Cerveza suave y amarga - Guía Repsol

Cerveza suave y amarga

El amargor es un parámetro fundamental a la hora de diferenciar un determinado tipo de cerveza.

Éste se debe al lúpulo y, en principio, a una alta fermentación. Se trata de un parámetro fundamental a la hora de distinguir un determinado tipo de cerveza y diferenciador de los diversos estilos.

Este rasgo de amargor puede ser destacado, como en el caso de la cerveza suave, aunque también puede  presentar un carácter moderado o directamente estar ausente.

El equilibrio relaciona todos los parámetros del gusto y los táctiles, y determina si están bien combinados o no. Cuando una cerveza, como las de este grupo, tiene todos sus niveles en armonía, posee un equilibrio perfecto. Son estos tipos de cervezas las que aguantan, sin mayores problemas, los más exigentes desafíos gastronómicos.

La cerveza es una bebida de baja graduación alcohólica, normalmente entre 3° y 9°

Consejos de compra y consumo

La temperatura es uno de los aspectos fundamentales a la hora de servir una cerveza. En el caso de las cervezas de fermentación baja (tipo Lager, al que corresponden la mayoría de las cervezas españolas), la temperatura óptima se encuentra entre los 6° y los 8°C. Este valor interfiere directamente en la espuma que genera la cerveza: a mayor temperatura la cerveza desarrollará más espuma.

En el caso de las cervezas de baja fermentación es preferible su consumo como aperitivo o su consumo entre horas.

Comentarios nutricionales

Su componente principal es el agua, seguido de un bajo contenido de azúcares. Sus minerales mayoritarios son el potasio y el fósforo. La cerveza aporta pequeñas cantidades de vitaminas hidrosolubles del grupo B, como la B12, la riboflavina, la niacina y los folatos principalmente. Su aporte energético proviene del contenido alcohólico que posee (4-8% vol/vol) aportando 7 kcal/g y de los azúcares (4 kcal/gramo). La cerveza negra es más calórica y tiene más minerales y vitaminas. Para este tipo de cerveza se utilizan lúpulos más amargos. En el caso de que se consuma, se debe hacer de forma moderada en personas adultas sanas no gestantes. Se describe consumo moderado de 10 a 30 gramos de alcohol/día (1-3 cañas de cerveza). Dado que las mujeres metabolizan el alcohol más lentamente que los hombres, y que como media, tienen menor volumen corporal, menos agua y proteínas y más grasa que ellos, el límite superior en mujeres es de 20 gramos/día.

Los comentarios nutricionales de los alimentos se refieren exclusivamente al alimento genérico, sin indicación de marca, y están basados en el Reglamento (CE) Nº 1924/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de diciembre de 2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos. Las declaraciones de salud indicadas son las relativas al Reglamento (UE) Nº 432/2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas a la relativas a la reducción de riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.

Las cantidades indicadas son referidas a 100 gramos de porción comestible del alimento (parte que realmente se come (peso neto), es decir, aquella que queda después de quitarle la cáscara, hueso, piel o espinas, según el caso). Para los comentarios nutricionales, se han utilizado como referencia principalmente las Tablas de Composición de Alimentos de Olga Moreiras y col. 16ª Edición. 2013.

Armonías

Las cervezas suaves equilibradas y amargas encuentran la armonía perfecta en embutidos, encurtidos, frutos secos, mejillones y otros moluscos.

Selección de las mejores cervezas suaves y amargas

Los expertos han analizado los distintos productos basándose en criterios científicos, gastronómicos y dietéticos para realizar esta elección.

Conoce toda la selección

Rutas recomendadas