31 de julio de 2019

¿Te vas de viaje este verano? No te olvides de cuidar tu alimentación también en la carretera

  • Para estas vacaciones desde Guía Repsol te damos una serie de consejos para que disfrutes conduciendo hasta tu destino de verano. Queremos ser tu cómplice y te ayudamos a convertir en una experiencia más tu viaje por carretera. Elegir la dieta adecuada para cada tipo desplazamiento y cuidar tu alimentación mientras conduces es fundamental para un buen viaje.
  • Es imprescindible tomar mucha agua y si el viaje es largo, el té, el café, las bebidas refrescantes sin azúcares o los zumos de frutas y verduras serán tus mejores aliados.

  • Olvídate de los platos muy pesados, limita el consumo de embutidos, de bollería industrial y de carnes grasas y opta por fruta fresca, pescado o por carnes de fácil digestibilidad, como pollo, pavo o el conejo.
  • Y si viajar con el estómago lleno no es recomendable, hacerlo en ayudas también puede ser peligroso. Recuerda la importancia de hacer siempre cinco comidas diarias, incluso en carretera.
  • Si tu viaje va a ser de noche conviene tomar vegetales con caroteno, esenciales para tener una buena visión y mejorar la agudeza visual nocturna. Las zanahorias, espinacas y frutas serán fundamentales.

La Guía Repsol quiere que disfrutes de tus vacaciones que comienzan en el momento que coges el coche para llegar a tu lugar de destino. A veces nos olvidamos de la importancia de una alimentación saludable durante nuestro viaje por carretera, pero con estos sencillos consejos conseguirás que tu viaje sea una experiencia en sí misma, además de garantizar tu seguridad en la carretera.

La Directora de la Guía Repsol, María Ritter nos recuerda que “la Guía lleva 40 años en la carretera y para nosotros el trayecto forma parte del viaje. Queremos ser cómplices del placer de viajar sin prisas y por eso, es fundamental la seguridad y los buenos hábitos en la alimentación durante el viaje. Somos una guía referente en gastronomía y turismo por lo que no nos podíamos olvidar de la importancia de aconsejar a todos los viajeros que nos han acompañado durante todos estos años y hemos querido recordarles que una buena alimentación es fundamental a la hora de viajar por carretera”.

El Presidente de la Fundación Española de la Nutrición y catedrático de Nutrición, Gregorio Varela, señala que en muchas ocasiones los aspectos relacionados con la alimentación no forman parte de las preocupaciones asociadas a los viajes por carretera. Para los conductores lo fundamental es la seguridad y el estado del tráfico por lo que en muchas ocasiones no se presta atención a la importancia de una alimentación saludable durante los trayectos por carretera. Según el propio Varela “aunque la alimentación no preocupa, si se le presta atención. La gente en general entiende que cuando se viaja en coche hay que comer algo más bien ligero, que no llene demasiado y dan más importancia a la bebida que a la comida”.

Y aunque cada tipo de viaje cuenta con unas pautas y unos hábitos específicos, existen una serie de recomendaciones que todos deberíamos de seguir a la hora de coger el coche:

  1. No se debe consumir ningún alimento mientras se conduce para evitar distracciones.
  2. Ningún viaje debe iniciarse en ayunas. Es importante realizar un desayuno completo, que incluya distintos grupos de alimentos. Conducir con el estómago vacío es casi tan inconveniente como hacerlo con el estómago demasiado lleno.
  3. La ingesta de alimentos se debe distribuir en distintas tomas, preferiblemente cinco diarias.
  4. Durante la conducción se debe parar para ingerir líquidos de forma regular, con el objetivo de evitar la deshidratación. Se puede consumir cualquier tipo de bebida fría o caliente, a excepción de las bebidas alcohólicas.
  5. Antes de la conducción se deben evitar las comidas copiosas y muy ricas en grasas.

Para los viajes largos (aquellos de más dos horas) tomar un almuerzo o merienda te ayudará a que tu viaje sea más cómodo y fácil, ya que podrás descansar y asegurarte una dieta adecuada. Evita las comidas copiosas y ricas en grasa y elige carnes de fácil digestibilidad, como pollo, pavo, conejo y cerdo magro. El pescado puede ser una buena alternativa de fuente proteica.

También te recomendamos realizar descansos para hidratarte y tomar líquidos, las bebidas con alcaloides te pueden ayudar a aliviar la fatiga.

Si el viaje por carretera va a ser de noche, conviene tomar vegetales con caroteno, esenciales para tener una buena visión y mejorar la agudeza visual  nocturna. Las zanahorias, espinacas y frutas serán tus mejores aliadas.

Si el conductor es una persona de edad avanzada lo mejor es que elija alimentos con una mayor densidad de nutrientes y que cuide especialmente el consumo de agua, ya que, la sensación de sed en esta edad está alterada.

No nos podemos olvidar de los más pequeños de la casa, que además de prestar especial atención a la hidratación es importante que consuman las raciones de lácteos recomendadas para su edad.

Las pautas y consejos anteriormente indicados cobran especial importancia en los conductores profesionales, ya que, la dieta realizar durante los viajes, no será esporádica, sino que se repetirá 11 meses al año. Algunas recomendaciones sencillas son: optar por la fruta fresca como postre; alternar el consumo de carne y pescado, tomar legumbres y verduras; limitar el consumo de embutidos, bollería industrial y carnes grasas y aprovechar los alimentos de temporada.

Las personas con este trabajo deben tener especial cuidado con el déficit de micronutrientes (vitaminas y minerales), puesto que, dietas deficientes en hierro o ácido fólico, acentúan el cansancio y aumentan la falta de atención.

Los 10 consejos para una buena alimentación en los viajes por carretera.

  1. Aliméntate de forma equilibrada y saludable.
  2. Evita las comidas abundantes y con una digestión difícil.
  3. Descansa bien antes de comenzar un viaje y nunca lo emprendas con el estómago vacío.
  4. Planifica de antemano los aspectos relativos a tu alimentación y a la de tus compañeros de viaje.
  5. Es recomendable detenerse cada 2 horas para realizar un descanso mínimo de 10 minutos.
  6. Lleva siempre bebidas en el coche y bebe con frecuencia pequeñas cantidades aunque no tengas sed.
  7. Evita las distracciones.
  8. La conducción es una actividad física que conlleva un desgaste. Descansa e ingiere alimentos para compensarlo.
  9. Ten en cuenta las distintas necesidades de alimentos y bebidas para niños/as y adultos mayores.
  10.  No renuncies a una buena alimentación cuando viajes por carretera.
   

Contacta con nosotros

Para más información contacta con nosotros:

Para recibir los comunicados y las notas de prensa: