Palau-Solità i Plegamans

Palau-Solità i Plegamans

Información turística: 938648056

Web información turística

Uno de los símbolos de este municipio del Vallès Occidental es el menhir llamado la Pedra Llarga, con una altura de dos metros y medio visibles, puesto que su altura total es desconocida. Existen numerosos vestigios de la presencia del hombre en este territorio, habitado por íberos, griegos y romanos. Palau de Plegamans y Palau-Solità ya aparecen documentados en el siglo X y no son pocos sus hitos arquitectónicos. Destaca la Iglesia Parroquial de Santa María, que guarda en su interior un retablo pintado por el Mestre d’Artès, considerado una joya del gótico catalán. También destacan el castillo, la capilla románica de Sant Genís y la capilla templaria de Santa Magdalena, hoy casi en ruinas.

La Iglesia Parroquial de Sant Genís representa un salto en el tiempo, hasta el siglo XX. Fue construida por el arquitecto Puig i Boada, discípulo de Antoni Gaudí. Son importantísimas en el municipio las masías históricas, algunas de las cuales han sido habilitadas como equipamientos culturales. Ejemplos son Can Malla –que alberga un museo sobre pesebrismo–, Can Cortés –un centro cultural– y Can Maiol, donde se encuentra el Campus Arqueològic Fundació Arqueològica Clos.

Por otra parte, merece la pena la visita al Parque del Hostal del Fum, un recinto cerrado de 35.000 metros cuadrados con vegetación autóctona, en el que las zonas arboladas alternan con prados de hierba atravesados por caminos y un riachuelo que enlaza varios estanques de agua.