Turrón de calidad española en Navidad - Guía Repsol

Turrones

El turrón es, sin duda, la gran aportación a la repostería navideña internacional realizada por España. Este producto se reconoce por su elevado estándar de calidad.

Las fábricas que se sitúan en torno a la localidad alicantina de Xixona, núcleo histórico de su producción, han logrado ese patrón de calidad. En los últimos tiempos han aparecido nuevos lugares en el mapa español de los grandes turrones; esta expansión llegó de la mano de un proceso de renovación no exento de talento y creatividad.

El turrón tiene entre sus virtudes la capacidad de aceptar variantes infinitas e interpretaciones distintas. Son marcas que, desde la admiración a lo clásico, actualizan su presente de un modo tan respetable como aquellas que deciden mantenerse fieles a las recetas tradicionales.

El turrón español nace en la provincia de Alicante alrededor del siglo XV

Consejos de compra y consumo

El turrón se caracteriza por su dulzor, por eso se recomienda servirlo ya troceado en pequeñas raciones que permitan disfrutar de su sabor sin empalagar y repetir a quien lo deseé. Para cortar las raciones una tabla y un cuchillo bien afilado serán los mejores aliados. Con esta presentación podrán combinarse diferentes tipos de turrón.

La temperatura será un factor decisivo para que el turrón mantenga su textura y sabor. Lo idóneo es servirlo a unos 15°C. Si por cualquier motivo es necesario llevarlo al frigorífico para conservar su temperatura, es importante taparlo bien, siendo recomendable sacarlo unos minutos antes de servirlo.

Consejos nutricionales

Son dulces típicos de Navidad cuyos ingredientes principales son las almendras y el azúcar, y por ello es un alimento de alto valor energético (499 kcal/100g aproximadamente de media) que debe consumirse con moderación. Destaca su alto contenido en fibra. Entre los minerales y vitaminas el turrón es fuente de hierro, magnesio, fósforo, riboflavina, niacina, folatos y vitamina E.

Los comentarios nutricionales de los alimentos se refieren exclusivamente al alimento genérico, sin indicación de marca, y están basados en el Reglamento (CE) Nº 1924/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de diciembre de 2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos. Las declaraciones de salud indicadas son las relativas al Reglamento (UE) Nº 432/2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas a la relativas a la reducción de riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.

Las cantidades indicadas son referidas a 100 gramos de porción comestible del alimento (parte que realmente se come (peso neto), es decir, aquella que queda después de quitarle la cáscara, hueso, piel o espinas, según el caso). Para los comentarios nutricionales, se han utilizado como referencia principalmente las Tablas de Composición de Alimentos de Olga Moreiras y col. 16ª Edición. 2013.

Armonías

Los turrones y su amplia gama combinan con cavas secos y espumosos de mediana edad o caldos olorosos y dulces de Jerez. También le siguen el compás vinos médium de Málaga y malvasías dulces de La Palma o Lanzarote.

Selección de los mejores turrones

Los expertos han analizado los distintos productos basándose en criterios científicos, gastronómicos y dietéticos para realizar esta elección.

Conoce toda la selección

Rutas recomendadas