Queso de Murcia al Vino, alma de bodega - Guía Repsol

El queso con alma de bodega

Queso de Murcia al vino

Dentro de la Denominación de Origen Queso de Murcia se encuentra una curiosa variedad que ha llevado el nombre de los lácteos murcianos a las listas de los mejores quesos, el queso de Murcia al Vino.
Las Comarcas del Noroeste y del Altiplano murciano están a caballo entre las eternas planicies manchegas y la Murcia costera. La huerta y la montaña son el marco de una tierra en la que se ha desarrollado una raza autóctona de cabra muy resistente al clima seco que se caracteriza por su alta producción de leche.

Ver mapa Mobile Placeholder
  1. Jumilla
    1

    Jumilla

    Recorriendo la frontera con Castilla nuestro camino comienza en Jumilla, capital del vino.

    Si hay algo que personifica a Murcia son sus productos alimentarios y su gastronomía. Entre los platos típicos, provenientes en su mayoría de recetas campesinas, ideadas con el fin de aportar nutrientes y calorías a los trabajadores del campo, no nos podemos perder el gazpacho jumillano, la gachamiga (gachas de harina), las pelotas (de carne) o el queso de cabra frito con tomate. Mención especial merecen los dulces, con un toque especial y distintivo en esta región: los rollos al vino, las pirusas, los sequillos y las cristóbalas.

    Un buen lugar para hacer parada y comer es De Loreto, un restaurante reconocido con Soles Repsol en el que podemos probar alguna de las recetas tradicionales, como la ensalada de queso de cabra gratinado con nueces, pasas al moscatel, quenelles (especie de croquetas) de membrillo y vinagreta de vino, el zarangollo jumillano (picadillo de verdura y huevo) o la carrillada de ternera estofada al vino de Jumilla.

    Otra posibilidad es Casa Sebastián, donde el queso de cabra frito, el gazpacho jumillano con caracoles serranos y los morros con garbanzos son algunas de las opciones que ofrece su carta.

    Los vinos de la zona podemos degustarlos en sus restaurantes y adquirirlos en las bodegas visitables, como San Isidro, Bleda o Luzón. También en enotecas como la de Los Chilines.

    Un ingrediente fundamental en la dieta de los jumillanos es el aceite, que se produce también en la zona, en almazaras como Casa Pareja.

    Muchas de las fiestas están asociadas de un modo u otro a la gastronomía. Ejemplos muy evidentes son la Fiesta de la Vendimia, declarada de Interés Turístico Regional o el Festival de Música entre Vinos, que tiene lugar en verano.

  2. Calasparra
    2

    Calasparra

    Recorreremos la RM-714 durante 47 kilómetros hasta llegar hasta Calasparra. Viajamos de la cuna del vino a la cuna del arroz, del que existen indicios de su cultivo en la villa desde 1634.

    En busca de sus arroces y de otros platos típicos, como las migas ruleras, el jarullo o la caldera de toro, podemos entrar en cualquier época del año en alguno de los locales que componen su variada oferta de restauración. Un ejemplo es el restaurante La Curva, donde la especialidad es el arroz con conejo, caracoles y verduras.

    Si hacemos nuestra ruta en julio, asistiremos a la celebración de la Fiesta en honor a los Santos Mártires Abdón y Senén, en la que es típica la degustación de arroces y migas, acompañados de cuerva (una especie de sangría).

    En junio tiene lugar la conmemoración de la Donación de la Villa de Calasparra a la Orden de San Juan de Jerusalén, en la que se lleva a cabo un Mercado Medieval, con comidas populares y una cena medieval.

    Si pasamos por la zona entre octubre y noviembre nos toparemos con la Ruta de la Tapa y el Cóctel, donde los restaurantes y bares de la zona elaboran sus creativas propuestas culinarias.

  3. Moratalla
    3

    Moratalla

    Recorremos 30 kilómetros por la RM-714 y llegamos a Moratalla, que se encuentra en un montículo desde el que se domina la Comarca del Noroeste de Murcia. Las calles de la localidad son retorcidas e intrincadas y en cada rincón se respira el aire cargado de historia y cultura.

    Entre los mejores restaurantes de la ciudad se encuentra El Olivar. Reconocido con Soles Repsol, está especializado en cocina de proximidad, con varios platos de arroz en la carta. El cucurucho de verduras y la empanadilla frita de arroz de Calasparra con leche, son dos de sus recetas estrella. Además, cuenta con una tienda de productos de la tierra, como el queso de Murcia al Vino y el aceite Flor de Cuquillo.

    Entre los alimentos típicos de la zona brilla con luz propia el mazapán artesanal, que podremos adquirir en las confiterías Roch, donde varias generaciones de reposteros hacen las delicias de propios y ajenos a base de mazapán.

  4. Caravaca de la Cruz
    4

    Caravaca de la Cruz

    Tras recorrer 18 minutos por la C-415 y la B-36 llegamos al fin de nuestra ruta por las tierras del queso en Caravaca de la Cruz, Ciudad Santa junto a Santiago de Compostela, Santo Toribio de Liébana, Roma y Jerusalén.

    La gastronomía caravaqueña contiene una lista interminable de delicias que van desde platos salados, como la tartera con cordero y patatas o los potajes, hasta sus exquisitos dulces, como el alfajor, las yemas o las torrijas. Unas de las más famosas son las del restaurante El Casón de los Reyes, especialmente su torrijón de Reyes, una torrija con helado de turrón.

    El tercer domingo de cada mes se celebra en la ciudad el Mercado del Peregrino, ideal para adquirir las viandas más típicas de la tierra y productos artesanos de todo tipo.

Conoce el entorno

El sabor

La leche de cabra murciano-granadina es el ingrediente básico del queso de Murcia. Elaborado con cuajo animal y con al menos 30 días de maduración, su aspecto es amarfilado y su textura cremosa.

Dentro de la gama de quesos que se producen bajo la Denominación de Origen Murcia hay unos con una característica especial, los quesos al vino. Estas piezas  se bañan en vino tinto de Jumilla, Yecla y Bullas hasta conseguir su color granate característico.

Qué comprar

Las queserías de la comarca aprovechan los mercadillos de cada pueblo para mostrar y comercializar sus alimentos, pero también podemos adquirirlos en tiendas especializadas o en los puntos de venta de las propias fábricas.

Algunas de las queserías que se encuentran bajo la Denominación de Origen Quesos de Murcia son: Montesinos, en Jumilla; La Fortaleza del Sol, en Lorca y Queserías Villa Vieja, en Calasparra.

Visita obligada

El tercer domingo de cada mes se reúnen los artesanos en el mercado artesanal La Esperanza, en Calasparra. Cada edición se dedica a una temática, el queso, las migas, el vino, el embutido o el esparto y es una cita perfecta para entrar en contacto con los alimentos y la artesanía de la comarca.

El lugar de reunión es el santuario de La Esperanza. La mayordomía del santuario lo organiza junto con otras actividades como talleres infantiles y juegos.

La fiesta

Uno de los rincones más emblemáticos de Caravaca es el templete de la Santa Cruz. Cuenta la leyenda que durante el sitio musulmán, consiguieron varios cristianos escapar a coger agua, pero no encontrándola regresaron con vino. Este acontecimiento es el que se celebra en la Fiesta de los Caballos del Vino en mayo, declaradas de Interés Turístico Internacional.

Se trata de una ceremonia en la que los jinetes compiten en una subida vertiginosa a la explanada del castillo con los caballos engalanados.

Alojamiento

Además del turismo gastronómico, hay otro tipo de turismo en Murcia que mueve masas, el de salud. Entre los diferentes puntos de la región que tienen algo especial en este sentido está uno de los balnearios más antiguos de España, el de Archena.

Las aguas de este balneario han sido utilizadas por todas las culturas que pasaron por la localidad. Los romanos levantaron allí unas termas cuyo uso ha trascendido hasta nuestros días.

Comentarios