COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

¡Por fin nos vamos de vacaciones!

Ideas para comer en el coche o en mitad del camino

Apertura. Menú para comer en el coche. Fotos: David de Luis

Hola vacaciones, adiós reuniones y preocupaciones. Subir al coche para llegar a ese lugar soñado todo el año, es tomar un camino liberador y prescindir de horarios. Cargas las maletas y solo piensas en lo que te está esperando. Para que disfrutes desde el minuto cero, te hemos preparado un menú ideal para tomar durante el viaje. Diferente y super apetitoso. 


Texto: ROSA TOVAR/ Fotos: DAVID DE LUIS

Los viajes de vacaciones en el automóvil con toda la familia, sobre todo cuando son largos, presentan algunas dificultades logísticas. A lo largo del trayecto llegan las horas en las que hay que comer o merendar. Lo cierto es que en cuanto uno se sube al coche y comienza el viaje, el hambre, o las ganas de comer más bien, hacen acto de presencia. Por ello, conviene llevar a mano algo de fruta pequeña lavada –cerezas, picotas, albaricoques, ciruelas, perucos de San Juan– y una bolsa o recipiente para los desperdicios, que también servirá para los que se produzcan a lo largo de todas las comidas del viaje. Algunos bocadillos pequeños podrán calmar a los más hambrones y caprichosos nada más salir de casa como unas medias noches de jamón y queso, sándwiches de queso crema y hierbas frescas picadas con zumo de limón, por ejemplo.

En cuanto a la comida propiamente dicha, se coma en el automóvil o se tome en una zona de parking o en el campo, deberá ser un tanto ligera, con algunos productos proteínicos e hidratos de carbono. Hay que eliminar de estos menús viajeros la tortilla de patata o la mayonesa casera, que se hacen con huevo fresco. Mejor que la industrial es siempre una "mayonesa" tramposa que, para ensaladillas –no para servir en ningún caso con espárragos o merluza, claro– es imbatible y aleja el peligro muy real de contaminación alimentaria en verano. Tampoco convienen las ensaladas verdes, que no se conservan bien en el viaje y son engorrosas a la hora de comer.

Comiendo polos en el coche

El agua fría será la mejor bebida y agua mineral con gas por si alguien es gustoso. A evitar las bebidas alcohólicas. Dan más sed que la que sacian y son un peligro para los conductores que llevarán el automóvil en el viaje.

Por todo ello, parece inevitable aconsejar la compra, si no se tiene, de una nevera portátil y de bolsas isotérmicas con los hielos de plástico –en el congelador un mínimo de 48 horas antes de comenzar el viaje– que mantienen refrigerado el alimento dentro de la nevera o de las bolsas isotérmicas. Además, algunos automóviles llevan en el maletero una toma de corriente para las neveras que se pueden conectar. Es posible que algunas de las bolsas no convenga introducirlas en el maletero, sobre todo si el automóvil es oscuro, y sí en el receptáculo de las personas donde llega el aire acondicionado.

En la planificación del menú será aconsejable actuar con ánimo "reciclable", es decir, procurar llevar recipientes y cubiertos que, una vez lavados, servirán para otras ocasiones, y evitar los de usar y tirar, a excepción de las servilletas de papel, casi inevitables hoy.  Se pueden tener en casa, sin embargo, servilletas de tela para estos usos, pequeñas y fáciles de transportar y lavar.

Recetas para comer en el coche

Tampoco es aconsejable acompañar esta comida con pan de la clase que sea que tenga miga y corteza. El coche se llena de migas y es incómodo de repartir. Regañás sin o con ajonjolí, colines –que hoy hemos consentido en quitarles su nombre en beneficio del italiano grissini– picos de aceite, lazos y rosquillas de pan son mucho mejores para este tipo de viajes. 

MENÚ PARA 4-5 PERSONAS

Polos de gazpacho

Ingredientes para 8 polos:

350-400 g de tomates de pera maduros.
1 puñado de miga de pan blanco.
1 pepino pequeño.
1 pimiento verde pequeño.
1 diente de ajo pequeño.
1-2 cucharadas de vinagre de Jerez.
1 cucharadita de sal.
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Polos de gazpacho

Así se hace:

Lavar bien las verduras, pelar el pepino, quitar las semillas al pimiento, pelar el ajo y reunir todo, excepto el aceite, en el vaso de la batidora o robot de cocina. Poner en marcha a máxima velocidad hasta conseguir un puré bien liso. Añadir el aceite y seguir batiendo durante por lo menos un minuto hasta que se emulsione la mezcla. Comprobar que está bien sazonado, corregir si es necesario e introducir en los recipientes de polo, cubrir con el palito y meter en el congelador durante 12 horas por lo menos. Transportar en nevera portátil con hielos de plástico.

Consejos:

El gazpacho para tomar en taza suele llevar algo de agua en su composición, para que no sea casi tan espeso como un salmorejo, pero en este caso es necesario que sea así, espeso. Así no manchará a todo el mundo mientras se come. El tamaño de los moldes de polos determinará si sobra algo, que seguro que no se desperdiciará.

No se ha indicado cebolla cruda, que el gazpacho lleva casi siempre, porque suele dar mucha sed durante la digestión, que en este caso no conviene. Este gazpacho se puede hacer también con 250 g de tomates, 250 g de remolacha cocida, sal, vinagre y aceite. Está también muy rico pero sus manchas si algo gotea…

Ensaladilla Olivier… con trampa

Los botes de yogur o los de conservas de vidrio de tamaño mediano o pequeño son un tesoro para estas ocasiones. Las cucharas que se lleven de casa bastan para comer las ensaladas y el bote servirá para usos posteriores una vez lavado. ¡Es necesario reciclar!

La ensalada Olivier formó parte de la cocina de la época de los zares, diseñada por uno de los cocineros franceses que trabajaron en la corte y las casas de los nobles de la época. Hay muchas versiones, unas veces con carne y otras con pescado, todas se hacen con mayonesa batida con nata y no falta quien afirma que la ensaladilla rusa más castiza de nuestro país es la interpretación española de la Olivier rusa. Esta es una de las que más me gusta, basada en la de Helen y George Papashvily. La trampa consiste en que no es mayonesa la salsa que une todos los ingredientes, sino un batido de queso fresco, mostaza y vinagre con algo de aceite. La yema cruda no es recomendable en estos viajes.

Ensalada

Ingredientes:

450 g de patatas medianas y nuevas.
4-5 aceitunas deshuesadas, en aros o picadas.
1 cucharada de alcaparras en vinagre o saladas y en agua ½ hora.
2-3 pepinillos en vinagre picados.
75 g de lacón ahumado y cocido en dados.
1 tomate mediano carnoso, sin semillas y en dados.
1 cucharada de hojas de eneldo o de perejil bien picadas.
Sal. Pimienta.
150 g de queso de cabra fresco, ligero o de queso de Burgos.
1 cucharada de mostaza estilo Dijon.
1 cucharada de vinagre bueno.
2-3 cucharadas de aceite de oliva.

Así se hace:

Lavar las patatas, meterlas en un cazo, cubrirlas con agua fría, añadir una buena cucharada de sal y cocerlas hasta que estén tiernas, unos 20-25 minutos, pero depende del tamaño.

Poner otro cazo con agua a hervir al fuego y escaldar las aceitunas durante 7-8 minutos. Echar en un colador, refrescar y escurrir antes de cortar en aros o picar.

Pelar las patatas, cortarlas en dados del mismo tamaño que las zanahorias y mezclar.

Preparar la salsa batiendo con la batidora el queso con la pimienta, la mostaza, el vinagre y el aceite y añadiendo, si hiciera falta, la sal que parezca oportuna. Revolver todo junto con pepinillos, alcaparras, jamón, hierbas y la salsa e introducir en los botes que se hayan dispuesto, más pequeños para los menudos de la familia, más grandes para los grandullones. Tapar o cerrar con papel de aluminio o de plástico alimentario o con la tapa de los botes, si las tienen. Conservar en frío.

Familia de picnic

Consejos:

La ensaladilla rusa se puede hacer del mismo modo y con la misma salsa, cambiando algunos ingredientes, los pepinillos y alcaparras por guisantes, el tomate por zanahoria, el jamón por escabeche de atún....

Huevos escoceses o… más bien indios

Los huevos empanados escoceses son una comida típica de los picnics británicos, pero la idea es en realidad de la cocina india. En el país asiático, los nargisi kofta, que así se llaman, no se suelen empanar, sino que se fríen sin empanar y luego se terminan en una salsa de verduras bien especiada casi como lo que conocemos como un curry muy picante, que para este tipo de comida no es cómoda. Se puede, si se quiere, especiar la carne con algunos de los aromas clásicos de esta cocina, la india, y empanarlos al estilo escocés. Una combinación estupenda para una comida en el coche.

Ingredientes para 6-8 huevos:

6-8 huevos pequeños.
½ k de carne muy picada –pedirle al carnicero que la pase dos o tres veces por la máquina—de ternera
Sal, pimienta.
2 cucharadas de cebolla muy picada y un poco sofrita.
2 cucharadas de harina.
1 cucharada de mostaza estilo Dijon.
½ cucharada de salsa inglesa.
2 huevos batidos.
Pan rallado muy fino (se puede moler en un robot para dejarlo muy fino).
Aceite de fritura.

Huevos escoceses

Así se hace:

Cocer los huevos introduciéndolos en agua fría y contar, desde que rompa el hervor, 5-6 minutos, un minuto más si son más grandes. Enfriarlos bajo el chorro de agua fría y dejarlos en el agua durante 30 minutos. Cuando llegue el momento de pelarlos, se hará mejor.

En un cuenco poner la carne con la sal que se quiera, un poco de pimienta, la cebolla sofrita muy picada, casi como puré, la harina, la mostaza y la salsa inglesa. Amasarla muy bien hasta conseguir que esté uniforme, casi como una pasta, así cubrirá muy bien los huevos sin despegarse. 

Tomar partes de la masa de carne un poco mayores que el tamaño de los huevos y formar bolas bien compactadas. Aplastarlas en una tortita de grosor uniforme en la palma de la mano, colocar un huevo ya pelado encima y encerrarlo en la masa de carne dándole la forma del huevo. Espolvorear cada huevo con un poco de harina, pasarlo por huevo batido y luego por pan rallado.

Calentar el aceite de fritura y freír los huevos cuando esté muy caliente, un trozo de pan se dora enseguida cuando ha llegado a la temperatura adecuada, pero el aceite aún no suelta humo. Dejar escurrir sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Guardar en un envase cuando estén fríos.

Huevos escoceses

Consejos:

Si se quiere hacer una versión más fiel a los nargisi kofta, especiar la masa de carne con una cucharadita de garam masala, una cucharadita de cúrcuma seca en polvo y una cucharadita de guindilla en polvo o menos, si no le gusta el picante a todos. También se pueden especiar con Ras el Hanut, sobre todo si se hacen con carne picada de pollo o pavo, y trasladarse al norte de África o inventar la mezcla propia de especias que apetezca. ¡Hagan juego, damas y caballeros!

Magdalenas de Santiago y otros postres

Las frutas frescas que se pueden llevar lavadas y comer enteras son las que mejor se conservan –cerezas, picotas, albaricoques, ciruelas, pavías– porque la fruta troceada no se conserva muy bien. Sí se puede llevar melón que se corta en el momento, pero no es aconsejable trocearlo mucho antes del momento de comerlo.

Se puede hacer una macedonia de fruta fresca variada y mezclarla con una gelatina que se haga con zumo de naranja, por ejemplo. Preparar la gelatina con las especificaciones del fabricante e introducir la mezcla de frutas y gelatina en botes de yogur o conservas reciclados. Para los más golosos se pueden preparar unas tartas de Santiago de ración en cápsulas de magdalenas.

Magdalenas

Ingredientes:

3 huevos.
150 g de azúcar.
150 g de almendra molida en harina.
Ralladura de ½ limón.
Encender el horno a 175º C.

Así se hace:

Cascar los huevos en una ensaladera o cuenco, echar el azúcar y mover con espátula o el batidor, pero sin mucha energía, que el batido no haga espuma blanca, solo que se mezclen bien claras y yemas y que el azúcar se disuelva. Añadir la almendra molida y la ralladura del limón y, una vez todo bien mezclado, repartirlo en las cápsulas de las que se disponga, pero llenarlas solo hasta los ⅔ de su altura.

Cocer en el horno durante unos 20-25 minutos o hasta que esté un poco doradas y resistan una suave presión de los dedos en el centro. Dejar enfriar y no espolvorear con azúcar molida, se pondría todo el automóvil perdido de polvo de azúcar.

Fecha de actualización: 3 de julio de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información aquí.

Cerrar el tooltip