COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Marbella, un lujo también para niños

Marbella es, por excelencia, el lugar de veraneo de la 'jet set', del lujo y los yates de millonarios. Pero también es mucho más. Esta ciudad de la Costa del Sol es un paraíso para los más pequeños de casa (sean pudientes o no). ¡Te lo demostramos!


Texto: JOHANNA SALDÓN

Comenzó siendo refugio de la aristocracia europea, pero hoy los que pasean por las calles de Marbella y comen en sus restaurantes son árabes millonarios, rusos, príncipes y famosos dispuestos a salir en la foto del postureo perfecto. Pero hoy no vamos a hablar de 'Nikki Beach', de 'Trocadero Arena' ni de esos lugares en los que se descorchan botellas de champán a media tarde. Hoy buscamos una Marbella distinta, una ideal para niños. Opciones para que los más pequeños, ya sean de familias acomodadas o medias, puedan disfrutar al máximo.

Marbella Club

Mencionar el 'Marbella Club Hotel' es hablar de lo más exclusivo de la Costa del Sol. Hace años se convirtió en un club de referencia en el que los históricos de la ciudad, como Gunilla Von Bismark, pasaban un día tras otro. El hotel, sin embargo, tiene claro que el futuro es de las familias y ha puesto en marcha un kids club que es el sueño de cualquier niño.

Una mini ciudad blanca decorada al detalle en la que los pequeños de la familia pueden hacer de todo: jugar en casas de madera, aprender a cocina, bailar flamenco, recolectar verduras del huerto, hacer sus propios perfumes o aprender stand paddle surf en el beach club. Los 5.000 metros cuadrados que tiene el lugar están pensados para que los más pequeños sean protagonistas absolutos de diversión y aprendizaje.

El kids club está reservado para los privilegiados niños cuyos padres se alojan allí. Pero acaba de abrir un programa de socios para familias que veranean en la zona y quieren que sus hijos puedan disfrutar allí. Existen diferentes opciones y cuotas: anual o por semanas.

Los niños pueden hacer de agricultores por un día. Foto: J.S.

Juegos en Puerto Banús

Es un plan completo para una tarde. Como buen lugar de veraneo que se precie, Puerto Banús piensa en las familias, y en su plaza han instalado una zona de juegos para niños en las que los padres pueden pasar un rato agradable viendo a sus hijos felices saltar en las colchonetas. Por supuesto el plan continúa en el puerto, en el que los niños se cruzarán con ferraris rojos y lamborghinis igual que los que tienen de juguete y disfrutarán imaginando quién viaja en los enormes y lujosos barcos atracados en el puerto.

Al caer la tarde acércate hasta 'Picasso', el restaurante de comida italiana preferido de los niños. Sus pizzas son un auténtico espectáculo y que tenga colas eternas los doce meses del año lo confirman. Ármate de paciencia y espera tu turno, te prometemos que la recompensa lo merece. Calidad-precio excelente y pizzas de primera. Para los pequeños de casa tienen menú infantil, manteles para pintar y pinturillas. Además, suelen darles un globo.

Ellos también sueñan con el lujo. Foto: Johanna Saldón.

Paseo en buggy

¿Por qué no dedicar una tarde a hacer un plan diferente y divertido? Dar un paseo por el Paseo Marítimo sin cansarse, porque lo hacemos sobre ruedas. Es verdad que la moda está extendida y en muchas ciudades de veraneo ya te ofrecen la posibilidad de subirte en un segway o un buggy. Aquí por supuesto también, en Marbella todo es posible. Y por diez euros media hora, la experiencia lo merece.

Tus hijos pasarán un rato divertido y tú también. Montarse en segway es lo más cómodo, pero para eso hay que cumplir con un peso mínimo. Si tus hijos son pequeños les tocará pedalear en el buggy. Aunque a priori parezca más aburrido, no te equivoques, se lo pasan bomba. En el Puerto de Marbella los tienes en QQBikes.

Dale a los pedales. Foto: J.S.

Churros en el casco antiguo

Pero Marbella es mucho más que el lujo de Puerto Banús y sus hamacas de cuero blanco a pie de mar. Su alma está en su Casco Antiguo, el de la ciudad que fue antes de que Obama fuera a veranear allí. Piérdete por sus callejuelas estrechas y curiosea en sus bonitas tiendas. El encanto andaluz está presente en cada una de estas calles: balcones decorados con flores, bares de tapas en los que comer rico a precios moderados, paredes encaladas...

La Plaza de los Naranjos es el lugar perfecto para terminar la tarde. No te vayas sin pasar por la 'Churrería Ramón', la churrería de toda la vida, que mantiene su fama de churros de primera desde hace años. Allí lo que importa es tomar sus deliciosas porras bajo sus sombrillas acompañada de un rico zumo natural. Se para el tiempo. Esto es de verdad el lujo. A los niños les encantará.

Unos churros con chocolate para merendar. Foto: J.S.

Jornada en la playa

Las playas no son el punto fuerte de esta zona, eso no vamos a discutirlo. Aún así tiene 27 kilómetros de costa y 24 playas. Y ¿qué sería del verano con los niños sin pisar la arena? Si estás en Marbella la playa es un plan que no puede faltar en tu agenda. Muchas son de piedra y el mar tiene muchas algas, así que mira bien a cuál irás.

Nuestra preferida para ir en familia es Cabopino: el agua está limpia, no cubre mucho y la arena es fina. Además, al ser una zona tan turística en muchas tienen columpios y zona de juegos para los niños. Aquí ideas para divertirse no faltan.

También se pueden practicar algunos deportes acuáticos. Foto: J.S.

Un atardecer en familia

Las vacaciones son para saltarse los horarios. Y ver atardecer con los pequeños de casa es uno de los planes que hay que hacer sí o sí  un día de verano. Acostarse tarde es divertido, no hay prisa al día siguiente y sentarse a ver caer el sol contando historias es un gran plan. Además gratis, algo que no se estila mucho en esta zona. En Marbella te recomendamos el puente de madera frente al hotel 'Marbella Club'. Las vistas de la costa desde el mar son preciosas.


DÓNDE COMER. El 'Mesón El Arenal', en Puerto Banús, no es el más bonito de Marbella pero su relación calidad-precio es de lo mejorcito. Tiene terraza, tronas y pescados frescos a precios muy razonables, algo que se agradece en esa zona.

DÓNDE DORMIR. Los precios de los hoteles en Marbella suelen dispararse si vas en familia, así que una buena opción es alojarse en una urbanización de apartamentos con piscina y buenas zonas comunes. Además del Marbella Club que ya hemos mencionado, otra buena opción es el 'Vasari Resort'.

 Un hotel pensado para ir con niños. Foto: Marbella Club.

Fecha de actualización: 31 de julio de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip