Aceite de Gata-Hurdes de manzanilla cacereña - Guía Repsol

El zumo de la manzanilla cacereña

Aceite de Gata-Hurdes

Con Denominación de Origen propia, el aceite de Gata-Hurdes es un alimento con una pronunciada personalidad. Para conocer de cerca sus bondades, en esta ocasión proponemos un paseo por la Sierra de Gata en pos de uno de los sabores simbólicos de esta tierra.
Desde Coria hasta Robledillo de Gata recorreremos los caminos y rincones de la Sierra de Gata buscando sus sabores.

Ver mapa Mobile Placeholder
  1. Coria
    1

    Coria

    Nuestra ruta parte de la bella localidad de Coria con su imponente castillo, sus calles llenas de vestigios del pasado y rincones donde deleitar nuestro paladar como el restaurante Percor, donde se pueden degustar platos de la cocina local como el rabo de toro o el jamón ibérico.

    No hace falta una ocasión especial en Coria para buscar lo mejor de sus alimentos en algún establecimiento. En la versión más tradicional de los dulces típicos, el Convento de la Madre de Dios (C/ de las Monjas, 3) embelesa los paladares de los que compran sus productos hechos con aceite de Denominación de Origen Gata-Hurdes.

    Otro de los rincones de obligada visita para adquirir los alimentos locales más representativos es la tienda El Museo del Paladar (C/ Mercadillo, 2), una charcutería donde los jamones, lomos y demás chacinas son de la mejor calidad. Junto a ellos disponen en sus estanterías también de vino, miel, pimentón de la vera, quesos (entre ellos la famosa torta del casar) y, por supuesto del aceite al que seguimos los pasos.

    Además, si coincidimos en Coria con el final del mes de noviembre tendremos la oportunidad de disfrutar de las jornadas Coria, Sabor Micológico, una semana gastronómica en la que participan restaurantes de la localidad con platos realizados a base de setas, entre ellos El Bobo de Coria o el Olé Fusión.

  2. Moraleja
    2

    Moraleja

    Continuamos camino por la EX-108 y la EX-109 durante 15 kilómetros y llegamos a Moraleja, donde en agosto celebran la Ruta de la Tapa, en la que participan locales como el  Capote (Avda. Pureza Canelo, 2), que en una de sus ediciones presentó su “brocheta de gazpacho de lux”; Delphos (Avda. Pureza Canelo, 25), con propuestas como el bocadito sorpresa al almíbar de tomate; o El Gourmet (Avda. Extremadura, 10), con los conchiglionis (un tipo de pasta italiana) rellenos de mar y tierra.

    Un mes más tarde, en septiembre, tiene lugar la Muestra Gastronómica Paladar Plus + en colaboración con el municipio de Idanha-a-Nova (Geira Baixa, Portugal), donde se pueden encontrar productos típicos de ambas localidades tales como embutidos, quesos, conservas, dulces…

    Los hongos y las setas son una constante gastronómica en Moraleja en temporada, o en conserva fuera de ella.

    En la tienda Productos Silvestres Julián Martín se comercializan los que ellos mismos recogen en la comarca, además de frutos silvestres como moras, espárragos o guindillas, que facturan con los nombres de El Campanillo y El Bosque Verde.

  3. Cilleros
    3

    Cilleros

    Salimos de Moraleja por la calle Perales y llegamos en 13 kilómetros a Cilleros, donde podremos disfrutar de sus fiestas patronales si planeamos nuestra visita en el mes de agosto. Su inicio se hace coincidir cada año con la celebración del Mercado Medieval, plagado de puestos de alimentos locales, artesanía y productos de la zona.

    A 6 kilómetros de la localidad por la EX-205 hay un restaurante digno de nuestra atención. Es La Azuela, especialistas en guisos y asados de carnes locales como el cordero, la ternera y el cerdo y multitud de productos ecológicos que seleccionan cuidadosamente.

  4. Gata
    4

    Gata

    Y en 26 kilómetros llegaremos al siguiente hito en nuestra ruta: Gata, por las carreteras CCV-6.1 y CCV-4 donde disfrutar en el bar Los Portales (en la plaza del pueblo) de los platos tradicionales de cocina casera de la zona como la criadillas de la tierra a la crema, la caldereta de setas o la tortilla de patatas acompañados de vino de pitarra elaborado en las bodegas familiares de la localidad.

  5. Robledillo de Gata
    5

    Robledillo de Gata

    Nuestro destino final se encuentra en Robledillo de Gata, localidad a la que accederemos desde Gata por la CC-V-5.1 y que se sitúa a 26 kilómetros de allí. En la villa hay un restaurante más digno de nuestra atención. Es Casa Manadero, donde sirven caldereta de cabrito.

    En el mismo local poseen una tienda, La Despensa de Casa Manadero, una estancia rústica en la que venden aceite de oliva de manzanilla cacereña, miel de la comarca, embutidos y quesos extremeños y vinos tradicionales.

    A lo largo del año se les puede acompañar en las diferentes actividades que realizan en torno a las tareas del campo como la matanza o la recogida de la aceituna.

Conoce el entorno

El sabor

El aceite de Gata-Hurdes es un alimento redondo, completo, denso y de color amarillo brillante. La aceituna con la que se realiza, la manzanilla cacereña (de hueso pequeño y carne delicada), es la que aporta todas estas cualidades a este producto que carece del amargor característico de otros aceites pero sí tiene un leve toque picante.

Qué comprar

En la localidad de Cilleros se encuentra La Almazara Extremeña, un lugar donde se realiza el aceite de la manzanilla cacereña tan típico de la comarca. La finura de este fruto hace que este alimento sea uno de los más valorados de la península.

Allí podremos adquirir este oro líquido de intenso aroma y color amarillo intenso.

Visita obligada

El Museo del Aceite Molino del Medio es una parada obligatoria si queremos saber todo sobre el aceite Gata-Hurdes. Tienen también tienda en donde podemos adquirir este preciado alimento y previo contacto podemos hacer una visita guiada a su interior y a unas bodegas que culminará con una degustación de vino y aceite.

Allí tendremos la oportunidad de conocer la historia del aceite en la comarca y la maquinaria que se ha usado para obtenerlo a lo largo del tiempo.

La fiesta

La ciudad de Coria celebra en el ecuador de agosto un evento que recoge la filosofía de los corianos sobre las bondades de la localidad. Es el Jueves Turístico y, aunque tiene el nombre de un día de la semana, se sucede durante cuatro jornadas. Las calles del centro histórico se llenan con diferentes actividades como el Mercado Artesanal de las Velas, que se levanta de noche. Y durante el día los puestos del Mercado de Comercio y Artesanía ofrecen aceite, quesos, miel, embutidos y otros muchos productos de la tierra.

Alojamiento

La localidad de Coria, además de un bello emplazamiento, es el sitio ideal para detenerse y hacer un descanso en el hotel Sumaiya El Palacio. Además de un entorno perfecto para el descanso, donde se cuida hasta el detalle más mínimo, el hotel cuenta con un restaurante donde los productos de la zona son los protagonistas.

Comentarios