Del néctar a la miel de La Alcarria - Guía Repsol

El néctar de la estepa castellana

Miel de la Alcarria

La árida estepa castellana y su vegetación sirven de marco a las laboriosas abejas que, con su miel, han hecho de La Alcarria una de las zonas gastronómicas más conocidas de la península. La Alcarria está compuesta por el noroeste de la provincia de Cuenca, el sureste de la Comunidad de Madrid y el centro y sur de Guadalajara (provincia que más territorio posee dentro de la comarca). La ruta para acercarnos a los orígenes de este alimento discurre por algunas localidades guadalajareñas bañadas por el río Tajo.

Ver mapa Mobile Placeholder
  1. Pastrana
    1

    Pastrana

    En la medieval Pastrana, retratada por Camilo José Cela en su Viaje a la Alcarria, comienza nuestro trayecto. Entre su amplia oferta de restauración encontramos El Cenador de las Monjas, donde la miel está presente en algunos de sus platos como la mousse de cuajada con miel de romero de la Alcarria.

    Desde aquí podemos hacer una visita a Sacedón, en un recorrido de 34 kilómetros por la CM-2009, a los pies del pantano de Entrepeñas. La actividad agraria de sus habitantes se ve cada fin de semana y cada periodo vacacional alterada por deportistas, moteros y turistas que acuden a la zona a disfrutar de espacios tan reputados como el Hostal Mariblanca, especialistas en cabrito al horno y migas manchegas.

    Las casas y edificios de Sacedón revelan un pasado noble y de amplia tradición religiosa. En las inmediaciones, y asomado al Tajo, se puede ver en la distancia (ya que no es visitable) el Castillo de Anguix del año 1136.

  2. Peñalver
    2

    Peñalver

    Recorremos la CM-200 durante unos 25 minutos y llegamos a nuestra siguiente parada: Peñalver. Aquí encontramos el Museo de la Miel, símbolo de la comarca. Situado en la Plaza Mayor, en este museo nos acercamos al mundo de las abejas, enjambres y colmenas y conocemos más de cerca la actividad apícola de la zona.

    Además, en Peñalver se lleva a cabo la tradicional entrega del premio “Su Peso en Miel”. Todos los años se otorga el galardón a alguna personalidad, que recibe la cantidad correspondiente a los kilos de su peso corporal en tarros de miel.

    Para continuar nuestra ruta podemos hacer una visita a Durón, a 38 kilómetros por la N-320 y la CM-2013. Aquí observaremos el típico paisaje castellano y llegaremos a la villa repleta de casonas de los siglos XVI y XVIII, con sus escudos en las fachadas y su bello ayuntamiento declarado Bien de Interés Cultural en 1985.

  3. Brihuega
    3

    Brihuega

    Tras recorrer la CM-2005 durante 48 kilómetros llegamos a Brihuega (jardín de la Alcarria), un buen lugar al que acercarnos para completar nuestra visita. Enclavada en el valle del río Tajuña, su centro histórico está rodeado por una imponente muralla del siglo XII.

    Tiene esta villa una gran oferta de restauración y alojamiento con espacios singulares como la Hospedería Princesa Elima, hotel-restaurante en cuya carta se encuentran delicias como el costillar de cordero relleno de foie y boletus con melaza de vino y miel, que se puede degustar por encargo. También Quiñoneros, con su mousse de queso con fruta de temporada, nueces, membrillo y miel y Peña Bermeja, famoso por su horno de leña y su cocina orgánica, creativa y de temporada. Dignos de mención son su bacalao con miel y nueces y las berenjenas en tempura con miel y yogur.

    El pasado económico de Brihuega estuvo gobernado por la actividad de su famosa Real Fábrica de Paños. Merece una visita también su peculiar Museo de Miniaturas del Profesor Max y el Castillo de Peña Bermeja.

  4. Guadalajara
    4

    Guadalajara

    A 33 kilómetros por la CM-2011 y la A-2 llegamos a la última parada de nuestra ruta: Guadalajara. Con una amplia oferta gastronómica, en la ciudad se pueden degustar los platos más típicos de la tierra como son las sopas de ajo, las migas, las gachas y los asados de cordero y de cabrito. Uno de los ejemplos más solemnes es el de Amparito Roca, reconocido con Soles Repsol, es uno de los restaurantes más prestigiosos de la ciudad. El risotto de verduras, gambas y trufa y el bacalao club Ranero son dos de sus especialidades.

    La gastronomía es en tierras guadalajareñas un elemento muy distintivo de su cultura, así lo muestra la iniciativa Los Secretos Gastronómicos por la que diversos restaurantes de la capital participan en sendas ocasiones ofreciendo un menú típico con precio cerrado.

    Y para aquellos que se declinen más por las tapas están de suerte porque a finales del mes de noviembre se celebra la Ruta de la Tapa.

Conoce el entorno

El sabor

La flora de monte bajo y plantas aromáticas confieren a la miel alcarreña, con sello de Denominación de Origen protegida desde 1992, su sutil personalidad. El romero (en primavera), el tomillo (en verano), el espliego y la mezcla de flores (en otoño) son los elementos que marcan el carácter de este alimento.

Algunos de los platos alcarreños más famosos llevan como ingrediente la miel. Es el caso del alajú (dulce típico a base de nueces, miel, pan rallado, anís en grano, ralladura de naranja, harina y oblea), del bizcocho borracho o de los pestiños.

Visita obligada

En Peñalver (Guadalajara) se encuentra el Museo de la Miel. Allí se puede observar el significado que ha tenido este alimento en la economía y cultura de la zona. Existen documentos escritos sobre la actividad mielera ya en el siglo XVII.

A lo largo de sus instalaciones se podrán observar los secretos de las abejas y su proceso de producción de la miel. También haremos un paseo histórico desde la recolección silvestre que hacían los humanos del Mesolítico, pasando por Egipto y hasta nuestros días.

La fiesta

Pastrana es la protagonista de la Feria Apícola Internacional que tiene lugar todos los años en el mes de marzo.

Es la feria apícola más antigua en España y entre sus paredes se dan cita profesionales del sector de todo el mundo para compartir sus experiencias y logros en la materia, investigando sobre nuevas posibilidades de este alimento, como las cosméticas.

En cada edición se celebra paralelamente el concurso Platos y Licores Elaborados con Miel y el concurso de Catadores de Miel.

Alojamiento

La versatilidad de este alimento ha dado lugar a numerosos negocios, desde la comercialización en conjunto con otros productos relacionados como el polen o la jalea, hasta las líneas de jabones, cremas y cosméticos y su vertiente de turismo de salud. El Spa Niwa es un vivo ejemplo de esto último. Un moderno espacio donde ofrecen alojamiento y tratamientos de relax y belleza, entre los que se encuentra alguno a base de miel de la Alcarria.

Comentarios