Cervezas - Guía Repsol

Cervezas

La cerveza es, y siempre ha sido, una bebida popular, cuya existencia es tan antigua como lo es el inicio de la civilización. El asentamiento de los pueblos y el consiguiente arranque de la agricultura -con el cultivo de cereales como trigo y cebada- pusieron las bases para lo que acabaría siendo una bebida que perfeccionarían siglos más tarde los clérigos en monasterios de Centroeuropa principalmente.

La introducción del lúpulo en la receta durante La Edad Media sería un hito importante dentro de la historia de la cerveza, ya que ganaría en posibilidades de conservación y tomaría ese característico toque amargo. Por su parte, la Revolución Industrial daría el empuje definitivo a la producción.

Pero pese a la industrialización, la cerveza artesana nunca ha sido abandonada del todo. Lejos de eso, hoy día es tendencia. Una tendencia que aboga por una producción de cervezas con ingredientes y procesos más naturales; por lo genuino y diferencial. Cervezas que no son pasteurizadas, cuyo gas procede de la propia fermentación, y en las que el cariño y la creatividad invertidos por el Maestro Cervecero son clave para hacer de ellas un trago diferencial.

En España se está experimentando un gran crecimiento del fenómeno, sumándose a la corriente ya avanzada en otros países de Europa, como es el caso de Bélgica, así como al otro lado del Atlántico. Una corriente a la que se han unido tanto pequeñas cerveceras como grandes casas, con un gran número de nuevas e interesantes referencias.

Leer más

Cerveza suave

Esta cerveza encaja a la perfección con la definición de Hipócrates: “es un calmante suave que apaga la sed, facilita la dicción, fortalece el corazón y las encías”.

Cerveza suave y amarga

El amargor es un parámetro fundamental a la hora de diferenciar un determinado tipo de cerveza.

Cerveza intensa

La intensidad de una cerveza se localiza tanto en el aroma como en el gusto y es el resultado de la potenciación del cereal, bien sea cebada o trigo.

Cerveza intensa y amarga

Equilibrio y complejidad se dan la mano en este tipo de cervezas, bebidas que se caracterizan por su mayor cremosidad frente a otras cervezas.

Cerveza tostada y caramelizada

Este tipo de cervezas se identifica por su oscuro color, producto del intenso malteado de esta bebida, y se convierte en rasgo que la diferencia, junto al penetrante olor que la caracteriza.

"La cerveza, tan de moda hoy y a la vez tan antigua, es una bebida moderadamente alcohólica, no destilada, de sabor más ó menos amargo y con una amplia gama de colores."

Isabel Mijares

Experto en Cervezas

Firma Isabel Mijares