, dependiendo del comportamiento que tengan durante los viajes por carretera, debemos dedicarle un tiempo a prepararle para el trayecto: correa que se asegura en el mismo anclaje que el cinturón de seguridad, una manta para proteger la tapicería y, si es de los que se marean, no está de más pasarnos por el veterinario para solicitar una medicación especial que hará que estén relajados durante el viaje. Viajar en transporte público. Si vamos a pasar unos días en una ciudad, nos alegrará saber que hay varias capitales en nuestro país que permiten (en ciertos horarios y con algunas condiciones) acceder a tren, autobús o metro acompañado por nuestros perros. Por si tras un intenso día haciendo turismo estamos todos cansados y preferimos volver al hotel en algún medio de transporte. Playas para perros. Uno de los grandes quebraderos de cabeza para los amantes del mar y de los veranos en la costa. Aunque en invierno el acceso es libre en prácticamente todas las playas españolas, con la llegada de la temporada estival, es una verdadera lástima no poder disfrutar de la arena y el mar con ellos. Sin embargo, van siendo cada día más las playas que delimitan algunas zonas en las que podremos correr sin problema con nuestros perros.  Su maleta. Aunque se acostumbran con bastante rapidez a los nuevos entornos (que estemos nosotros en ellos, ayuda a que no extrañen demasiado), es conveniente que al hacer la maleta incluyamos algunos de sus objetos y que sabemos que necesitarán: correa, su juguete preferido, la documentación al día de sus vacunas o su comedero (podemos hacernos con uno viaje perfecto para cuando hacemos alguna parada en el camino). Direcciones de veterinarios. No está de más llevar anotado el número de teléfono de alguna clínica veterinaria de la zona donde vayamos a pasar las vacaciones. No solamente por si nuestro amigo sufriera algún percance, sino por si debemos comprar algo que le hiciera falta y pudiéramos haber olvidado en casa.De compras con mi perro. No tendremos que separarnos ni a la hora de comprar los regalos de fin de vacaciones. Tenemos a nuestra disposición numerosas tiendas de todo tipo a las que podemos entrar con ellos sin necesidad de que nos esperen fuera mientras compramos. ¡Quizá incluso puedan aconsejarnos sobre qué souvenirs llevarnos! Residencias para animales. Si a pesar de todo estamos seguros de que nuestro amigo fiel no podrá acompañarnos (por límites de peso por ejemplo), los hoteles caninos son una buena opción para asegurarnos que estén bien cuidados y contentos sin que sufran nuestra ausencia. Conviene en este caso buscar un buen lugar donde sepamos que cubrirán todas sus necesidades (que tenga zonas donde correr y jugar) y al que no le importe regresar si necesitamos separarnos de él por unos días. Algunos de estos hoteles tienen ¡hasta piscina para ellos!

Foto de Tamborrada de Donostia

Tamborrada de Donostia

EDITORIAL

Cada 20 de enero, en la capital guipuzcoana no hay ni un solo rincón donde no se escuche el sonido de los tambores. El día grande de la ciudad, que este año además se estrena como Capital Cultural Europea, se vive por los donostiarras como ningún otro. Durante 24 horas sin descanso, miles de personas vestidas de cocineros, militares franceses, aguadoras etc. recorren las calles de la ciudad. ¿De dónde viene esta tradición? ¿Qué tienen en común todos estos personajes? ¿Por qué una fiesta tan importante en enero? Si la medianoche del 31 de diciembre los madrileños se agolpan frente al reloj de la puerta del Sol para las campanadas, cada 19 de enero, antes de que termine el día, los donostiarras aguardan en la plaza de la Constitución a que den las doce de la noche. Porque no solo da comienzo el día 20 de enero, día de San Sebastián, sino que es el instante en el que se escucharán los primeros tambores que no dejarán de sonar durante las siguientes 24 horas. La tamborrada es a los donostiarras lo que San Fermines a los pamplonicas o la feria de abril a los sevillanos. Es su día grande y, por ello, el día festivo que con mayor ilusión esperan.   La fiestaLa sociedad gastronómica Gaztelubide ha sido la encargada durante décadas de contar con el privilegio de inaugurar la fiesta haciendo sonar tambores y barriles a las doce de la noche mientras el alcalde iza la bandera de la ciudad y todos los asistentes entonan la Marcha de San Sebastián.Una vez que se ha inaugurado la tamborrada en la plaza de la Constitución, las aproximadamente 100 sociedades que participan cada año recorren las calles por turnos durante el día 20 de enero, tocando las piezas escritas por el compositor Raimundo Sarriegi en 1861. La letra del tema principal, la Marcha de San Sebastián es obra de Serafín Baroja, padre del también escritor Pío Baroja. Las tamborradas participantes solamente pueden tocar 12 piezas escritas en su mayoría por el propio Sarriegi, de las que seis son obligatorias y el resto cada sociedad decide si la incluye en su repertorio o no.  24 horas ininterrumpidas donde por todos los barrios de Donostia se escuchan los tambores y barriles. Hay tamborradas que comienzan de madrugada, otras por la mañana temprano y las hay que tienen su turno de salida por la tarde. Lo hacen desde las sedes de sus sociedades gastronómicas o culturales y desfilan por las calles cercanas, deteniéndonse de vez en cuando para cantar la Marcha de San Sebastián.CuriosidadesQuien vive por primera vez la fiesta puede preguntarse, entre otras cosas, el motivo por el cuál en una misma tamborrada (nombre que se emplea no solo para definir este día sino que así se llaman también cada grupo participante) desfilan miembros de esas sociedades gastronómicas vestidos de militares y cocineros. Fue en 1881 cuando el Ayuntamiento regaló a las sociedades gastronómicas los tambores y trajes pertenecientes a las tropas napoleónicas que se guardaban en el consistorio y ese año desfilaron vestidos con los uniformes. Hasta la fecha, lo hacían disfrazados como una comparsa porque esta era una fiesta ligada al carnaval hasta que ambas fiestas se desligaron totalmente la una de la otra.Por su parte, la figura de los cocineros es relevante por el hecho de que la mayor parte de las sociedades que participan en la tamborrada son gastronómicas, de ahí que se adoptara además del militar, el típico atuendo de los cocineros.Estos últimos portan barriles que recuerdan a cuando las mujeres, en el siglo XVIII, iban a recoger agua a la fuente y mientras esperaban su turno, tocaban sus cubos como si de tambores se tratase, imitando a los militares en sus cambios de guardia. No fue hasta 1980  cuando las mujeres comenzaron a participar, ya que hasta ese entonces solamente podían hacerlo como cantineras en los desfiles. A partir de ese año sin embargo, comenzaron a aparecer las tamborradas mixtas. La razón no es más que una extensión a la fiesta de la limitación de acceso de las mujeres a las sociedades gastronómicas.Los más pequeños tienen también su turno cada año, hacia las doce de mediodía, cuando forman la tamborrada más grande (participan unos 5.000 niños) y tocan al unísono.El honor de dar por finalizado el día corresponde también, año tras año a la sociedad más antigua de San Sebastián: Unión Artesana, en la misma plaza donde justo 24 horas antes Gaztelubide inauguraba la tamborrada. Un momento de gran emoción para los habitantes de San Sebastián, que guardarán sus tambores hasta el año siguiente. Cada año en el Ayuntamiento se otorga el Tambor de Oro. Esta distinción se entrega a personas físicas o jurídicas que hayan contribuido a la consolidación de una imagen positiva y promoción de la ciudad. El primer galardón se entregó en 1967. Puede suceder también que quede desierto, como ha ocurrido en dos ocasiones, o que se falle en favor de más de una persona. Cualquier ciudadano puede proponer candidatos aunque se aprobará en pleno en el Ayuntamiento. Si no soy de Donostia, ¿cómo puedo vivir la fiesta?La tamborrada se vive en la calle. No hace falta ser vecino ni pertenecer a una sociedad para disfrutarla y ser parte de ella. De hecho, no todos los donostiarras pertenecen a las sociedades que salen desfilando. Durante toda la noche del 19 al 20 de enero y  durante todo el día, las calles de todos los barrios (Lo Viejo, Gros, Amara...) están repletas de no solo locales sino turistas que se acercan a vivir la tamborrada. Podemos hacernos con un folleto donde se indique los recorridos de cada sociedad, pero no nos hará falta más que nuestro oído para seguir el sonido de los tambores y verlos desfilar por las calles.Para disfrutar de la gastronomía, como no puede ser de otro modo en San Sebastián, hay ir a sus famosos bares de pintxos. Si los socios se reúnen en las sociedades (a las que no se puede entrar si no somos invitados por algún socio), el resto de donostiarras lo hace en los bares y restaurantes de la ciudad. Viviremos intensamente la fiesta como un donostiarra más mientras tomamos un txakoli o una sidra (que además en esta fecha es cuando comienza la temporada de la sidra vasca), comemos unos pintxos y esperamos a las tamborradas pasar como uno más de la ciudad. 

Foto de Especial nieve

Especial nieve

EDITORIAL

Sea cual sea tu deporte de invierno preferido, tenemos muchas ideas para que puedas practicarlo en las muchas estaciones de esquí de nuestro país. Aunque también puedes relajarte en un jacuzzi al aire libre o tirarte en trineo o usando un flotador. En la nieve lo único que sobra es el aburrimiento. La nieve se ha hecho de rogar esta temporada. Pero ahora que las pistas ya están a máximo rendimiento, es hora de ir pensando en hacer una escapada y disfrutar con los deportes de invierno. Las mejores fotos de nieve ¿Te gusta vivir emociones fuertes o te estás iniciando en el mundo del esquí? ¿Lo tuyo es pasarlo en grande solo en la pista o también fuera de ella? Sea como seas, hay una estación de esquí a tu medida. ¡Descubre cuál es! Dime cómo eres y te diré cuál es tu estación de esquí ideal Número de pistas, km esquiables,cota máxima... te damos todos los datos de las mejores estaciones de España. Las 10 estaciones imprescindibles Infografía Tanto ejercicio, merece un homenaje gastronómico. Te proponemos algunos de los mejores restaurantes para hacerlo, podrás llegar a ellos casi sin bajarte de los esquís. Restaurantes a pie de pista ¡Vive la nieve! Para quienes necesitan vivir emociones fuertes, las pistas de esquí incorporan nuevas modalidades a su oferta, como heliski o boardercross. ¿Te atreves? Solo para intrépidos Ya no hay excusa para quedarse en casa o en la cafetería de las pistas, hay muchas formas de disfrutar de la nieve sin necesidad de ponerse unos esquíes. Más allá del esquí Las pistas en profundidad Hay tantas cosas por hacer en esta estación, que incluso olvidarás que también se puede esquiar. Para quienes desean disfrutar al máximo de la nieve. Adrenalina pura Sierra Nevada La estación con la cota más alta del Pirineo aragonés tiene también el mayor desnivel esquiable. La preferida por los esquiadores más jóvenes. La cima del Pirineo Cerler Con 97 pistas esquiables, y desde hace ya medio siglo, Formigal es una de las estaciones predilectas de los amantes de los deportes invernales. 50 años de historia Formigal ¿Una propuesta diferente? Uno de los mejores planes que podemos hacer en Cerler cuando nos bajamos de los esquís es conocer este lago glaciar, candidato de Aragón a El Mejor Rincón 2013. Uno de los paisajes más idílicos de todo el Pirineo aragonés. Ibon de Batisielles Alojamientos Aunque no hayas esquiado nunca ni tengas intención de hacerlo, desearás hospedarte en uno de estos hoteles. Masajes, baños burbujeantes, restaurantes gourmet y unas impresionantes panorámicas nevadas son un reclamo irresistible. Hoteles a pie de pista Top 10 Sumergido en plena naturaleza, a dos kilómetros de Vielha y con las pistas de Baqueira Beret en el horizonte, este Parador es un enclave privilegiado. En su interior, además, nos espera un circuito de spa donde reponernos de las largas jornadas de esquí. En el corazón de la Val d'Aran Parador ¿Y para entrar en calor? Una forma diferente de conocer la Val d'Aran a través sus pueblos más pintorescos y uno de sus platos más ricos y tradicionales. Ruta de la olla aranesa El Pirineo aragonés es perfecto para la cría del ternasco, protagonista de muchos platos de la zona. Una carne exquisita y de gran calidad. Ternasco de Aragón

Foto de Tipos de viaje según la maleta que lleves

Tipos de viaje según la maleta que lleves

EDITORIAL

Si has estado esperando a las rebajas para hacerte con una maleta nueva y desterrar por fin ese trolley magullado y desteñido, ha llegado tu momento. Las tiendas ofrecen los ansiados descuentos y los viajeros nos proponemos el reto de armarnos a bajo precio con todo lo necesario para nuestra próxima aventura. Pero la elección no es sencilla, si buscamos maleta nueva, deberemos tener muy claro qué tipo de turismo queremos hacer. Porque no es lo mismo un viaje de mochilero que uno a todo lujo, te proponemos las rutas que mejor se adaptan a tu maleta.  Trolley para cabina de avión: fin de semana en DonostiaNi los ángeles de una conocida marca de ropa interior tienen tantas exigencias respecto a sus medidas. Si queremos que nuestra maleta viaje en cabina con nosotros, hay que respetar los límites: 55x40x20cm y 10kg de peso como máximo (hay pequeñas variaciones según la compañía). O sabemos priorizar nuestras necesidades en ruta o lo mejor es que optemos por esta maleta para viajes cortos. Son la elección perfecta para un viaje de de fin de semana. Un buen destino para ello es Donostia que en este 2016 ostenta el título de Capital de la Cultura con una agenda de actividades de lo más compela.  Maleta tamaño Gulliver: una semana en Tenerife¿Lo tuyo es viajar a tutiplén y meter todos los “por si acaso” que puedas imaginar? Está bien, hazte con un trolley tamaño XXL, los hay de hasta 75 centímetros de altura con capacidad para más de 100 litros. Un buen lugar para sacar el máximo rendimiento a tu maletón es Tenerife donde, sea cual sea la época del año en que viajes, siempre deberás llevar desde un bañador hasta un forro polar. El traje de baño lo reservas para tomar el sol en sus paradisíacas playas de arena volcánica, como Las Gaviotas o Los Realejos (ideal para el surf), y la de abrigo, para subir el pico más alto de España, el Teide. Al ser una isla, podemos recorrerla en coche de alquiler teniendo un único alojamiento en el que poder colocar todo el contenido de nuestra enorme maleta.  Mochila aventurera: viaje al centro de la tierra en AsturiasNo hacen falta ruedas para llegar muy lejos, por eso puedes colgarte a la espalda una mochila tipo alpina. Lo demuestran las mochilas tipo alpina, de hasta 90 litros de capacidad y preparadas incluso para que cuelguen de ellas todo lo que no cabe dentro: saco de dormir, cantimplora, botas de montaña… Una experiencia a la altura de este equipaje es la visita al Pozo Sotón, una antigua mina de carbón asturiana (a 32km de Oviedo) abierta al público recientemente. La aventura nos lleva a 556 metros de profundidad donde a lo largo de casi 5km de recorrido solo nuestros frontales y los guías nos marcarán el camino.  Maleta inteligente: ruta por los mejores museos de la cienciaSi eres de los que te armas con los últimos gadgets tecnológicos en cuanto salen al mercado, no podrás resistirte a hacerte con una maleta inteligente. Existen varias posibilidades, desde el equipaje que lleva GPS para que nunca puedas perderla hasta la maleta que se desplaza sola con un mando a distancia para que nunca más tengas que cargar con ella. Equipado con una de ellas te proponemos realizar una ruta por algunos de los museos tecnológicos más punteros de España. CosmoCaixa, en Barcelona, es imprescindible. Un planetario en 3D, un bosque tropical y una plaza de la Ciencia con todo tipo de experimentos, son algunas de sus propuestas más interesantes. También podemos hacer parada en el Museu de les Ciències Príncep Felipe de València, donde existe una Academia del Espacio para hacernos expertos en lanzamientos espaciales. Y en el Parque de las Ciencias de Granada podemos ver, entre otras muchas cosas, la Sala Eureka, donde la física es la protagonista.  Maleta ligera (con ruedas y asas): A Coruña y el río Eume Eres un todoterreno así que lo tuyo es llevar una maleta ligera, preparada para rodar por la ciudad o para cargar con ella a la espalda si las circunstancias lo requieren. Por eso un buena escapada para ti sería ir hasta A Coruña, donde además de disfrutar de una exquisita oferta gastronómica, podemos recorrer su espectacular paseo marítimo, visitar la Torre de Hércules (el faro romano más antiguo del mundo en activo) o recorrer las calles de la ciudad donde vivió en Pablo Picasso. Después, guardamos las ruedas de la maleta y nos la colgamos a la espalda para recorrer el valle del río Eume, a una hora en coche desde A Coruña, para visitar la zona haciendo senderismo y conocer el monasterio de Caaveiro, candidato a El Mejor Rincón 2013.  Mochila de mano: escapada a Alcalá de HenaresSi vives en Madrid o en sus inmediaciones, puedes hacerte con una mochila de mano pequeña y ligera, para guardar lo justo para pasar un día de excursión en Alcalá de Henares. Botella de agua, bocadillo, una chaqueta por si refresca y una power bank, o lo que es lo mismo, una batería externa para recargar tu móvil, tu cámara de fotos y hasta tu tablet si eres de los que lleva el plan de viaje en pantalla grande. La ciudad celebra en 2016 el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, su vecino más ilustre. Para una fecha tan señalada, se ha preparado un programa con cerca de 60 tipo de actividades culturales a lo largo de todo el año: exposiciones, experiencias virtuales, representaciones teatrales, conciertos… 

Foto de Las mejores calles de España para ir de compras

Las mejores calles de España para ir de compras

EDITORIAL

Ver escaparates, mirar, tocar, comparar y, de paso, aprovechar para disfrutar de la zona centro de las ciudades, que siempre guarda un encanto especial. Ir de compras es un fin en sí mismo, da igual si al final volvemos a casa con las manos vacías. Aunque siempre tenemos una tienda favorita a la que vamos sin falta, a veces necesitamos simplemente pasear entre escaparates y enamorarnos a primera vista de una pieza de ropa o un objeto que ni siquiera sabíamos que necesitábamos. Aprovecha las rebajas de enero dando una vuelta por estas calles, están entre las mejores de España para practicar el shopping. Preciados, MadridEs imposible dar un paso por esta calle sin toparse con el escaparate de una gran cadena de ropa, una zapatería o un pequeño comercio histórico, de los que quedan ya muy pocos. Preciados es la arteria comercial por excelencia de Madrid y parte desde el mismo corazón de la ciudad, la Puerta del Sol. Apostar por esta calle en rebajas requiere de grandes dosis de paciencia ya que se convierte en uno de los lugares más concurridos de la capital. Muy cerca de aquí, además, encontramos una de las vías calles que más peso está ganando en los últimos años, Fuencarral, donde las grandes firmas se han hecho un hueco junto a las tiendas más alternativas.  Avenida Portal de l'Àngel, BarcelonaParalela a las famosas Ramblas de Barcelona, Portal de l'Àngel reúne en apenas 500 metros a las principales marcas de moda, especialmente las dedicadas a la ropa, ya que cerca del 70% de los comercios de esta zona son del sector textil. Se trata de una calle peatonal y recorrerla nos permite no solo hacer unas compras sino conocer dos de los puntos clave de la Ciudad Condal, ya que empieza a unos metros de la Catedral y termina en concurrida plaza de Catalunya. Como curiosidad, esta avenida ha liderado en los últimos años el ranking de calles con el precio de alquiler comercial más caro. A solo unos metros de aquí tenemos otro de los grandes ejes comerciales barceloneses, el Paseo de Gracia, donde además de la huella arquitectónica del Modernismo, encontramos las marcas nacionales e internacionales más exclusivas, con precios que a veces invitan más a mirar que a comprar.  Calle Marqués de Larios, MálagaMás conocida por los lugareños como la calle Larios, esta vía es el lugar preferido por los malagueños para hacer sus compras así que, si hacemos caso al dicho ‘donde fueres, haz lo que vieres’, no podemos perder la oportunidad de dar una vuelta por ella en nuestra próxima visita a la ciudad. Además de su carácter comercial, la vía centraliza gran parte de la vida social de Málaga y es protagonista en dos momentos clave del año. El primero de ellos es la Semana Santa, ya que las procesiones incluyen esta calle en su recorrido; el segundo momento es la Feria de Málaga, cuando Marqués de Larios se viste con sus mejores galas y se suma a los festejos con propuestas como la degustación de vinos y tapas de la zona. Calle Colón, ValenciaEstá considerada como la espina dorsal del eje comercial de Valencia ya que, además de las tiendas que encontramos en ella, hay muchas otras calles también comerciales que parten desde Colón. Aunque todavía existen aquí algunas joyerías y firmas históricas, en los últimos años las tiendas de esta vía, de casi 800 metros de largo, se han especializado en el textil dirigido al público joven. La calle está situada en pleno centro de la ciudad por lo que es una zona muy transitada por turistas y cuenta con libertad de horarios así que, si visitamos Valencia en domingo, también podremos hacer unas compras. Y si lo que buscamos son marcas más exclusivas, podemos acercarnos a las calles de Marqués de Dos Aguas y Poeta Querol. / Autor Foto: Xavi Calvo. Calle Real, A Coruña Aunque en A Coruña existen distintas zonas de compras muy diferentes en función de lo que estemos buscando, la más histórica es la del Obelisco. Aquí encontramos, entre otras, la calle Real, una de las más concurridas de la ciudad. Se trata de una vía estrecha y peatonal donde a cada lado encontramos hileras de edificios de arquitectura tradicional gallega, con grandes cristaleras y no más de cuatro pisos de altura. Las tiendas de moda en textiles y complementos se mezclan aquí con los comercios más tradicionales, como joyerías por las que han pasado ya varias generaciones. Calle Gran Vía Don Diego López de Haro, BilbaoEs uno de los paseos más agradables que podemos recorrer en Bilbao, no solo por su gran oferta comercial sino también porque en ella podemos ver edificios con un gran valor histórico. Aunque la calle se extiende entre la plaza Circular y la plaza del Sagrado Corazón, la zona más comercial finaliza en la plaza Federico Moyúa. Aquí precisamente encontramos uno de los inmuebles más destacados de la vía, el palacio Chávarri, cuya fachada neoflamenca llama la atención de todos los transeúntes. Es importante destacar que la Gran Vía es una calle semi peatonal, por donde solo circulan autobuses urbanos o taxis, lo que facilita el día de compras. En la oferta de la zona no faltan primeras marcas de ropa nacionales e internacionales así como tiendas dedicadas a los complementos, la tecnología o el ocio. Calle Mesones, GranadaLo más frecuente en la zona centro de Granada, es encontrar tiendas dedicadas a la artesanía o a los regalos tradicionales que los turistas se llevan como recuerdo. Sin embargo, además de este comercio puramente turístico, existen también calles frecuentadas por los granadinos para hacer sus compras habituales. Una de ellas es la calle Mesones, donde se han establecido las marcas de ropa más populares, además de una gran oferta de restauración donde no faltan, por supuesto, las tapas. Se trata de una de las calles más céntricas de Granada así que también se han instalado aquí varios hoteles. Si queremos encontrar alguna firma más exclusiva, podemos darnos un paseo por la calle Alhóndiga. Avenida Carlos III, PamplonaUna avenida de casi un kilómetro de largo, peatonal en gran parte, es el destino preferido de los pamplonicas para ir de compras. La avenida Carlos III es una de las principales arterias comerciales de la ciudad y no es de extrañar, porque es infinitamente agradable pasear por esta calle repleta de tiendas pero tan amplia que ni en rebajas uno siente el agobio de las aglomeraciones. Además de todo tipo de comercios y propuestas de servicios y restauración, en esta avenida encontramos también elementos arquitectónicos muy interesantes, como el palacio de Navarra, de estilo neoclásico, convertido en la sede del gobierno navarro. También merece la pena hacer una parada frente al teatro Gayarre, el más importante de la ciudad, construido a principios del siglo XIX. Calle Sierpes, SevillaCuando uno visita Sevilla debe recorrer Triana, subir a la Giralda, pasear junto al Guadalquivir, comer pescaíto frito… y darse una vuelta por la calle Sierpes. No solo porque los toldos que instalan aquí en verano nos regalan una agradable sombra sino porque en esta calle además de tiendas hay mucha vida. Los bares y los comercios de ropa, joyas, dulces, antigüedades... se mezclan con edificios históricos (algunas tiendas son centenarias) en uno de los epicentros de la vida social de Sevilla. Es uno de esos lugares de la ciudad que parece no dormir nunca. Y paralela a Sierpes, una calle muy interesante para visitar en rebajas, la calle Cuna. Si en 2016 te espera alguna boda (incluso la tuya) aquí tienes muchas posibilidades de encontrar todo lo que necesitas para la fiesta: trajes, vestidos, tocados, sombreros, bolsos... Y por supuesto, como no podía ser de otra forma en tierras andaluzas, también telas para trajes de flamenca.   Calle San Antón, LogroñoAunque no es peatonal, las aceras de la calle San Antón son bastante anchas así que se puede pasear sin problemas y disfrutar del sinfín de escaparates que encontramos en apenas 300 metros de distancia. La zona ha visto multiplicado el número de comercios en los últimos años gracias a que aquí se han instalado grandes marcas nacionales de ropa que han servido de polo de atracción para otros negocios locales. La calle García Morato, perpendicular a San Antón, cuenta también con una gran oferta comercial, lo que convierte a esta zona en una de las más concurridas de la ciudad, especialemente por gente joven. Muy cerca de aquí (a escasos cinco minutos caminando) tenemos el sitio perfecto para reponernos de las compras, las calles Laurel y San Juan, donde han hecho de los pinchos puro arte. 

Foto de Dime con quién esquías y te diré a qué estación ir

Dime con quién esquías y te diré a qué estación ir

EDITORIAL

Esquiar, hacer snowboard, lanzarse ladera abajo con los trineos, guerra de bolas de nieve…Seremos un país de sol y playa pero en cuanto a opciones para practicar deportes de nieve no nos quedamos atrás: snowboard, esquí, bajadas en trineo…de norte a sur contamos con estaciones para todos los gustos. Si todavía no sabes dónde estrenar tu equipación nueva, te damos algunas pistas para que vayas eligiendo. Pero la compañía, la eliges tú. Formigal: Après ski con amigosFormigal suele venir acompañado de Marchica. Para quienes no se hayan pasado por sus pistas, decir que su terraza al aire libre es uno de los après ski más conocidos por los asiduos de esta estación del Pirineo. Sin  necesidad de aparcar las tablas o los bastones en el hotel, jóvenes y no tan jóvenes aprovechan para tomar una primera copa, comentar el día y bailar. Porque en Formigal además de esquiar se baila y mucho. Cada semana se organizan fiestas temáticas y eventos de todo tipo. Pero antes de dejarnos ver por Marchica podemos preparar una competición deslizándonos en trineos de madera por una pista iluminada de casi tres kilómetros. Cerler: Fin de jornada romántico con tu parejaCuando compartes afición a un deporte con tu pareja es estupendo poder practicarlo juntos. En Cerler, en pleno Pirineo oscense, incluso si uno de los dos muere de amor por el otro pero no es de los que se muere por esquiar por sus 68 pistas, encontrará sus momentos románticos. Porque en esta estación son conscientes de la impresionante puesta de sol que se obtiene desde sus cimas y por ello ofrecen como actividad Sunset Cerler, desde el Rincón del cielo. Además podemos disfrutar de un paseo en el “Telesilla del amor”, accesible tanto para quienes dispongan de forfait como para los que no. A partir de ahora, nadie dejará a su pareja en casa cuando quiera pasar una jornada en la nieve. Sierra Nevada: parque de atracciones en familiaLa estación de esquí andaluza de Sierra Nevada, además de estar cerca de la costa, lo que ya es todo un lujo, está muy preparada para todo tipo de familias. Cuentan con diferentes zonas y actividades, tanto si a los más pequeños de la casa les gusta calzarse los esquíes como si prefieren disfrutar de la nieve sin ellos: toboganes, motos de nieve infantiles, guardería e incluso un restaurante con opciones para ellos donde además podrán divertirse con sus personajes preferidos. Y para los más atrevidos, una pista freestyle donde aprender sin riesgos con sus padres y en el que estarán asesorados por profesionales. La Molina: Para adictos a la adrenalinaSi no tenemos suficiente con bajar por sus 7 pistas negras o si ya hemos probado todas nuestras piruetas en la zona freestyle, en esta estación de Girona nos ofrecen la oportunidad de hacer inmersiones en cuatro lagos helados situados entre los 1.700 y los 2.300 metros y con profundidades que rondan los 15 metros. Para bajar a las entrañas de la comarca de la Cerdanya con esta actividad no es necesaria experiencia previa, sino tener un corazón aventurero. Si nadie más del grupo que nos acompañe se anima, podemos hacer inmersiones individuales o en pequeños grupos. En La Molina ¡nos quitamos los esquíes para calzarnos las aletas! Grandvalira: 12 restaurantes para ir con foodiesPuede que tengamos un grupo de amigos tan variados donde unos sean unos locos de los deportes de invierno y otros unos apasionados por la gastronomía. Para una escapada todos juntos y que tanto unos como otros vivan una experiencia a la altura de sus aficiones, Grandvalira es la estación de esquí en la que hay que fijarse. Con 12 restaurantes, infinidad de pistas de todos los niveles y tres snow parks, más que el “país de los Pirineos” es el “país de la nieve”.

Foto de ¿Por qué debes visitar estos 5 mercadillos navideños?

¿Por qué debes visitar estos 5 mercadillos navideños?

EDITORIAL

Son un clásico de la Navidad y podemos caer en la tentación de pensar que ya están pasados de moda, que huelen a naftalina o que son solo un lugar en el que entretener a los más pequeños durante sus vacaciones escolares. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, en estos mercadillos no solo podemos equiparnos con los productos más típicos y tradicionales de las fiestas, sino también encontrar las propuestas más originales, divertidas e incluso frikis para celebrar las navidades de una forma diferente. Además de ser uno de los más antiguos de España es también uno de los más grandes, con cerca de un centenar de casetas. Su principal característica es que, además de todo tipo de objetos para la decoración navideña, aquí también encontramos infinidad de artículos de broma, con los que recuperar la sana tradición del día de los Inocentes. Y lo más curioso, los infinitos gorros y pelucas que aquí se venden y que los turistas y locales lucen por todo Madrid. Plaza Mayor de Madrid. / Autor: Daniel Lobo-Daquellamanera.org. Hasta el 23 de diciembre, frente a la catedral de Barcelona, se ha instalado como cada año el mercadillo de Santa Llúcia. Una propuesta que ha hecho historia ya que se celebra desde 1876. Son varias las cosas que nos dejarán boquiabiertos en esta feria. La primera de ellas es su tamaño, porque aquí encontramos más de 250 paradas; y la segunda, la variedad de artículos: artesanía, belenes, árboles de Navidad y... ¡caganers! Y es que en esta feria encontramos centenares de versiones de la figura más famosa del belén catalán.  Caganers en Fira de Santa Llúcia. / Autor: Jordi Joan Fabrega El principal motivo para visitar este mercadillo es su ubicación, en la impresionante plaza del Pilar. La basílica del Pilar, las luces navideñas, los puestos de madera y el calor de la gente, hacen de este espacio un lugar sencillamente encantador. Otro valor añadido es que aquí, además de objetos de decoración, también podemos adquirir dulces típicos. En este mismo espacio, además, podemos ver un belén a tamaño real.  Mercadillo navideño, Plaza del Pilar. / Cedida por: Turismo de Zaragoza. En la calle Bailén, se sitúan cada año cerca de cuarenta casetas, rodeadas de una de las mejores panorámicas de la ciudad: a un lado, el río Nervión; al otro, el teatro Arriaga, un edificio neobarroco de finales del siglo XIX. El placer de pasear a la orilla del río, al calor de la iluminación navideña, es motivo suficiente para visitar este mercado donde podemos encontrar tanto artículos navideños como una exquisita muestra de gastronomía vasca.  Teatro Arriaga, Bilbao Son varios los mercadillos que se instalan en la ciudad del Turia cuando llega la Navidad, pero ninguno como el que se ubica en los alrededores del Mercado Central, uno de los edificios más visitados de la ciudad por su arquitectura, tradición y productos. Conocer este histórico lugar es precisamente uno de los alicientes de acercarse a este mercadillo con cerca de 300 puestos. No hay un lugar mejor en toda la ciudad para comprar un árbol de Navidad.  Mercado Central de Valencia

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información aquí.

Cerrar el tooltip