COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Mucho más que peces

Los mejores acuarios de España y Portugal

Para vivir en primera persona cómo es el fondo del mar no hacen falta traje de submarinista, bombonas de oxígeno o gafas de buzo. Basta con acercarse a algunos de los mejores acuarios de Europa diseminados por España y Portugal para zambullirse en el espectáculo de los animales marinos en todo su esplendor.


ISMAEL MARINERO

Descubrir la fauna que puebla los siete mares (y algunos ríos) es un privilegio absoluto, tanto para adultos como para niños. Tener la sensación de ver a un tiburón al otro lado del cristal o descubrir especies tan fascinantes como el pez sol del acuario de Lisboa es un plan apetecible en cualquier época del año y, además, es cada día más necesario para concienciarnos de que, si seguimos así, la increíble diversidad que muestran estos acuarios está en serio peligro. Por eso, este texto no pretende ser un ránking ni una lista al uso, sino una invitación a descubrir el increíble mundo submarino y a sus fascinantes habitantes.

· Barcelona · A Coruña · San Sebastián · Valencia · Zaragoza · Lisboa

L'Aquarium de Barcelona

Situado en pleno puerto, junto al centro comercial Maremagnum, el Aquarium acaba de celebrar el 20 aniversario de su apertura convertido en un lugar emblemático de la Ciudad Condal. Se trata del acuario de temática mediterránea más importante del mundo, con 11.000 animales repartidos en 35 tanques, pero más allá de las especies que alberga, y de su famoso túnel de 80 metros en el que sentirse seguro en compañía de tiburones, lo que mejor caracteriza sus instalaciones es su carácter lúdico.

L'Aquarium te ofrece la oportunidad de hacer un descenso a las profundidades

L’Aquarium está claramente orientado hacia la visita en familia, ya que, además del enorme oceanario y los acuarios temáticos, en la segunda planta propone un espacio llamado Planeta Aqua, que permite observar de cerca fósiles vivientes, fenómenos como el camuflaje, la simbiosis y secretos de la oceanografía por medio de juegos de ordenador, paneles explicativos, pequeños acuarios y elementos interactivos, incluido un batiscafo para descubrir el interior de un submarino. La oferta infantil se extiende a actividades especiales los fines de semana y a una zona específica llamada Explora!, en la que sigue la apuesta por la interactividad para tocar, mirar, escuchar, investigar y descubrir la naturaleza. ¿Hay mejor manera de aprender?

Dónde comer: el punto débil es que la única oferta gastronómica es un restaurante autoservicio, pero a cinco minutos andando se encuentra Marítim Restaurant, especializado en arroces y pescados al fuego de leña. Tiene una terraza en la que ver la vida (y los barcos) pasar.

Aquariumbcn.com
Dirección: Moll d'Espanya del Port Vell, s/n
Horarios: de L a V de 10 a 19.30 h. Fines de semana, festivos y puentes de 10 a 20 h.

Acuario Finisterrae - Casa de los Peces

Resulta difícil no enamorarse de la costa gallega, pero aparte de sus playas y el espectacular paisaje de las rías, es más que recomendable la visita a la Casa de los Peces de La Coruña. Situado frente a la Torre de Hércules y muy cerca de la Praia das Lapas, este edificio demuestra que se pueden hacer acuarios distintos, con personalidad propia.

La estrella del espectáculo en el tanque de focas  

La joya de la corona es Nautilus, una sala circular que invita a sentirse como el capitán Nemo en 20.000 leguas de viaje submarino. Una música especialmente compuesta para la sala, sincronizada con la iluminación, ofrecen una experiencia inigualable, que se amplía con la presencia de muebles, objetos y referencias a la obra de Julio Verne. Nautilus tiene además un espectacular inquilino: el tiburón Gastón, toda una celebridad local. El otro foco de interés, sobre todo para los más pequeños, es el tanque de las focas. Los fines de semana, previa inscripción, niños mayores de 7 años pueden vivir su propia aventura con focas, verlas más de cerca, alimentarlas y conocer las peculiaridades de tan simpático animal.     

Dónde comer: en el ala más próxima al mar de la propia Casa de los Peces encontramos un restaurante imprescindible para completar la recorrido. La especialidad de la casa son sus combinados marinos, que incluyen rollitos de sushi, brochetas de langostinos, gazpacho de sandía y sopa de melón con jamón. Todo un festín mientras se disfruta de las vistas de la costa Atlántica y de los gigantescos acuarios que rodean a los comensales.  

mc2coruna.org/aquarium/
Paseo Alcalde Francisco Vázquez, 34, La Coruña;
Horario: L a V 10 a 19 h., fines de semana, festivos y puentes de 11 a 20 h.

Palacio del Mar de San Sebastián

Ir a Donostia y no visitar el Palacio del Mar es como no acercarse a la Parte Vieja y ponerse ciego a pintxos. Un pecado capital. Porque el pequeño y recoleto edificio, construido en 1928 y renovado a conciencia en 2008, es el segundo museo más visitado de todo Euskadi tras el Guggenheim de Bilbao. En sus tanques alberga camarones boxeadores, peces vaca y dos fabulosos tiburones toro, pero el encanto de este acuario no sólo reside en los animales, sino también en la planta dedicada a las ciencias naturales y el arte de la pesca.

El Palacio del Mar también inunda los oidos al convertirse en escenario de conciertos

La rica historia naval de esta zona del Cantábrico, con sus barcos balleneros y sus carreras de traineras, queda explicada por medio de maquetas, objetos rescatados del mar y fotografías antiguas, pero sobre todo gracias al gigantesco esqueleto de la última ballena franca arponeada en San Sebastián, allá por 1870. Sus huesos dominan esa primera planta, mientras que en las profundidades se pueden encontrar preciosos acuarios de medusas, una incubadora en la que ver el espectáculo de la eclosión de los huevos, o las tortugas heridas por aparejos de pesca recuperándose antes de ser devueltas a su hábitat. A través de su Facebook anuncian actividades especiales: escuchar a una orquesta sinfónica o a djs pinchando ambient  mientras ves moverse los bancos de peces es, sencillamente, impagable (de hecho, suele ser gratuito).

La visita se puede complementar con un paseo por el monte Urgull y llegar hasta el Castillo de la Mota y la Batería de las Damas, construcciones fortificadas desde las que disfrutar de las mejores vistas de la Bahía de La Concha. Y si lo tuyo es la acuariofilia, a menos de una hora en coche hay en Biarritz otro precioso acuario instalado en un edificio art decó.

Dónde comer: muy cerca del Palacio del Mar encontramos una terraza cubierta, gestionada por el grupo Bokado y con Mikel Santamaría en los fogones. Ojo, es imprescindible reservar con diez días de antelación como mínimo. También a escasos metros y especialmente recomendable en primavera y verano está el muelle donostiarra, una sucesión de restaurantes como Mariñela Igeldo o La Rampa, ideales para degustar marisco y pescado fresco recién traído de la lonja.

Aquariumss.com
Plaza de Carlos Blasco Imaz, 1
Horarios: de L a V de 10 a 19 h. Fines de semana, festivos y puentes de 10 a 20 h.

Oceanográfic de Valencia

La Ciudad de las Artes y las Ciencias valenciana alberga el acuario más grande de Europa. Hay momentos en los que incluso parece demasiado grande y ambicioso para recorrerlo en una sola jornada, con edificios y zonas dedicadas en exclusiva a especies concretas. Uno no puede esperar en un centro de estas características, volcado en el turismo de masas, tener esas experiencias más íntimas que ofrecen otros acuarios, pero sí ver ejemplares insólitos o la reproducción fiel de determinados hábitats. La inversión para construirlo fue gigantesca, y eso se nota en las instalaciones, aunque es verdad que por momentos el concepto parque temático puede convertir la experiencia en una sucesión de colas y un pago constante por servicios pensados para encarecer la visita a toda costa. 

Una cena pasada por agua en el Oceanográfic

No se puede dejar pasar la oportunidad de ver en acción a las belugas, cetáceos blancos de grandes dimensiones que han cambiado la aleta dorsal por una joroba que utilizan para romper las placas de hielo del Ártico. Los pingüinos y los delfines también tienen espacios propios, pero quizá la zona más singular sea la esfera exterior dedicada a los humedales, con una reproducción del manglar americano y una creciente población de tortugas y aves en semi-libertad.

Dónde comer: el restaurante submarino del Oceanográfic se ha convertido en una de sus principales bazas. Desde la cubierta exterior, diseñada por el arquitecto Félix Candela, al espectacular interior lleno de peceras y una carta con multitud de exquisiteces, todo contribuye a que la comida sea especial.

Oceanografic.org
Ciudad de las Artes y las Ciencias, Carrer d'Eduardo Primo Yúfera, s/n
Horario: L a V 10 a 18 h. Fines de semana, festivos y puentes de 10 a 20 h.

Acuario de Zaragoza

Construido con ocasión de la Expo de Zaragoza de 2008,  es uno de los mayores acuarios fluviales del mundo. Su especialización en la fauna y la flora del Nilo, el Mekong, el Amazonas, el Murray-Darling y el Ebro va más allá de los peces, e incluye reptiles, nutrias, monos y hasta cocodrilos provenientes de los cinco continentes. Gran parte de su encanto reside precisamente en las diferencias de ambientación entre las cinco zonas, de la aridez de la cuenca del Nilo a la frondosidad del Amazonas. Puede que los peces de agua dulce no sean tan vistosos a primera vista como los habitantes del fondo del mar, mucho más coloridos, pero hay especies tan curiosas como el pez tigre goliat, el mayor depredador de los ríos de todo el planeta.

El Amazonas se muda a Zaragoza

 

El Río Mundo, que así se llama el enorme tanque central, está reservado a las especies más grandes y espectaculares, como el arapaima gigas, un pez amazónico que llega a los 3 metros y los 250 kilos, y los siluros, una especie invasora que ha ido colonizando buena parte del Ebro.

 

Dónde comer: al estar el acuario en el recinto ferial hace falta darse un paseo de unos diez minutos para llegar al barrio del Actur y al Asador La Garnacha, un templo de la cocina tradicional y de las carnes a la brasa.

 

Acuariodezaragoza.com
Avenida José Atarés s/n (Recinto Expo)
Horario: de L a V 11 a 19 h. Fines de semana, festivos y puentes de 10 a 20 h.

Oceanario de Lisboa

La Exposición Universal de 1998 marcó la construcción de uno de los acuarios más espectaculares del mundo, que poco a poco se ha convertido en el principal atractivo cultural de todo Portugal. Esta joya de la ingeniería, bastante alejada del centro de la ciudad,  está situada en un edificio construido en una laguna artificial sobre el río Tajo.

En Lisboa sólo estarás a un cristal de distancia de los tiburones

Si el exterior es sorprendente, lo que espera al visitante puertas adentro es todo un espectáculo: un inmenso tanque central visible en varias plantas, desde el que acceder a las cuatro alas en que se divide el Oceanario. Además de los tiburones y las manta rayas, los más buscados por niños y mayores, el protagonismo recae en el gigantesco Pez Luna (o Mola Mola), todo un reclamo por su cuerpo aplastado y la elegancia de sus movimientos.

Además de seguir la visita completa y de enterarse de cómo funciona el sistema de filtrado del agua, lo más recomendable es, si no hay demasiada gente, sentarse en el suelo frente a las grandes cristaleras del tanque central y sumergirse en ese mundo ingrávido y densamente poblado del fondo marino. Las horas caerán casi sin darte cuenta. Y sí, por allí también andan unas cuantas Dorys (pez cirujano regal) y Nemos (pez payaso), una ocasión propicia para que los críos aprendan lo mucho que está en juego si no empezamos a ser responsables y cuidar de nuestro entorno. En eso también han pensado los lisboetas, con una sala al final de la visita llena de juegos interactivos y propuestas lúdicas para concienciar sobre la importancia del reciclaje. Todavía se puede disfrutar de la exposición temporal Florestas Submersas, una joya del paisajismo subacuático a cargo del artista japonés Takashi Amano y con música de Rodrigo Leäo. 

Dónde comer: el restaurante Tejo está en el propio Oceanario, y es interesante para ver desde dentro parte de la fachada de cerámica, pero la comida no es nada del otro mundo. Si hace buen tiempo hay unas cuantas terrazas muy agradables a lo largo de todo el Parque das Naçoes. La oferta es variada y cosmopolita, pero ya que estamos en Portugal lo suyo es ir a un sitio como Lisboa Marina y degustar un lomo de bacalao fresco con costra de almendras y bacon. 

Oceanario.pt
Parque das Naçoes. Esplanada Dom Carlos s/n
Horarios: todos los días, de 10 a 19 h.

Fecha de actualización: 26 de enero de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información aquí.

Cerrar el tooltip