COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar
TODO: Colocar aqui el texto como si fuera un ALT

Hoteles

El Mirador de Ordiales

Aunque se trata de un hotel, si nos alojamos en El Mirador de Ordiales lo que menos nos importará será dormir, porque estaremos deseando que salga el sol para poder contemplar el increíble paisaje que tenemos frente a nosotros. Este pequeño alojamiento, con solo tres habitaciones, nos proporciona el entorno perfecto para olvidarnos del estrés y sumergirnos en la paz que regala la naturaleza asturiana. Las propuestas gastronómicas, a base de productos típicos de la zona como la ternera, los pimientos o las setas, son el otro gran aliciente para visitar este hotel con las mejores vistas de la cordillera Cantábrica.


Habitación Sur. / MIrador de Ordiales.
Habitación Sur. / MIrador de Ordiales.

REDACCIÓN GUÍA REPSOL (@GuiaRepsol)

Situado en una finca de 20.000 metros cuadrados, este alojamiento nos ofrece una panorámica de película, a base de verdes valles y montañas. Se trata de uno de esos establecimientos rurales que nos hacen sentir como en casa,  ya que cuenta con solo tres habitaciones y en todas ellas se cuida hasta el último detalle, alguna de ellas incluso tiene chimenea y jardín privado. Todas las estancias nos ofrecen un paisaje precioso en el que vemos salir el sol entre los macizos orientales de los Picos de Europa y ponerse entre las montañas de la Sierra del Aramo. Un entorno que merece la pena visitar en las muchas rutas de senderismo que hay habilitadas en su entorno y sobre las que muy amablemente informan siempre los propietarios del hotel. 

Imposible olvidar un amanecer aquí

Los propietarios del hotel son también los encargados de la cuidada gastronomía del alojamiento. Los desayunos son sencillamente espectaculares, sobre todo su mermelada casera, que nos ayudará a endulzar el resto del día (especialmente si, con el buen tiempo, podemos tomarla en la terraza). Las comidas y cenas son igualmente únicas, de hecho, el hotel ofrece paquetes de visita donde se incluyen jornadas gastronómicas temáticas: cocina asturiana, andaluza, marroquí, mexicana, italiana e hindú. Para todos los gustos y colores.  Se trata de uno de esos establecimientos en los que nada se deja al azar sino que todo está cuidado al milímetro.

La situación geográfica de la casa es una gran ventaja si queremos conocer Asturias. Además de disfrutar del verde de las montañas y los valles, a solo 12 kilómetros tenemos el mar Cantábrico, con sus infinitas playas y acantilados. A parte del paisaje, esta tierra pone también a nuestro alcance un inmenso patrimonio cultural y arquitectónico.  


  • ¿Qué ver?

    ¿Qué ver?

    Aunque tengamos la tentación de no querer salir de la tranquilidad y sosiego que nos regala El Mirador, muy cerca de aquí tenemos un sinfín de lugares interesantes que conocer. Uno de ellos es la iglesia de Santa María del Naranco, una de las construcciones prerrománicas más importantes de Asturias, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Un poco más lejos, a unos 90 kilómetros, tenemos uno de los grandes tesoros asturianos: Cangas de Onís. Aquí podemos ver la cueva de Covadonga, con La Santina, la imagen de la Virgen María más venerada en Asturias. En esta zona podemos hacer increíbles excursiones, como la del Desfiladero de los Beyos -un impresionante cañón que se atraviesa en coche- o la Ruta del Cares, que parte desde Poncebos atravesando el desfiladero del río y que es, sin duda, una de las mejores propuestas de senderismo de toda la península.

  • Casa Gerardo

    ¿Dónde comer?

    Aunque la oferta culinaria de El Mirador de Ordiales es de lo más sugerente, si algún día nos apetece salir a comer fuera del pueblo, tenemos algunas propuestas irresistibles muy cerca de aquí. En Oviedo, por ejemplo, nos espera Casa Fermín (San Francisco 8; 985 216 452), donde vanguardia y tradición se aúnan en una combinación perfecta. Situado en el centro de la ciudad y fundado en los años veinte, este restaurante nos propone una carta a base de productos de temporada. No podemos dejar de probar su selección de quesos asturianos y su salmonete con puntalette de jamón. Otra opción sería acercarnos hasta Prendes, a media hora en coche de Ordiales, donde tenemos uno de los mejores restaurantes de España: Casa Gerardo (Carretera AS-19, Km 8'5; 985 887 797). Ya son cinco las generaciones de cocineros que se ponen al frente de estos fogones donde podemos probar platos con las últimas técnicas culinarias, como las cocochas planctónicas -atemperadas y sobre una base de pilpil de plancton- o platos tradicionales, como las fabes con almejas.

Fecha de actualización: 8 de diciembre de 2016

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip