COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

El Mejor Rincón 2012

Comunitat Valenciana

Castell de Xàtiva

Desde el cerro del castillo se ve divinamente la vieja ciudad de los Borgia, los Borja antes de que italianizaran su apellido en Roma y se hicieran famosos por sus excesos.

La cuna de los Borgia.

Es buen momento el atardecer para subir al castillo (tampoco demasiado tarde, porque lo cierran a las 19.00), cuando el sol ya bajo dora las murallas almenadas que, cual gigantescas cremalleras, lo unen con la ciudad. Lo mejor es hacerlo a pie, parándose para contemplar las ruinas de un palacio islámico del siglo XII, la encantadora iglesia de Sant Feliu (1265) y la ermita de Sant Josep. Desde el mirador del Bellveret, que está al lado de esta última, se ve, como sobre un mapa, la vieja Xàtiva que alumbró y acunó a los Borgia.


Ermita de Sant Josep.
Ermita de Sant Josep, en el cerro del Castell de Xàtiva.

REDACCIÓN GUÍA REPSOL (@GuiaRepsol)

En el castillo, erigido sobre restos ibéricos, romanos y árabes, hay una sala donde se explica la historia de esta familia, con un cuadro genealógico para saber quiénes eran hijos de quiénes, porque todos en ella, hasta los papas, los hacían con alegría. Dos papas: Calixto III y Ajejandro VI. Una envenenadora: Lucrecia. Un fratricida: César. Y un santo: Francisco. De todo hubo en este clan. En la variedad, según dicen, está el gusto.

Mil fuentes y un cuadro bocabajo.

Fuente de los 25 Caños.
Fuente de los 25 Caños, en Xàtiva.

Antes o después de subir al castillo, hay que pasear por el casco antiguo. Xàtiva es conocida como la ciudad de las mil fuentes. Quizá la cifra sea algo exagerada, pero es verdad que andando por sus calles y plazas se ven unas cuantas, algunas tan generosas como la de los 25 Caños. Cerca de esta exuberante fontana se alza, desde el siglo XIV, la iglesia de San Pere, donde bautizaron a Alejandro VI, y tampoco hay que caminar mucho para llegar a la plaza que lleva su nombre y donde lo parieron. En la plaza dedicada a su tío, Calixto III, se yerguen la Seu y el Hospital Real.

Cuadro de Felipe V.
Cuadro de Felipe V colgado bocabajo en el museo del Almudí, en Xàtiva.

Y en lo que fue almudín o lonja de trigo hay un museo con varios lienzos de Ribera, otro hijo ilustre de Xàtiva. El cuadro que gusta más al público, sin embargo, es un retrato de Felipe V pintado por un tal José Amorós. No vale nada, artísticamente hablando, pero un día alguien se acordó de que el rey había mandado quemar la ciudad durante la guerra de Sucesión y lo colgó bocabajo, para hacerle un feo. Tuvo tanto éxito, que así se quedó.

data Ver mapa Cerrar mapa

No te pierdas...

Fecha de actualización: 23 de noviembre de 2016

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip