COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

¿Al balneario con niños?

Esto sí que es desconexión en familia

castillo termal balneario de solares

Los balnearios eran reductos de desconexión y relax vetados a los niños. Las aguas manantiales se reservaban exclusivamente a adultos, entre otras razones, porque exigían ¡silencio! Las cosas han cambiado y ahora el descanso en familia es posible: lo comprobamos en Castilla Termal Balneario de Solares y te sugerimos otras opciones con planes para pequeños, padres, ¡o todos juntos! 


JOHANNA SALDÓN

Estamos en Cantabria, en el municipio de Solares, donde en 1827 se construyó la primera casa de baños sobre un manantial, la primera estación balnearia de Cantabria. Las aguas termales de Fuencaliente son bicarbonatadas, cálcicas y sódicas, indicadas en muchos tipos de tratamientos, y si bien ha llovido mucho desde entonces, el Castilla Termal Balneario de Solares sigue siendo un destino de referencia hoy en día para todos los que buscan relajar cuerpo y mente, y, desde ahora, ¡más si viajas con tus hijos!

Pocos balnearios de España tienen la completa oferta para familias que ofrece este, y combinar descanso con tiempo en familia es una de sus mayores apuestas. Porque correr detrás de los niños en el parque es necesario, pero también parar y descansar de vez en cuando, y si lo podemos hacer a 33º grados jugando con nuestros pequeños en camas de burbujas, mucho mejor.

Los niños tienen su rato para ellos, sin padres agobiantes/ Foto: J. S.

El balneario tiene un completo programa pensado para que las familias puedan alternar diversión juntos y separados. De 10 a 12 horas y de 16 a 18 horas las puertas de la gran piscina termal de 849 metros cuadrados se abren también para los niños. Son las horas de “la familia” así que las aguas termales se llenan de familias con bebés flotando felices o de niños buceando bajo chorros de agua a presión.

Hay tumbonas y espacios para ellos / Foto: J.S.

"El concepto de balneario ha cambiado con los años y por eso ahora apostamos por los niños, antes el balneario se concebía sólo para cuidar la salud y por eso se reservaba para adultos. Ahora se busca también prevenir, y ahí es donde es clave que los niños también disfruten de esta agua", nos explica Cristina Sanz, responsable del balneario.

Toda la familia puede descansar y disfrutar / Foto: J.S.

Una de las cosas que más me sorprendió fue el silencio. En un lugar lleno de niños uno espera gritos y voces altas pero hasta los pequeños respetan el ambiente de este templo del relax. Dales agua calentita y diles que no hablen en voz alta y te sorprenderá el resultado.

El programa del balneario se completa con las 'Peque Experiencias' para que los niños se relajen esta vez sin sus padres. Porque lo maravilloso de unos días aquí es esto: que a ratos los niños tienen tratamientos y zonas para ellos y tú puedes disfrutar de estar en el jacuzzi sólo con adultos.

¡En las camas grandes del balneario cabemos todos! / Foto: J.S.

El balneario infantil se abre de 11 a 14 horas y de 17 a 20 horas y es una zona habilitada exclusivamente para niños de tres años hasta 12 años que se quedan allí jugando con un monitor (que para la tranquilidad de los padres es socorrista). Tienen ludoteca y todo tipo de juguetes en el agua. Se lo pasan bomba, créeme.

Además el centro ofrece varios tratamientos de termalismo infantil. “El tratamiento estrella es sin duda el masaje padres-hijos que se les da juntos, cada uno en una camilla”, nos cuenta Cristina Sanz. “Se hace a partir de 3 años y el niño se relaja mucho al ver a su papá o mamá al lado”. También hay masajes para bebés de 0 a 3 años y en todos se buscan varios beneficios. “Sobre todo hidratar la piel y relajar a los niños” añade Cristina.

El masaje familiar es de las experiencias más placenteras / Foto: J.S.

El hotel balneario Solares se construyó en 1902 y es imponente, un elegante edificio dentro de un parque centenario donde uno parece estar viviendo una película de época. Pero sin duda lo mejor del hotel no son ni sus jardines ni su maravillosa piscina exterior con agua… Lo mejor es la sensación de relax absoluto que ofrece el poder pasarte el finde de semana en albornoz y chanclas. Olvida las preocupaciones de qué les pongo y de cargar con la silla del niño. No hace falta salir del hotel para acceder al balneario. En la habitación te dejan albornoz, gorro y chanclas, te lo pones y a través del ascensor que conecta el hotel con el balneario bajas en segundos. Comodidad máxima para priorizar el relax del bueno.

"Unos minutos sin obligaciones" / Foto: J.S.

Y a la completa oferta balneario, se suma la gastronómica. Seguimos sin salir del hotel. Descansar y comer bien es el tándem ganador para volver a casa como nuevo después de unos días aquí. El restaurante El Manantial del hotel ofrece platos deliciosos y sanos para que nuestro cuerpo reponga fuerzas después del agua. Tiene un menú para los niños y tronas en el restaurante. Y una de las cosas que me gustó fue la calidad de los platos para ellos: la sopa de fideos y la merluza eran raciones de productos bien elaborados y frescos.

No hace falta ni salir a cenar fuera / Foto: J.S.

Pero si todo lo que ofrecen dentro es razón suficiente para visitar este hotel, su ubicación privilegiada en el corazón de Cantabria también lo es. Es verdad que las aguas termales son ideales para dedicarse un par de días a no hacer nada más que flotar y relajarse. Pero esta zona tiene una completa oferta turística para los niños: el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, Santillana del Mar y su zoo, las playas de Santander… todo a pocos kilómetros de distancia.

El edificio es también una belleza arquitectónica / Foto: J.S.

Si buscas más opciones, el Balneario Sicilia, en Zaragoza, es otro referente en lo que a balnearios familiares se refiere. Aquí los pequeños no sólo pueden bañarse y jugar sino que, igual que en Solares, también hay ludoteca para que los papás se puedan dar un masaje a solas mientras los niños juegan bien cuidados por monitores. Su piscina-cueva bajo una roca de más de 250 metros cuadrados es quizá la joya de las instalaciones. Los niños pueden hacer recorrido termal infantil, darse masajes… todo un mundo de relax para la familia.

Para terminar no podemos olvidar el Balneario de Mondariz, en Galicia, que con su área Mondariz Kids ha sabido combinar a la perfección la tentadora idea de relajarse y divertirse en familia. Con más de 120 metros cuadrados de área infantil, ofrece un servicio gratuito para niños de 3 a 12 años.

La antigua pregunta de quiero ir a un balneario, pero ¿qué hago con los niños? Ya tiene respuesta: ¡te los llevas!

Castilla Termal Balneario de Solares: Av. Calvo Sotelo, 13. 39710. Solares- Medio Cudeyo. Cantabria

Balneario SiciliaCarretera Calmarza, km 1, 50237 Jaraba, Zaragoza. Aragón

Balneario de MondarizAvenida Enrique Peinador, s/n 36890 - Mondariz Balneario (Pontevedra), Galicia

Fecha de actualización: 7 de febrero de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip