COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

El Mejor Rincón 2013

Islas Canarias

La Geria

Cepas de malvasía sobreviven sin una gota de lluvia en el negro mar de cenizas que lanzaron los volcanes de Lanzarote en el siglo XVIII. No parece la Tierra.

La Geria es una oscura inmensidad volcánica salpicada de vides que sobreviven con la humedad de los alisios y el rocío que absorbe el negro lapilli o picón, los restos de ceniza y lava escupidos por el cráter. Eso, más los muretes con que se protege del viento incesante cada cepa de malvasía, da un paisaje insólito, como de granja experimental en la Luna, y un vino cada día más apreciado. Ahora se llevan los vinos con sabor a tierra y este sabe a volcán.


Paseos en dromedarios
En el Echadero de Camello se puede dar un paseo en dromedario por la zona. (Imágenes cedidas por www.turismolanzarote.com).

REDACCIÓN GUÍA REPSOL (@GuiaRepsol)

El Paisaje Protegido de La Geria linda con el Parque Nacional de Timanfaya, las Montañas de Fuego que arrasaron la tercera parte de la isla entre 1730 y 1736, poniéndolo todo del negro color que salta a la vista. Después de atravesar La Geria por la carretera que une Mozaga y Uga, hay que dirigirse a Yaiza, la población más bella de Lanzarote, que se quedó en 1736 al borde mismo de la lava. De allí sale directa hacia Timanfaya la LZ-67, una carretera sin arcenes ni líneas blancas que se abre paso por un desierto de lava rugosa, encrespada, como rota a martillazos.

Lo único que rompe la soledad del malpaís, así llamado porque es imposible cultivarlo, ni siquiera caminar por él, es el jaleo de zoco moruno del Echadero de Camellos, donde los turistas van a darse un paseo a lomos de los dromedarios.

Construcciones blancas sobre tierra negra,

forman un paisaje insólito creado por fuerza de la Naturaleza.

Atardecer en La Geria
Imagen del bello atardecer en La Geria. (Imágenes cedidas por www.turismolanzarote.com).

Una vez rebasado el control de acceso al parque, la carretera enfila hacia el Islote de Hilario, donde los visitantes descubren lo caliente que sigue la tierra bajo las Montañas de Fuego. El magma residual a 5.000 metros de profundidad irradia suficiente calor para asar carnes a la parrilla en un restaurante diseñado por César Manrique. En el Islote de Hilario comienza la Ruta de los Volcanes, un tour en autobús de 14 kilómetros que permite contemplar el infernal panorama desde el doble cráter del Timanfaya, a 447 metros de altura.

A La Geria se puede volver, para variar, por Mancha Blanca, aprovechando para visitar el centro de interpretación del parque y doblando luego hacia el sur por la LZ-56, la carretera más bella de la isla, de nuevo entre viñedos lunares.

data Ver mapa Cerrar mapa

No te pierdas.....

Fecha de actualización: 23 de noviembre de 2016

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información aquí.

Cerrar el tooltip