COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Cafeterías para ir con niños en Madrid

'Alayuela', un universo infantil con café para los padres

Una nueva cafetería para ir con niños abre sus puertas en el Barrio de Montecarmelo en Madrid. Va más allá de ir a merendar: talleres, librería y un espacio para jugar del que los niños no quieren irse.


Texto y fotografías:  JOHANA SALDON

A Franca y a Carolina la maternidad les cambió la vida. Y esto que suena a frase tópica, en su caso ocurrió en el sentido más estricto de la frase, porque trajo consigo una convulsión profesional.

Franca aparcó la gestión de recursos humanos a la que se dedicaba desde hace más de 20 años y Carolina hizo lo mismo con su sector. Ambas se conocieron en Venezuela en el 2006, se hicieron amigas y la vida les trajo a Madrid. De soñar con un proyecto juntas nació la idea y decidieron apostar por algo que ellas mismas echaban de menos en su barrio Montecarmelo: un lugar en el que tomar un café caliente sin tener que levantarte 15 veces a jugar con sus hijos. Un universo en el que tanto niños como adultos tuvieran sus espacios. Juntos pero separados. Propios pero compartidos. 

Pocas veces te acompañarán tus hijos tan contentos al café con tus amigos.Pocas veces tus hijos te acompañarán tan contentos al café con tus amigos.

Desde la calle ya se adivina que esta no es una cafetería cualquiera, ni siquiera por el nombre. Y desde que una cruza la puerta, los enormes agujeros de colores en las paredes invitan a descubrirla con los más pequeños de la casa. 

Alayuela es una declaración de intenciones. Querían llamar al local “Alas y raíces” pero ya estaba registrado. Así que se inventaron esta palabra que significa muchas cosas. "Alayuela viene de la fusión de alas y vuela, huellas”, nos explica Franca. "Así, haciendo juegos de palabras nació el nombre del proyecto”, añade. Su lema hoy se puede leer en una de sus paredes: "Quien tiene raíces, puede volar". Ambas ideas han inspirado todo el espacio: la columna de la cafetería, en la zona de los adultos, es un árbol que sube hasta el techo. Esas son las raíces que dan los padres a los niños. 

Entre las ramas de este árbol, las horas vuelanEntre las ramas de este árbol, las horas vuelan

En la zona infantil sin embargo sobrevuelan sobre las cabecitas de los pequeños que juegan, unas alas en el techo. Las alas que dan la infancia y que permiten que los pequeños aprender a volar solos, desarrollar su creatividad…

Este lugar más que una simple cafetería o un local con zona de juegos es un espacio integrador que une cuatro conceptos: cafetería, librería, zona de juegos para niños y escuela de talleres. Lo que Franca y Carolina buscan es que sus clientes se encuentren en un mundo creado para el bienestar de las familias en todas sus versiones: leyendo, jugando o aprendido yoga juntos. O simplemente tomando un café y una deliciosa tarta de zanahoria.

Las palabras desempeñan un papel especial en AlayuelaLas normas de la casa son sencillas y se recogen en una pequeña pizarra.

La librería es una de las partes clave del local. La proximidad con el Colegio Alemán ha hecho que esta pareja de mujeres emprendedoras apueste por la venta de libros en este idioma para facilitar a las familias de las proximidades encontrar libros. "Es una pata importante de Alayuela", nos explica Carolina, "porque los libros también son claves en la infancia de los niños para darles raíces y dejar huella en sus vidas, encajaba perfectamente dentro de los servicios que queríamos ofrecer".

"La idea es que las mamás puedan tomarse una café tranquilas en un entorno agradable, eso que a priori parece tan simple pero que cuando tienes un bebé resulta bastante complicado, queremos que aquí estén como en casa, tanto ellas como los niños", comentan las dueñas.

Por utilizar el parque de juegos hay que pagar una pequeña cuota de acceso. Cuatro euros de lunes a viernes  (dos euros los hermanos) y seis euros de viernes a domingo. Una cantidad que te asegura que tus hijos se lo pasarán bomba toda la tarde mientras tú les supervisas tranquilamente.

Entre balanceo y balanceo, aquí se aprende yoga y alemán.Este espacio para juegos también se convierte en aula para talleres

El espacio es tan apetecible que a uno le entran ganas de regresar a su infancia para balancearse en la hamaca, colarse por los agujeros blancos o escalar por la pared. Los niños ni lo dudan: lo hacen todo. Además, semanalmente se hacen varios talleres en inglés y alemán además de conciertos, charlas, yoga… 

"Venga chicos nos vamos", se oye a una mama. "Nooooo", contestan los dos niños. Carolina y Franca sonríen. "Nos encanta escuchar esa respuesta, ja,ja", me confiesan. "Eso demuestra que para los niños todo el tiempo que pasan aquí es poco", comentan encantadas. Si yo fuese niño, tampoco querría irme.

ALAYUELA - Av. Monasterio de El Escorial 10-12. Madrid. Tel. 910 13 37 55 / 657 54 22 76.

Una bonita taza y galletas quitan las penasUna taza humeante y un buen trozo de pastel alegran la tarde a cualquiera.

Fecha de actualización: 29 de agosto de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip