COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Turismo perruno

#GijónYesMiCan

Gijón es una ciudad perrunamente simpática. Y más desde que el Ayuntamiento se ha propuesto fomentar el turismo dogfriendly con la campaña "Gijón, Yes Mi Can", una iniciativa que reúne todos los servicios que la ciudad ofrece a los canes: desde playas, zonas verdes y locales para ir de compras, tomar el vermut o hincharte a sushi en compañía de tu perro.


MICAELA DE LA MAZA (@_SrPerro)

Llevamos 22 años admitiendo mascotas”, explica Beatriz Cimadevilla, gerente del Hotel San Miguel, un alojamiento agradable y familiar de 43 habitaciones en el centro de Gijón. “Abrimos el hotel con esta mentalidad. Lo nuestro no es moda, ni buscar un nicho de mercado, es convicción. Nuestra experiencia al respecto es muy positiva, normalmente son perros educados y tranquilos.”

La responsable de este hotel no es una rara avis. La disposición a pensar bien de los perros y de sus dueños –es decir, la idea de que ambos son educados y por tanto pueden acceder juntos a multitud de establecimientos- es una de las claves por las que Gijón podría ser considerada la ciudad más perrunamente simpática de España. Ahora desde el Ayuntamiento han decidido potenciar esta seña de identidad y este verano lanzan la campaña “Gijón, Yes Mi Can”. Con ella, quieren posicionarse como una de las ciudades que más servicios ofrece a los turistas que viajan con su perro.

Colega en el Parque del Cerro de Santa Catalina. Foto: Micaela de la Maza.
Parque del cerro de Santa Catalina, el paraíso perruno. Foto: Micaela de la Maza.

La ciudad cuenta con más de 40 áreas verdes en las que puedes soltar a tu can a cualquier hora del día para que corra y husmee a sus anchas, incluyendo el espectacular parque del cerro de Santa Catalina, en Cimadevilla, donde contemplar tanto El Elogio del Horizonte, de Chillida, como las magníficas vistas de la ciudad. Una posibilidad que hace suspirar de envidia a cualquier urbanita perruno de Barcelona, Madrid y muchas otras ciudades donde los espacios verdes para canes en libertad son algo más limitados. Y para darse un chapuzón, los gijoneses pueden presumir de la recién inaugurada playa apta para ir con perro todo el año, El Rinconín, un arenal razonablemente amplio y agradable, sobre todo si lo comparamos con muchas de las playas caninas que hay en otras zonas de España.

Colega en la playa de El Rinconín. Foto: Micaela de la Maza.
Colega dispuesto a darse un baño en la playa de El Rinconín. Foto: Micaela de la Maza.

Fuera de la temporada de baño (que suele arrancar en mayo y finalizar en septiembre, aunque las fechas exactas varían) el punto de encuentro canino es indudablemente la Playa de San Lorenzo. Allí, al caer la tarde, sobre todo si no llueve, puedes disfrutar viendo correr y jugar a decenas de perros. Es un plan que siempre genera buen humor.

Si partimos de la base de que en Gijón hay más perros que niños menores de diez años, resulta evidente que esta ciudad es diferente. Solo basta dar un paseo por el centro para comprobar la cantidad de bares y cafés con pegatinas, como las de SrPerro, que señalan que allí los perros son bienvenidos. Y es que la apuesta de hacer esta ciudad más perruna no sólo viene por parte del Ayuntamiento, sino también de todos los que abren sus negocios a los animales.

Bien lo sabe Isabel Pérez, responsable de la mejor repostería de Gijón, Aliter Dulcia. Ella ha recibido más de una crítica por dejar entrar canes en su local. Pero no lo duda, mantiene su política: “Yo, a las duras y a las maduras y desde que abrimos y, a pesar de haber aguantado muchos chaparrones, he permitido la entrada de perrunos y gatunos siempre, que también tenemos clientes de los que pasean a sus gatos por la calle.”

¿Merendamos, Colega? ¿Qué tal en Altier Dulcia? Foto: Micaela de la Maza.
¿Merendamos, Colega? ¿Qué tal en Altier Dulcia? Foto: Micaela de la Maza.

Como ella, muchos otros dueños de locales lo tienen claro y no sólo permiten el acceso de los perros sino que lo fomentan ofreciéndoles chuches y agua. Es el caso de La Revoltosa, una acogedora librería y café cercana a la playa donde siempre están organizando actividades. O La Bull 2, una cervecería decorada con fotos de perros donde también tienen galletas caninas. O Green Zone Bio, un amplio local con productos ecológicos donde puedes comer sano, elegir entre una selección de tés o de cervezas artesanas y donde siempre hay un bote bien repleto de chucherías para los visitantes perrunos.

¿Que te apetece comer vegetariano? Pues en Beware of the Cat se ocuparán de que disfrutes en compañía de tu can. Si tienes antojo de sushi, también te podrá acompañar a Makesushi. Y si sueñas con un brunch en condiciones, te esperan en el recién inaugurado Green Dog Café. En El Bello Verano siempre hay buen ambiente y te ofrecen tapas contundentes, cortesía de la casa, con cada consumición. Claro que a lo mejor lo tuyo es el vermut, en ese caso en Cactus podrás probar algún que otro bocado original, como el hummus de fabes.

De vermú en Cactus. Foto: Micaela de la Maza.
De vermú en Cactus. Foto: Micaela de la Maza.

Pues sí, esta es la buena noticia: en Gijón, sobre todo en el centro y en Cimadevilla, tienes la posibilidad de elegir a qué lugar vas a desayunar con tu perro, dónde tomarte unos vinos y dónde picar algo o sentarte a tomar un café y unos cócteles. Un verdadero lujo para los que preferimos viajar y disfrutar de nuestro ocio en compañía de nuestros canes.

 

También te puede interesar...

Fecha de actualización: 21 de noviembre de 2016

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información aquí.

Cerrar el tooltip