COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Básicos para estar protegido

Equipa tu piel para las vacaciones

Si por fin ha llegado el momento de salir escopetado a disfrutar de tus días libres no debes olvidar meter en la maleta un botiquín dermo-cosmético para tomar alegremente el sol sin preocupaciones y olvidarte de picaduras de insectos. La dermatóloga Elena de las Heras te pone al día de los últimos avances y de los principios activos para tengas todo previsto y el relax sea absoluto.


Texto: ELENA DE LAS HERAS*

Comencemos a preparar nuestra maleta por lo más importante en este tiempo de mucha exposición al sol: los fotoprotectores solares. En general, es aconsejable utilizar un fotoprotector para la cara y otro para el cuerpo. El de la cara es preferible utilizarlo en forma de crema-gel o gel, es decir, fluido; aunque este año tenemos incluso brumas que se pulverizan directamente sobre la piel de la cara (eso sí, cerrando los ojos). Para el cuerpo lo más práctico es una leche o spray adaptado a toda la familia, por ejemplo si viajamos con niños podemos nosotros utilizar el pediátrico. De hecho, los fotoprotectores para niños son muy resistentes al agua y esto nos beneficia.

¿Qué es preferible, leches o sprays? Los sprays son muy cómodos, ahora los hay transparentes y se pulverizan sin necesidad de extender. El problema es que pueden contener pequeñas cantidades de alcohol y al ser transparentes no se visualiza directamente dónde has aplicado el protector.  Pero por otro lado son muy  cómodos de utilizar y en hombres en zonas pilosas son muy útiles. Otra duda suele ser si comprar los fotoprotectores en farmacia o en supermercados. Mi consejo es que definitivamente deben adquirirse en farmacias, pues las marcas dermocosméticas tienen más garantías de calidad en su composición y eficacia. Tienen detrás años de investigación y sistemas de cosmetovigilancia.

Desde hace varios años, aconsejo a mis pacientes, en especial los de pieles más sensibles al sol, que una semana antes de ir a la playa tomen cápsulas que actúen como fotoprotectores orales. Les insisto en que tomar estas cápsulas antes y durante la exposición no sustituye a la aplicación correcta de las cremas fotoprotectoras. Clásicamente estas cápsulas eran a base de carotenoides, como el betacaroteno o el licopeno, pero hoy en día considero muy útil el Polypodium leucotomos que es un extracto de origen natural, patentado, rico en polifenoles que le confieren actividad antioxidante. La administración oral o tópica de este extracto aumenta la resistencia al sol (hasta tres veces) y confiere también protección adicional frente a la inmunosupresión inducida por la radiación ultravioleta. El segundo ingrediente interesante son los Polifenoles del té verde, que están compuestos por siete tipos diferentes de catecinas, de las cuales la epigalocatecina-3-galato es la más activa. En animales de experimentación, los polifenoles del té verde han demostrado tener un efecto fotoprotector actuando como antioxidante, inmunoprotector y protector del ADN.

Los mejores antimosquitos son a base de dietiltoluamida. Foto: Shutterstock.

El segundo imprescindible en nuestra maleta deben ser las cremas antimosquitos. La crema es la mejor opción y debe aplicarse sobre zonas de piel expuesta; aunque también existen sprays y sticks. Mi recomendación es utilizar antimosquitos a base de dietiltoluamida (DEET), considerado el repelente más eficaz por la Organización Mundial de la Salud y revisar si el producto está específicamente testado. Es muy importante comprobar que el producto es eficaz frente al mosquito tigre, puesto que desde hace unos años, esta especie es un problema en las costas valencianas especialmente. En el caso del mosquito tigre, la concentración de DEET debe ser superior al 20 %. En países con riesgo de paludismo se precisan concentraciones de DEET superiores al 45 %, por encima del 50 % no hay ventajas añadidas.

En los bebés de un año y en mujeres embarazadas o lactantes es útil llevar pulseras con citronella. En niños de entre uno y dos años no se aconsejan repelentes de mosquitos que contengan DEET; en esos casos es preferible el uso de productos naturales a base de citriodiol.

Meter en la maleta la hidratante habitual es siempre una buena idea. Foto: Shutterstock.

Para después de nuestras sesiones de sol, es importante contar con una buena crema hidratante de cara y otra de cuerpo, que nos sirve a su vez de aftersun y que se puede aplicar para hidratar también pies y manos. Podemos llevar nuestras hidratantes habituales del invierno, para no complicar el tema y evitar caducidades. Si coincide que tenemos que comprar la crema, yo aconsejaría una hidratante de cara a base de ácido hialurónico o baba de caracol y en la de cuerpo una hidratante con dexpantenol, que es muy regenerador.

Por último, no olvidemos llevar un botiquín de viaje que nos ayude en caso de picaduras, alergia al sol o dermatitis irritativas. Lo fundamental sería llevar una crema a base de corticoides de mediana potencia, los principales principios activos serían aceponato de metilprednisolona o furoato de mometasona. Llevar además comprimidos de un antihistamínico de segunda generación, como bilastina o desloratadina.  Debemos tener en cuenta que tanto los corticoides tópicos como los antihistamínicos orales se dispensan con receta médica.


* Elena de las Heras es dermatóloga 

 

Fecha de actualización: 14 de junio de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip