Guía Repsol

MAPAS
TURISMO
GASTRONOMÍA
ALOJAMIENTOS
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Todos los destinos temáticos

Mostrando 12 de 53 resultados

Foto de 10 planes para hacer con amigas

EDITORIAL

10 planes para hacer con amigas

Una tarde solo para chicas 10 planes para hacer con amigas Casadas, solteras, estudiantes, adultas, adolescentes…da igual cómo seamos ni en qué época de nuestras vidas nos encontremos. De vez en cuando viene bien dedicarse una “ladies night”, una tarde solo para chicas. Para huir de los típicos planes de cine+cena+fiesta, proponemos algunas ideas para que tu próxima reunión con amigas sea un éxito. Que los chicos no se sientan celosos, todos estos planes pueden hacerse con quién prefieras. ¿Cuál haréis primero? Casa rural con actividad Más que una tarde o una noche, aquí se trata de todo un fin de semana, realizando actividades en entornos lejos de las grandes ciudades: cursos de cocina, visitas a bodegas, resolver un caso misterioso a modo de CSI o incluso una noche terrorífica en una casa de los horrores. Tras una escapada así, seguro que vuestra amistad se fortalece. Molino de Tresgrandas Helados en Rocambolesc A nadie le amarga un dulce y mucho menos un buen helado. Para tomar uno en buena compañía elegimos Rocambolesc, la heladería de Jordi Roca que además ha inaugurado en el Espacio Gourmet de Madrid un nuevo local, cerca de otros tres grandes espacios gastronómicos, por si nos quedamos con ganas de más. Helado de Rocambolesc Relajación en los baños árabes Uno de los grandes legados dejados por la cultura andalusí. Perfectos para relajarnos, olvidarnos de la rutina y las prisas y, al salir, ir a cenar a nuestro restaurante preferido. Uno de los que conservan la esencia del siglo X, son los que encontramos en Córdoba, unos baños construidos para Alhakem y su corte y ahora para ti y tus amigas. Baños del Alcázar Califal Restaurante Miss Sushi Colores rosas, violetas, tapizados atrevidos y baños repletos de detalles que nos encantan. Lejos de parecer un restaurante oriental, Miss Sushi sorprende, y mucho, por su decoración, sus mesas altas, bajas, sillones y todo tipo de complementos.  Tienen locales en Madrid, Valencia y Barcelona. Si no te queda cerca, ¡propón a tus amigas un finde urbanita completo! Restaurante Miss Sushi Adrenalina en estado puro ¿Sois atrevidas y preferís huir de la ciudad? Entonces, éste es vuestro plan. La sierra de Guadarrama cuenta con un sinfín de actividades al aire libre. Tanto si queremos hacer una ruta por nuestra cuenta como saltar de árbol en árbol mediante tirolinas, o un tranquilo paseo a caballo mientras charlamos. Escalada en la sierra de Guadarrama Un cóctail de moda Ir de cañas está bien, pero para un plan más relajado, un cóctail bien preparado apetece más. Con o sin alcohol, en España existen numerosas coctelerías donde atrevernos con nuevas mezclas o decantarnos por los tradicionales combinados. Pero siempre elaborados con mimo y las mejores marcas. Mezcaliña de PuntoMX Risoterapia y merienda Todos conocemos las ventajas de reír cada día. Especialmente si lo hacemos entre amigas. Una sesión dirigida de risoterapia combinada con una merienda dulce hará que nuestro cerebro libere las endorfinas necesarias para hacernos sentir como nuevas y olvidarnos por una tarde de la rutina y el estrés. Confitería Muñoz, Teruel Una escapada a un rincón ¿Por qué no comenzar una tradición? Un fin de semana anual donde salir a conocer los rincones participantes en El Mejor Rincón y hacerse una foto de grupo cada vez. Sencillo si no nos ponemos de acuerdo sobre dónde ir y qué ver. Cada año, un rincón diferente. Rincón Playa Grande, Asturias Un brunch Ya que entre semana vamos a la carrera, aprovechemos el fin de semana para tomar una comida que está entre el almuerzo o desayuno tardío y que nos permite dedicarnos el tiempo suficiente para conversar. No hace falta irse fuera de España. Aquí tenemos también numerosos lugares donde probarlo. Cuidado, crea adicción. Brunch de Giulietta Café Swap party y picoteo Una swap party es una reunión de amigas en casa de una de ellas donde cada invitada acude con prendas o complementos que ya no usa para intercambiarlos con otra amiga. Una forma diferente de renovar el vestuario. Si la anfitriona quiere ganarse además la admiración de todas, nada como un picoteo sencillo elaborado gracias a la Guía de alimentos y bebidas. Un picoteo elaborado con productos sencillos

Foto de ¿Dónde se rodó La isla mínima?

EDITORIAL

¿Dónde se rodó La isla mínima?

Paisajes de película ¿Dónde se rodó La isla mínima? De haber existido la categoría, La isla mínima también habría sido nominada al Goya a las mejores localizaciones. Y es que los paisajes que Alberto Rodríguez ha utilizado para su película, una de las más exitosas de 2014, no dejan indiferente a nadie. El Guadalquivir y sus marismas han proporcionado al director el aire de misterio e intriga perfecto para su thriller, toda una demostración del cine en estado puro. Nos embarcamos en un delicioso viaje a través de los lugares donde se han rodado algunas de las escenas más espectaculares de particular isla. Como un personaje más de la película. Así concibió Alberto Rodríguez los paisajes sevillanos que escogió para el rodaje de La isla mínima. De hecho, tenía antes las localizaciones que el propio guión ya que empezó a concebirlo tras visitar una exposición fotográfica sobre la zona. Aunque algunas escenas se grabaron en Sevilla ciudad, la mayor parte del rodaje se realizó 30 kilómetros al sur de ésta, en las marismas del Guadalquivir. Aquí encontró el director no solo el impresionante cauce del río sino también extensos campos de arrozales y zonas prácticamente desérticas, el atrezo perfecto para ambientar un crimen sin resolver en un pequeño pueblo de los años 80.   La película arranca con unas espectaculares tomas aéreas del cauce del Guadalquivir y sus innumerables brazos al acercarse a la desembocadura, una imagen que incluso llega a recordarnos al mismo Amazonas. La mayor parte de las secuencias de arrozales se rodaron en Isla Mayor, un municipio de poco más de 5.000 habitantes y una de las puertas de entrada al Parque Nacional de Doñana. El pueblo está rodeado de campos de cultivo por lo que, cuando están inundados, da la sensación de ser una auténtica isla. Las marismas y las casi 40.000 hectáreas de cultivo que existen en ellas son, de hecho, una de las escenas más recurrentes de la película. Entre campos de espigas, arrozales y cultivos inundados de la zona se producen la mayoría de las secuencias de intriga. La escena de persecución final, se rodó concretamente en la playa de los Morenos de Isla Mayor.  Entre los muchos brazos del Guadalquivir, uno se convierte en protagonista del film, se trata del Brazo de los Jerónimos, por donde se adentran en barca los protagonistas para acceder a zonas intransitables desde tierra. Si somos aficionados al piragüismo, no podemos perdernos la experiencia de navegar por aquí, entre cañas y juntos. Por otro lado, el embarcadero en el que vivían con su familia las chicas desaparecidas, se encuentra en el municipio de Puebla del río, donde también se rodaron las escenas del barco con la vidente Angelita. Y es que no todo se rodó en Isla Mayor, Carmona, Coria del Río o Dos Hermanas son otros de los pueblos de la zona donde se grabaron exteriores de la película, con la participación de casi 400 extras. En el termino municipal de Las Cabezas, por ejemplo, se ambientaron las escenas de la feria que aparece al inicio de la película. En realidad, se trata del conocido como Poblado de Comtesa, un antiguo poblado propiedad de la empresa arrocera Herbas, que se construyó para dar alojamiento a los temporeros.   Si nos acercamos a conocer esta zona de andalucía en persona, no podemos perder la oportunidad de descubrir el parque de Doñana, un auténtico paraíso para los amantes de la ornitología donde podemos disfrutar de un sinfín de rutas de senderismo y cicloturismo. No muy lejos de aquí tenemos también la famosa aldea del Rocío, a donde peregrinan cada año miles de feligreses. Aunque Rodríguez no pudo rodar en todos ellos, existen infitinos paisajes dignos de una película en la geografía andaluza. 

Foto de Leyendas populares

EDITORIAL

Leyendas populares

Fantasmas, cuevas misteriosas y castillos encantados Leyendas populares Además de la variada mitología que hay en nuestro país, por toda la geografía abundan pueblos, ciudades y edificios que son conocidos por las leyendas acerca de fantasmas que habitan en ellos, fenómenos paranormales ocurridos entre sus paredes o historias truncadas de amores imposibles. Muchas de ellas han sido transmitidas de generación en generación. Incluso en varias de estas capitales se organizan visitas guiadas en las que, de manera teatralizada, cuentan las historias de misterio que sucedieron tiempo atrás, al abrigo de la luz de la luna para añadir emoción. Esta es una pequeña selección de algunas de ellas, unas famosas y otras no tanto, para que cuando hagamos turismo por estas ciudades, conozcamos sus secretos. Castillo de Pedraza, SegoviaAdemás de ser conocido por su famosa Noche de las Velas, donde todo el pueblo se alumbra con velas, en Pedraza, que conserva intacta su esencia medieval, hay también un castillo con una misteriosa historia de amor y venganza. Se cuenta que Elvira y Roberto, enamorados de la zona, fueron asesinados por los celos del señor del castillo, que estaba enamorado de Elvira. En la actualidad, quienes duermen en el castillo, que actualmente pertenece a la red de Paradores de Turismo, aseguran haber visto a dos figuras misteriosas caminando por los pasillos y que llevan una aureola de fuego sobre sus cabezas. El misterio de la niña de la cueva y la pirámide de Güimar, TenerifeSon varias las leyendas, sobre todo de ovnis que tienen a Tenerife como protagonista. Las más enigmáticas sin embargo son las de la cueva del barranco de Badajoz, en Güimar y la de la pirámide de la misma localidad. Según una antigua leyenda, a finales del siglo XIX una niña fue a pasear al barranco y entró en una cueva en la cual estuvo charlando con un extraño ser. Al regresar a su casa, sus amigos y familiares eran ancianos mientras ella permanecía exactamente igual. También se cierne una leyenda sobre una pirámide que se encuentra en el mismo lugar, parecida a las egipcias aunque bastante más pequeña y que, a pesar de haber sido estudiada y contar con varias teorías, aún hoy es un misterio. ¿Será cierto que la isla canaria ha recibido en varias ocasiones la visita de seres de otros mundos?  Castillo de Santa Bárbara, AlacantDesde esta imponente fortaleza se obtiene la mejor panorámica de la ciudad alicantina y el mar Mediterráneo. Además de su famosa “cara del moro”, una gigantesca roca que se asimila a la cara de un hombre, el castillo encierra otra historia trágica de amor. Al parecer, cuando estas tierras las dominaban los musulmanes, habitaba en el castillo un califa con una hermosa hija. Ésta tenía dos pretendientes. Uno de ellos prometió abrir una ruta comercial con Oriente para traerle sedas y especias. El otro, un joven de familia noble, quería conquistarla abriendo una acequia que trajera agua a la ciudad. La princesa se enamoró día a día de este último pero su padre quería que fuese el hombre que partió a las Indias quien la desposase. El joven entonces enloqueció y se tiró por un barranco. Allí mismo la tierra se abrió de manera milagrosa haciendo brotar el agua de la montaña, llenando la actual presa de Tibi. Sumida en la tristeza, la bella novia también se lanzó al vacío desde lo que se conoce como Salto de la Reina Mora. Cueva de Salamanca (el aula de Satanás), SalamancaLa realidad es que esta cueva es la actual sacristía de la iglesia de San Cebrián, en Salamanca. Son muchas las historias que se ciernen a su alrededor. Se ha llegado a decir que es la entrada a un laberinto subterráneo que conecta toda la ciudad e incluso es citada en obras de Cervantes o Calderón de la Barca.  Cuenta la leyenda que en esa cueva el diablo impartía clases de esoterismo. A esas clases asistían siete alumnos que estudiaban durante siete años cada vez. Tras concluir con los estudios uno de ellos era elegido por sorteo para quedarse al servicio del diablo como pago por sus lecciones. Uno de esos alumnos elegidos fue el marqués de Villena, quien huyó de dicha macabra costumbre con la mala suerte que durante su huída perdió la sombra, lo que le marcó a ojos de todos los habitantes como seguidor de Satanás. Palacio de Linares, MadridLa capital cuenta con numerosos edificios encantados y con historias de lo más variopintas. Como la del palacio de Linares, situado en plena plaza de Cibeles. Al parecer, el escándalo sobre el romance entre los marqueses de Linares, que se dice eran hermanos por parte de padre, tuvo como fruto una hija a la que emparedaron en el propio palacio para evitar habladurías. Según la leyenda, el espíritu de la niña recorre los salones cantando canciones infantiles y llamando a sus padres. Con fantasmas o no, este emblemático edificio de la capital, de estilo neobarroco, es espectacular. Leyenda de Cambaral, LuarcaNo es de extrañar que un pueblo con arraigada tradición marinera cuente con numerosas historias sobre piratas. Precisamente el barrio de pescadores, Cambaral, lleva el nombre de un famoso pirata que atemorizaba a los habitantes de los pueblos que saqueaba hasta que llegó a esta villa asturiana. Allí fue apresado y malherido. Una hermosa joven del lugar fue encargada de curar sus heridas durante su cautiverio. Se enamoraron y decidieron fugarse pero encontraron la muerte de manos del padre de ella, quien en plena huida les cortó a ambos la cabeza. La leyenda narra cómo ambos permanecieron abrazados mientras sus cabezas rodaron hasta el mar. En el lugar construyeron el que hoy se conoce como el puente del beso y quienes acuden allí por la noche aseguran escuchar palabras de los amantes que provienen del fondo del mar. La Cruz del Diablo, CuencaLa capital conquense está repleta de misterios. De hecho, ésta es una de las ciudades en las que es posible realizar una visita guiada nocturna para conocer algunas de esas leyendas. Una de las más extendidas es la de la Cruz del Diablo. Según los habitantes del lugar, un muchacho bastante bravucón y conocido por ser un juerguista conoció a una hermosa chica. Su afán de conquistarla para demostrar su fama de galán, hizo que finalmente lograse su objetivo de quedar con ella. La cita fue durante una fría noche de tormenta. Un rayo cayó muy cerca alumbrando lo que en vez de ser las bellas piernas de la dama eran unas pezuñas. El muchacho huyó corriendo horrorizado y llegó hasta el convento de los Descalzos, donde aún se puede ver la cruz a la que se agarró fuertemente pidiendo ayuda divina para que no se le llevara el diablo. Aún hoy puede verse sobre la cruz la huella de su mano.

Foto de La Jayona

EDITORIAL

La Jayona

La Jayona Viaje al centro de la mina Hay pocos lugares más misteriosos que una mina abandonada. Normalmente, se tienen pocas oportunidades de visitar una, pero en La Jayona, en la sierra que separa Extremadura de Andalucía, tenemos una ocasión única para hacerlo. Recorriendo los pasadizos de esta excavación minera podemos ver cómo la mano del hombre y la acción de la naturaleza se aúnan creando un paraje sin igual, cargado de historia y misterio. En plena sierra de La Jayona, a unos cinco kilómetros de Fuente del Arco, Badajoz, nos espera una experiencia cargada de naturaleza, historia y aventura. La Mina de la Jayona se cerró como explotación minera en 1921. Hasta entonces, centenares de sufridos mineros se habían encargado del duro trabajo de la extracción del hierro. Primero lo hicieron con la ayuda de caballerías, después con la de un cable aéreo que enlazaba la mina con la estación de ferrocarril.Tuvieron que pasar más de setenta años hasta que, en 1997, se sacó del olvido la mina, que fue declarada Monumento Natural. Durante los años de oscuridad de la excavación, la naturaleza se había adueñado de las galerías abandonadas para crear un rico ecosistema que actualmente convive con los restos mineros de la cavidad. Helechos, plantas trepadoras, musgos, insectos, murciélagos e incluso aves habitan actualmente en los roquedales de la mina.En el interior, las galerías siguen las vetas naturales del mineral, lo que permite contemplar fenómenos geológicos como chamelas de pliegues, procesos kársticos, estrías y espejos de falla. Cada una de estas formaciones, mezcladas con la naturaleza exuberante y la luz del sol que se abre paso entre pequeñas grietas y cavidades, llena nuestro recorrido por la mina en un viaje mágico y apasionante.Para poder visitar La Jayona, que es de acceso gratuito, es necesario llamar al ayuntamiento de Fuente del Arco (667 756 600). El consistorio organiza los grupos y un guía nos conduce por las las tres galerías habilitadas de las once que llegaron a estar en funcionamiento. En el exterior, los restos de escombreras y polvorines recuerdan todavía el pasado industrial de la zona. La Capilla Sixtina extremeñaLa mina es el principal reclamo turístico de Fuente del Arco, un pequeño pueblo que todavía vive alrededor de su Plaza Mayor, donde podemos ver la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.El edificio más importante del municipio es la ermita de Nuestra Señora del Ara, situada a unos pocos kilómetros, en la sierra. Es una iglesia de inspiración mudéjar y barroca que, por fuera, llama poco la atención, pero, si entramos nos dejará literalmente sin habla. Los muros y las bóvedas están recubiertos de frescos de gran belleza y colorido que, sin duda, recuerdan a su “hermana mayor” del Vaticano. Rutas para conocer La JayonaDesde Fuente del Arco podemos realizar varias rutas para conocer mejor el resto de poblaciones de la comarca de la Campiña Sur. En Casas de Reina, por ejemplo, se encuentran las ruinas del teatro romano de Regina. En Reina, destaca la alcazaba árabe que domina la ciudad. También podemos aprovechar la estancia en la zona para seguir el recorrido de las distintas cañadas reales por las que se llevaban los rebaños de ovejas desde Extremadura hasta Andalucía.La condición fronteriza de esta tierra se plasma en su gastronomía, que mezcla la cocina de montaña, más contundente, con platos de raíz árabe. En Fuente del Arco podemos probar estas recetas caseras en el Mesón La Fuente (Constitución 5; 924 878 077). Merece la pena alargar la ruta, cruzando los montes hasta Cazalla de la Sierra, ya en la provincia de Sevilla y allí, en el hotel Posada del Moro, comer en el restaurante Julia y Lucía, regentado por estas dos hermanas, sin duda, el mejor de la zona (Paseo del Moro s/n; 954 884 858) .

Foto de Fuerteventura, la isla que te mima

EDITORIAL

Fuerteventura, la isla que te mima

Islas Canarias Fuerteventura, la isla que te mima No hace falta salir de España para darnos un baño en una playa paradisíaca. En Fuerteventura, la isla tranquila de Canarias, tenemos más de 150 kilómetros de playas de arena blanca bañadas por las aguas turquesas del Atlántico, un paisaje de película en el que perdemos, por completo, la noción del tiempo. Por si el paisaje fuera poco, la isla cuenta además con una amplia oferta de hoteles y centros de spa en los que podemos recibir todo tipo de tratamientos corporales de relajación, belleza, y salud ideales para mimarnos durante nuestras vacaciones. ¿Qué más se puede pedir? El primer regalo que nos hace Fuerteventura es su clima. Con una temperatura media anual que ronda los 22º, la isla nos invita a salir, pasear y disfrutar del paisaje en cualquier época del año. Hablamos de la conocida como isla tranquila, gracias a sus extensas playas vírgenes, donde no existen aglomeraciones ni atascos de bañistas sino kilómetros de arena blanca salpicada de palmeras y bañada por un espectacular agua turquesa. Esta isla nos proporciona un lugar de intimidad junto al mar donde relajarse es casi obligatorio y desconectar del estrés es inevitable.Probablemente para aprovechar el estado de tranquilidad en el que nos sumerge el paisaje, en la isla han surgido gran número de hoteles y spas que nos ofrecen todo tipo de tratamientos corporales. Con ellos conseguimos que la relajación sea máxima, tanto por dentro como por fuera, y es que no hay nada como disfrutar de sus masajes y tratamientos para regresar como nuevo de nuestras vacaciones.Para los más selectos, algunos complejos ofrecen instalaciones con termas romanas, piscinas de vitalidad, de hidroterapia, duchas de sensaciones, jacuzzis, así como servicios de masajes exóticos, de acupresión (técnica similar a la acupuntura, que consigue beneficios para la salud a través de la presión en diferente partes del cuerpo) y otros tratamientos con chocolate, algas y sal del Himalaya. Una de las propuestas más interesantes son los masajes con Aloe Vera autóctono de Fuerteventura, al que se le ha reconocido importantes propiedades curativas y saludables. Los productos más integrales y especializados son los de talasoterapia, que utilizan el clima de la isla, el agua del mar o las algas autóctonas, así como los barros volcánicos. Cualquiera de estos tratamientos multiplica sus efectos si además tenemos la suerte de poder divisar a través de las ventanas del spa, alguna de las magníficas playas de la isla, sus pueblos teñidos de blanco o, por supuesto, la espectacular montaña Tindaya. Mucho más que tranquilidadPor si después de tanto relax necesitamos algo más de emoción, Fuerteventura nos reserva también otras propuestas de ocio más activas e interesantes. Es el caso de los deportes acuáticos. Gracias al viento que a menudo sopla en la isla, sus playas son el lugar ideal para practicar actividades como el surf, windsurf o kitesurf. También existen infinidad de lugares donde hacer submarinismo ya que sus aguas cristalinas permiten que aquí se pueda observar el fondo marino como en pocos lugares en España, con una visibilidad de hasta treinta metros. El terreno llano, arenoso y poco profundo facilita las inmersiones en la isla, bajo sus aguas nos espera un increíble paisaje de formaciones volcánicas con caídas de profundidad e impresionantes arrecifes. El Veril de Jandía o Las Salinas son dos de los lugares de inmersión preferidos por los buceadores. Hoteles con Spa recomendados:

Foto de Picasso en A Coruña

EDITORIAL

Picasso en A Coruña

120 años después A Coruña homenajea a Picasso Los reyes de España han inaugurado en la capital gallega la exposición 'Picasso, 120 años después', con motivo de los días que el pintor pasó en A Coruña y donde comenzó una importante etapa de su trabajo, ya que fue en esta localidad donde se inició como pintor. Será precisamente este 2015 cuando se conmemoran los 120 años de la primera exposición de Picasso en la localidad. La estrella de los actos que se realizarán en torno a su figura es “El primer Picasso”, resaltando que fue en A Coruña donde realizó sus primeros trabajos. Los objetivos de la exposición pretenden reivindicar la importancia de la etapa coruñesa de Picasso en su trayectoria posterior y resaltar la influencia que estos años tuvieron en su carrera. Entre febrero y mayo de 2015 los asistentes podrán disfrutar del mayor número de obras coruñesas pintadas por Picasso, teniendo especial importancia la obra La muchacha de los pies descalzos, que ha sido cedida para esta ocasión por el Museo Picasso de París. Del mismo modo, se destacarán piezas de artistas contemporáneos gallegos que también trabajaron en la misma época en la ciudad. El principal escenario de la exhibición tendrá lugar en el Museo de Bellas Artes de A Coruña, así como en la Casa Picasso, que se transformará para la ocasión en sala de exposiciones. Además, durante los meses siguientes y hasta el fin del homenaje que la ciudad brinda al pintor, se celebrarán diversos actos paralelos como una exposición filatélica, una muestra fotográfica, diversas conferencias e incluso un concurso de dibujo. Relacionado con la muestra, turismo de A Coruña ha realizado una guía que comprende 20 rutas dedicadas al artista, entre las que destaca la ruta que lleva su nombre y que recorre puntos destacados en la vida del malagueño en Galicia, como la Casa Museo, la playa de Riazor que le gustaba plasmar en sus primeros cuadros,  o la Escuela de Artes y Oficios donde estudió. Quienes prefieran visitas guiadas, la Concejalía de Turismo propone un recorrido en compañía de un guía caracterizado como Eusebio Da Guarda, promotor de la Escuela de Bellas Artes donde Picasso inició sus estudios.Previo al acto, el 11 de febrero ha tenido lugar un evento donde el Consejero Delegado de Repsol, Josu Jon Imaz y Carlos Negreira, alcalde de A Coruña, han firmado un convenio de donación  que promocionará el programa de actividades de esta conmemoración, consolidando así el compromiso de Repsol de apoyo al turismo gallego y la exposición dedicada a Picasso.  Completa tu visita La ciudad en 48 horas Una completa guía con todo lo que necesitas para preparar tu visita a la capital gallega. Vuelta al mundo por A Coruña Lugares lejanos que puedes encontrar sin salir de la localidad gallega. Monasterio de Caaveiro Este rincón representó a Galicia en la edición de 2013 del concurso El Mejor Rincón, en las Fragas do Eume.

Foto de Street art

EDITORIAL

Street art

El arte toma la calle Street art: al alcance de todos Los artistas de Street Art no suelen considerarse a sí mismo grafiteros, ya que la diferencia principal entre ambas disciplinas radica en que mientras un graffiti es comúnmente el apodo en forma de firma de quien lo realiza, el arte urbano va un paso más allá dotando al soporte en el que se realiza de un mensaje, una expresión, una interacción entre los elementos urbanos y sus creaciones. Cada vez más aceptado, es una forma de acercar el arte a todo el mundo, ya que sin darnos cuenta nos topamos con él caminando. O incluso lo vamos incluyendo en nuestros planes de viaje. Mucho más aceptado que el graffiti convencional, el Street Art nos acerca a diversas disciplinas plásticas y ha pasado a convertirse en todo un fenómeno, logrando atraer la atención hacia el arte de todo tipo de personas. No en vano, está en la calle, fuera de museos y salas de exposiciones, en cualquier rincón de cualquier ciudad. Tanto es así, que en muchas ciudades se realizan recorridos guiados a través de sus obras más destacadas, promocionando una forma de turismo en crecimiento: salir a recorrer las calles a la caza de la obra de artistas que en muchos casos, se están haciendo un nombre y son incluso requeridos por ayuntamientos de todo el mundo para que realicen trabajos en sus muros, edificios municipales etc. El Street Art no es algo nuevo ni todos quienes lo realizan tienen la misma forma de vestir, de ver la vida etc. Aquí nos quitamos los estereotipos y nos fijamos, por ejemplo, en el pintor vasco Ibarrola, que pintó un bosque haciendo que, según la perspectiva que tomemos, veamos líneas de colores o figuras (anamorfosis), o sus famosos Cubos de la Memoria en el puerto de Llanes, bloques de hormigón pintados con numerosos colores y patrones. Y ¿Quién no recuerda por ejemplo la Cow Parade? Esa exposición de vacas de fibra de vidrio que artistas internacionales pintaban y recorrieron el mundo y se convirtieron en una foto más de nuestras vacaciones. Cualquier soporte urbano es adecuado para crear una obra de arte, haciendo que el trabajo y el elemento sobre el que se pinta o el más próximo a él interactúen a capricho del autor.  Un proyecto más actual que ha tenido una gran trascendencia en ese sentido fue el realizado por el colectivo Boa Mistura en Madrid y Barcelona en el que, a fin de humanizar las ciudades, escribieron versos en los pasos de peatones. Tal fue la repercusión, que su nombre terminó de consolidarse y la gente organizaba tours para encontrarlos todos y fotografiarlos. Este grupo de artistas, realiza diversas intervenciones a nivel mundial y transforman edificaciones en desuso, para integrarlos en el entorno y dotarlos de significado más humano. Como los realizados con los antiguos nidos de ametralladora de las playas de Sa Rápita y Es Trenc, que se construyeron como defensa durante la II Guerra Mundial y quedaron abandonados. Boa Mistura hizo una intervención llamada “Paisajes de Paz”, pintó de blanco (color típico mediterráneo) las construcciones bélicas y añadió versos del poema Cala Gentil del poeta mallorquín Miquel Costa i Llobera. También hay artistas urbanos que en sus obras callejeras pareciera que usaran las paredes como lienzos de cuadros tradicionales. Es el caso de Gonzalo Borondo que, a través de sus murales, nos transmite la impresión de que un gigante ha tomado los pinceles y ha creado cuadros melancólicos en los edificios. Pero no solamente se trata de pintar. Al igual que el arte en los museos, que comprende diferentes especialidades, el arte urbano también se vale de diversas técnicas. Es el caso por ejemplo de las esculturas en bronce que recrean oficios pasados o escenas de la vida cotidiana, y que los transeúntes aprovechan para fotografiarse interactuando con ellas, imitando sus poses etc. Proliferan en muchas ciudades siendo un reclamo turístico más.  O hasta fundas de ganchillo para los árboles o los bolardos de las calles pintados han llenado de color diferentes ciudades españolas. Se trata en definitiva de callejear cámara en mano, de investigar, de descubrir las ciudades desde un punto de vista diferente y vivir el arte fuera de los museos. Turismo cultural al alcance de todos.

Foto de Carnavales con historia

EDITORIAL

Carnavales con historia

Más que máscaras, plumas y caras pintadas Carnavales con historia “Carnaval toda la vida”. Eso es lo que decía siempre Celia Cruz. Y nos gustaría que así fuera, pero nos conformamos con una semana al año, disfrazándonos de personajes variopintos, poniéndonos pelucas y todo tipo de complementos. Nuestros carnavales traspasan fronteras como lo hacen los de Brasil, con ritmos autóctonos, desfiles, carrozas y reinas. Pero vamos más allá y podemos presumir de algo que en el nuevo continente no tienen: carnavales ancestrales donde personajes provenientes de leyendas populares se convierten en protagonistas. Estos son solamente algunos de los carnavales más originales y con más historia de nuestra geografía. Lantz, Navarra Un carnaval con unos personajes muy particulares inspirados en una leyenda que ha pasado de generación en generación. Lantz es un pueblo fronterizo con Francia, lo que hizo que proliferaran los contrabandistas. Mikel Otxin era uno de ellos. Con el fin de parar sus fechorías, Ziripot, el más fuerte del pueblo, será el encargado de acabar con Otxin y enfrentarse a Zaldiko, fiel caballo del malhechor. Así, cada año se representa un recorrido por las calles del pueblo durante los tres días que duran los festejos. Es un carnaval con una arraigada tradición y, pese a que se desconoce la fecha exacta de su cuándo se comenzó a celebrar, hay constancia de bandos municipales prohibiéndolos del año 1911. Santoña, Cantabria Los de Santoña son fiestas declaradas de Interés Turístico desde 1985. Al igual que en muchos pueblos del norte de España, tienen un personaje principal. En este caso, y tratándose de una localidad de fuerte arraigo pesquero, es un besugo el principal actor de las fiestas. Ha raptado a una sirena y debe enfrentarse a un juicio. Todos los peces entonces, para dar testimonio, desfilan delante de Neptuno. Finalmente, a pesar de ser absuelto, el besugo muere de pena al comprobar que la sirena no está enamorada de él. Los festejos terminan con la representación del besugo quemado en las aguas de la bahía. Villanueva de la Vera, Cáceres Al carnaval le llaman el Peropalo debido a su protagonista. Pese a que los orígenes son inciertos, se cree que esta festividad ya se celebraba a comienzos del siglo XX. El Peropalo era un malhechor o cobrador de impuestos poco querido en la localidad, debido a los abusos de poder que ostentaba. Durante los carnavales se simula un juicio popular,  se le pasea por las calles y se le insulta y se entonan canciones burlescas. Tras la condena, comunicada a todos los vecinos a través de un jinete que recorre la localidad, se quema el cuerpo de paja que simula el Peropalo, guardando la cabeza del muñeco, que se conserva hasta el año siguiente. Verín, Ourense Son tres las localidades que participan en los Entroidos de Ourense, que es como aquí llaman a los carnavales. Son muy participativos ya que prácticamente nadie acude sin disfrazar para evitar llevarse algún “zurriagazo”. El inicio de las fiestas se realiza con una gran batalla en la que todos se tiran harina unos a otros. En Verín cuentan también con personajes singulares, como los cigarrones, que van vestidos con ropas vistosas, máscaras enormes de madera y cencerros atados a la cintura que permite escuchárseles llegar. Sin duda, unos Entroidos sonoros y coloridos. Tarragona, TarragonaEn la capital catalana el foco de atención se centra en el fuego, presente en casi todos los actos y desfiles. Cobra además especial significado el martes de carnaval, ya que es cuando los asistentes realizan el “ball de diables” (baile de diablos) para, posteriormente el notario real, que es Lucifer, pronuncia su testamento en la plaza. No será sin embargo hasta el día siguiente, cuando se quemen el Ninot, la Ninota y la Bota (símbolos carnavalescos de Tarragona) donde también actúan los demonios, entre fuegos y cohetes. Por toda la geografía española se suceden numerosos carnavales que cuentan con uno o varios personajes a los que se imita durante esos días y se celebran siguiendo costumrbes o rituales ancestrales. Sin duda, un ejemplo más de la gran diversidad con la que contamos y que cada año atraen a turista y curiosos. 

Foto de Cueva de Pozalagua

EDITORIAL

Cueva de Pozalagua

El Mejor Rincón 2013 País Vasco Es un carnaval espeleológico, una locura maravillosa de estalactitas excéntricas que se entrelazan formando masas como de raíces o corales. Ya su hallazgo en 1957 tuvo un punto disparatado, pues no fue una cuidadosa prospección, sino una carga de dinamita de una cantera de dolomía situada en las proximidades, la que, accidentalmente, abrió a la curiosidad del mundo esta bóveda de 125 metros de longitud, 70 de anchura y 12 de máxima altura. Los guías explican a los visitantes que, en la formación de las excéntricas, no han intervenido ni corrientes de aire, ni raíces, ni campos magnéticos. Es que cristalizan así.  Mapa Cueva de Pozalagua Estalactitas de formas caprichosas tapizan esta cavidad de las Encartaciones, en el extremo occidental de Bizkaia. No hay otra igual en el mundo. No te pierdas..... A diferencia de las estalactitas convencionales, que se forman de arriba abajo, obedeciendo la ley de la gravedad, las excéntricas crecen caprichosamente en cualquier dirección, como las ramas de un árbol. Son poco habituales y, cuando dos o más coinciden en un lugar, es un espectáculo digno de verse.En Carranza, el municipio más occidental de Bizkaia, se encuentra la cueva de Pozalagua, que está forrada de ellas. Ninguna otra cavidad del planeta alberga tantas. Si aún hay tiempo y ganas de ver más de esta comarca, en Balmaseda se encuentran el puente de la Muza, que rezuma Edad Media por todas sus piedras y aún conserva el torreón donde se pagaba el pontazgo, el antiguo peaje exigido para cruzar el puente, y la fábrica-museo de Boinas La Encartada. Balmaseda es también un buen lugar para reponer energías. Típica de aquí es la putxera, un guiso de alubias que tiene su origen en la olla que cocinaban los maquinistas del ferrocarril minero La Robla-Bilbao aprovechando el vapor de la locomotora. La putxera tiene hasta un monumento y una fiesta, el 23 de octubre. No menos tradicional es el txakoli, que se elabora en Balmaseda desde finales del siglo XV. Estas cuevas tan originales merecieron ser Ganador del Mejor Rincón 2013 Fuera de la cueva, la antigua cantera de dolomía se ha recuperado tallando en uno de sus frentes un anfiteatro donde se celebran conciertos en verano. La roca caliza se ha cortado con hilo de diamante, tan perfectamente, que el graderío parece esculpido en un bloque de mármol. Además, dentro del mismo municipio, podemos disfrutar de la visita al Centro de Acogida de Animales Silvestres Karpin Abentura, donde podremos observar gran cantidad de especies procedentes del tráfico ilegal de animales, mascotas exóticas abandonadas y otros ejemplares irrecuperables para la vida en libertad, todo ello, enclavado en una finca con un entorno privilegiado, tapizado con multitud de especies de flora procedentes de todos los continentes. Otra gran curiosidad de la comarca de las Encartaciones es la Colección Miguel de la Vía, en Galdames, formada por más de 70 coches antiguos y clásicos que se exponen en la torre Loizaga, del siglo XIII. Todos los modelos de Rolls-Royce, hasta que la marca fue adquirida por BMW en 1998, figuran en ella.

Foto de San Juan

EDITORIAL

San Juan

San Juan La fiesta del fuego Es la noche más corta del año, pero nos parecerá eterna si la vivimos en uno de estos cuatro destinos donde el fuego, la pólvora y la música se prolongan hasta el amanecer. La fiesta de las hogueras de San Juan tiene origen pagano, ya que con ella se conmemoraba el inicio del verano y se ahuyentaban los malos augurios. Con la llegada del cristianismo, la celebración se mantiene pero pierde su carácter mágico para adquirir un significado religioso. Según la Biblia, Zacarías mandó encender una hoguera para anunciar el nacimiento de su hijo Juan Bautista. Sea cual sea el motivo por el que nos sumamos a la fiesta, lo cierto es que ésta es una noche especial llena de buenas vibraciones y numerosos rituales. La forma ideal de renovar energías, pedir nuestros deseos y recibir al verano con nuestra mejor cara. Alacant, la noche de la cremáEn pocos lugares se vive de forma tan intensa como en Alacant la noche de San Juan. Se trata de una de sus fiestas más populares, de hecho, existe constancia de ella desde el año 1928. Este particular homenaje al fuego se inicia con la plantá, cuando las comisiones festivas colocan en distintos puntos de la ciudad los famosos ninots. Estas esculturas de cartón piedra y madera representan de forma satírica los temas que han estado de actualidad en los últimos meses (figuras que nada tienen que envidiar a las fallas valencianas). Aquí empieza una semana de festejos, dondela pólvora y la tradición son las protagonistas. Si visitamos la ciudad en estos días, disfrutaremos con las verbenas populares y la gastronomía, sobre todo si probamos la exquisita coca amb tonyina, una coca salada de atún. Como no podía ser de otra forma, el momento más especial llega el día 23 de junio, cuando el fuego se apodera de la ciudad en la noche de la cremá y se queman los ninots. Además de la capital, hay muchos otros pueblos alicantinos que celebran esta noche de hogueras, como Torrevieja, Jávea, Benidorm o San Joan de Alacant. Para más información. A Coruña, ¡meigas fora!Si es verdad que las meigas, ‘haberlas haylas’ , todas huyen durante la noche de San Juan en A Coruña, donde llegan a arder cerca de 10.000 cacharelas (hogueras en gallego). La fiesta se inicia días antes, con un amplio programa cultural cargado de conciertos y espectáculos infantiles. Durante la mañana del 23 de junio, una comitiva de fiestas encabezada por la Meiga Mayor recorre la ciudad anunciando la llegada de la noche más mágica del año. Ya en la tarde, podemos ver la marea de gente que camina, como si de una procesión se tratara, en dirección a las playas de Riazor y Orzán portando maderas y cartones para quemar. A la orilla del mar, la celebración empieza con una buena comilona a base de churrascada o sardiñada, acompañada de cachelos (patatas asadas) y, por supuesto, una potente queimada (elaborada con aguardiente, frutas y azúcar). Cuando se acerca la medianoche, se encienden las hogueras que arderán hasta el amanecer: ¡meigas, fóra! Música, baile, fuegos artificiales y el rumor de las olas son la compañía ideal para disfrutar de esta mágica noche gallega. Si somos valientes y saltamos nueve veces sobre el fuego, nos aseguraremos un año de buena suerte. Más información. Barcelona, la noche de la pólvoraDías antes de la celebración de San Juan ya resuenan por todos los rincones del litoral catalán los primeros petardos. Y es que también en Barcelona esta fiesta la protagoniza el fuego y, sobre todo, pólvora. La noche de la revetlla (verbena, en catalán) es conocida como la noche de las brujas o simplemente, del fuego. Los festejos se disfrutan especialmente en los barrios, donde la revetlla se acompaña de música y baile hasta el amanecer. El otro gran foco de atención, por supuesto, es la playa. En ambos lugares, las hogueras prenden durante horas quemando trastos viejos ylas penas vividas durante el año, esperando que el fuego las borre para siempre. Si pasamos la noche de 23 de junio aquí, no podemos saltarnos una de sus tradiciones más arraigadas: comer coca de Sant Joan. Existe una gran variedad de recetas, pero las más populares son la de fruta confitada y mazapán, piñones, chicharrones o crema pastelera. Si no nos gusta trasnochar, lo mejor será evitar pasar esta noche en Barcelona, porque los petardos y los fuegos artificiales inundan de ruido la ciudad hasta el amanecer. Más información. Málaga, noche de júasEn las playas malagueñas lo que se salta la noche de San Juan es mucho más que fuego ya que en las hogueras prenden los populares júas. Se trata de muñecos de trapo que según la tradición cristiana representan al traidor Judas Iscariote. Actualmente recrean la figura de algún personaje que haya sido famoso, de forma negativa, durante el año. Muchos malagueños siguen la costumbre de quemar en esta hoguera un papel con tres deseos escritos para que se cumplan en el próximo año. Un consejo: si nos decidimos a hacerlo, debemos guardar una copia del mismo y leerlo al año siguiente para comprobar que se han cumplido. Y si lo que queremos es conservar la belleza, en esta noche también hay que saltar tres olas con el pie derecho, según reza la creencia popular. Para acompañar al ritual, nada mejor que saborear los tradicionales espetos de sardinas. Los mejores lugares para vivir esta fiesta en Málaga son las playas de La Misericordia y La Malagueta, donde además de hogueras y reuniones de amigos, se organizan conciertos. Más información.

Foto de Fiestas y tradiciones El Rocío, mucho más que tradición

EDITORIAL

Fiestas y tradiciones El Rocío, mucho más que tradición

Fiestas y tradiciones El Rocío, mucho más que tradición Al acercarse Pentecostés, fiesta del descenso del Espíritu Santo, hermandades y feligreses ponen rumbo al pueblo de Almonte para venerar a la virgen del Rocío en el santuario de la Blanca Paloma. Esta romería es mucho más que una demostración de fe mariana, es una de las tradiciones más arraigadas en Andalucía, un recorrido cargado de sentimiento con el Guadalquivir como testigo. Durante los días de procesión se da una curiosa combinación, la del silencio, las promesas y la fe, junto a la música, el cante y la fiesta. Todo ello forma parte de una celebración digna de ver, sentir y disfrutar. Hay quien dice que El Rocío no se puede describir, solo vivir. No es de extrañar ya que ésta es una de  las mayores peregrinaciones que puede verse en España. Desde la localidad onubense de Almonte, la Hermandad Matriz, junto a sus hermandades filiales, ha hecho de esta romería un fenómeno que traspasa fronteras. La fecha de la celebración varía cada año ya que se comienza 50 días después del Domingo de Resurrección y éste cambia en función de la Semana Santa. Todo apunta a que la tradición comenzó en época de Alfonso X El Sabio, quien pudo haber erigido aquí la primera ermita con la imagen de la virgen, conocida entonces como La Rocina. Actas del Ayuntamiento de Almonte indican la existencia de la hermandad ya en el siglo XVI. Poco a poco la ermita fue creciendo gracias a donaciones particulares, al igual que la figura de la virgen, que en 1653 pasó a ser considerada patrona del pueblo, ya conocida como Nuestra Señora del Rocío. No fue hasta un siglo después cuando se asoció con el Espíritu Santo, identificándola con La Blanca Paloma. Fe y fiestaActualmente, más de un millón de personas y decenas de hermandades participan cada año en esta romería que tiene como fin del camino el santuario de la virgen del Rocío. Lo más tradicional es hacer el recorrido a caballo, en carreta o a pie. Una de las imágenes que más nos impresionará es ver el desfile de carrozas –entoldadas y repletas de flores-, las monturas y los simpecados –insignias que abren la marcha en las romerías sevillanas-, marchando en fila entre pinares, marismas y caminos de tierra. También es una estampa única ver a los romeros: ellos, con sombrero cordobés y chaquetilla corta; ellas, con vistosos trajes flamencos. La mayoría de personas pasan la noche al raso, aunque lo cierto es que se duerme poco en esta procesión, sobre todo en la segunda parte de la romería, cuando Almonte ya está cerca y empiezan a sonar las guitarras flamencas que nos invitan al baile y a la diversión. Este ambiente festivo y la fe en la virgen, son los motivos por los que esta cita religiosa se ha vuelto tan popular.  La llegada a AlmonteEl camino se programa de forma que los rocieros lleguen a la aldea del Rocío a mediodía del sábado, en víspera de Pentecostés. Aquí se acampa en espera del resto de hermandades y el sábado desfilan juntas en procesión, en busca de la santa figura. El cansancio ha desaparecido. La virgen espera en el santuario dispuesta a sanar las fatigas físicas y espirituales de todo peregrino. Es en la madrugada del lunes cuando sacan a la patrona del retablo de la ermita. Se trata de uno de los momentos más emocionantes de la fiesta, el conocido como salto de la reja, en el que los rocieros entran en la ermita entre aglomeraciones para conseguir ser los porteadores de la virgen. Una vez fuera, la pasean a hombros por la aldea ante la pasión de los fieles que se abren paso entre el gentío para, al menos, rozarla. Consejos para peregrinosSi nos animamos a hacer esta romería, sobre todo sin formar parte de alguna hermandad, debemos ir bien preparados, midiendo las provisiones de agua y comida para hacer frente al fatigoso recorrido y sin que el peso de la mochila se convierta en un lastre. Igualmente, la ropa deberá ser ligera y cómoda, especialmente el calzado, pero sin olvidar algo con que lo que abrigarnos en las madrugadas. Existen varios caminos, como el de Moguer, el de Los Llanos o el Sevillano, pero la ruta más espectacular es la de Sanlúcar, que une la aldea a través de Doñana con la desembocadura del Guadalquivir. Además de ser un bello paisaje para los amantes de la naturaleza, es una curiosa  estampa ver a la multitud de peregrinos cruzando parajes casi vírgenes. 

Foto de Guadarrama, pura aventura

EDITORIAL

Guadarrama, pura aventura

Turismo activo Guadarrama, pura aventura Descubrir la naturaleza del centro de la península y vivir, a la vez, una gran aventura. Es la experiencia que podemos tener al recorrer la sierra de Guadarrama realizando además alguna de las muchas propuestas de turismo activo que se ofrecen en la zona. Senderismo, descensos verticales, tirolina, rutas a caballo e incluso en todoterreno, nos están esperando. Conoceremos un paisaje de excepción mientras descargamos adrenalina. ¿Qué más se puede pedir? La mejor forma de conocer un paraje natural es siempre a pie, paseando, explorando, descubriendo cada rincón. Por eso las rutas de senderismo son una apuesta segura para disfrutar de la sierra de Guadarrama, que en el año 2013 fue declarada Parque Nacional, con el objetivo de preservar al máximo su fauna y flora. En la zona existen varias empresas que disponen de servicios de guía adaptados a distintos niveles de dificultad y exigencia física. Se ofertan desde visitas sencillas de una única jornada hasta rutas completas -con una duración total de seis días. Si preferimos ir por libre, la Comunidad de Madrid propone en su web una decena de rutas de senderismo con una descripción detallada del camino y los lugares por los que acceder.Tanto si vamos por nuestra cuenta como si elegimos en una excursión organizada, en ningún caso podemos dejar de visitar dos lugares de excepción. El primero de ellos es el Alto de las Guarramas (conocido popularmente como La bola del mundo), un pico de 2.262 metros desde donde tendremos la mejor panorámica de la sierra. En segundo lugar, la laguna de Peñalara (de origen glaciar). Luce espectacular con el deshielo primaveral, aunque hay valientes que también realizan esta ruta en invierno, en una excursión con raquetas de nieve. 100% adrenalinaPara grandes aventureros, y también pequeños exploradores, Guadarrama cuenta con un lugar ideal para la descarga de adrenalina. Se trata del Forestal Park, ubicado en el paraje natural del embalse de las Encinillas. Este espacio de ocio cuenta con un centenar de juegos para todas las edades, la mayoría de ellos en altura, recorriendo un laberinto de pasarelas que unen los árboles de la zona. Los más valientes pueden incluso lanzarse por la docena de tirolinas del parque, alguna de las cuales atraviesa los más de 21 metros de anchura del embalse. Otro de los grandes atractivos de esta sierra es La Pedriza, un auténtico paraíso para los amantes de la escalada que convierten el espacio en una escuela para la práctica de este deporte. Todo es gracias a sus más de 2.000 vías de ascensos de todos los niveles de dificultad, además de regletas, fisuras, romos e incluso desplomes. Si nos atrevemos a explorar la zona de esta forma, sólo debemos tener en cuenta que es imprescindible respetar los nidos de buitre negro, una especie en peligro de extinción presente en estas montañas.La Pedriza es un paraíso para los amantes de la escalada con más de 2.000 vías de ascensos en los que se consigue las mejores vistas de la zona.Si queremos aventura pero no nos gustan las alturas, también podemos optar por una de las rutas en 4x4 que recorren la sierra. Los todoterreno circulan por espacios protegidos, siempre en senderos habilitados para el paso de vehículos de motor. Los itinerarios a caballo son otro de los grandes atractivos de la sierra, especialmente porque con ellos se puede llegar a lugares de difícil acceso. Existen tanto propuestas para principiantes como para expertos que quieran disfrutar de este parque natural durante varios días. Más información ¿Qué ver? Visitando la sierra de Guadarrama en su vertiente madrileña tenemos dos lugares de parada obligatoria. Uno de ellos es el Real Monasterio de Santa María del Paular, situado en el municipio de Rascafría. Una joya arquitectónica del siglo XIV que mezcla estilos gótico, barroco, renacentista y flamenco. El otro es Buitrago de Lozoya, el único municipio de la Comunidad de Madrid que conserva íntegro su antiguo recinto amurallado. ¿Un secreto? Buitrago cuenta con un pequeño museo dedicado a Picasso con obras originales que el pintor cedió a su barbero, Eugenio Arias, vecino del municipio.  ¿Qué comer? Como nos hará falta energía para recorrer la sierra, lo mejor que podemos hacer en la zona es coger fuerzas con sus carnes de vacuno, con Indicación Geográfica Protegida. En los restaurantes del entorno la encontraremos servida con plantas aromáticas, especias y, en temporada, setas y hongos, todo productos de la tierra. Tampoco podemos dejar de probar el queso elaborado con leche de cabra del Guadarrama. La miel es otra delicia gastronómica de la zona que nos dejará muy buen sabor de boca.

Aviso

Uso de cookies

El presente sitio web y otros vinculados de Repsol utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información sobre nuestra Política de cookies aquí.

Cerrar el tooltip