Aceites suaves y deliciosos - Guía Repsol

Suave y afrutada pasión

Aceite de Cáceres

En el valle del río Tiétar se produce uno de los aceites más suaves y deliciosos de la península. De las variedades de aceituna cornicabra y arbequina sale este oro de sabor afrutado. Nuestro camino discurre por las comarcas de Campo Arañuelo y Monfragüe, recorriendo la vega del río e internándonos en el interior de uno de los Parques Nacionales de la red española.

Ver mapa Mobile Placeholder
  1. Majadas
    1

    Majadas

    Comenzamos nuestra andadura en Majadas, rodeada de olivos, pinares y dehesas y donde se encuentra la almazara Pago Baldios San Carlos, una finca al margen del río Tiétar en la que se produce el aceite al que seguimos los pasos. Sus olivares están situados en los últimos resquicios de la Sierra de Gredos y muy cerca del Monasterio de Yuste. El monasterio tiene en su web una tienda online en la que podremos adquirir sus aceites (galardonados en varias ocasiones con premios como el Great Taste Award de Gran Bretaña) y vinagres balsámicos gran reserva.

    En esta localidad tiene lugar en el mes de mayo la fiesta del Día de la Encina. La jornada se aprovecha para plantar encinas (en el mismo número que ediciones se celebran) y para reunirse en torno a una gran paella que cocinan los organizadores.

  2. Malpartida de Plasencia
    2

    Malpartida de Plasencia

    De Majadas a Malpartida de Plasencia hay 31 kilómetros por la EX-A1. Allí nos espera el restaurante asador Las Habazas. De su cocina salen las materias primas de la zona elaboradas de manera deliciosa: caldereta de cordero, venado, cabrito… acompañadas de los productos del cerdo ibérico tan reconocido de la zona. Su parrilla de leña también es una buena opción para degustar la carne de la zona.

    En Malpartida hay una tienda que merece nuestra atención en cuanto a lo que a productos derivados del cerdo se refiere. Es Dehesa Chinata, está rodeada de dehesas y comercializan productos ibéricos de bellota.

    Hay una fiesta gastronómica que va rotando por las localidades de la comarca que se celebra el último sábado de agosto y que en la edición de 2013 tuvo lugar en esta localidad. Es la Fiesta de la Tenca, un pez de río muy apreciado en la cocina local. Más de 20 ediciones avalan a esta jornada que cada año reúne a los asistentes en una de los pueblos de la Mancomunidad de Municipios Tajo-Salor y que en 2001 fue declarada fiesta de Interés Turístico Gastronómico.

  3. Plasencia
    3

    Plasencia

    12 kilómetros por la N-110 separan Malpartida de la ciudad de Plasencia, la ciudad más importante de la comarca y poseedora de un mercado (C/ Mercado de Abastos, s/n) casi centenario en el que se ofertan los alimentos más frescos. Entre sus puestos encontraremos fruterías, verdulerías, pescaderías y carnicerías que muestran lo mejor de la tierra.

    Y lo mejor de lo mejor del mercado pero en versión elaborada lo podremos encontrar en los restaurantes más relevantes de la localidad. Uno es el restaurante Alfonso VIII, situado dentro del hotel del mismo nombre y con una cocina tradicional de proximidad. Otro es Casa Juan, en la judería y con platos típicos de Plasencia. También Succo, con una cocina tradicional salpicada de toques creativos. Y el último es La Catedral.

    Para comprar los mejores productos placentinos podemos acudir a La Casa del Jamón, donde disponen de embutidos, jamones, quesos y chacinas entre delicias como los bombones de bellota e higo y las mermeladas. Cuentan también con una tienda online.

    En los primeros días de junio se celebra en Plasencia un evento gastronómico que ensalza tres alimentos locales. Es la Feria del Queso, el Vino y la Cerveza Artesana, una verdadera fiesta en torno a estos tres productos a la que acuden los profesionales del sector y gran cantidad de público visitante.

  4. Villarreal de San Carlos
    4

    Villarreal de San Carlos

    Y desde Plasencia partimos a nuestro último punto en la ruta, la localidad de Villarreal de San Carlos, a 27 kilómetros por la EX-208. Allí podremos darle culto a la gastronomía en el restaurante Monfragüe (C/Villarreal, 15), cuya cocina está dedicada íntegramente a los productos de Cáceres. Así, en sus mesas podremos degustar una excelente variedad de ibéricos, las famosas sopas de ajo y tomate, el conejo al tomillo y los productos de temporada como las setas, la caza… Todos estos platos cocinados con el aceite al que seguimos en nuestra ruta.

Conoce el entorno

El sabor

El Aceite de Cáceres es una de las variedades españolas que más pueden presumir de suavidad y sabor afrutado. Estas dos características lo hacen perfecto para su uso en cualquier plato, tanto en crudo como en caliente.

Los dos tipos de aceitunas que se usan en su elaboración son la arbequina (perfecta para pescados a la plancha y postres, entre otras armonías) y la cornicabra (un poco más intensa y por ello perfecta tanto para asados como para postres con chocolate).

Qué comprar

En Plasencia nos encontraremos diversas tiendas donde comprar los aceites cacereños, pero hay una en concreto dedicada al aceite en su más amplia acepción que nos sorprenderá por su originalidad, su elegancia y por cómo han sabido sacarle el máximo partido a esta materia prima tan versátil. Es La Chinata.

En sus estanterías podremos encontrar el aceite al natural y especiado con diferentes ingredientes, productos de belleza hechos a base de esta materia prima, patés de aceitunas y una amplia gama de productos gourmet y de belleza.

Visita obligada

En los primeros días de abril se celebra en Plasencia una feria relacionada con los productos ecológicos y artesanos que tiene mucho contenido gastronómico. Es Fecoart y tiene lugar en la parte superior del mercado de abastos. Artesanos y productores ecológicos de España y Portugal se dan cita en este espacio para mostrar sus artículos entre los que se encuentran aceites, vinos, quesos, chacinas, hortalizas, productos cosméticos y licores, entre otros muchos.

La fiesta

Durante el mes de octubre tiene lugar en Plasencia una verdadera fiesta gastronómica esperada por todos los habitantes. Es la Feria de la Tapa de Plasencia y atrae la atención de los placentinos y de gran cantidad de foráneos que visitan la ciudad.

Los restauradores de Plasencia ofrecen más de un centenar de bocados distintos entre los que se encuentra propuestas tradicionales con otras más innovadoras.

Alojamiento

El Parador de Plasencia representa toda una institución en la ciudad. Ubicado en el Convento de Santo Domingo (del siglo XV), es el campo base perfecto para visitar la ciudad.

En sus instalaciones cuenta con un restaurante cuya cocina está dedicada a los productos de la tierra palentina. Allí se pueden degustar delicias como las criadillas de la tierra o postres hechos a base de cerezas del Jerte.

Comentarios