Guía Repsol

MAPAS
TURISMO
GASTRONOMÍA
ALOJAMIENTOS
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Todos los destinos temáticos

Mostrando 12 de 124 resultados

Foto de Cinco planes para agudizar los sentidos

Cinco planes para agudizar los sentidos

EDITORIAL

Aun siendo la segunda más pequeña del archipiélago canario, La Gomera tiene multitud de planes para hacer, para ver y degustar. El 30 de mayo es el día de Canarias y es el momento ideal para descubrir esta isla de contrastes. Deleita tu vista con el Parque Nacional de GarajonayEl Parque Nacional de Garajonay supone un 11 % de la superficie de la isla. Debe su nombre a la leyenda de amor entre Gara y Jonay, que vieron truncado su romance debido a que se lo prohibieron y prefirieron morir atravesados por un afilado palo que vivir sin estar juntos. Este bosque de laurisilva canaria deleitará tu vista con sus colores verdes y las más de 2.000 especies de flora.Tiene varios miradores, como el de El Rejo, Morro de Agando o el de Tajaqué, donde puedes disfrutar de diferentes puntos de la isla. Pero el que más destaca por sus vistas es el Alto de Garajonay. Es el punto con más distancia de la superficie y puedes ver la isla al completo, incluso La Palma, El Hierro y Tenerife y si tienes un día claro hasta Gran Canaria. Hay varios senderos con diferentes grados de dificultad para conocer esta zona palmo a palmo. Acostumbra tu oído al silbo gomeroIntentar aprender el silbo gomero tiene mucha miga. Es la mejor manera de comunicarse a través de los barrancos y montañas y a día de hoy es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.Transmitido a lo largo de los siglos hay que saber que dos silbidos diferenciados sustituyen a cinco vocales españolas y otros cuatro a las consonantes. Los pitidos se distinguen por su tono y su interrupción o continuidad, algunos incluso son capaces de distinguir el origen de los silbadores. Gofio y queso, exquisiteces para tu paladarEl queso es uno de los productos más tradicionales de la isla. Este en concreto está elaborado a partir de leche cruda de cabra o mezcla de cabra y oveja. Es el ingrediente principal de productos como el almogrote, una joya gastronómica de la Isla.  Por otro lado, hay que probar el gofio, una harina que se obtiene del grano de los cereales como el millo y el trigo. Tiene excelentes propiedades dietéticas.En el restaurante Caprichos de la Gomera del cocinero Fabián Mora, galardonado con varios premios, podrás probar las especialidades de la zona. Toca la mezcla del agua y la arena negraLa isla colombina tiene 90 kilómetros de costa con innumerables calas y sorprendentes playas situadas en acantilados. Una maravilla para el tacto es sentir el agua mezclada con la arena negra. Es de obligada visita la Playa de San Marcos en Agulo, una cala de 150 metros de largo por diez de ancho que se encuentra en una zona virgen y aislada.En el Valle del Gran Rey también hay para elegir, la de la Calera es la del mayor tamaño del municipio y la de Guariñén destaca por sus aguas cristalinas. En la capital, San Sebastián de la Gomera, está La Guancha en un paraje virgen y aislado. Una ruta por las principales playas de la isla te hará disfrutar de la tranquilidad y de unas puestas de sol impresionantes. Vinos para oler… ¡y saborear!Para degustar los vinos de La Gomera el primer paso es olerlos y apreciar sus notas frutales y herbáceas que recuerdan a la manzana verde en los vinos blancos. Los tintos jóvenes recuerdan al pimiento verde y a flores. Su Denominación de Origen es la variedad de uva ‘forastera gomera’, una de las variedades blancas más importantes de Canarias.La viticultura de La Gomera se distingue por su sistema de cultivos en terraza y es el cultivo que ocupa mayor superficie en la isla. Además, las fincas en las que se cultivan actúan de barrera ante los incendios, una doble labor para el desarrollo de la isla.

Foto de 5 planes culturales para el verano

5 planes culturales para el verano

EDITORIAL

Además de playas, piscinas y otras actividades de agua, el verano viene cargado de planes para todos los gustos. No sólo son festivales de música de grupos del momento (enlace a reportaje festivales de música), sino que los Ayuntamientos de grandes ciudades se han movilizados para ofrecer a autóctonos y turistas las mejores ofertas culturales para disfrutar de la ciudad. Música, teatro, danza y cine en un solo festivalLas noches de Madrid en junio, julio y agosto tienen un brillo especial gracias a Los Veranos de la Villa. Un festival que aúna todas las patas del entretenimiento. En diversos escenarios como el Teatro Circo Price, el Matadero Madrid o los Jardines de Sabatini entre otros,  se podrá disfrutar de la música de El Cigala o Jorge Drexler, la danza de Joaquín Cortes, la representación teatral de El Señor de las Moscas o conciertos de música clásica, entre las más de 40 actividades de la agenda. Entre acto y acto siempre se puede ir a picar algo por la ciudad para probar algunas de las mejores tapas.www.veranosdelavilla.com La Emérita Augusta más clásicaUna edición más Edipo, Aquilés o Salomé cobran vida en este escenario que nos transporta al año XVI a.C Durante los meses de julio y agosto, en el Festival de Mérida se podrá disfrutar de nueve obras diferentes, además de una película documental que muestra cómo fue el pasado, presente y futuro del teatro. Ciclos de conferencias, pasacalles y exposiciones completan las tardes del verano en la capital extremeña. El restaurante Tábula Calda será la mejor opción para comer cerca del templo de Diana.www.festivaldemerida.es Gijón cubierto por las palabrasCon una semana de diez días, la intriga de la literatura policiaca se mezcla con las calles de Gijón, del 4 al 13 de julio, cumpliendo ya 27 años. El lugar elegido para las actividades será el Astillero Naval. Allí, los seguidores del cómic, la novela histórica, la poesía e incluso la literatura de ciencia ficción y fantasía, tendrán también un hueco. La Semana Negra se reinventa cada edición con charlas, conferencias y encuentros con escritores de renombre, con un único objetivo: fomentar la lectura. Además, Gijón es una ciudad ideal para hacer turismo con ciertos rincones como la escultura de Chillida o la Cuesta del Cholo que no nos podemos perder.www.semananegra.org A ritmo de jazzEl País Vasco rinde homenaje a este género musical con dos festivales: Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz y Heineken Jazzaldia; el primero en la capital alavesa y el segundo en Donostia. La mejor noticia para los amantes de este estilo es que las fechas permiten poder acudir a las dos ciudades. Una gran variedad de artistas  y un homenaje a Paco de Lucia son las piezas clave del Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz, que se celebra del 14 al 19 de julio. Jazzaldia, en su 49 edición, ofrece, del 23 al 27 de julio, 17 escenarios para disfrutar de la música. Entre ellos el conocido restaurante Mugaritz, que con tres Soles Repsol aporta su acogedor jardín en el que se llevarán a cabo dos conciertos mientras se degusta un cóctel de bienvenida y otros aperitivos.Acudir a cualquiera de estos dos festivales es la mejor excusa para conocer Donostia y Vitoria-Gasteiz a fondo en tan sólo dos días.www.jazzvitoria.comwww.heinekenjazzaldia.com Culturas del mundo se dan cita en BurgosCinco días bastan para hacer de Burgos una ciudad de integración de diferentes culturas. Del 15 al 19 de julio, la ciudad será un encuentro multicultural con danzas, recitales de música, actuaciones y conciertos de diferentes grupos internacionales, nacionales y locales. Representando a otros países estarán grupos de Costa Rica, Polonia, Osetia del Norte y Sudáfrica. La Agrupación Folclórica de Canarias y nueve grupos locales serán los embajadores nacionales.Durante estos días además de hacer turismo urbano por Burgos podemos visitar El Mirador del Cañon del Ebro que fue candidato a El Mejor Rincón 2012 o la Cascada de Orbaneja del Catillo, el rincón que representa a Castilla y León este año.www.folcloreburgos.net

Foto de Azoteas con plan para este verano

Azoteas con plan para este verano

EDITORIAL

Son el lugar perfecto para huir del calor y aprovechar las estrelladas noches de verano: las azoteas. Tanto instituciones públicas como empresas privadas han apostado por la reconversión de estos espacios, hasta hace poco desaprovechados, en lugares donde disfrutar de las mejores propuestas culturales. Conciertos, proyecciones y hasta conferencias se encaraman a lo alto de los edificios para dejarnos disfrutar de la cultura con las mejores vistas urbanas. Santiago desde el cieloVer la catedral de Santiago siempre sobrecoge, ya sea porque se llega allí tras un largo peregrinaje, por un sentimiento de fe o simplemente por la majestuosidad de su arquitectura. Sin embargo, existe una forma de que esta experiencia sea todavía mayor: descubrir el templo desde su cubierta. La visita incluye dos recorridos guiados, el primero de ellos por la azotea del Palacio Arzobispal (edificio anexo a la catedral) y el segundo, por el tejado del propio templo. Esta parte de la visita es la más impresionante,  permitiéndonos ver de cerca sus torres y cúpulas. A casi 30 metros de altura, la plaza del Obradoiro nos muestra su mejor cara, con el ir y venir de turistas, peregrinos y vecinos del casco antiguo de Santiago. Desde aquí podemos contemplar una espectacular panorámica de 360 grados sobre la ciudad, una amalgama de tejados y fachadas difícil de olvidar. Las visitas son a diario, en dos turnos de mañana y dos de tarde.  Noches mágicas con Gaudí, BarcelonaAunque la Casa Batlló impresiona a cualquier hora del día, por la noche cobra un encanto especial y quizás por eso el ciclo de verano que nos propone lleva por título Las Noches Mágicas. La propuesta convierte el patio de este edificio, una de las obras más emblemáticas de Antonio Gaudí, en un lugar donde disfrutar de cenas-buffet, cócteles y concierto. Cada noche, de miércoles a sábado y a partir de las 21h, el espacio abre sus puertas para ofrecer una de las propuestas de ocio más interesantes de la noche barcelonesa. A la luz de la luna (y las velas), los diseños proyectados por Gaudí brillan todavía con más intensidad, regalándonos un ambiente íntimo y acogedor, ideal para una velada romántica o una charla tranquila con amigos. Guitarra española, rumba catalana, soul y funky son algunos de los ritmos que nos acompañarán hasta el próximo 27 de septiembre en este enclave mágico del Passeig de Gràcia barcelonés.  Cultura entre las tejas, SevillaAprovechar las azoteas sevillanas para organizar eventos culturales. Este es el objetivo con el que la empresa de gestión cultural Matraka, puso en marcha en 2012 el circuito Entretejas. La propuesta ha cosechado un gran éxito y este verano propone una nueva temporada repleta de conciertos en tres escenarios diferentes: el Ciber Centro Macarena Tres Huertas, el Tejar del Mellizo y el Hotel Baco. Los tejados públicos no son los únicos que ofrecen actividades en Sevilla ya que el proyecto tiene una propuesta paralela titulada Redtejas, con la que se programan actividades en azoteas privadas. Con ella, cualquier vecino de la ciudad puede organizar actividades culturales en su edificio (sin ánimo de lucro) con la ayuda y asesoramiento de La Matraka. Sin duda, una forma única y diferente de disfrutar la noche sevillana este verano. Cine por todo lo alto, BadajozTras acoger la celebración del Festival Ibérico de Cinema, la terraza del Teatro López de Ayala de Badajoz sigue dedicada al séptimo arte. Todos los jueves, hasta el mes de septiembre, la Filmoteca de Extremadura proyectará en este espacio una selección de películas que van desde clásicos como Pulp Fiction, éxitos recientes como Insensibles (de Juan Carlos Medina), pasando por cintas infantiles como Brave. La cultura sube al cielo de MadridLa programación de la Casa Encendida es, sin duda alguna, una de las más interesante de las azoteas madrileñas.  La música es la gran protagonista, con una ecléctica oferta de conciertos que van desde el dub al new age pasando por el house o la psicodelia, el dream pop o el disco. La terraza del centro cultural vibrará hasta finales de agosto, cada domingo a las 20.00h (con un precio de 5€). Esta misma azotea acoge hasta el 30 de agosto un ciclo de proyecciones y conferencias que giran en torno al imaginario de la juventud. Otro de los mejores tejados de la capital que no podemos perdernos este verano es el del Círculo de Bellas Artes. Las espectaculares vistas desde este edificio se suman a una interesante propuesta de actividades con eventos como el concierto de Soleá Morente, hija del famoso cantaor Enrique Morente, o actuaciones de jazz. Y aunque no esté programada ninguna actividad, siempre merece la pena acercarse hasta esta azotea y disfrutar de la vistas.  

Foto de Ruta de la Feria del Libro en Madrid

Ruta de la Feria del Libro en Madrid

EDITORIAL

Del 27 de mayo al 12 de junio, Madrid acoge la 75 edición de su Feria del Libro y nos proponemos visitarla de una forma especial, dedicando un día al completo a descubrir no solo ése sino otros muchos rincones de la capital impregnados de literatura. Porque las ciudades se pueden ver, oler, saborear… y también leer, o al menos descubrir cuanto allí se leyó y se escribió.  Nuestro día arranca en el número 21 del Paseo de Recoletos, a solo cinco minutos caminando de la famosa Puerta de Alcalá, testigo impertérrito de las grandes historias han ocurrido en esta ciudad. Aquí se encuentra una cafetería centenaria, el Café Gijón, en cuyas mesas la literatura se ha debatido, reinventado y plasmado en libros que se han convertido en clásicos. Desde su fundación a finales del siglo XIX hasta nuestros días, los intelectuales han encontrado aquí refugio para departir con amigos o esperar la llegada de su ansiada musa: Valle-Inclán, Buero Barejo, Cela, Fernán Gómez, Manuel Alexandre, Gerardo Diego y hasta Arturo Pérez Reverte han contemplado Madrid desde los ventanales de este gran café. Tomamos un tentempié (sus precios, por cierto, también hacen historia…) y, antes de emprender nuestra ruta, retrocedemos apenas unos metros para ver, en el mismo Paseo de Recoletos, la impresionante Biblioteca Nacional. La institución tiene más de tres siglos de historia y el edificio actual alberga más de 28 millones de publicaciones, puede visitarse los sábados a las 12 de la mañana o entre semana en diferentes horarios. Desde aquí emprendemos nuestro itinerario bajando el Paseo de Recoletos hacia la plaza de Cibeles, donde no se habla de libros sino de fútbol. Y encarando la calle Alcalá, hacemos una pequeña parada para ver la ciudad desde las alturas, concretamente desde la terraza del Círculo de Bellas Artes. Hasta hace poco éste era un rincón casi secreto de Madrid pero en los últimos dos o tres años, y tras la instalación de un restaurante, podemos decir que no hay madrileño que no haya subido al Círculo para conseguir un buen selfie para su Instagram. Con el recuerdo de las azoteas de la capital todavía prendido en la retina, dirigimos nuestros pasos hacia el sur, hasta el conocido como barrio de las Letras, llamado así por los innumerables escritores que se han afincado en esta zona desde hace siglos. Del Madrid antiguo solo quedan aquí los letreros de los negocios que antaño resplandecieron y ahora se han reformado para hacerlo de nuevo, ahora como restaurantes de vanguardia, tiendas arte o locales de decoración vintage. En la misma calle Zorrilla, si lo que nos gusta es lo verde, hay un exquisito vegetariano apostado en una antigua taberna: Al Natural. Los clásicos, a nuestros piesDe nuevo hacia el sur, encontramos en la calle del Prado el Ateneo de Madrid, una institución privada que ha sido clave en la vida cultural madrileña, donde desde el siglo XIX se ha discutido sobre ciencia y arte. El Ateneo cuenta con una biblioteca en la que merece la pena entrar aun sin intención alguna de dedicar un solo minuto a la lectura. Parela a Zorrilla está la calle Cervantes, donde nos espera una grata sorpresa, la Casa Museo de Lope de Vega donde, gracias a un importante proceso de rehabilitación, podemos ver la casa tal y como era cuando la habitaba el dramaturgo durante los más de 20 años que vivió en ella. Su estudio, el oratorio, el comedor, el huerto y hasta su propia habitación se han recreado para transportarnos al ambiente en el que Lope escribió algunas de sus mejores obras. Tras la visita, seguimos por la peatonal calle de las Huertas, donde a cada paso nos sorprende bajo los pies algunos de los versos más famosos de nuestra literatura, desde el “volverán las oscuras golondrinas…” de Gustavo Adolfo Béquer hasta “el lugar de La Mancha…” del que nunca quiso acordarse Miguel de Cervantes.  Así, con la vista fijada en suelo y procurando esquivar a lectores callejeros como nosotros, emprendemos el camino hacia el parque del Retiro, donde nos espera celebra la Feria del Libro. La oferta gastronómica de esta calle es inagotable así que lo tendremos fácil para encontrar algo a nuestro gusto, entre las propuestas más interesantes, la Vinoteca Moratín (es imprescindible la reserva telefónica previa). Al final de la calle de las Huertas, justo al cruzar el Paseo del Prado, encontramos el Parque del Retiro donde este año más que nunca hasta el aire lleva impregnado el aroma a versos, a lírica, las letras... Y es que la organización de la Feria ha elegido como lema una cita de Belén Gopegui, “Porque no se imagina en el aire. Porque imaginar tiene que ver con hacer, con poder hacer”. Más de 350 casetas, 479 expositores, 63 libreros especializados, 56 libreros generales, 177 editores de Madrid y 147 de fuera de la capital, pondrán a nuestro alcance desde lo mejor de la literatura actual hastas los clásicos que han hecho historia.

Foto de Por qué nos gusta el Festival de Málaga

Por qué nos gusta el Festival de Málaga

EDITORIAL

La alfombra roja de la 19ª edición del Festival de Cine de Málaga, que se celebrará hasta el 1 de mayo, se ha desplegado para atraer a diferentes personalidades del mundo de la industria cinematográfica. El séptimo arte español cada vez gusta más y prueba de eso es este Festival que va creciendo como la espuma. Cine con ñ…Documentales, cortometrajes, exposiciones y homenajes a diferentes personalidades del cine español. En este Festival podremos ver directores consagrados y nóveles que convierten Málaga en un referente a nivel internacional y nacional. El lunes 25 de abril tiene lugar la ceremonia en la que se otorgará el premio Biznaga de Plata a la Ciudad del paraíso al actor Emilio Gutiérrez Caba. Paz Vega ha sido otra de las homenajeadas por su dilatada carrera en el mundo del cine.… que va más allá de las fronterasEl Festival de Málaga se integra por tercer año en el Programa para la Internacionalización de la Cultura Española que permite que directores de otros países vayan para seleccionar películas para sus respectivos eventos y así llevar el cine español aún más lejos. Escenarios con historiaAunque el Teatro Cervantes es el protagonista, un total de 19 espacios más acogerán las diferentes actividades que se desarrollarán durante estos diez días. Entre ellos el Cine Teatro Albéniz, un edificio construido en 1945 o el Teatro Echegaray de 1932 con un estilo ecléctico.Los Museo Carmen Thyssen y Picasso también sirven de escenario para ver cortos y documentales. Se puede aprovechar la visita para dar un paseo por las obras de arte que llenan los pasillos de estos edificios. El Museo Picasso alberga 233 obras de él y diversas exposiciones temporales. Por otro lado el Museo Carmen Thyssen, donde se pueden ver lienzos de Andalucía del siglo XIX. Estrellas por MálagaMario Casas, Luis Tosar, Maribel Verdú, Paz Vega, Rubén Cortada… y muchos más son los que han pisado la alfombra roja este año. Seguramente hayan aprovechado para dar una vuelta por la ciudad visitando alguno de los lugares más turísticos e innovadores como el Mercado de la Merced, inaugurado hace menos de un año, donde la mezcla de estilos culinarios da cabida a todos los gustos. Actividades complementariasAdemás de disfrutar del séptimo arte, el Festival ha preparado exposiciones y conciertos de música. “15 años rodando en Málaga” (hasta el 2 de mayo) propone un recorrido sobre los rodajes más representativos que han tenido en Málaga como localización y escenario. En la muestra de “Platea. Los fotógrafos miran al cine” (hasta el 8 de mayo) se ve la unión que hay entre estos. A través de 40 fotógrafos de fama internacional y sus diferentes perspectivas se realiza un viaje por estas disciplinas artísticas.Dos conciertos amenizarán estos días. El 25 de abril se puede disfrutar de música de películas como la de Ocho apellidos catalanes; y el 1 de mayo la cantante Silvia Pérez Cruz presentará su disco Domus, que pone la banda sonora a Cerca de tu casa, un drama musical sobre la vida actual. Gastronomía al solPorque es la Costa del Sol y ya va apeteciendo tomarse algo a pie de playa. El restaurante con dos Soles Repsol de José Carlos García es una opción vanguardista con vistas al muelle. Su terraza permite disfrutar de los platos de la carta al mismo tiempo que se contempla la vista de los monumentos más importantes de la ciudad. Otra opción con vistas es el restaurante Refectorium del Campanario, que con un Sol Repsol te ofrece un recetario popular malagueño adaptado  a una línea muy moderna en técnica y presentación.

Foto de Womad, el festival que convierte a Cáceres en capital del mundo

Womad, el festival que convierte a Cáceres en capital del mundo

EDITORIAL

El certamen lo tenía fácil para enamorar a su público porque la propia ciudad puso en sus manos un elemento extraordinario: su casco histórico. Así, sus calles empedradas, su muralla y su arquitectura medieval, antaño símbolo del Renacimiento, resurgían de nuevo como símbolo de la cultura, en este caso, para aunar a países del mundo entero a través de la música más ecléctica que cada año, desde 1991, ofrece Womad.  El festival cumple ya 25 años en Cáceres y lo hace transformando una vez más el centro de la ciudad. De lo medieval, a multicultural; de lo tradicional, a lo étnico; de las paredes de piedra, a los trajes multicolor; de las jotas extremeñas, a las danzas africanas. La ciudad de multiplica, se transmuta, se enciende y se reinventa con la llegada de este festival que los cacereños esperan ya como si de unas fiestas patronales se tratara. Aun siendo una ciudad acostumbrada al gentío, durante la celebración del Womad, sus calles se desbordan, porque no hay alrededor quien quiera perderse esta cita con las músicas del mundo. Riadas de gente disfrutan de pasacalles, comparsas y conciertos recorriendo el centro de Cáceres en un ambiente festivo, cosmopolita y callejero.   Este año, para celebrar el cuarto de siglo, Womad luce sus mejores galas con artistas de 15 países diferentes que protagonizarán conciertos, ciclos de cine y exposiciones de todo tipo. En cada propuesta dejarán la huella de su país de origen, Argentina, Cabo Verde, Egipto, Israel, Japón, Palestina… Entre los nombres más destacados, los de los británicos Asian Dub Foundation y el argelino Rachid Taha, que ya tocaron en ediciones anteriores de Womad y vuelven de nuevo al cartel por petición popular a través de las redes.Las actuaciones serán en tres escenarios diferentes. A los tradicionales de la Plaza Mayor y la plaza de San Jorge, se suma el IJEX, instalado en la plaza Santa María, donde tocarán ocho bandas extremeñas emergentes. Otra de las novedades de esta edición es el Mundo de palabras, una propuesta donde personalidades de la cultura y la política leerán en diferentes espacios de la ciudad letras de canciones de los artistas que han pasado por Womad a lo largo de su historia.  Entre las tradiciones que no faltan a la cita, el mercado internacional de artesanía, con una veintena de puestos, y la oferta gastronómica, con una decena de espacios cargados de recetas de todo el mundo. Para los más pequeños, talleres infantiles alrededor de la figura del Rey Momo, un personaje famoso en muchos de los carnavales de América Latina. ¿Y para los adultos? También hay propuestas participativas con talleres de danzas étnicas y percusión.   Del 5 al 8 de mayo, Cáceres será más que nunca Patrimonio de la Humanidad, demostrando que la música es un elemento inmejorable para la mezcla de culturas.  Imagen de cabecera: CC Flickr neoproducciones.es 

Foto de Segovia, el escenario de lo títeres

Segovia, el escenario de lo títeres

EDITORIAL

Desde el 11 hasta el 16 de mayo Segovia se llena de marionetas con el Festival de Titirimundi, uno de los acontecimientos europeos de esta temática más sólidos e importantes del mundo. A través de 40 funciones diarias celebran su edición número 30 con una mirada hacia las artes de la marioneta en Rusia. Titirimundi ofrecerá tres piezas que simbolizan la evolución del teatro de títeres durante estos últimos 30 años: Sand Animation, de Ferenc Cakó con una impactante técnica de animación con arena en El Arca de Noé;  la obra Entre diluvios, de La Chana, y El trampolinista de Poemas visuales de Jordi Bertran, un hito en la historia contemporánea del teatro de títeres. El Arca de Noé Uno de los montajes exclusivamente para adultos es la Filosofía en el tocador del Marqués de Sade. Con una técnica que permite ejecutar movimientos precisos y realistas sobre las marionetas. Otra obra para mayores es el montaje Tría Fata, una composición teatral estructurada por una matrioska a través de un personaje que se enfrenta a la muerte. Filosofía en el tocador Las tradiciones de la Península Ibérica traerán a Os Bonecos de Santo Aleixo, una de las joyas del teatro europeo con títeres tradicionales del Alentejo portugués. Sólo se pueden ver en pequeños teatros con textos transmitidos oralmente y una música compuesta por cantigas interpretadas en vivo.  Os Bonecos de Santo Aleixo La compañía taiwanesa Chin Fei Feng es un conjunto familiar de títeres tradicionales. Se le otorgó el título de Patrimonio Cultura Inmateria y lleva desde 1920 creando montajes que preservan la esencia del teatro tradicional y sus características. También integra aspectos más modernos del teatro.   Chin Fei Feng La compañía francesa Bêtes de foire recreará el espíritu romántico y soñador de la vieja caravana a través de Petit théâtre de gestes. Es un espectáculo que combina circo, teatro de objetos, juguetes mecánicos, danza y títeres, dentro de un universo lleno de fantasía y sabor antiguo teñido de humor, sensibilidad y hasta a veces teatro del absurdo con pinceladas del cine mudo. Bêtes de foire El Espejo Negro es una compañía malagueña que traerá al escenario su tercer montaje infantil, Óscar, el niño dormido, una delicada historia de superación, amor y amistad dedicada a todos los que han despertado de un coma y a los que están por despertar. Un hecho poco común en el teatro que sin embargo entronca con trasnochados cuentos infantiles como Blancanieves o la Bella Durmiente.  Óscar, el niño dormido

Foto de Entrevista Emilio Gutiérrez Caba

Entrevista Emilio Gutiérrez Caba

EDITORIAL

Nació pegado a un escenario, durante una gira teatral, y desde entonces nunca se ha separado de él. Hijo de una estirpe de actores, su profesión es también su vida y gracias a ello ha conocido cada rincón de España, cargado con una maleta llena de guiones, sed de teatro y buen apetito. A sus 73 años, no puede estar en un mejor momento, triunfa en Barcelona con la obra César y Cleopatra y acaba de sumar un nuevo premio a su palmarés, la Biznaga Ciudad del Paraíso en el Festival de Cine de Málaga. Hemos hablado con él sobre cómo recibe este galardón y cómo disfruta del arte de viajar trabajando.  El Festival de Cine de Málaga reconoce su trayectoria en el cine, el teatro y la televisión, ¿cómo recibe el premio?Siempre es muy emocionante recibir un premio de estas características, sobre todo cuando uno lleva tantos años haciendo cine. Recibirlo de un festival tan importante como éste y para toda una carrera, es una doble satisfacción. ¿Cómo ha sido su relación con el Festival de Cine de Málaga?Tengo una relación muy especial con este certamen porque es un festival que siempre ha tenido mucho cariño conmigo. En su primera edición, en 1998, me dieron un premio por mi papel en La primera noche de mi vida (de Miguel Albaladejo), un premio que yo no me lo esperaba para nada y fue una gran alegría.  Cuando ha acudido al este certamen malagueño, ¿le ha dado tiempo a conocer la ciudad?  ¿Cuáles son los lugares que más le gustan de Málaga?Cuando se celebra el certamen, Málaga se transforma, es otra ciudad, pero aun así, siempre es un lugar agradable para estar. Hay muchos rincones de ella que me gustan, sobre todo la zona de la plaza de toros, con una gran oferta de bares donde hacer parada. Aunque aquí, sin duda alguna, lo mejor es tomarte un espeto a la orilla del mar. Con una espetada malagueña con un buen vino blanco, lo pasas de miedo. De hecho, cualquier comida a base de pescado en un restaurante de Málaga es espectacular. A través de su profesión, de las muchas giras teatrales en las que ha participado, ha viajado mucho por España, ¿hay algún lugar al que siempre le guste volver? La verdad es que me pasaría la vida dando vueltas por España pero desgraciadamente no puedo, la vida te obliga a estar anclado a un sitio pero hay muchos lugares que me gustan. Yo estoy enganchado a la Costa Brava, estoy enganchado a ella y a su gastronomía. Pero también el norte me tiene cautivado, de San Sebastián a La Coruña… con sus pescados, su marisco… ¡El nuestro es un país muy completo! Y cuando está de gira, ¿le da tiempo a hacer turismo o acaba conociendo solo los alrededores del teatro?Yo he conocido casi todas las ciudades españolas hace años y de una manera especial, cuando eran visitables, antes de que crecieran tanto, y me encantaba. Yo, por ejemplo, iba a pasear por la Alhambra de Granada todas las tardes cuando ni siquiera cobraban entrada. Ahora hay muchas ciudades que han crecido mucho, para bien en algunos aspectos y para mal en otros. Crecen en servicios, hoteles, restaurantes… pero pierden el encanto de ciudad pequeña que tanto me gustaba, como ha ocurrido con Soria, Ávila o Segovia. Ahora son ciudades mucho más vivibles pero yo echo de menos esa época en la que estaban en desarrollo pero podías visitarlas prácticamente solo, como había hecho yo en Mérida.  Estas semanas está en Barcelona representando César y Cleopatra junto a Ángela Molina, ¿cómo siente la Ciudad Condal? ¿ha podido visitarla?Sí, por supuesto, Barcelona es una ciudad riquísima, vas paseando por la calle y encuentras pequeños comercios sorprendentes en cualquier barrio, sobre todo en la parte baja. Me encantan esas pequeñas tiendas que echo mucho de menos en Madrid porque han ido desapareciendo y aquí aún se conservan, como las tiendas de discos, de DVDs, pequeñas mercerías… pequeños lugares donde uno se para y puede pasar la mañana entera, una mañana muy aprovechable. ¿Y un rincón de la ciudad que nos recomendaría para nuestro próximo viaje a Barcelona?A mí me gustan muchos rincones, como el barrio Gótico, muy saturado de gente pero fantástico para visitar. También la parte alta, Pedralbes. Barcelona es una ciudad que se puede visitar por los cuatro costados, es un lugar donde te perderías, porque es muy viva, llena de contrastes, de la luz que el Mediterráneo le da.  Estar de gira a menudo le obliga a pasar muchas noches fuera de casa, ¿qué le pide a un hotel para que sea bueno?Realmente voy a un hotel al que le pido sobre todo confort, le pido un trato cercano, no me gustan los grandes hoteles, quiero que sean pequeños, donde pueda sentir familiaridad. Uno de mis preferidos está en Valencia, el hotel Ad Hoc Monumental, en la zona vieja de la ciudad. Es un lugar en el que me siento muy bien, llevo 12 años y voy siempre a la misma habitación abuhardillada y siempre que voy allí, me siento muy bien, como en casa. Imaginamos que tendrá costumbre en hacer y deshacer maletas, ¿qué es lo que nunca olvida?En una maleta nunca debe faltar el paraguas y el cepillo de dientes, el resto de cosas te las pueden dar, pero eso es fundamental. Y para reponer fuerzas después de una función, ¿alta cocina o tapeo?La verdad es que no tengo ninguna preferencia, si tengo que comer alta cocina, a por ello y si no, me doy a las tapas. A mí me divierte mucho comer así que cuando tengo hambre, voy a lo que me apetece. En mis viajes, echo mucho de menos por ejemplo la tortilla de patatas que hacían en la estación de Valladolid o el cocido estupendo que servían en la antigua estación de Córdoba… Esas son las cosas de las que uno siempre se acuerda. Y de Valladolid, su ciudad natal, ¿qué lugar nos recomendaría para saciar el apetito?Valladolid tiene sitios fantásticos, pero a mí me gusta mucho La Criolla, con platos muy interesantes, un sitio muy generoso en raciones y con sabor espectacular donde uno siempre come bien.  Con tanto viaje, ¿hay algún destino que tenga todavía pendiente?La isla del Hierro, es el único lugar pendiente que tengo en el mapa de España, todo lo demás lo conozco.Y además de visitar El Hierro, ¿qué nuevos proyectos tiene previstos emprender próximamente?En Cuenca he estrenado recientemente, como autor y director, la obra de teatro “Escrito en las estrellas”, recreada en la novela El amante literal de Cervantes. Ahora, además, empiezo un proyecto de Cervantes y Lope en Barcelona para las próximas semanas. Por ahora, ya es bastante.

Foto de Guía práctica para Sant Jordi

Guía práctica para Sant Jordi

EDITORIAL

Los libros y las rosas toman las calles de la Ciudad Condal cada 23 de abril, pero no de una forma simbólica, no de manera discreta, lo hacen a lo grande, por todo lo alto, cobrando total y absoluto protagonismo. Cada rincón, cada esquina y cada avenida de la ciudad se inunda de novelas e historias encuadernadas, de escritores y libreros, de novios que pasean de la mano, de espigas y rosas multicolor, en definitiva, de cultura y de amor. Este año la fiesta cae en fin de semana, aprovecha para vivirla en primera persona, nosotros te contamos cómo disfrutarlo al máximo.  Conoce el origen de la fiestaPara empaparnos de Sant Jordi, lo primero que debemos hacer es conocer su origen. ¿Por qué se regalan rosas y libros en este día? Las primeras, las regalan los hombres a las mujeres desde el siglo XV y se hace para conmemorar la festividad de Sant Jordi (patrón de Catalunya y uno de los nombres más puestos a los retoños catalanes). Cuenta la leyenda que en el pueblo de Montblanc, el caballero Jordi consiguió salvar a la princesa de morir devorada por un dragón. De la sangre que el animal derramó al morir, nació un rosal del cual el caballero cortó una rosa para la bella princesa. Desde ese día, no hay enamorado que no regale una flor igual a su amada. ¿Y los libros? La idea de celebrar el Día del Libro se le ocurrió al valenciano Vicente Clavel Andrés en el año 1923. Aunque inicialmente la cita se celebró el 7 de octubre, en 1926 se decidió trasladarlo al 23 de abril para hacerlo coincidir con la fecha de la muerte de dos de los escritores más importantes de la historia, William Shakespeare y Miguel de Cervantes. La coincidencia de ambas efemérides, Sant Jordi y el Día del Libro, convirtió la combinación de libros y rosas en un éxito total. Seguir la tradición… actualizadaAunque la tradición dicta que en las parejas de enamorados el hombre entrega una rosa a la mujer y ella a él un libro, lo cierto es que hoy en día no es exactamente así. En la mayoría de parejas, además de una rosa para ella, también hay un libro, e incluso algunos hombres reciben también una flor. Los regalos, además, no solo se hacen entre enamorados sino también de padres a hijas, entre amigos o incluso de jefes a empleados, de forma que en muchas oficinas se regalan rosas a todas las trabajadoras. Así que si visitas la ciudad con amigos y no con tu pareja, ¡también podéis poner en práctica la tradición!  Comprar libros y rosasHay que comprarlos, pero no en el primer lugar que veamos. Como hemos dicho, absolutamente toda la ciudad está tomada por rosas y libros, por ello debemos pensar bien dónde comprarlos ya que la oferta es de lo más variada. En cuanto a las rosas, por ejemplo, podemos encontrarlas desde las más tradicionales (rojas y con la espiga símbolo de la fertilidad) hasta las más modernas (de colores, papel o incluso fieltro), así como vendidas por un gran centro comercial, una asociación de vecinos, una ONG o hasta un grupo de escolares que recauda dinero para el viaje de fin de curso. Con los libros ocurre lo mismo, podemos escoger entre los best-sellers que ofrecen grandes librerías hasta textos de circuito alternativo, editoriales pequeñas o incluso autoeditados.   Cazar autógrafosUna de las mayores atracciones de Sant Jordi es que cientos de escritores se lanzan a la calle para firmar sus libros, una oportunidad de oro para los mitómanos. Habitualmente los autores firman en las carpas que los centros comerciales o librerías instalan a pie de calle, por lo que hay que revisar previamente las webs de cada establecimiento para conocer quién y dónde firmará. Entre los nombres más destacados que podremos ver este año en el entorno de Plaça Catalunya, por ejemplo, están Almudena Grandes o Alberto Vázquez Figueroa así como el cocinero Ferrán Adriá, el dibujante Ibañez o los directores de cine Juan Antonio Bayona y David Trueba;  y en Passeig de Gràcia, María Dueñas, Juan José Millás, Elsa Punset o Risto Mejide. Disfruta de las actividades paralelas Este es un día dedicado a la cultura, por lo que se programan todo tipo de actividades en torno a ella. En la agenda de esta edición destaca el festival infantil El Món Llibre, se celebra en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona y prevé más de 100 actividades para despertar el gusto por la literatura entre los niños.  El Centre d’Art Santa Mònica acoge Art Libris, la Feria Internacional de la Edición Conemporánea, que reúne libros de artista, fotolibros y otros ejemplares únicos que son auténticas obras de arte. En muchas plazas y centros culturales es fácil encontrar conciertos, castellers y espectáculos infantiles. El Ayuntamiento, además, abre sus puertas y ofrece visitas teatralizadas para conocer el edificio. Durante estos días también se puede disfrutar de Tiquet Rambles, una selección de espectáculos, visitas a equipamientos culturales y productos a precios reducidos. Sigue la ruta adecuadaAunque toda la ciudad se contagie del espíritu de Sant Jordi, exiten lugares donde la fiesta se vive con mayor intensidad. Uno de los recorridos más aconsejables es el que arranca en Passeig de Gràcia, lleno de ambiente y con gran presencia floral, y llega hasta la Plaça de Catalunya, centro neurálgico de la fiesta. Durante la bajada, podemos hacer alguna incursión en Rambla de Catalunya (paralela a Passeig de Gràcia), completamente tomada por las librerías. Las famosas Ramblas, por supuesto, son visita obligada, eso sí, siempre que podamos movernos entre el gentío que allí se concentra. Recorrer el barrio gótico es otro gran acierto, especialmente si hacemos parada frente a la catedral o en la plaza del Ayuntamiento. Y para los más alternativos, el Passieg de Sant Joan, frente al Arc de Triomf, donde se concentran las editoriales más alternativas y hay un gran número de actividades. 

Foto de Pequeñas salas de teatro

Pequeñas salas de teatro

EDITORIAL

El teatro no es aburrido, ni denso ni clásico. Son tantas las disciplinas y tipos de obras que podemos ver que, quien afirma que no le gusta, es porque no le ha dado una oportunidad a las pequeñas salas. Esas donde el patio de butacas puede convertirse en una extensión del escenario, pasar de ser meros espectadores a protagonistas y donde actores, músicos, bailarines o cómicos nos demuestran que hay vida más allá de Shakespeare. Dale una oportunidad a las salas más alternativas de las grandes ciudades y despierta tu pasión por el teatro. Estas son solamente una pequeña muestra de las muchas que encontraremos en las ciudades.  MadridLa capital tiene tantos teatros que podríamos pasarnos el año entero saltando de uno en otro. Pero mientras las grandes salas copan el centro de la ciudad, los barrios ofrecen un amplio abanico de salas más pequeñas, con carácter y con variadísima programación. Y, sobre todo, a un precio más que asequible. Como en el resto de salas más pequeñas, La Cuarta Pared es una de las que aprovechan sus espacios para diversas actividades relacionadas con las artes escénicas, además de exposiciones etc. Una sala con una trayectoria de 25 años en la que apuestan por “reflejar los problemas de la sociedad contemporánea”.  BarcelonaUn espacio original, contemporáneo y ecléctico. Así es Tinta Roja. Nada más entrar nos sorprenderá su decoración, diferente en cada sala y que nos hará dudar si estamos en un café teatro, una milonga argentina o una sala de varieté. Por lo que todo el local se convierte en parte del espectáculo. Igual de variada es su programación, en la que encontramos desde exposiciones de arte, fiestas, teatro o incluso clases de tango. Toda expresión artística tiene cabida en Tinta Roja: circo, jazz, flamenco, poesía etc en el espacio que antes ocupaba una antigua vaquería en la que se vendía leche a todo el barrio. BilbaoEl botxo presume de tener un completo circuito teatral que se potencia durante su Semana Grande con una programación muy valorada por todos los amantes del teatro. Pero la capital vizcaína abre el telón durante todo el año tanto en teatros con historia como el Arriaga como en otras salas alternativas y centros como Zawp. Con el fin de la era industrial de la ribera de Deusto y Zorrozaurre, esta zona de Bilbao dejó como legado importantes edificios como en el que se encuentra Zawp y que han sido aprovechados como impulsores de proyectos relacionados con el arte en todos sus ámbitos. Mercados, música, espacios de coworking, talleres de todo tipo etc. para impulsar de nuevo este barrio bilbaíno a través de numerosas actividades.  MálagaLa Caverna es más que un teatro. Es un lugar de creación, exhibición, aprendizaje y grabación. Y está gestionado por una asociación cultural. En ella, varias compañías “residentes” dan rienda suelta a diversas disciplinas artísticas. Además, cuenta con un estudio de grabación y se imparten diversos cursos y talleres relacionados con el arte. No es de extrañar que en “la ciudad de los museos” haya hueco para espacios como éste dirigido, además, a todo tipo de público. Un espacio donde incluso las paredes se aprovechan para exponer obras de artistas plásticos (fotografía, pintura…). SevillaEn la ciudad con más duende de la península, la sala Imperdible no es nueva. Abrió sus puertas por primera vez en 1990 y, tras bajar el telón 17 años después, vuelve a brillar en el teatro Duque. En su primera ubicación ya recibió varios reconocimientos y en esta nueva y renovada etapa continúan ofreciendo teatro, espectáculos de flamenco y conciertos. Toda una institución ya que La Imperdible fue la primera sala de teatro independiente que abrió en Andalucía y una de las primeras en España. Así, los sevillanos, pueden continuar de variada programación adaptada a todas las edades.SalamancaFuncionando de un modo similar a un crowdfounding, el espacio Al Margen de la ciudad del Tormes está gestionado por una asociación cultural sin ánimo de lucro. Su objetivo en claro: acercar la cultura, el teatro y demás muestras escénicas a todos. De esta forma, la recaudación de cada espectáculo se destina al pago de artistas y al mantenimiento de la sala. Al igual que en el resto de salas alternativas, en Al Margen podemos disfrutar de música, exposiciones e incluso, cada tercer sábado del mes la sala se transforma en una milonga para ensayar, perfeccionar o iniciarnos en el mundo del tango.

Foto de Comienzan a rugir los motores en Jerez

Comienzan a rugir los motores en Jerez

EDITORIAL

Tras 27 años acogiendo pruebas internacionales donde las motos son las protagonistas, Jerez merecía ser la primera ciudad en la historia en convertirse en Capital Mundial de Motociclismo, concedida por la Federación Internacional de Motociclismo. Una de las pruebas de MotoGP que más aficionados a las dos ruedas recibe. Por ello, además de acudir al circuito, los miles de motoristas que se acercarán a Jerez entre los días 22 y 24 de abril podrán disfrutar de actividades paralelas al campeonato y, como no podía ser de otra forma, degustar la exquisita gastronomía jerezana.  Programa de actividadesLos más madrugadores van a tener el privilegio de marchar en un convoy motero con Marc Márquez y Dani Pedrosa. Una caravana que tiene como punto de salida el Circuito de Jerez y que termina en la plaza del Mamelón.  Será el jueves 21 de abril a las 16:30.El sábado una exhibición freestyle tomará la avenida Álvaro Domecq donde, de manera gratuita, los asistentes tendrá ocasión de disfrutar del show ofrecido por prestigiosos pilotos expertos en dicha modalidad. Para tal ocasión habrá un salto vertical instalado en la misma avenida, comenzando a las 18:00 horas.Por la noche, los más rockeros seguro que se acercan a la plaza de toros donde actuarán grupos como Burning, Los Secretos, Trogloditas y Rebeldes, que harán rugir sus guitarras. Qué ver y hacer en JerezDurante todo el año Jerez recibe turistas de todas partes del mundo atraídos por sus vinos. Numerosas bodegas y bares salpican las calles de la localidad donde degustar los generosos más internacionales en todas sus versiones: secos, dulces y semidulces. De esta forma, toda visita a esta tierra de vinos ha de completarse con un recorrido por sus bodegas más famosas.Además de conocer cómo se producen, no es mala idea pasarse por alguno de los tabancos (antiguos despachos de vinos), bares y restaurantes locales para llenarnos de energía con sus exquisitas recetas típicas, como la sopa de tomate, frituras variadas y berza gaditana, un guiso muy popular sobre todo en los tabancos.Por otro lado, dentro del programa “Conoce nuestro Patrimonio” una iniciativa que prepara diferentes visitas gratuitas a diversos monumentos de la localidad, el día 23 de abril los moteros podrán disfrutar del Palacio de Ponce de León y del Convento de Santa María de Gracia, dos joyas arquitectónicas de la ciudad.

Foto de Sabías que....Feria de Abril de Sevilla

Sabías que....Feria de Abril de Sevilla

EDITORIAL

Es la semana más esperada por los sevillanos. Durante los días que dura la feria la ciudad se viste de colores, se engalanan las casetas y se baila, se come y se pasea a caballo. Entre otras cosas, a la capital andaluza esos días se va a ver y que te vean. Si ya de por sí Sevilla tiene un color especial, es en abril cuando más brilla y no solamente por su portada alumbrada con miles de bombillas. Porque durante la feria la noche se vive con intensidad, como dice la canción: “La noche ríe en Sevilla, y se abraza con el alba”. En los inicios era una feria para comprar y vender ganado y fue promovida por un comerciante vasco y otro catalán que en 1846 solicitaron permiso para hacerla. Ya entonces había una zona preparada para descansar, beber y comer algo entre trato y trato. Desde ese año y hasta 1973 se celebraba en el Prado de San Sebastián y contaba con apenas 19 casetas. Casetas. /Flickr de Tales of Wanderer Los trajes de flamenca o gitana están inspirados en los vestidos que llevaban las mujeres de los campesinos, unas batas ceñidas en la cintura y rematadas en los bajos con volantes. Al comprobar lo favorecedor para el cuerpo femenino que esos vestidos tenían, pronto fueron imitadas por las mujeres de la capital.  Trajes de flamenca o gitana A mediodía empieza el tradicional paseo de caballos y enganches. Hasta las 8 de la tarde, es usual ver los elegantes caballos montados por jinetes y amazonas vestidos con trajes típicos y paseando por el recinto ferial. Solo en 1990 no hubo caballos debido a la peste equina, una imagen nada habitual porque forman parte de la feria. Paseo a caballo por la feria El comienzo de la feria viene marcado por el “alumbrao”. Es el encendido de las miles de bombillas que decoran la portada o la entrada al recinto ferial y que se produce el lunes a las 12 de la noche. Cada año el diseño de la portada varía con temáticas diferentes. Así, por ejemplo, pueden reproducir edificios emblemáticos o dedicarse a eventos significativos y relacionados con la ciudad. Portada de la feria. /Flickr de Edmund Gall La calle dedicada a las atracciones se conoce como calle del Infierno, debido al gran ruido que todas ellas en funcionamiento producen. Y es que son más de 100 las atracciones que se instalan, convirtiendo a Sevilla en el mayor parque de atracciones provisional de España. El espacio destinado a ello es junto al recinto ferial. Calle del Infierno./Flickr de Retratista de Paisajes La Semana Santa determina la fecha en la que tiene lugar. Así, la Feria de Abril se celebra una o dos semanas tras la Semana Santa, en función de si ésta es a comienzos o a finales de abril. Si es tardía, para que toda la feria no sea en mayo, se deja una sola semana de diferencia entre una y otra celebración. Durante la feria se baila, y mucho. Durante la noche del lunes al martes es costumbre que las casetas sirvan una selección de frituras de pescado y otros productos del mar. Es lo que se conoce como la “noche del pescaíto”. Otros platos típicos presentes durante toda la semana son ibéricos, queso, garbanzos con bacalao o buñuelos y churros, llamados en Sevilla “calentitos”. Pescaíto frito. /Flickr de Elfo Tógrafo Es una bebida típica solamente desde comienzo de los años 2000 y que se ha popularizado desde entonces. Consiste en servir la tradicional manzanilla (vino de Sanlúcar de Barrameda) con mucho hielo y refrescos con sabor lima-limón. Aunque se dice que lo inventaron en un pueblo de Córdoba, es habitual encontrarlo en todas las ferias andaluzas. Rebujito./ Flickr de Salvatore G2 Las hay públicas y privadas. Son una parte importante de la feria y se reparten por todo el recinto ferial, siendo más de 1.000. Se trabaja mucho en su decoración, para lo que se utilizan encajes, mantones, celosías etc. Cada año, el ayuntamiento otorga premios a las mejor decoradas.  Casetas./ Flickr de David Sim

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información aquí.

Cerrar el tooltip