COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Bares al aire libre en A Coruña

Los niños tienen derecho al aperitivo

Ha sucedido. Te has convertido en uno de esos seres diurnos que cargan carritos, 'tuppers' con galletas María, juguetes varios y fruta cortada. Tienes prole, de acuerdo, pero, ¿quién dice que es incompatible con una buena sesión de vermut con amigos? Si te pasas por A Coruña, aquí te proponemos unos cuanto sitios para que los críos corran y tú –si lo consigues– también te sientes a disfrutar.  


Texto y Fotos: CLARA VILAR

Ese momento en el que se agradecen espacios abiertos, terrazas cubiertas y zonas amplias sin tráfico donde los niños puedan desfogarse a gusto y los adultos –padres pertrechados con enseres varios y amigos– , juntar varias mesas y charlar. Sabemos que bajar con niños es una aventura, así que vamos con una pequeña ayudita: en Coruña hay plazas y parques de sobra y para todos los gustos. Para no perderse una de las mejores costumbres de este nuestro país. Aquí una selección.

Plaza de Vigo

Debes saber que si Coruña tiene dos centros, uno de ellos es esta mítica plaza y alrededores. Sentarse en una de sus terrazas a leer el periódico, tomarse algo y controlar a niños y mayores es un deporte bastante practicado en la ciudad. Con un buen parque infantil a tiro de piedra, la plaza está atestada de niños; y las terrazas, con estufas y toldos resistentes al viento, llena de mayores que observan y se ponen al día. Pura esencia local.

Una plaza siempre llena de niños.

Jardines de Méndez Núñez

Otra opción divertida para los niños (y muy agradable para el resto) son estos jardines, que discurren entre el puerto y la ciudad y forman parte de los habituales paseos de coruñeses y turistas. Los jardines, que se levantan sobre terrenos ganados al mar hace 150 años, acompañan al visitante casi desde la entrada de la ciudad hasta la Marina, recientemente restaurada y convertida en paseo peatonal. Sus visitantes se encontrarán un jardín centenario con palmeras, acebos o magnolias, un curioso reloj floral e incluso una sala de exposiciones (el 'Quiosco Alfonso'). Cuenta con dos locales con gran tradición en la ciudad donde hacer una parada: el 'Café Mirador' o 'Atalaya', próximo a una fuente con carpas doradas y rojas de mucho éxito entre los más pequeños, y el 'Copacabana', con una terraza interna más preparada para la lluvia y también popular para la hora de la merienda. Es una buena opción para continuar el paseo después hacia la Marina, con su puerto deportivo y multitud de bares y restaurantes con terrazas, y la plaza de María Pita.

La terracita de Atalaya.

Parque de Santa Margarita

Especialmente recomendado para padres con niños hiperactivos y gusto por perderse en un monte con olor a eucalipto. Un pequeño bosque en plena ciudad, lleno de recovecos a descubrir para los más aventureros, que alberga el Planetario y la Casa de las Ciencias. En la zona baja del parque se asienta un quiosco con terraza cerca de una zona de juegos, donde los más pequeños se mezclan con las partidas de cartas y dominó de los más mayores. Opción tranquila y apta para mascotas, aunque menos recomendada para los días con peor meteorología.

Perfecto para hijos hiperactivos.

Paseo de los Puentes

Próximo al parque de Santa Margarita nos encontramos con otra amplia zona verde, recientemente reformada, libre de tráfico y con amplios espacios donde jugar. Recorriendo el Paseo de los Puentes te encontrarás varias terrazas, si bien la del bar irlandés 'Grace O’Malley’s' es una de las más concurridas para padres con niños en edad de perder el norte a lomos de un buen columpio. Está escondida detrás de un edificio y estratégicamente situada delante de un parque de juegos. Mientras ellos corretean, los mayores pueden tratar de probar los 219 diferentes tipos de cerveza que ofrece el local. Y las tapas, claro.

Aquí todos disfrutan.

Bulevar del Papagayo

Resulta cuanto menos curioso que la antigua calle Papagayo, bastión histórico de la llamada vida alegre de la ciudad, se haya convertido tras su reforma en parada obligada de respetables grupos con críos y ganas de tomarse algo relajados a la vez. A suerte de patio interior a dos alturas entre varios edificios, está situado entre las calles Hospital y Panaderas con accesos desde ambas vías. Este bulevar es el hogar de las amplias terrazas de 'O Delito' –gran vermut, tapas y opción de comer– y de 'Monty Ambigú', que ofrece café, copas y picoteo así como, ya dentro de su amplio local, actividades como cine, teatro y actuaciones en directo.

La calle Papagayo, una parada imprescindible.

Plaza de España

En este barrio, penúltimo centro neurálgico del moderneo coruñés, conviven tranquilamente las abuelas de toda la vida con los habitantes recién llegados al calor de la ola de reformas de pisos y locales de la Ciudad Vieja y aledaños. A pie de la amplia y peatonal plaza se asientan seis terrazas de otros tantos locales ideales para tomar el aperitivo mientras le echas un ojo a los niños. Si eres de los que se enreda y/o el vermut te abre el apetito, este es tu sitio: tienes la clásica 'Pulpería de Melide', 'El 10' y sus sardinas asadas, la siempre deliciosa 'Sartén de Coruña', los vinos y raciones del bar 'Costa da Morte' y del 'Gaioso' o la cocina más moderna de 'Miga' para escoger. Y si resulta que es domingo y tu sobremesa te envalentona tanto como para colocar a los niños, tienes al lado la animada –y ya para mayores– calle San Juan.

Un barrio donde conviven abuelos y nietos.

Fecha de actualización: 24 de agosto de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip