COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Visita al Cocodrilos Park

Cocodrilos al calor de Torremolinos

El Nilo es un lugar ideal para contemplarlos, pero por desgracia no nos pilla cerca de casa. Así que si el sueño de tus hijos es acariciar o ver de cerca un cocodrilo, Torremolinos es un planazo. Allí te espera un lugar único en el que conocerás muy de cerca a estos reptiles con apariencia prehistórica: El Cocodrilos Park.


Cocodrilo Park

Texto: JOHANNA SALDÓN

La criatura más antigua de la tierra campa a sus anchas por este parque. Son más de 200 ejemplares, desde bebés hasta gigantes del Nilo de cinco metros de longitud. Tenerlos tan cerca impresiona, y mucho.

Llegar al Cocodrilos Park no tiene pérdida. El acceso está perfectamente señalizado según sales de la autopista que te lleva a Torremolinos. Y una vez dentro, el recorrido comienza con unas simpáticas huellas con la forma de estas criaturas, una manera simpática y divertida para que los más pequeños de la casa puedan encontrarse con ellos.

Para los niños, es un gran plan para estas vacaciones. Pasear alrededor de una laguna donde hay tantos animales peligrosos les hace agudizar todos los sentidos. No les quitan ojo para ver cuál será su próximo movimiento.

Más de 200 ejemplares de cocodrilos juntos. Foto: J.S.

Pero la visita no solo consiste en mirarlos. Se aprende mucho sobre el pasado y el presente de estos saurios. Hay un museo africano, una sala didáctica y otra de proyecciones. Las dimensiones del parque no son grandes y en pocos minutos se llega a la laguna donde están los animales. Todo se puede recorrer en un par de horas.

Pasear entre los cocodrilos a tan pocos metros de distancia despierta muchas emociones. Los animales suelen estar tan quietos que a veces parecen de cera, como si el propietario hubiera puesto allí varios ejemplares de mentira para llenar el estanque. No mueven ni una milésima de su cuerpo, a pesar del calor sofocante de algunos días de verano. Pero no hay que confiarse, cuando menos te lo esperas, comienzan a moverse, despacio, con lentos movimientos, recordándote que efectivamente están muy vivos y son peligrosos. Cada vez que uno de ellos abre la boca y ves sus dientes, se disipan todas tus dudas osadas.

Los niños se lo pasan en grande viendo de cerca a estas especies. Foto: Johanna Saldón.

El director del 'Cocodrilo Park', Enrique Prieto, reconoce que es un amante de esta especie y su pasión se contagia. Se juega la vida a diario en las exhibiciones que hace en el parque, en las que se mete a dar de comer a los cocodrilos. "Cuatro veces al día mi vida está en riesgo y lo sé. Pero uno se acostumbra, aunque eso no quiere decir que no tenga cuidado. No hay que perder la noción del peligro, eso nunca, pero tengo ya mucha complicidad con estos animales; hay que saber mantener la distancia en el momento adecuado. En 20 años nunca he tenido un percance", explica.

Ha vivido en varios países africanos y es un auténtico trotamundos, amante de la historia y la Paleontología. "Lo que más atrae de los cocodrilos es el animal en sí, produce terror y curiosidad y aquí lo mostramos de una forma completamente distinta a la de un zoológico. El cocodrilo es un ser extraordinario, un superviviente absoluto y ya forma parte de mi vida, he pasado un tercio de mis 60 años junto a ellos", cuenta Enrique.

Big Daddy, un ejemplar de 600 kilos

El momento de dar de comer a los cocodrilos es impresionante. Los ejemplares esperan hambrientos y se mueven con una rapidez que asusta. Oír el crujir mientras comen hace que los niños permanezcan en silencio absoluto. Ni pestañean mirando. Cuentan dientes, escuchan a Enrique y abren la boca impresionados.

Los cocodrilos los trajeron, en su mayoría, de Sudáfrica y Namibia, desde crías pequeñas hasta ejemplares grandes. Capturarlos y traerlos a España fue una hazaña que merecería un capítulo entero aparte. Entre todos destaca 'Paco', conocido como 'Big Daddy', el mayor cocodrilo que puede verse hoy en Europa: mide cinco metros y pesa 600 kilos.

La hora de la comida es una de las más expectantes. Foto: Johanna Saldón.

A niños y mayores les explican que los cocodrilos aguantan dos años sin comer ni beber agua. Y Enrique bromea diciendo que si te los encuentras en un río la única opción que tienes para que no te coman es: ¡volar! Si te quedas quieto, te comerá. Y si intentas escapar, te comerá también. Nadan a 45 km/hora, así que solo si eres capaz de volar podrás salvar la vida.

La visita al Parque termina con una sorpresa. El broche de oro es hacerse una foto con un cocodrilo bebé, cogerlo en brazos y acariciarlo. Los niños cruzan la puerta tan emocionados que las próximas horas no dejan de hablar de todo lo que han visto y vivido. No todos los días uno tiene la suerte de tener tan cerca decenas y decenas de ejemplares del animal más antiguo de la tierra.

COCODRILOS PARKCalle de Cuba, 14, Torremolinos. Málaga. Tel. 952 05 17 82.

Precios: Adultos: 16 euros. Niños de 5 a 10 años: 12 euros.
Horario: En verano el horario de apertura es de 11 a 19 horas.

Fecha de actualización: 31 de julio de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip