Guía Repsol

MAPAS
TURISMO
GASTRONOMÍA
ALOJAMIENTOS
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Todos los destinos temáticos

Mostrando 12 de 66 resultados

Foto de Castilla y León, bastión del gótico español

Castilla y León, bastión del gótico español

EDITORIAL

El estilo gótico francés caló profundamente en los edificios religiosos de Castilla y León en el siglo XIII. Lo hizo tanto, que al pensar en el gótico español, irremediablemente, nos viene a la mente la impresionante catedral de Burgos, considerada la obra cumbre de este estilo en la península. La comunidad es hoy bastión de este estilo arquitectónico en España, considerado como uno de los más sublimes de la arquitectura de todos los tiempos. Y es que, además de las famosa catedrales de Burgos, en Castilla y León encontramos otros tesoros del gótico, como las catedrales de León o Ávila, entre otras. Su simbolismo, con el uso de grandes vidrieras e impresionantes estructuras de luz y verticalidad, nos envuelve y nos traslada al mundo de espiritualidad y religiosidad con el que fueron concebidas siglos atrás. Arquitectura Castilla y León, bastión del gótico español Catedral de León Conocida como la Pulchra leonina, es la más fiel a los dictados franceses. El edificio ha vivido sucesivas restauraciones a lo largo de los siglos, de la mano de famosos arquitectos. Sus coloridas vidrieras, que ocupan más de 1.700 metros de superficie, le dan a este templo de tres naves un colorido especial y un sello de identidad propio. También destacan las portadas del Juicio Final, San Juan y San Francisco, así como su claustro.  Catedral de Segovia También conocida como la Dama de las catedrales, es un ejemplar del gótico tardío del siglo XVI. Fue la última en este estilo que se construyó en España. Dispone de tres entradas, la puerta del Perdón, la de San Geroteo y la de San Frutos. El claustro gótico estaba adosado a la antigua catedral románica que fue incendiada. Destaca, por su impresionante altura, la torre de la catedral, que hasta el siglo XX ha estado habitada por el campanero.  Catedral de Ávila Es la primera de estilo gótico de España, aunque nació como templo románico. Con misión defensiva, esta construcción tiene menos florituras que el resto y unas vidrieras menos coloristas. Sin embargo, destaca su personalidad y los tesoros que alberga, como el sepulcro de El Tostado, un magnífico retablo en alabastro realizado por Vasco de la Zarza. Es impresionante la belleza de su claustro y sus ventanales góticos. Catedral de Burgos Ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad y es la imagen que más nos impresionará si visitamos la capital burgalesa. Las famosas agujas de la fachada que parecen querer rozar el cielo, la imponente Escalera Dorada, el Cimborrio y el volumen de la capilla de los Condestables de Castilla son solo una parte del encanto de esta catedral. No podemos perdernos la cúpula estrellada que cubre las tumbas del Cid y Doña Jimena. Catedral de Burgo de Osma Se alza sobre un antiguo templo románico que en 1232 fue parcialmente derribado para adaptarlo al gótico. En ella se mezclan los estilos de las distintas etapas en que fue construida. Del gótico, destaca su soberbia fachada, con una portalada decorada por grandes arcos apuntalados con esculturas. En su interior encontramos un claustro gótico-flamígero y una sala capitular anexa de estructura cuadrada que alberga el sepulcro de San Pedro de Osma.

Foto de ¿Dónde se rodó La isla mínima?

¿Dónde se rodó La isla mínima?

EDITORIAL

Paisajes de película ¿Dónde se rodó La isla mínima? De haber existido la categoría, La isla mínima también habría sido nominada al Goya a las mejores localizaciones. Y es que los paisajes que Alberto Rodríguez ha utilizado para su película, una de las más exitosas de 2014, no dejan indiferente a nadie. El Guadalquivir y sus marismas han proporcionado al director el aire de misterio e intriga perfecto para su thriller, toda una demostración del cine en estado puro. Nos embarcamos en un delicioso viaje a través de los lugares donde se han rodado algunas de las escenas más espectaculares de esta particular isla. Como un personaje más de la película. Así concibió Alberto Rodríguez los paisajes sevillanos que escogió para el rodaje de La isla mínima. De hecho, tenía antes las localizaciones que el propio guión ya que empezó a concebirlo tras visitar una exposición fotográfica sobre la zona. Aunque algunas escenas se grabaron en Sevilla ciudad, la mayor parte del rodaje se realizó 30 kilómetros al sur de ésta, en las marismas del Guadalquivir. Aquí encontró el director no solo el impresionante cauce del río sino también extensos campos de arrozales y zonas prácticamente desérticas, el atrezo perfecto para ambientar un crimen sin resolver en un pequeño pueblo de los años 80.   La película arranca con unas espectaculares tomas aéreas del cauce del Guadalquivir y sus innumerables brazos al acercarse a la desembocadura, una imagen que incluso llega a recordarnos al mismo Amazonas. La mayor parte de las secuencias de arrozales se rodaron en Isla Mayor, un municipio de poco más de 5.000 habitantes y una de las puertas de entrada al Parque Nacional de Doñana. El pueblo está rodeado de campos de cultivo por lo que, cuando están inundados, da la sensación de ser una auténtica isla. Las marismas y las casi 40.000 hectáreas de cultivo que existen en ellas son, de hecho, una de las escenas más recurrentes de la película. Entre campos de espigas, arrozales y cultivos inundados de la zona se producen la mayoría de las secuencias de intriga. La escena de persecución final, se rodó concretamente en la playa de los Morenos de Isla Mayor.  Entre los muchos brazos del Guadalquivir, uno se convierte en protagonista del film, se trata del Brazo de los Jerónimos, por donde se adentran en barca los protagonistas para acceder a zonas intransitables desde tierra. Si somos aficionados al piragüismo, no podemos perdernos la experiencia de navegar por aquí, entre cañas y juncos. Por otro lado, el embarcadero en el que vivían con su familia las chicas desaparecidas, se encuentra en el municipio de Puebla del Río, donde también se rodaron las escenas del barco con la vidente Angelita. Y es que no todo se rodó en Isla Mayor, Carmona, Coria del Río o Dos Hermanas son otros de los pueblos de la zona donde se grabaron exteriores de la película, con la participación de casi 400 extras. En el término municipal de Las Cabezas, por ejemplo, se ambientaron las escenas de la feria que aparece al inicio de la película. En realidad, se trata del conocido como Poblado de Comtesa, un antiguo poblado propiedad de la empresa arrocera Herbas, que se construyó para dar alojamiento a los temporeros.   Si nos acercamos a conocer esta zona de Andalucía en persona, no podemos perder la oportunidad de descubrir el Parque de Doñana, un auténtico paraíso para los amantes de la ornitología donde podemos disfrutar de un sinfín de rutas de senderismo y cicloturismo. No muy lejos de aquí tenemos también la famosa aldea del Rocío, a donde peregrinan cada año miles de feligreses. Aunque Rodríguez no pudo rodar en todos ellos, existen infitinos paisajes dignos de una película en la geografía andaluza. 

Foto de Top 10 Haro

Top 10 Haro

EDITORIAL

Ermita de San Felices Desde lo alto de los riscos de Bilibio, esta ermita se erije como un vigía perpetuo de los campos y bodegas de la Rioja Alta. A la belleza de su vertiginosa ubicación, se suma su historia, que tiene origen a finales del siglo V, cuando aquí se retiraron a vivir San Felices, cuya efigie en piedra corona el cerro, y su discípulo, San Millán. La ermita, además, es escenrio de la fiesta más famosa de Haro, la Batalla del Vino.   Batalla del vino Se desconoce el año en el que un vecino del pueblo, en el trascurso del almuerzo que seguía siempre a la romería y misa en honor a San Felices, decidió refrescar a su vecino de mesa con el vino de su bota. Este gesto fue el origen de esta fiesta declarada de Interés Turístico Nacional en la que llegan a lanzarse, con todo tipo de artilugios, cerca de 130.000 litros de vino. Hay que vivirlo.  Basílica de Nuestra Señora de la Vega Cuenta la tradición popular que esta basílica existe desde tiempos de la aparición de la Virgen, allá por el siglo X, aunque el templo, tal como lo conocemos ahora, empezó a construirse en el siglo XVIII. Es de estilo barroco, con tres naves, y está dedicada a la patrona de Haro. En su interior destaca el retablo del altar mayor, también de estilo gótico, donde podemos ver una talla gótica de la Virgen de la Vega. Antigua sede del Banco de España Haro fue una de las siete poblaciones que, no siendo capital de provincia, tuvo una sucursal del Banco de España. El motivo para tal honor fue el gran crecimiento económico que vivió la ciudad a finales del siglo XIX. En esta época, las plagas de filoxera acabaron con los viñedos en Francia y el cultivo de la vid se trasladó en gran parte a España, haciendo crecer a núcleos productores como Haro.  Iglesia Parroquial de Santo Tomás Se levantó en el siglo XVI en honor a Santo Tomás y está considerada Bien de Interés Cultural. La encontramos a los pies del cerro de La Mota, el que fue el primer núcleo urbano de la ciudad. Está construida sobre un edificio anterior de piedra sillar y cuenta  con tres naves de la misma altura. Cuenta en su interior con el retablo del altar mayor más grande de La Rioja. Museo al Aire Libre Una de las sorpresas que Haro nos tiene reservadas sale a nuestro paso cuando menos lo esperamos. Se trata de las esculturas que componen el Museo al Aire Libre y que podemos encontrarnos en cualquier paseo por la ciudad. Son obras dedicadas al trabajo artesanal que durante siglos se ha desarrollado en la zona, vinculado siempre al mundo de la viticultura y elaboración del vino.  Museo de Arte Contemporáneo El Torreón Esta galería tiene un valor doble. Por un lado, tenemos la historia y pasado del propio edificio, ya que se trata del único resto existente de las antiguas murallas que defendían la ciudad de Haro desde finales del siglo XII. Por otro lado, destaca el valor de las colecciones de arte contemporáneo que se exhiben en su interior, todas ellas obras de autores riojanos.    La Herradura Toda ciudad española que se precie tiene una zona conocida por su buena oferta gastronómica. En el caso de Haro, el lugar que debemos visitar si queremos darnos un buen homenaje es La Herradura, llamada así por la forma que componen sus calles principales. Aquí encontraremos los mejores bares para ir de pinchos y tomar buenos vinos. Irresistible.   Barrio de la Estación Probablemente el lugar más emblemático de Haro, allí donde se concentra toda la tradición y esencia del oficio que ha hecho crecer a la ciudad, la vinicultura. Aquí se encuentra la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo, como la de Viña Tondonia, auténtica historia viva del vino.   Gastronomía No cabe duda que la gastronomía es siempre una excusa perfecta para visitar cualquier destino riojano ya que el buen comer y mejor beber es un rito obligado aquí. Algunos de los platos que no podemos perdernos son la menestra de verduras, las patatas con chorizo, los pimientos rellenos, las chuletillas al sarmiento o las rosquillas.  Top 10 Los 10 lugares imprescindibles de Haro La ermita de San Felices, situada sobre los riscos de Bilibio, es uno de los lugares de Haro que nos dejarán con la boca abierta, pero no el único. Sus campos de viñas, sus bodegas centenarias, un museo de esculturas al aire libre y una oferta gastronómica sin igual, son otros de los muchos atractivos de este pueblo cuya historia ha estado marcada por la tradición vitivinícola de La Rioja. Descúbrelos en esta selección y empieza a hacer hueco en tu agenda porque vas a querer visitarlo y muy pronto.

Foto de Guadarrama, pura aventura

Guadarrama, pura aventura

EDITORIAL

Turismo activo Guadarrama, pura aventura Descubrir la naturaleza del centro de la península y vivir, a la vez, una gran aventura. Es la experiencia que podemos tener al recorrer la sierra de Guadarrama realizando además alguna de las muchas propuestas de turismo activo que se ofrecen en la zona. Senderismo, descensos verticales, tirolina, rutas a caballo e incluso en todoterreno, nos están esperando. Conoceremos un paisaje de excepción mientras descargamos adrenalina. ¿Qué más se puede pedir? La mejor forma de conocer un paraje natural es siempre a pie, paseando, explorando, descubriendo cada rincón. Por eso las rutas de senderismo son una apuesta segura para disfrutar de la sierra de Guadarrama, que en el año 2013 fue declarada Parque Nacional, con el objetivo de preservar al máximo su fauna y flora. En la zona existen varias empresas que disponen de servicios de guía adaptados a distintos niveles de dificultad y exigencia física. Se ofertan desde visitas sencillas de una única jornada hasta rutas completas -con una duración total de seis días. Si preferimos ir por libre, la Comunidad de Madrid propone en su web una decena de rutas de senderismo con una descripción detallada del camino y los lugares por los que acceder.Tanto si vamos por nuestra cuenta como si elegimos en una excursión organizada, en ningún caso podemos dejar de visitar dos lugares de excepción. El primero de ellos es el Alto de las Guarramas (conocido popularmente como La bola del mundo), un pico de 2.262 metros desde donde tendremos la mejor panorámica de la sierra. En segundo lugar, la laguna de Peñalara (de origen glaciar). Luce espectacular con el deshielo primaveral, aunque hay valientes que también realizan esta ruta en invierno, en una excursión con raquetas de nieve. 100% adrenalinaPara grandes aventureros, y también pequeños exploradores, Guadarrama cuenta con un lugar ideal para la descarga de adrenalina. Se trata del Forestal Park, ubicado en el paraje natural del embalse de las Encinillas. Este espacio de ocio cuenta con un centenar de juegos para todas las edades, la mayoría de ellos en altura, recorriendo un laberinto de pasarelas que unen los árboles de la zona. Los más valientes pueden incluso lanzarse por la docena de tirolinas del parque, alguna de las cuales atraviesa los más de 21 metros de anchura del embalse. Otro de los grandes atractivos de esta sierra es La Pedriza, un auténtico paraíso para los amantes de la escalada que convierten el espacio en una escuela para la práctica de este deporte. Todo es gracias a sus más de 2.000 vías de ascensos de todos los niveles de dificultad, además de regletas, fisuras, romos e incluso desplomes. Si nos atrevemos a explorar la zona de esta forma, sólo debemos tener en cuenta que es imprescindible respetar los nidos de buitre negro, una especie en peligro de extinción presente en estas montañas.La Pedriza es un paraíso para los amantes de la escalada con más de 2.000 vías de ascensos en los que se consigue las mejores vistas de la zona.Si queremos aventura pero no nos gustan las alturas, también podemos optar por una de las rutas en 4x4 que recorren la sierra. Los todoterreno circulan por espacios protegidos, siempre en senderos habilitados para el paso de vehículos de motor. Los itinerarios a caballo son otro de los grandes atractivos de la sierra, especialmente porque con ellos se puede llegar a lugares de difícil acceso. Existen tanto propuestas para principiantes como para expertos que quieran disfrutar de este parque natural durante varios días. Más información ¿Qué ver? Visitando la sierra de Guadarrama en su vertiente madrileña tenemos dos lugares de parada obligatoria. Uno de ellos es el Real Monasterio de Santa María del Paular, situado en el municipio de Rascafría. Una joya arquitectónica del siglo XIV que mezcla estilos gótico, barroco, renacentista y flamenco. El otro es Buitrago de Lozoya, el único municipio de la Comunidad de Madrid que conserva íntegro su antiguo recinto amurallado. ¿Un secreto? Buitrago cuenta con un pequeño museo dedicado a Picasso con obras originales que el pintor cedió a su barbero, Eugenio Arias, vecino del municipio.  ¿Qué comer? Como nos hará falta energía para recorrer la sierra, lo mejor que podemos hacer en la zona es coger fuerzas con sus carnes de vacuno, con Indicación Geográfica Protegida. En los restaurantes del entorno la encontraremos servida con plantas aromáticas, especias y, en temporada, setas y hongos, todo productos de la tierra. Tampoco podemos dejar de probar el queso elaborado con leche de cabra del Guadarrama. La miel es otra delicia gastronómica de la zona que nos dejará muy buen sabor de boca.

Foto de España en 10 canciones (o más)

España en 10 canciones (o más)

EDITORIAL

Viaja cantando España en 10 canciones (o más) Imposible pasar por la puerta de Alcalá y no acordarse de la canción que la hizo más famosa aún si cabe. O conducir por cualquier carretera, ver un cartel de Soria y comenzar a tararear en nuestras cabezas la mítica “Voy camino Soria” de Gabinete Caligari. Son muchas las ciudades de toda nuestra geografía que han inspirado grandes éxitos que, pese al paso de los años, siguen inmortales en nuestra memoria. De los 80 o los 90 a la actualidad, estas son solamente algunas de esas canciones que nos transportan con sus letras y que bien podrían convertirse en la playlist de nuestro próximo viaje. Madrid. A falta de playa, buenas cancionesSeguramente si nos pusiéramos a pensar en canciones que hablan de Madrid bien como parte de una historia de amor o bien como total protagonista en sus letras, nos daría de sobra como para pasarnos una tarde entera escuchando y cantando esos temas. Epicentro de la música española en los años 80, todavía hoy proliferan los grupos que dedican alguno de sus éxitos a la capital y a través de los cuales recorremos rincones, barrios y bares. Desde el Aquí no hay playa de Los Refrescos hasta Pongamos que hablo de Madrid, de Joaquín Sabina y donde también nos recuerdan que la capital carece de mar ("Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir...") pasando a alguna más actual como Madrid, del grupo Pereza. Barcelona. La de las mil carasOtra de las capitales que ha servido de musa a numerosos grupos. Peret la personificó en numerosas rumbas, como hiciera en Gitana hechicera y Loquillo y los Trogloditas nombraron a la Ciudad Condal en muchas de sus letras, como en Cadillac solitario o en Barcelona ciudad. Y mientras Peret ensalzaba los encantos barceloneses, en ambas canciones de Loquillo se intuía una relación amor-odio hacia la capital catalana, provocadas por situaciones de desamor vividas en sus calles. También Joan Manuel Serrat dedicó una de sus canciones a su ciudad, Barcelona y yo, describiendo las mil caras que Barcelona ofrece a quienes la visitan y viven en ella. Cádiz. O Cai, o Tacita de Plata, mirando al marNo solamente el flamenco tradicional y chirigotas hablan de la capital más meridional de nuestra geografía. Con la canción de Niña Pastori aprendimos que podemos referirnos a ella como Cai, y la gran importancia que sigue teniendo el mar para los gaditanos, que incluso lo convierten en el personaje principal de sus canciones. Y es que su paseo marítimo, que se asemeja mucho al malecón de La Habana por sus casas de colores y su forma de luna, es punto de encuentro para todos sus habitantes. Incluso artistas extranjeros le dedican canciones a Cádiz, como el uruguayo Jorge Drexler, que compuso Cai creo que caí donde también hace alusión a su paseo junto al mar y el olor a sal que inunda la ciudad. Bilbao. Rock & roll rendido a sus piesSon numerosos los grupos, sobre todo de rock, que surgieron en Bilbao en la década de los 80. Uno de los que más trascendencia a nivel nacional sigue teniendo, es Fito & Fitipaldis que, pese a sentir un fuerte apego a la capital vizcaína, pocas veces nombraron a Bilbao en sus letras, aunque sí encontramos algunas citas, como en la canción Somos los Platero, de cuando el grupo se llamaba Platero y tú, donde dicen  que “hay que demostrar al mundo que en Bilbao hay Rock&Roll”. Doctor Deseo, otro de los grandes grupos que continúan décadas después, sí habló en sus letras del Botxo, como se conoce a Bilbao, sobre todo en De nuevo en sus brazos: "Morirse en Bilbao, no hay nada mejor, quemar la vida para volver a nacer de nuevo en tus brazos”, donde describen la gran vida nocturna de la ciudad. Asturias. Más allá del "patria querida"Más que a una sola ciudad, Melendi fue el encargado de poner en el mapa musical a su tierra, más allá del Asturias patria querida que todos hemos cantado en alguna ocasión y donde habla de su gente, del Sella, de Covadonga y del orgullo de ser asturiano. Nacho Vegas habló de su Gijón natal en Luz de agosto en Gijón en la que también confiesa que sentiría nostalgia si se aleja de la ciudad pese a haber vivido un momento no tan feliz durante un verano. Del mismo modo, el grupo liderado por la guipuzcoana Miren Iza, Tulsa,  localiza en uno de sus temas a Oviedo, en un tono igual de melancólico. A Coruña. Morriña hecha canciónFue durante una estancia en Buenos Aires cuando Xoel López, coruñés, confiesa haber tenido un ataque de morriña y compuso dos canciones dedicadas a la capital gallega: San Juan y San Amaro. En la primera, la reina indiscutible es la fiesta de San Juan, donde cada junio, las hogueras inundan las playas de Coruña. La segunda, una ruta, la que se puede hacer desde la Torre de Hércules hasta el cementerio de San Amaro, y que el cantautor realizaba en bicicleta sin perder de vista el mar: “De la Torre a San Amaro las olas marcan el paso”. Sevilla. La de Triana, la del duendeFandangos, sevillanas, rumba…muchos son los géneros rendidos al encanto y el duende de Sevilla. Aunque todos conozcamos de memoria aquella Sevilla tiene un color especial, hay una menos flamenca y que nos hace recorrer toda la ciudad. Es Volver a Sevilla, cantada tanto por Alejandro Sanz como Pastora Soler. El barrio de Triana, el Guadalquivir, el Parque de María Luisa y la Giralda juntos en una misma canción.  Granada. La que sigue enamorandoPese a ser un grupo de un pueblo de Jáen, Supersubarina sienten especial predilección por la ciudad de la Alhambra y, de hecho fue gracias a su tema Granada con el que despegaron y que supuso su consagración como banda. "Donde el Darro y el Genil tocan sus canciones para la Alhambra, en el Paseo de los Tristes. Donde desde siempre y donde para siempre las callejuelas del Albaicín y el Sacromonte han sido testigos del amor, inmutable al paso de los años”. Granada enamoró a poetas y sigue inspirando canciones. 

Foto de Sabías que....Feria de Abril de Sevilla

Sabías que....Feria de Abril de Sevilla

EDITORIAL

¿Sabías qué...? Feria de Abril de Sevilla Es la semana más esperada por los sevillanos. Durante los días que dura la feria la ciudad se viste de colores, se engalanan las casetas y se baila, se come y se pasea a caballo. Entre otras cosas, a la capital andaluza esos días se va a ver y que te vean. Si ya de por sí Sevilla tiene un color especial, es en abril cuando más brilla y no solamente por su portada alumbrada con miles de bombillas. Porque durante la feria la noche se vive con intensidad, como dice la canción: “La noche ríe en Sevilla, y se abraza con el alba”. A bailar, a bailar, a bailar... El comienzo En los inicios era una feria para comprar y vender ganado y fue promovida por un comerciante vasco y otro catalán que en 1846 solicitaron permiso para hacerla. Ya entonces había una zona preparada para descansar, beber y comer algo entre trato y trato. Desde ese año y hasta 1973 se celebraba en el Prado de San Sebastián y contaba con apenas 19 casetas. Casetas. /Flickr de Tales of Wanderer Los vestidos de gitana Los trajes de flamenca o gitana están inspirados en los vestidos que llevaban las mujeres de los campesinos, unas batas ceñidas en la cintura y rematadas en los bajos con volantes. Al comprobar lo favorecedor para el cuerpo femenino que esos vestidos tenían, pronto fueron imitadas por las mujeres de la capital.  Trajes de flamenca o gitana Los caballos A mediodía empieza el tradicional paseo de caballos y enganches. Hasta las 8 de la tarde, es usual ver los elegantes caballos montados por jinetes y amazonas vestidos con trajes típicos y paseando por el recinto ferial. Solo en 1990 no hubo caballos debido a la peste equina, una imagen nada habitual porque forman parte de la feria. Paseo a caballo por la feria El "alumbrao" El comienzo de la feria viene marcado por el “alumbrao”. Es el encendido de las miles de bombillas que decoran la portada o la entrada al recinto ferial y que se produce el lunes a las 12 de la noche. Cada año el diseño de la portada varía con temáticas diferentes. Así, por ejemplo, pueden reproducir edificios emblemáticos o dedicarse a eventos significativos y relacionados con la ciudad. Portada de la feria. /Flickr de Edmund Gall La calle del Infierno La calle dedicada a las atracciones se conoce como calle del Infierno, debido al gran ruido que todas ellas en funcionamiento producen. Y es que son más de 100 las atracciones que se instalan, convirtiendo a Sevilla en el mayor parque de atracciones provisional de España. El espacio destinado a ello es junto al recinto ferial. Calle del Infierno./Flickr de Retratista de Paisajes ¿Cuándo es la feria? La Semana Santa determina la fecha en la que tiene lugar. Así, la Feria de Abril se celebra una o dos semanas tras la Semana Santa, en función de si ésta es a comienzos o a finales de abril. Si es tardía, para que toda la feria no sea en mayo, se deja una sola semana de diferencia entre una y otra celebración. Durante la feria se baila, y mucho. Gastronomía durante la feria Durante la noche del lunes al martes es costumbre que las casetas sirvan una selección de frituras de pescado y otros productos del mar. Es lo que se conoce como la “noche del pescaíto”. Otros platos típicos presentes durante toda la semana son ibéricos, queso, garbanzos con bacalao o buñuelos y churros, llamados en Sevilla “calentitos”. Pescaíto frito. /Flickr de Elfo Tógrafo El "Rebujito" Es una bebida típica solamente desde comienzo de los años 2000 y que se ha popularizado desde entonces. Consiste en servir la tradicional manzanilla (vino de Sanlúcar de Barrameda) con mucho hielo y refrescos con sabor lima-limón. Aunque se dice que lo inventaron en un pueblo de Córdoba, es habitual encontrarlo en todas las ferias andaluzas. Rebujito./ Flickr de Salvatore G2 Las casetas Las hay públicas y privadas. Son una parte importante de la feria y se reparten por todo el recinto ferial, siendo más de 1.000. Se trabaja mucho en su decoración, para lo que se utilizan encajes, mantones, celosías etc. Cada año, el ayuntamiento otorga premios a las mejor decoradas.  Casetas./ Flickr de David Sim

Gran final El Mejor Rincón

Gran final El Mejor Rincón

EDITORIAL

Ranking 3º Valle Salado                                                                   País Vasco 4º Lithica                                                                            Islas Baleares 5º  Motilla de Azuer                                                          Castilla-La Mancha6º  Salto de la Novia                                                          Comunidad Valenciana7º  Parque Natural de Calblanque                                   Región de Murcia8º  Vegueta                                                                         Islas Canarias9º  Palacio de Goyeneche                                                Comunidad de Madrid10º  Balcones de Madrid                                                   Galicia11º  Laguna de Garxal                                                        Cataluña12º  Cascada de Orbaneja del Castillo                            Castilla y León13º Faro del Caballo                                                          Cantabria14º Braña de la Pornacal                                                   Principado de Asturias15º Peña de Arias Montano                                              Andalucía16º San Juan Xar                                                                Comunidad Foral de Navarra17º Casa de la Julianeta                                                     Aragón Bases legales   Los romanos hicieron muchos puentes, pero ninguno tan perfecto, tan esbelto, tan bien plantado como el de Alcántara, que cruza el Tajo de seis limpias zancadas, con sus pilares de hasta 47 metros de altura. Puente de Alcántara Extremadura Este santuario tiene una panorámica que impresiona durante todo el año, pero especialmente el 29 de junio, día que se celebra en tan impresionante escenario la famosa Batalla del Vino. Ermita de San Felices La Rioja El Mejor Rincón 2014 Los rincones ganadores de este año Clasificación de los candidatos Nota de prensa El puente romano de Alcántara y la ermita de San Felices, ganadores ex aequo del concurso 'El Mejor Rincón 2014' de Guía Repsol.

Foto de Destinos de pelicula

Destinos de pelicula

EDITORIAL

Top 10 localizaciones de cine en España Destinos de película Star Wars II, Sevilla Solo dos de los 132 minutos de Star Wars II: El ataque de los clones están rodados en la plaza de España de Sevilla, pero ha sido suficiente para que los fans de la saga la hayan convertido en lugar de culto. ¿Cómo resistirnos a dar un paseo emulando al gran Anakin Skywalker? La plaza, además, tiene historia propia ya que se construyó con motivo de la EXPO de 1929 y en sus bancos están representadas todas las provincias de España.  8 apellidos vascos, País Vasco Además de hacernos reír a carcajadas, también nos provocó unas ganas irremediables de viajar al País Vasco, donde están la mayor parte de las localizaciones del rodaje. Aorgoitia es el pueblo de la protagonista, Amaia, y aunque en realidad no existe, sí podemos reconocerlo en muchos lugares. Su puerto es el de Getaria y las calles, la plaza y hasta la casa de Amaia, están en Leitza. La iglesia donde se celebra la boda está en el impresionante acantilado de Zumaia. Los Otros, Cantabria ¿Quién no siente un escalofrío al recordar las sombras y sonidos extraños que recorrían la mansión en la que Grace (Nicole Kidman) vivía con sus dos hijos fotosensibles? Podemos revivir parte de esa emoción si nos acercamos hasta el valle de Iguña, en Cantabria, donde se encuentra el Palacio de los Hornillos, en el que se rodó la película. Aunque es privado, podemos contemplarlo desde el exterior de la finca y disfrutar del espectacular paisaje de la zona.  Lucía y el sexo, Formentera Es probable que si nos acercamos hasta el cabo Barbaria, en Formentera, veamos en mitad de la carretera a turistas posando sobre una moto, dando la espalda al precioso faro que corona el cabo. Están emulando a una de las escenas más famosas de Lucía y el sexo, de Julio Medem. Es solo una de las muchas localizaciones que se escogieron en esta espectacular isla.  Noche y Día, Cádiz Aunque la escena emulaba un encierro de Sanfermín, lo cierto es que se rodó en las calles de Cádiz, donde los toros dieron algún que otro susto, incluyendo una escapada que acabó en la playa. Tom Cruise y Cameron Díaz, protagonistas del la película, se pasearon por la capital gaditana, así como por Sevilla, para rodar trepidantes escenas de acción repletas de tiros y persecuciones.  Abre los ojos, Madrid Podemos reconocer las calles o locales de la capital en infinidad de películas pero solo en Abre los ojos nos enseñan Madrid de una forma que jamás podremos ver en persona: completamente vacía. La escena mítica por excelencia es aquella en la que el protagonista, Eduardo Noriega, corre por una Gran Vía totalmente desierta, algo inimaginable ya que esta es la zona de la capital que nunca duerme.  Vicky, Cristina, Barcelona Dicen las malas lenguas que la palabra Barcelona aparece en el título de la película como imposición para recibir la subvención administrativa. Sea verdad o no, lo cierto es que el reflejo de la ciudad que hace la película, bien merece que su nombre aparezca junto al de las protagonistas. Al verla, es imposible no sentir ganas de pasear por La Rambla, el mercado de la Boquería, el Tibidabo o La Pedrera. Varias escenas de la película se rodaron también en Gijón.  Volver, La Mancha Para el rodaje de Volver, Pedro Almodóvar decidió regresar a sus orígenes y reflejar en la película no solo los escenarios sino también las costumbres de la tierra que le vio nacer. Así se muestra en la primera escena del filme, en el cementerio de Granátula de Calatrava, donde vemos a todas las mujeres del pueblo limpiando las tumbas de sus familiares. Almagro y Calzada de Calatrava son otros de los lugares que podemos ver en Volver.  Las brujas de Zugarramurdi, Navarra Álex de la Iglesia lo tuvo fácil para ambientar el akelarre de su película, porque la cueva de Zugarramurdi, en Navarra, es tan impresionante que no necesita atrezo alguno. Para compensar, De la Iglesia se propuso un difícil reto, rodar una persecución en la siempre abarrotada Puerta del Sol de Madrid. Con ella abre una de sus películas más exitosas. El bueno, el feo y el malo, Almería Sería imperdonable hablar de localizaciones de cine en España y no nombrar a ninguno de los grandes clásicos que se han rodado aquí. El desierto de Tabernas en Almería, por ejemplo, ha servido de escenario para infinidad de westerns, entre ellos el famoso El bueno, el feo y el malo. No muy lejos de allí se rodó también la mítica Lawrence de Arabia.  El séptimo arte nos transmite en infinidad de ocasiones ganas de viajar, de conocer esos lugares que vemos a través de la gran pantalla. Pues bien, no hace falta ir muy lejos para poder pasear por alguno de esos escenarios de película ya que España ha sido elegida en innumerables ocasiones como plató de rodaje, tanto para producciones nacionales como internacionales. De entre todas las cintas que se han rodado en nuestro territorio, hemos elegido diez que han destacado por su espectacularidad, éxito en la taquilla o singularidad del escenario elegido. Silencio, cámaras... ¡acción!

Foto de Talasoterapia con vistas a la playa de La Concha

Talasoterapia con vistas a la playa de La Concha

EDITORIAL

Relax a la orilla del mar Talasoterapia con vistas a La Concha Cuando paseamos por la bahía de La Concha, en Donostia, amenudo pensamos que no podría existir nada mejor en el mundo;sin embargo, existe. Podemos disfrutar de este paisaje, uno de losmás bellos del País Vasco, y a la vez recibir un tratamiento corporalrelajante y reconstituyente que nos transporte a la Belle Epoquedonostiarra. ¿Cómo? Visitando el centro de talasoterapia La Perla,un lugar único en Europa con más de cien años de historia. Imposible resistirse. El primer balneario de la capital guipuzcoana se construyó en el mismo lugar donde ahora se asienta el actual, cuando la reina María Cristina estableció Donostia como lugar de veraneo para toda la casa real. Estas primeras instalaciones, de madera, fueron sustituidas en 1912 por el actual balneario. Aunque el recinto y las técnicas se han modernizado, la esencia sigue manteniéndose: aprovechar todos los beneficios que el mar nos puede aportar. El lujo de disfrutar de un baño termal mientras el paisaje de la playa de La Concha nos acompaña al otro lado del cristal.La Perla cuenta, además de con un circuito de talasoterapia para ponerse en forma, con tratamientos de belleza, programas de salud de hasta tres días y una unidad de medicina estética. Estos servicios lo convierten en un lugar frecuentado tanto por los viajeros que quieren aprovechar su estancia en la ciudad para relajarse, como por los propios donostiarras, que lo utilizan como centro de belleza habitual.Lo mejor de este balneario urbano es que podemos disfrutar de todos sus tratamientos con unas vistas increíbles de la bahía de La Concha. También desde su restaurante, La Perla, podemos contemplar el Cantábrico mientras saboreamos algunos de los platos de su carta, especializada en pescado y marisco. ¿Se puede pedir más? La talasoterapia es un tratamiento que se basa en la utilización del medio marino (agua de mar, algas, barro, etc.) así como del clima marino como herramienta terapéutica. Es totalmente natural: el agua se recoge lejos de la orilla, se depura y esteriliza para garantizar la ausencia de gérmenes antes de su aplicación en los distintos tratamientos. El centro La Perla domina como ningún otro esta técnica gracias a los más de cien años que lleva desarrollándola. Más información ¿Qué ver? Además del increíble paisaje que nos acompaña a través de los ventanales de La Perla, Donostia nos ofrece muchos otros atractivos. Sin alejarnos de la costa tenemos que visitar el Peine del Viento, escultura del artista vasco Eduardo Chillida, el Palacio de Congresos Kursaal y las casas señoriales de principios del siglo XX. Una vez nos adentramos en la ciudad es imprescindible ver la catedral, de estilo neogótico, la iglesia de Santa María del Codo, renacentista-barroca, y el Museo de San Telmo, que alberga unas impresionantes colecciones de arqueología, etnografía y pintura.  ¿Qué comer? Esta es la pregunta del millón en Donostia porque en esta ciudad encontramos una de las mejores propuestas gastronómicas del país. Los bares de pintxos son, sin duda, una tentación. En el centro de la ciudad encontramos innumerables locales donde degustar todo tipo de miniaturas de la alta cocina con la combinación perfecta: productos de la tierra –como el pescado o las hortalizas-  e innovación culinaria. No podemos olvidar, además, que en Donostia tenemos dos auténticos referentes de la alta cocina española: Akelarre y Arzak.  

Foto de Parque Natural de Calblanque

Parque Natural de Calblanque

EDITORIAL

El Mejor Rincón 2014 Región de Murcia Parque Natural de Calblanque Un pedazo de costa salvaje entre La Manga y Cartagena, hábitat de especies en peligro y bañistas solitarios. Playas vírgenes, árboles como la sabina mora y fondos marinos de una riqueza que sorprende. Así fue alguna vez todo el Mediterráneo. Sólo cuatro kilómetros al sur de las urbanizaciones de La Manga, existe un litoral intacto de afiladas puntas de pizarra, bosques de pinos carrascos y sabinas moras, dunas y grandes playas. Por no haber, no hay ni casas a la vista y las calas recogidas ofrecen la intimidad perfecta para desconectar. Es como si, al doblar el cabo de Palos, se viajara por un túnel del tiempo a la ribera que vio Asdrúbal el Bello, fundador de Cartagena. Otra joya del Parque Natural de Calblanque son sus salinas, donde habita el fartet, un pececillo carnívoro en peligro de extinción y tan difícil de hallar como la soledad en la costa mediterránea. Excepto aquí, claro.Al lado mismo de Calblanque está cabo de Palos, puerto y reserva marina (junto con las Islas Hormigas, que son su prolongación) ideal para organizar una jornada de buceo con amigos entre los muchos barcos que se han ido a pique en estos peligrosos bajos: el mítico transatlántico Sirio, el Carbonero, el Naranjito… Y sin preocuparnos demasiado por el tiempo que va a hacer pues raro es el día que en esta zona no brilla el sol. Playas vírgenes y espectaculares fondos marinos. También es el sitio indicado para degustar el típico caldero (arroz, pescado y productos de la huerta cocinados en un recipiente de hierro fundido, de ahí su nombre), un manjar de pescadores que podemos degustar en familia o en pareja en los restaurantes La Tana y Miramar. Otro buen plan es acercarse hasta Cartagena. Entre visitas a museos como el Nacional de Arqueología Submarina ARQVA o al Teatro Romano, que gustará tanto a mayores como a niños, siempre podemos degustar unos michirones, el guiso típico de la zona a base de habas secas, hueso de jamón y chorizo. Plan de viaje para conocer el Parque Natural de Calblanque Viajar hasta el Parque Natural de Calblanque nos permite conocer algunos de los lugares con más encanto de la costa murciana, como el espectacular Cabo de Palos o la Batería de Castillitos. Plan de viaje Ver mapa

Foto de Motilla de Azuer

Motilla de Azuer

EDITORIAL

El Mejor Rincón 2014 Castilla-La Mancha Motilla de Azuer Un viaje en el espacio a Ciudad Real pero también en el tiempo, a una Edad de Bronce en la que guardaban el agua como si fuese un tesoro. Hace 4.000 años, el agua era en La Mancha un bien tan preciado como ahora. Entonces, en plena Edad del Bronce (2200-1400 a.C.), sus habitantes se las arreglaron para construir este poblado fortificado, cuyas murallas esconden como en espiral, a través de muros concéntricos, un pozo profundo, de 16 metros, que está reconocido como el más antiguo de la Península. Destaca además la arquitectura monumental de su interior, donde sobresalen los silos de almacenaje y los hornos para tostar el cereal y producir cerámica El yacimiento está rematado por una torre de planta cuadrada que serviría de segura defensa de ese bien tan preciado como los buenos metales. Fuera de las murallas se encontraba el poblado, que podría albergar algo más de cien habitantes. Es aquí donde se situaban la mayor parte de los enterramientos.Hoy, la Motilla del Azuer es un Bien de Interés Cultural y una de las visitas a no perderse de la comarca de Daimiel. El agua, verdadero protagonista de este paraje. La cuestión de los recursos hídricos es el asunto del Centro de Interpretación del Agua de Daimiel que, a su vez, es la antesala de las cercanas Tablas de Daimiel, un oasis a disfrutar en familia y en el que los niños descubren una inmensa variedad de aves acuáticas. Para una cena íntima en pareja, en el mismo Daimiel, está El Bodegón, con dos soles y una carta manchega y creativa en la que la caza es un valor seguro. Otro punto de interés es Almagro, que celebra cada verano su Festival de Teatro Clásico, un imán perfecto para disfrutar en familia o entre amigos. Plan de viaje para conocer la Motilla de Azuer Este yacimiento arqueológico se encuentra en un lugar clave para disfrutar de los tesoros tanto naturales como culturales de Castilla-La Mancha. Plan de viaje Ver mapa

Foto de Salto de la novia

Salto de la novia

EDITORIAL

El Mejor Rincón 2014 Comunitat Valenciana Salto de la novia Fuentes, cascadas y aguas cristalinas que invitan al baño. No es un río tropical, es el Alto Palancia, en Castellón. Larga, blanca y radiante, como la cola de un traje de boda, la cascada del Brazal se descuelga desde una cornisa a más de 30 metros de altura y se precipita en la orilla rocosa del río Palancia formando uno de los parajes acuáticos más hipnotizadores de España. Lo de llamarle al lugar el Salto de la Novia, sin embargo, no es por la cascada, sino porque antiguamente se decía que las novias debían saltar el río en este lugar si querían asegurarse un matrimonio feliz y fecundo. La leyenda habla de una que, al ir a saltar, resbaló y se llevó al fondo del río al novio que la quiso ayudar. No hubo boda, claro. Desde la cascada se divisa el monte Rascaña, que acoge en su interior la misteriosa cueva del Reloj. Ésta debe su nombre a la piedra puntiaguda que vigila su entrada y cuya sombra señalaba la hora a los agricultores que trabajan la tierra por la zona. El Salto de la Novia está al lado de Navajas, un pueblo rebosante de fuentes (muchas de ellas, mineromedicinales) y con un olmo de Libro Guinness, plantado en 1636. Más antigua aún es la Torre de Altomira. Árabe, cilíndrica y construida en el siglo XI, está rematada con almenas en forma de corona. A cinco kilómetros de Navajas queda la histórica ciudad de Segorbe, donde, da igual si vamos en familia o con amigos, un imprescindible es visitar la catedral y las obras maestras de la pintura gótica valenciana que atesora el Museo Diocesano.  Para comer, en la misma Segorbe, un restaurante perfecto para descubrir en pareja y que nunca defrauda, María de Luna, en el claustro del antiguo hospital de la Misericordia. La misma localidad cuenta con una atracción ideal para disfrutarla con niños: el parque acuático ambientado en época medieval Segóbriga Park. Abre sólo en verano, época de moderado calor, ya que el clima de la zona es muy benigno, como temperaturas suaves todo el año y pocas lluvias que se concentran sobre todo en los meses de verano. Plan de viaje para conocer el Salto de la Novia Situado entre un inmenso parque natural y muy cerca del mar, no es de extrañar que surja una cascada entre el verdor de la zona. Montaña y agua se funden en esta localidad castellonense. Plan de viaje Ver mapa

Aviso

Uso de cookies

El presente sitio web y otros vinculados de Repsol utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información sobre nuestra Política de cookies aquí.

Cerrar el tooltip