Chosco de Tineo, embutido ibérico - Guía Repsol

Chosco de Tineo

Este producto debe su apellido a su localidad de origen, Tineo, en la Asturias occidental. Se trata de un embutido genuino elaborado a partir de selectos cortes de cerdo.

La carne de porcino, cabecera de lomo y lengua son los ingredientes preferentes para el chosco de Tineo. Estas partes del cerdo son adobadas con sal, pimentón y ajo durante dos o tres días.

Pasado ese tiempo, la carne se embute manualmente en el ciego del cerdo. Después se ahúma en frío con leña seca de roble, abedul, haya y castaño, durante un mínimo de ocho días. La forma del chosco resultante será redondeada pero irregular.

El chosco de Tineo tiene un característico color rojizo. La intensidad de su tono dependerá de la carne utilizada y la concentración de pimentón. Su sabor es agridulce con un toque ahumado suave y cada pieza oscila entre los 500 g y los dos kg.

La carne aderezada del chosco de Tineo debe ahumarse en frio durante al menos ocho días

Consejos de compra y consumo

Las empresas dedicadas a la elaboración de este embutido prestan atención a los métodos de elaboración típicos de las matanzas tradicionales.

Esa industria está avalada por la Indicación Geográfica Protegida en los concejos de Allande, Belmonte de Miranda, Cangas del Narcea, Salas, Somiedo, Valdés y Villayón.

A la hora de preparar el producto, se atenderá al grado de curación del chosco. Si está bien curado, se tomará en lonchas sin ninguna preparación adicional. Por el contrario, si no lo está tanto, suele pincharse la tripa y hervir el chosco en agua durante una hora aproximadamente antes de consumirlo. Cocido puede comerse en frío, pasados incluso unos días después de haberlo cocinado.

Comentarios nutricionales

Este embutido está elaborado de piezas de cerdo y lengua con pimentón y ajo. Es fuente de proteínas de elevado valor biológico. Además tiene grasa y sodio. En relación a los minerales contiene hierro hemo de fácil absorción y respecto a las vitaminas aporta vitamina B12 y riboflavina. El pimentón y el ajo aportan sustancias antioxidantes a este producto.

Los comentarios nutricionales de los alimentos se refieren exclusivamente al alimento genérico, sin indicación de marca, y están basados en el Reglamento (CE) Nº 1924/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de diciembre de 2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos. Las declaraciones de salud indicadas son las relativas al Reglamento (UE) Nº 432/2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas a la relativas a la reducción de riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.

Las cantidades indicadas son referidas a 100 gramos de porción comestible del alimento (parte que realmente se come (peso neto), es decir, aquella que queda después de quitarle la cáscara, hueso, piel o espinas, según el caso). Para los comentarios nutricionales, se han utilizado como referencia principalmente las Tablas de Composición de Alimentos de Olga Moreiras y col. 16ª Edición. 2013.

Armonías

Los vinos tintos jóvenes, acídulos y alegres, de zonas como La Rioja, el Penedés o Ribeira Sacra armonizan a la perfección con una comida contundente con chosco de Tineo como estrella. Hay quien lo acompaña con sidra, pero se sugieren también tintos de la cercana Marca de Calidad Vinos de la Tierra de Cangas.

Selección de los mejores choscos de Tineo

Los expertos han analizado los distintos productos basándose en criterios científicos, gastronómicos y dietéticos para realizar esta elección.

Conoce toda la selección

Rutas recomendadas