COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar
TODO: Colocar aqui el texto como si fuera un ALT

Turismo cultural

¿Te gusta el románico? Te gusta Vall de Boí

Enclavado en pleno pirineo leridano, la Vall de Boí acoge una de las muestras de arte románico más importantes de toda Cataluña, construida durante los siglos XI y XII. Se trata de un conjunto de ocho iglesias y una ermita de tal belleza que han sido catalogadas por la Unesco como Patrimonio Mundial. El atractivo de este conjunto arquitectónico se complementa con el excepcional paisaje del valle, pintado a base de frondosos y verdes bosques, ríos, cascadas de agua y lagos que coronan las cimas de las montañas. Parece un cuadro pero es real, la Vall de Boí existe y visitarla es una de las mejores cosas que podemos hacer si pasamos por Cataluña.


  • Sant Climent de Taüll

    Sant Climent de Taüll

    REDACCIÓN GUÍA REPSOL (@GuiaRepsol)

     

    Este templo, ubicado en el municipio de Taüll, fue levantado entre los siglos XI y XII, y se consagró en el 1123. Se trata de una iglesia con planta basilical y tres naves. Aunque las pinturas murales que albergaba fueron trasladadas al Museo Nacional de Arte de Cataluña todavía podemos admirar sus reproducciones, en especial el Pantocrator, imagen más emblemática del románico catalán. 

  • Santa María de Taüll

    Santa María de Taüll

    También se encuentra en Taüll y se parece en planta y estructura a la de Sant Climent, con la diferencia de que su campanario está en el centro de la nave. Se distingue del resto en el hecho por estar ubicada en el centro del pueblo y no en un extremo, como es habitual, por lo que se supone que su construcción supuso el asentamiento de población a su alrededor. 

  • Sant Joan de Boí

    Sant Joan de Boí

    Data del siglo XII y es la que conserva más elementos arquitectónicos de los inicios constructivos de románico en el valle. Aunque su techo era de madera fue cubierto de piedra posteriormente. Adosado a la nave lateral por la fachada está el campanario de planta cuadrada, modificado en su último tramo. Entre las copias de sus pinturas murales destaca la Lapidación de San Esteban.

  • Santa Eulàlia d'Errill-la-Vall

    Santa Eulàlia d'Errill-la-Vall

    Declarada Monumento Histórico artístico en 1962, cuenta con uno de los campanarios más espectaculares de todo el valle, con una altura de 23 metros. En su sacristía se ubicó un grupo escultórico conocido como El descendimiento que se ha separado en el Museo de Cataluña y el Museo Episcopal de Vic. Aún así, podemos admirar una copia formada por siete tallas de madera.

  • Sant Feliu de Barruera

    Sant Feliu de Barruera

    Fue declarada Bien de Interés Cultural en el año 1991 y su característica más especial es que contiene elementos arquitectónicos de dos siglos, el XI y el XII, los dos grandes momentos constructivos en la Vall de Boí. La iglesia ha sido rehabilitada en varias ocasiones, lo que se aprecia especialmente en el porche, las capillas y la portada de estilo gótico. 

  • La Nativitat de Durro

    La Nativitat de Durro

    Situada a una altura de 1.386 metros, el primer testimonio de su existencia data del siglo XI. Se trata de una de las iglesias más espectaculares del valle sobre todo por las dimensiones de su nave, el campanario y el porche. En el interior destaca la imagen románica de Nicodem, que no podemos dejar de contemplar.

  • Santa Maria de Cardet

    Santa Maria de Cardet

    Su particularidad es que se construyó sobre la pendiente de la montaña, aprovechando el desnivel del terreno, lo que sitúa el ábside de dos plantas a un nivel superior que la nave central. Cuenta con decoración lombarda, como el resto de construcciones de la zona, y en su exterior destaca especialmente el muro frontal en el que se ubica el campanario.

  • Santa Maria de Coll

    Santa Maria de Coll

    También conocida como la iglesia de la Asunción, se cree que se construyó durante el segundo tercio del siglo XIII. Consta de una nave con planta de cruz latina, cubierta con bóveda de cañón y reforzada por dos arcos torales. Se diferencia del resto de iglesias del valle por los materiales de construcción, el tamaño de los sillares y los elementos decorativos de la portada.

  • Ermita de Sant Quirc

    Ermita de Sant Quirc

    Una pequeña ermita de sencilla construcción, nave única y ábside semicircular. Construida a base de grandes sillares de piedra, su interior está escasamente iluminado y su puerta de entrada es de arco de medio punto con dovelas. Dentro podemos ver una copia del frontal del altar románico de los santos Quirce y Julieta de Durro.

Fecha de actualización: 30 de noviembre de 2016

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip