COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

El primer gatobar de Barcelona

Toma un tentempié con ese gato tan chulo antes de invitarle a casa

La Ciudad Condal ya tiene su propio gatobar. Pero no está sólo decorado con fotos de gatos ni sirven sólo cafés con espuma y caras de gatos (que también), sino que aquí puedes acariciar, hacerte amigo y hasta adoptar al minino que te enamore.


Espai DeGats - Cat Café

CIRA VALIÑO

Los cafés de gatos, con mininos para acariciar, son un clásico en Japón, un fenómeno que nació en Taiwán y se extendió rápidamente a otros países. Ya sea debido a la prohibición de tener animales en apartamentos o por los supuestos beneficios para la salud que tiene acariciarlos, la buena noticia es que este tipo de negocio ya es una realidad en nuestras fronteras. Y desde hace poco, ¡en Barcelona!

En España, este concepto de “animalocio” comenzó en Madrid, con La Gatoteca y ahora le ha tocado el turno a la Ciudad Condal, con su primer Espai de gats, ubicado en el barrio de Gracia.

FOTO: Espai DeGats Cat Café

Más que encerrados, los gatos que aquí habitan campan a sus anchas. Rascadores, rincones, agujeros, escondites, bebederos, cajas, camitas elevadas, juguetes tipo caña de pescar pero con animalejos de tela en vez de anzuelos... Es un lugar pensado y diseñado para ofrecer a los micifuces el máximo confort, diversión y compañía. Porque no son gatos cualquiera. Se trata de gatos abandonados que han sido desparasitados, vacunados, “microchipeados” y esterilizados... que están listos para su adopción.

Lejos de encontrar un menú sobre la mesa lo primero que hallaremos serán las fichas de identidad de los mininos. En ellas se detalla el nombre, las preferencias y las características de la personalidad de cada ejemplar. Cuando entre cliente y morrongo surge la química es que se puede, si así lo desea la persona, plantear su adopción. Para ello, será necesario el visto bueno del personal del club que se asegurará de que la nueva familia y la mascota encajarán perfectamente.

Un desayuno muy gatuno. / FOTO: Espai DeGats Cat Café

Cada nueva adopción es un triunfo para sus fundadoras, Eva González y Tereza Reindlova, ambas plenamente implicadas en la mejora de los derechos de los animales. En su facebook publican, entre otros artículos, cada futura adopción para que los clientes habituales puedan pasar a despedirse de sus amigos de cuatro patas o conocer a los nuevos participantes. Las familias adoptivas pueden dar seguimiento del gato acogido, colgando vídeos y anécdotas de la adaptación a su nuevo hogar. De esta forma, los amigos y fans del gato adoptado podrán seguir en contacto y desearle lo mejor en su nueva andadura.

Espai de gats es un club sin ánimo de lucro en el que los usuarios pagan en función del tiempo que permanecen y lo que consumen. Básicamente pueden ser bebidas y pequeños tentempiés. También disponen de libros y wiffi para entregarse a la lectura al son del ronroneo de sus felices acompañantes. Charlas, cursos, merchandaising y todo lo que tenga que ver con los gatos (excepto los pelos que brillan por su ausencia) tiene cabida en estos 80 metros cuadrados muy bien aprovechados y mejor cuidados.

Los gatos tienen su propio chill out. / FOTO: Espai DeGats Cat Café

Como ya dijo Víctor Hugo, “Dios hizo al gato para poder ofrecer al hombre el placer de acariciar un tigre”. No sé si sobre esta máxima o sobre la que descansan los estudios publicados por la revista Computers in Human behavior de Jessica Gall Myrick sobre los beneficios emocionales de pasar horas viendo vídeos de gatitos, pero lo cierto es que esta iniciativa está dando visibilidad a un problema que trae cola en nuestro país: el abandono de animales. En 2014 España ocupó el vergonzoso primer puesto y, según la fundación Affinity, en la actualidad se abandona un animal cada cuatro minutos.

Hablando de visibilidad, también podemos comentar que el lugar, diseñado con una gran cristalera que da a la calle, muestra sin tapujos lo que ahí acontece. Si estás buscando intimidad o pasar desapercibido quizás no sea la mejor opción. Pero para los que, como los gatos, se mueran de curiosidad por conocer o apoyar a este peculiar espacio, apunta bien la dirección: calle Terol número 29 de Barcelona.

Una de las familias que se ha animado a adoptar un gato. / FOTO: Espai DeGats Cat Café

Eso sí, se recomienda reservar día y hora. Suelen tener el aforo completo. 

Espai DeGats Cat Café
Carrer de Terol, 29, 08012 Barcelona
catcafe@espaidegats.com

Fecha de actualización: 21 de noviembre de 2016

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información aquí.

Cerrar el tooltip