COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar
TODO: Colocar aqui el texto como si fuera un ALT

Castillo de Santueri

Las mejores vistas de Mallorca

En plena sierra de Levante, sobre un montículo rocoso de algo más de 400 metros de altura, encontramos el castillo de Santueri, un testigo inexpugnable de la historia de la isla. Tras ascender hasta aquí, ya sea en coche, a pie o incluso a caballo, conseguimos una de las mejores panorámicas de la costa oriental de Mallorca. Mientras observamos un paisaje de pueblos marineros y un sinfín de calas de película, tendremos bajo nuestros pies un pedazo de la historia de la isla y sus conquistadores. Este lugar es tan enigmático que se ciernen sobre él infinidad de leyendas e historias, e incluso una extensa lírica de aquellos escritores a cuyas plumas inspiró.


Hasta hace poco la excursión a este castillo acababa en su puerta pero ahora, un proyecto conjunto entre sus propietarios y la administración pública ha permitido que Santueri abra por fin sus puertas al público, tras un intenso trabajo de rehabilitación. Gracias a ello podemos conocer por dentro este pedazo de la historia de Mallorca, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

Aunque se cree que su primera construcción pudo ser romana, el actual recinto amurallado se edificó aprovechando las ruinas de la antigua fortificación árabe. Tiene una planta triangular –algo poco usual en la época- e incorpora diversas torres, una de ellas de forma circular. Durante la conquista de Jaime I, este castillo se convirtió en un importante reducto de resistencia de los musulmanes, que tenían una posición privilegiada desde la que controlar el territorio. De hecho, la ocupación por parte de los cristianos no se produjo hasta principios de 1231, dos años después de la caída de Madina Mayurqa, la actual ciudad de Palma.

Se puede planificar la ascensión hasta la base del castillo tomando como punto de partida la vecina Felanitx. Durante nuestro ascenso, disfrutaremos de unas espectaculares vistas sobre el Migjorn (el Sur) mallorquín. Enfrente tenemos otra montaña aislada, en cuya cima se encuentra el Santuario de Sant Salvador.

Castillo Fenalitx (Imagen de Eduardo Miralles - Cedida por Agència de Turisme de les Illes Balears).
Castillo Fenalitx. / Autor: Eduardo Miralles. / Cedida por: Agència de Turisme de les Illes Balears.
Vistas desde el restaurante Sa Llotja
Vistas desde el restaurante Sa Llotja

Felanitx y Portocolom

Lo visto desde Santueri nos despertará las ganas de conocer la comarca de forma más cercana. Tras descender del castillo, será el momento de pasear por las calles de Felanitx. Una parada obligatoria aquí es el Mercado Municipal Sa Plaça, centro neurálgico de la ciudad y un buen lugar para tomar unas tapas. Como ocurre en otros municipios mallorquines, Felanitx se compone de varios núcleos urbanos y cuenta con varias calas, separadas por apenas unos kilómetros. Podemos recorrer estos paraísos de arena blanca por un camino que lleva desde Cala Ferrera, al sur, al lado de Cala d’Or (una de las principales zonas de ocio en Mallorca), hasta Cala Marçal, al norte, dejando por el camino Cala Serena o Cala Sa Nau.

Nuestra ruta puede seguir hasta Portocolom, un antiguo puerto de pescadores en una coqueta bahía natural. Su símbolo es el faro que lo flanquea y que funciona desde 1863. Pese a haberse convertido en una zona muy turística, sigue manteniendo intacto su encanto. Éste es un buen lugar para degustar las clásicas calderetas de pescado. Sa Llotja (Pescadores s/n; 971 825 165) son especialistas en rape, lubina y gallo. Otra buena apuesta es el Celler Sa Sinia (Pescadors 28; 971 824 323 ).

Cala Sa Nau (Imagen del Ayto. Fenalitx - Cedida por Agència de Turisme de les Illes Balears).
Cala Sa Nau. / Cedida por: Ayto. Fenalitx - Agència de Turisme de les Illes Balears.

Una nueva perspectiva

Aunque ya hemos tenido la oportunidad de descubrir Mallorca desde los más de 400 metros de altura del castillo de Santueri, en esta excursión nos planteamos el reto de conseguir una panorámica todavía mayor. Para hacerlo, podemos acercarnos hasta Manacor (a unos 15 kilómetros) donde se encuentra el globódromo de Son Parot, punto de partida de vuelos aerostáticos, toda una experiencia para descubrir la zona. Las ascensiones se inician al romper el día, previa reserva y dependiendo de las condiciones meteorológicas. Los meses de enero a marzo son una de las mejores épocas del año para viajar por el cielo de Mallorca. Entonces se podemos sobrevolar los campos de almendros en flor mientras, a lo lejos, divisamos la espectacular Sierra de Tramontana con nieve en sus cimas.

Fecha de actualización: 10 de octubre de 2015

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip