COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Cuando tus hijos son los reyes del hotel

Si dejaras a tus hijos elegir hotel, seguro que reservarían un lugar donde pensaran en ellos, les cuidaran, les hicieran sentir importantes y en definitiva, les hicieran felices. Y eso es precisamente lo que intentan en este alojamiento en Mallorca, un lugar sorprendente que mima a los peques y que rompe los moldes de los "hoteles para niños" convencionales.


Texto: JOHANA SALDÓN

Un hotel 5 estrellas no es quizá el primer lugar en el que piensas cuando te planteas ir de vacaciones con tus hijos. A veces caemos en el error de pensar que este tipo de refugios de exclusividad y lujo no están hechos para ir con niños. Y nada más lejos de la realidad. Afortunadamente alojamientos como el 'Sheraton Mallorca Arabella Golf Hotel', situado a tan solo 10 minutos del centro de Palma, apuestan fuerte por las vacaciones en familia. ¿Cómo? Mimando (de verdad) a los más pequeños, y ganándose así a los padres. Estan son las siete razones por las que tus hijos nunca querrán marcharse de aquí. NUNCA.

 

En la habitación

1. DETALLES DE BIENVENIDA Y MINI ALBORNOCES

Que un niño llegue a la habitación del hotel y encuentre unas chuches o cualquier otro detalle pensado para ellos es sin duda el mejor comienzo. De pronto ven el hotel con otros ojos. Este pequeño gesto hace que se sientan importantes, que sientan que piensan en ellos. Los niños también son clientes. Y si los niños son clientes felices, los padres también lo serán. Y en el baño hay otra sorpresa: pequeños albornoces para ellos, como los de papá y mamá. Se pondrán locos de contentos.

¡A saltar! Foto. J.S

2. CUNAS (DE VERDAD) Y CALIENTA BIBERONES

Todos nos fijamos en las maravillosas camas, colchones y almohadas que tienen los buenos hoteles ¿verdad? Si los colchones para adultos tienen que estar bien y ser cómodos, con más razón deberían cumplir unos requisitos mínimos los que ponen para bebés. Suele ocurrir a menudo: los hoteles familiares tienen cunas de viaje plegables para que duerman los bebés con colchones que son como papel de fumar. Finos, viejos y sin consistencia. En este hotel la cuna es de VERDAD. Tu bebé dormirá en una cuna blanca de barrotes mullida y agradable, como la de tu casa (o casi). Otro detalle importante es que las habitaciones cuentan con calienta biberones, imprescindible para esos bibes a media noche o a primera hora de la mañana sin tener que llamar al servicio de habitaciones. Otro detalle que se agradece es que junto al calientabiberones te dejan una botella de agua embotellada. Los bebés también son clientes.

Pequeños artistas. Foto. J.S

 

A la hora de comer

3. MANTELES PARA PINTAR Y MENÚS KIDS

En los restaurantes del hotel, a la hora de la comida y de la cena, a los niños les ponen un mantel para pintar y una caja de pinturillas. Tan simple y tan efectivo. Es un método muy común en Estados Unidos, pero no tanto en España cuando hablamos de grandes hoteles. Los pequeños se lanzan a decorar con colorines el dibujo que además es la carta del menú kids. Platos sencillos y saludables basados en la comida mediterránea, una combinación infalible que satisface a los adultos de la familia y a los pequeños. A los primeros porque es comida casera y de calidad. A los segundos porque son platos que seguro les encanta. Y no solo hablamos de hamburguesas o pasta. En su menú encontramos fingers de merluza caseros, mini entrecot, sopita de letras, filetes de salmón fresco, calamares, etc. ¡Hay para elegir!

Un menú variado y saludable. Foto. J.S

4. BARBACOAS FAMILIARES EN EL SUNDAY FUNDAY

El domingo en este hotel es el día de las familias. Y utilizan un divertido juego de palabras para describirlo. Durante el Sunday Funday preparan una barbacoa con verduras, carnes y pescados a la parrilla y ponen un bufet de ensaladas para que cada uno se vaya sirviendo lo que más le apetezca. ¿Hay algo que le haga más ilusión a un niño que un bufet de lo que sea? Para mejorar la propuesta colocan un castillo hinchable al lado de la piscina. Imagínate la emoción para ellos. Difícil elección: "¿Juego en la piscina a tirarme de cabeza o salto en el castillo hinchable? Mejor las dos cosas…".

 

Para divertirse

5. KIDS CLUB JUNTO A LA PISCINA

Es el sueño de cualquier niño. Salir del kids club después de jugar, pintar y bailar e ir directo a la piscina, situada a pocos metros. Y después de un baño refrescante con papá y mamá, secarse al sol y volver al 'kids club' a seguir con la manualidad. ¡Un no parar! Además, seis veces a la semana se organiza una discoteca en la que los niños pueden bailar y disfrutar de la música.

¿Nos tiramos? Foto: J.S.

Para los padres, la distribución de esta zona construida en el hotel es un éxito. Que el 'kids club' y la piscina familiar estén situados juntos y que visualmente tú puedas controlar al niño que sale y entra mientras estás tumbada en la hamaca de la piscina es un privilegio. Tranquilidad máxima, en una mano un libro, en la otra un refresco… levantas la vista y ahí está el niño jugando. Impagable. Otro ejemplo del planteamiento que muchos hoteles deberían poner en marcha.

6. ACCESO AL SPA

Otro de los lugares tradicionalmente vetados para los pequeños de la casa es el spa de un hotel. Pero no en el 'Sheraton Mallorca'. Aquí reciben a los niños con los brazos abiertos: se les permite el acceso a determinadas horas del día para que también ellos puedan disfrutar del placer de darse un chapuzón en el jacuzzi. De 10 de la mañana a 4 de la tarde y siempre acompañados de un adulto los niños de la familia podrán compartir con sus padres un rato de relax en las maravillosas piscinas del spa.

Los niños también tienen derecho a relajarse. Foto: J.S.

7. CLASES DE GOLF PARA NIÑOS

El 'Sheraton Arabella Golf Hotel' es un hotel, como su propio nombre indica, dedicado al golf. Rodeado de cuatro magníficos campos y con un acceso directo desde el hotel, este deporte es uno de los grandes planes de este lugar. Y sí, los pequeños también tienen hueco en este plan. Los clientes pueden reservar clases de golf para los niños y así practicar en familia los mejores golpes de swing.


Aprendiendo a lanzar un swing. Foto: J.S.

Fecha de actualización: 24 de agosto de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip