RECETAS PARA PICAR ALGO DE CAMINO AL FESTIVAL

Ideas para un avituallamiento en marcha

Recetas para llevar a un festival (apertura)

Ha llegado la temporada de los festivales de música y será necesario proveerse de algún tipo de manduca que no suponga gastar un tiempo mucho mayor que el necesario para comérselo. Te damos unas cuantas ideas: un bocadillo, un sándwich y una ensalada para un tupper, diseñadas para disfrutarlas y que resulten ligeras en vista del planazo que se nos viene encima.

Hay auténticos despliegues de imaginación para preparar los bocadillos, tuppers o sándwiches de este avituallamiento, pero de lo que se trata es de hacer algo muy sencillo, que sea lo más equilibrado que se pueda y que, además, esté rico y sea fácil de comer en el coche, en el tren, en una estación y hasta en la calle. Un bocadillo, una ensalada en un tupper y un sándwich son tres opciones muy buenas y para prepararlas no vienen mal algunos consejos.

Para el bocadillo se pueden elegir muchos tipos de pan, dependiendo del lugar en el que se viva y del relleno que se quiera. Barrita de pan de miga; medio pan candeal de picos; un buen canto de una libreta de pan candeal o media, si es pequeña; o dos lonchas de libreta si es grande; uno entero, medio o cuarto de lechuguino, según tamaño: una barrita andaluza de pan candeal y hasta una telera cordobesa sin picos de tamaño adecuado; media chapata; un llonguet de bocadillo; barrita integral o de centeno; dos lonchas gordas de hogaza de centeno o de borona de centeno y maíz. Todos estos panes sirven para rellenos sólidos y poco jugosos, aunque sí con grasa. Molletes y tortas andaluzas o pan de pita son los más adecuados para rellenos con más jugo o cremosos, con salsa de queso cremoso, por ejemplo.

Rosa abriendo el pan

Las ensaladas de pasta van muy bien para comer de viaje o en la calle. Es conveniente buscar un seudotupper, es decir, una terrina de helado de cartón parafinado, de queso fresco de plástico o de lo que sea que tenga tapa y cierre bien, con una capacidad suficiente para el volumen normal de una comida y que, además, permita asegurar su estanqueidad colocando sobre la ensalada un papel de plástico alimentario que sobresalga fuera de los bordes de la terrina antes de cerrarla. Un tenedor o una cuchara de cartón, de plástico o de madera de los que se encuentran en el mercado completa lo necesario para poder comerla. Así no es necesario pasearse durante todo el festival con un tupper y unos cubiertos sucios, se pueden tirar una vez usados al contenedor que corresponda según sea su material.

Los sándwiches permiten toda clase de variaciones en el pan y en el relleno. Es mejor siempre que el pan de molde sea artesano, para que no se desbarate mientras se come, pero también hay ahora panes industriales que se prestan a este fin con bastante dignidad.

Bocadillo de sardinillas en pimientos del pico

  • 1 lata de pimientos del pico (enteros, unos 200-250 g)
  • 1 lata de sardinillas en aceite (unas 20 piezas, 125 g)
  • 1 pan
  • 1 tomate pequeño (lavado)
  • 6-8 piparras (en vinagre escurridas)
  • Unas hojas de lechuga

Bocadillo de sardinillas

El bocadillo de sardinas fue un clásico en tiempos de mi infancia, una delicia a la que aún se le puede sacar mucho partido. Recuerdo que cuando bajaba a jugar a la calle más de una vez le cambié a un vecino mi bocadillo refitolero de la merienda de pan de barra de trigo duro castellano con chocolate –y eso que siempre fui amante del chocolate, un lujo entonces– por el que le preparaba su madre con un canto de libreta candeal relleno de sardinas en aceite, que apenas me cabía en la boca.

Bocadillo de sardinillas (ingredientes)

El pan blanco, el candeal y hasta el mollete van muy bien para este bocadillo, pero también se puede hacer con pan integral o de centeno, pues están ricos con las sardinas y todos los pescados azules, mejor aún en conserva.

TIEMPO DE PREPARACIÓN Y ELABORACIÓN: 10 minutos.

ELABORACIÓN:

Abrir las latas de sardinillas y pimientos y escurrirlas en dos coladores.
Mientras, cortar el pan por la mitad, si se ha optado por el pan de pita, de los que harán falta dos para una ración, procurar abrir solo como un tercio por un lado y separar las dos mitades para poder rellenarlos.
Cortar el tomate en lonchas finas y colocarlas en una mitad del pan.

Bocadillo de sardinillas (sardinillas)

Repartir las sardinillas metiéndolas dentro de los pimientos del pico y acompañarlas de alguna piparra. Envolver los pimientos con un trozo de hoja de lechuga, que sea la parte más verde y tierna, no los tallos. Colocar los pimientos rellenos y envueltos en lechuga sobre el pan con tomate y cerrar el bocadillo.

Bocadillo de sardinillas (rellenar pimientos con sardinillas)

Ensalada de pasta

  • ½ bote pequeño de alubias blancas (cocidas, unos 100 g ya escurridas o una sobra)
  • ½ diente de ajo (muy picado)
  • 1 calabacín (muy tierno, pequeño, o ½ un poco más grande, lavado)
  • 1 guindilla (seca desmenuzada, opcional)
  • 1 lata de berberechos al natural (unos 90 g)
  • 1 lata de mejillones grandes en escabeche (unos 150 g)
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2-3 pimientos del pico (en trozos)
  • 2 cucharadas de hojas de albahaca o de perejil (lavadas y picadas gruesas)
  • 80 g de pasta de trigo duro (preferiblemente lazos, conchas, que la forma tenga recovecos)

Tupper con ensalada de pasta (ensalada)

Para las ensaladas de pasta es importante dejar de lado las que son largas o lisas, como spaghetti o macarrones y elegir siempre un tipo corto con formas, recovecos y a veces alguna superficie rugosa, como tornillos, lazos, caracoles, codos, olivette, orecchiette, etc. Entre los huecos se introduce la salsa y sus aditamentos se mantienen pegados y repartidos por igual entre la pasta.

Hay que procurar que los aliños sean más grasos que acuosos, para evitar que la pasta se infle de líquido en el tupper y se ponga babosa y desagradable. Es mejor que sea un simple acompañamiento a los sólidos que con la pasta compondrán el plato equilibrado que se pretende. Los mejillones en escabeche proporcionan el toque de acidez necesario sin tener que añadir más líquido a la salsa.

Tupper con ensalada de pasta (ingredientes)

En esta ensalada se reúnen dos de los alimentos que, al comer unidas sus proteínas vegetales, proporcionan una nutrición más rica en aminoácidos esenciales que si se ingieren por separado. Los cereales –el trigo de la pasta– pobres en lisina y ricos en metionina, unidos a las legumbres –ricas en lisina pero pobres en metionina– componen en todos los continentes y desde hace milenios una parte fundamental de la base de sus pirámides alimentarias. Aprovechemos la nuestra, en cuya base también se encuentra el aceite de oliva virgen y extra.

TIEMPO DE ELABORACIÓN Y COCCIÓN: 25 minutos.

ELABORACIÓN:

Poner un cazo para hervir la pasta con ¾ de litro de agua salada. Mientras el agua hierve y se cuece la pasta, escurrir los mejillones y los berberechos. Picar en trozos el calabacín y los pimientos escurridos en dados y trozos de 2 cm. Picar la hierba elegida. Reservar todo.

Tupper con ensalada de pasta (pasta)

Hervir la pasta lo que indique el fabricante, pero un poco al dente, que no quede demasiado blanda. Escurrirla bien e inmediatamente pasarla a una ensaladera pequeña y revolver con las alubias escurridas y una cucharada de aceite. Cuando se haya enfriado del todo, mezclar con los demás ingredientes –incluida la guindilla si se quiere añadir a la ensalada– y terminar con lo que queda de aceite.

Sándwich de cecina con queso de cabra

  • 1 limón, piel y zumo
  • 1 puñado de hojas de ensalada rígidas, duras: escarola, endivia blanca o morada, rúcula
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 o 4 lonchas de pan de centeno
  • 50 g de queso fresco de cabra, de Ávila, Málaga, Cádiz, Alicante, Canarias o de rulo
  • 80 g de cecina de León en lonchas muy finas
  • Pimienta negra recién molida

Sándwich de cecina (sandwich)

El pan puede ser blanco, integral, de centeno, de semillas, para todos los gustos. Si el pan es muy tierno y blando, es posible que haya que tostarlo un poco antes de utilizarlo, para que adquiera cierta consistencia, incluso pasarlo por la plancha con una pizca de aceite. Por eso suelen ser mejor los panes de centeno, de miga más cerrada y consistente. El tamaño de las lonchas determinará si hay que hacer uno o dos para una ración.

La cecina va con todos los panes, pero le sienta muy bien el de centeno, incluso la borona, que es de maíz y centeno. Esta especialidad de León se puede sustituir por bresaola, que también es de carne de vaca, incluso por un resto de asado de carne.

Sándwich de cecina (pan)

No conviene pensar para estos sándwiches fríos en rellenos que necesitan estar calientes, como panceta o bacon recién fritos o quesos, que han de fundirse con el calor de la plancha o el horno, pero sí se pueden hacer con quesos que se comen fríos por lo común, desde manchego, zamorano o cualquiera de cabra de Andalucía o Canarias más o menos frescos, hasta los cremosos de untar y de cabra de rulo, y otros que son casi fundidos, como la torta del Casar, el queso de la Serena o un Brie o un Camembert.

El elemento aglutinante de los otros sólidos puede ser el mismo queso o salsas elaboradas con los quesos cremosos de untar, pues en tiempo caluroso hay que evitar las mayonesas y las salsas con huevo.

TIEMPO DE ELABORACIÓN: 10 minutos.

ELABORACIÓN:

Tostar el pan si es muy blando o, si se prefiere, pintar una cara de cada loncha con un poco de aceite y pasarlas por la sartén un momento. Esperar a que se enfríen.

Mientras, cortar en lonchas finas el queso. Lavar y escurrir a fondo la ensalada elegida y cortar en trozos si fuera necesario. Colocarla en un cuenco o ensaladera pequeña. Rallar por encima un poco de piel de limón, exprimir como una cucharada de zumo y regar con el aceite. Revolver con una cuchara.

Sándwich de cecina (proceso de elaboración)

En una mitad del pan repartir las lonchas de queso. Luego cubrir con las lonchas de cecina en las capas que haga falta. Esparcir por encima unas cuantas vueltas de molinillo de pimienta negra y el clavo molido. Cubrir con el otro pan.

NOTA: No es necesario añadir sal a la ensalada. El pan, la cecina y el queso tienen la suficiente para todo el sándwich y, además, las hojas se conservan mejor sin sal.

Te puede interesar...