Los patios de Córdoba son Patrimonio de la Humanidad y un potente reclamo para los turistas. Visitarlos en mayo, cuando se celebra el Festival de los Patios Cordobeses, es un plan muy apetecible. Otra buena idea es alojarse en un hotel con patio, en cualquier época.