COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Adiós al bañador: playas para zambullirte como Dios te trajo al mundo

Playas nudistas

Si eres de los que les sobra el bañador cuando llega el verano, estas playas son para ti. Seleccionamos los mejores arenales (mixtos o completamente naturistas) del litoral español donde, en parajes de extrema belleza, es posible ensalzar las bondades de la vida al aire libre.


Texto: SARA SÁEZ

Tengámoslo claro: pocos son los que se atreven a tomar el sol como vinieron al mundo en una turística y masificada playa llena de textiles –como llaman los naturistas a los que llevan bañador–. Pero no te preocupes, si tu intención este verano es broncear todo tu cuerpo de manera pareja, estas son tus playas.

Aquí el bañador sobra. Foto: Miguel Alamín / Flickr (permisos cedidos a Guiarepsol.com).

Galicia

A Coruña

Area Longa, en Porto do Son, es una playa de entorno virgen a la que se accede andando tras bajar una acusada pendiente. Con arena blanca, es bastante ventosa, ideal para practicar el surf. Al ser una ensenada aislada es una de las favoritas de los naturistas que se acercan a tierras norteñas. A su derecha se encuentra el conocido Castro de Baroña, al que se recomienda hacer una visita.

El arenal de Combouzas, en la playa de Barrañán en Arteixo, no es muy grande y tampoco demasiado espectacular, pero el hecho de estar rodeada de acantilados y tener todo el Atlántico delante merece la pena una visita. Aquí casi nadie va con bañador y algunos surfistas suelen aprovechar sus potentes olas.

En Ferrol está Ponzos, una playa natural de fina arena donde el estilo de vida naturista prima en cada rincón. Aunque está aislada de la población, durante los meses de verano suele estar bastante concurrida.

La ventosa y rocosa Area Longa (A Coruña). Foto: Raúl Muriel (permisos cedidos a guiarepsol.com).

Lugo

En Foz está la hermosa Playa de los Alemanes que se encuentra rodeada de los típicos acantilados que bordean toda la costa de la Mariña lucense. Tiene unos 200 metros de longitud y su arena es blanca con un oleaje bastante leve aunque, en los días más ventosos, puede resultar peligroso bañarse.

Pontevedra

La Playa de Barra se sitúa al final de la península del Morrazo, en la ría de Vigo y, según dicen, es la mejor playa nudista de Galicia. Tiene 750 m de longitud con arena fina y blanca y aguas de color turquesa. Fue una de las primeras de la Comunidad en permitir el baño nudista. Cuenta con unas excelentes vistas a las Islas Cíes. Está rodeada de un pinar y no hay casi viviendas, lo que garantiza cierta intimidad.

En las paradisíacas Islas Cíes se encuentra la Playa de Figueiras, que aunque no está reconocida como arenal nudista como tal se practica desde hace mucho tiempo. También está la pequeña y preciosa playa de Bascuas (tiene bandera azul), que se encuentra justo al lado de la de Montalvo, en Sanxenxo. De arena blanca y fina cuenta con un chiringuito cercano con servicios de socorrista y baños. El aparcamiento es limitado y la playa, cuando sube la marea, se queda pequeña, por lo que se recomienda ir temprano.

Playa de Torrimbia. Foto: shutterstock.com.

Principado de Asturias

En Llanes se sitúa la Playa de Torimbia que, según dicen, es una de las playas naturistas más bonitas del norte. Es de arena blanca y fina y agua transparente y fría. Se accede a ella solo a través de un sendero –por lo que está a salvo de miradas indiscretas–.

Mexota, en Tapia de Casariego, es una bonita playa de aguas cristalinas y arena blanca. Está dividida en dos por un islote central que define su horizonte. Es ventosa y con un oleaje moderado. A ella se llega a pie desde la localidad de Serantes o a través de un camino desde Villamil. Este acceso limitado impide que se masifique y la convierte en una de las calas preferidas por los naturistas.

En Gijón está Peñarrubia, una franja de grava y arena rodeada de altos acantilados que encierran una importante riqueza fósil. Su acceso es complejo y puede llegar a ser hasta peligroso por los desprendimientos. Además de naturistas, es frecuentada por aficionados a deportes como el surf o el paddlesurf y sus alrededores son perfectos para el senderismo.

Los peñascos de la Playa de Mexota. Foto: Alberto García (permisos cedidos a guiarepsol.com).

Cantabria

La Playa de El Puntal se encuentra ubicada en medio de la bahía de Santander y se trata de un saliente de arena dorada con agua por ambos lados con fuerte oleaje. A ella se llega caminando desde la localidad de Somo –a la que pertenece–, o en barca desde Santander en un agradable viaje que dura unos 10 minutos.

A 3 km de Soto de la Marina está la Playa de Covachos, cercana al Parque Natural de las Dunas de Liencres. Dentro de la playa existe el islote Castro de Covachos que, en bajamar, se une a la tierra. La fina arena y las aguas limpias son otros de sus atractivos. Al estar aislada se puede practicar naturismo con tranquilidad.

País Vasco

Bizkaia

La playa menos accesible pero más limpia de Getxo es Gorondatxe. Conocido también por el nombre de Azcorri, en este arenal, alejado del casco urbano del municipio, se practica el nudismo en la parte izquierda. La playa está situada en un entorno natural de excepción, rodeada de abruptos acantilados y hermosas dunas. De arena fina y oscura, está bien equipada con duchas y aseos y su oleaje permite practicar surf.

Los que busquen espacios solitarios y tranquilos tienen en la Playa de Meñakoz, perteneciente al municipio de Barrika, un lugar especial. Sus 400 metros de longitud permiten el naturismo sin problemas. Cuenta con poca arena y abundante piedra y con olas de entre cinco y seis metros de altura que hacen las delicias de los surfistas. Este tramo de la costa, además, ofrece hermosos acantilados por los que pasear.

Entre los municipios de Sopela y Getxo se sitúa Barinatxe, también conocida como La Salvaje. Es una playa amplia y abierta, rodeada de acantilados con una zona nudista en sus laterales. Tiene bastante oleaje, por lo que aquí se encuentran varias escuelas de surf, y está equipada con vestuarios y duchas para comodidad de los bañistas.

Saturraran (Guipuzkoa), una playa con leyenda. Foto: Sergio (Creative Commons).

Gipuzkoa

En Mutriku, lindando con Bizkaia, se encuentra la Playa de Saturraran. Son 300 metros de arena dorada que forma parte de un bello entorno. Las olas llegan con fuerza a este arenal que destaca por el peculiar perfil de dos peñascos que, según cuenta una leyenda local, adoptaron la forma de dos amantes: Satur y Aran. Además de zona naturista cuenta con restaurante y un camping en las inmediaciones.

Meca internacional del surf es la Playa de Zarautz. De carácter urbano, en un área en su extremo este –justo enfrente del campo de golf de la localidad– se practica el naturismo. Este extenso arenal dorado tiene todos los servicios: duchas, vestuarios, aseos, vigilantes... Está considerada una de la mejores playas de Euskadi.

Cataluña

Barcelona

Una gran duna fue erigida en la parte sur de la Playa Mar Bella para proteger a la comunidad naturista de los mirones. Con 500 metros de longitud, de arena fina y aguas tranquilas, es perfecta para pasar un día veraniego. Cuenta con chiringuitos, aseos y socorristas. Este año, además, ha sido premiada con una bandera azul.

Al municipio de Sitges pertenece Cala Morisca, una playa de arena fina y de acceso complicado porque hay una parte en la que hay que pagar y otra, gratuita, por un sendero bastante empinado. Está a tope durante los fines de semana de temporada alta. El ambiente es familiar y van bastantes textiles. Dispone de duchas, retretes, restaurante y se instala un mercadillo estival de artesanía llamado Sea Market.

A 35 km de Barcelona, en un entorno natural de la localidad de Calella, está La Vinyeta, una playa de arena gruesa y dorada, aguas tranquilas y profundas, distribuidas en diferentes calas junto a las rocas.

Illa Roja (Girona), playa naturista de renombre internacional. Foto: J2R / Shutterstock.com.

Girona

Begur cuenta con ocho calas y playas, situadas al norte, este y sur del pueblo, de características y belleza variadas. La conocida como Illa Roja es una playa nudista de renombre internacional. Está presidida por una roca de color rojo que da nombre a la cala. En verano se respira un ambientillo ecléctico con naturistas y textiles pasando un buen día de playa.

En Cadaqués, ocupando la mayor parte de la cara norte de Cap de Creus, está Cala Nans, una pequeña y alejada playa nudista que se conserva prácticamente virgen y cuenta con un faro construido en 1874.

En Calonge está la Cala Roques Planes, una de las más curiosas de la Costa Brava. A ella se accede fácilmente desde la cercana Playa de Can Cristus y los bañistas se sorprenden de las formas redondeadas de sus rocas. No hay casi arenal, por lo que está siempre poco concurrida. Es más propicia para el buceo que para el baño.

Tarragona

Con una extensión de 1.600 metros, la Playa de El Torn en L'hospitales de L'Infant, está considerada la playa naturista con más extensión, tradición y antigüedad del Mediterráneo. Está rodeada de pinos y bordeada por dos cabos rocosos, lo que ofrece a la gran comunidad nudista un espacio íntimo donde relajarse. Cuenta con duchas y un complejo turístico (El Templo del Sol) y un bar, también, naturistas.

De La Playa de Els Muntanyans, en Torredembarra, destaca su relevancia medioambiental: en sus 2 km conserva las últimas dunas y marismas después del Delta del Ebro. Lo malo es que la zona naturista (de tan sólo 400 m) está entre dos zonas de bañistas con bañador, por lo que, muchas veces, hay que armarse de paciencia ante miradas de curiosidad y reproche.

Playa del Torn. Foto: TijsB / Flickr (con Creative Commons).

Comunidad Valenciana

Alicante

La Playa de La Solsida, en Altea, está situada después del Puerto de Mar y Montaña en la Galera del Mar. Tiene acceso a pie y es un arenal virgen y bastante rústico. No tiene ningún tipo de servicio pero es tranquila y a ella se puede ir con perros.

Los Tusales, en Guardamar del Segura, es una playa naturista de aguas tranquilas y cristalinas situada en un entorno natural inmejorable. En ella la convivencia entre textiles y no textiles es bastante respetuosa.

Castellón

La Playa de Ribera de Cabanes, en Torrenostra, tiene más de 3.000 m de longitud. Es una playa aislada, con baja afluencia de público compuesta principalmente de arena y grava. Carece de servicios y equipamientos.

Valencia

Muy cercana de la ciudad se encuentra la Playa de El Saler. Es de arena blanca, dunas, agua limpia y tranquila y siempre sopla una suave brisa. Para encontrar la zona naturista hay que llegar gasta el hotel 'Sidi El Saler' y tomar la carretera de la izquierda hasta el último bloque de apartamentos. La entrada está bien señalizada y, además, tiene acceso para personas en silla de ruedas.

En Gandía está L’Ahuir, una impresionante playa poco urbanizada, una rareza para la zona. Está algo apartada, por lo que es aislada y tranquila, perfecta para quitarse la ropa. A ella también acuden aficionados al kitesurf. Cuenta con unas dunas para cuya conservación se han construido unas pasarelas de madera, algo que la da un aspecto muy rústico.

Enmarcada en el Parque Natural de L'Albufera está Mareny Sant Llorens. Aquí los naturistas suelen situarse en la parte libre de edificaciones. Es de ambiente familiar y cuenta con un chiringuito al que se puede ir a comer desnudo.

La bonita playa de L´Auir. Foto: Universitat Politècnica de València Campus de Gandia / Flickr (con CC).

Murcia

Situada en el Parque Regional de Calblanque, uno de los espacios naturales de la costa que se conserva casi virgen, está la Playa de Calblanque. Áridas sierras, largas playas de arenas doradas y ocres, solitarias calas y una bella formación de dunas fósiles, blancas salinas y macizos montañosos que contrastan con el azul del mar.

Las calas nudistas se sitúan a la derecha de la playa, pero hay dos, en el margen izquierdo del parque, que son realmente bellas: Cala Magre y la Cala de los Dentones. La primera, de fácil acceso, suele tener gran afluencia de público los fines de semana de agosto. La segunda, más recogida, es menos frecuentada incluso durante los meses de verano.

Andalucía

Almería

La gran familia naturista cuenta en Vera con un auténtico paraíso. Los atractivos arenales y la excepcional calidad de las aguas, el entorno excepcional y los múltiples servicios para el turismo sin textil le han convertido en objetivo de múltiples familias que se sitúan en la zona norte de la Playa del Playazo. La oferta de alojamientos y de servicios naturistas es, además, bastante amplia y de calidad: restaurantes, chiringuitos, urbanizaciones e, incluso, cuenta con el 'Hotel Vera Playa Club', el único naturista de cuatro estrellas que hay en España.

En el Cabo de Gata, en el municipio de San José, se encuentra la Playa de los Genoveses, bastante grande y en forma de ensenada poco urbanizada y de aspecto casi virgen. La zona nudista, alejada de poblaciones, se sitúa en su extremo derecho. Hay dunas doradas cubiertas de vegetación y rodeadas de áreas de pinos y eucaliptos. Está considerada una de las playas más bonitas del litoral andaluz.

En San José también está Barronal, una pequeña cala no urbanizada y casi en estado virgen. Forma parte de una reserva natural y está alejada de poblaciones. No suele estar muy poblada y su acceso es complicado ya que hay que hacerlo a pie en un camino bien señalizado dejando a la derecha la gran duna de arena de El Mosul.

Playa del Playazo (Almería), un auténtico paraíso para los nudistas. Foto: Shutterstock.com.

Granada

A tan sólo 7 km de la localidad de Albuñol se encuentra El Ruso, una playa naturista que emana paz y tranquilidad. A ella se puede acceder por mar desde el pueblo de Rubite o a pie por un camino accidentado en pendiente de arena y polvo. Pero el esfuerzo merece la pena porque el paisaje es espectacular. La paya de El Ruso es en realidad dos calas conectadas por un resquicio de orilla, aunque donde más acampa la gente es en la segunda cala mucho más resguardada. Aunque el verdadero nombre de esta playa es Lance Nuevo, se la rebautizó con El Ruso por Basilio Lukianov, un teniente ruso que huyó de la Unión Soviética en 1921 y se instaló allí, viviendo de la naturaleza y ayudando a campesinos y pescadores por igual. Tal es el cariño que le cogieron los lugareños que aún siguen llevando flores al lugar.

Cádiz

En la provincia de Cádiz no hay playas nudistas oficiales, aunque el estado virgen de gran parte del litoral y la abundancia de parajes tranquilos y aislados, hacen que haya espacios más que suficientes para quitarse el bañador. La zona central de la Playa de Bolonia es poco apropiada por la abundancia de gente pero hay otras zonas más íntimas como las zonas conocida como El Chorrito y Baños de Claudia, un conjunto de calas situadas pasadas las dunas de Bolonia. Son unas playas idílicas, poco transitadas y perfectas para el naturismo.

La Playa de los Castillejos, en Caños de Meca, tiene un aroma a bohemio y hippy. Es un tramo de playa salvaje protegido por los bosques del Parque Natural de Barbate, la Breña y Marismas. Al norte de Caños de Meca hay un lugar muy conocido entre los naturistas: La Playa del Faro, en la zona de los acantilados del faro de Trafalgar. Es una zona muy tranquila incluso en temporada alta. En cuanto al mar tiene olas grandes y unas corrientes con las que no hay que descuidarse.

Playa de Cuesta Maneli. Foto: José Mari D. Barba / Flickr (con CC).

Huelva

En Huelva solo existe una playa 'oficial' para la práctica del naturismo y es la Playa de Nueva Umbría en Lepe. Se encuentra en el Paraje Natural de las Marismas de Piedras y Flecha de El Rompido. Es un lugar salvaje abrazado tanto por el río Piedras como por el océano Atlántico. Carece de cualquier servicio, por lo que es recomendable llevar la comida y, por supuesto, traerse de vuelta los desperdicios. No hay aglomeraciones y es perfecta para los que quieren iniciarse en el naturismo porque aquí no se sentirán observados por el resto de bañistas.

Entre Mazagón y Matalascañas se sitúa Cuesta Maneli, un paraíso para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad ya que son 5 km de playa virgen situada en pleno Parque Nacional de Doñana. Es aislada, no urbanizada de ocupación media y rodeada de un acantilado. La zona nudista se encuentra en el margen izquierdo (según se mira al mar) y durante los meses de verano se instala un chiringuito.

Málaga

En Vélez-Málaga está la Playa de Almayate, una extensa franja de arena de ocupación alta tanto por nudistas como por textiles. La zona nudista se extiende hasta la desembocadura del río Vélez. Muy cerca está el camping naturista de Almanat.

Islas Baleares

Mallorca

En Santanyí se encuentra Cala Marmols, una playa protegida de 40 metros de ocupación baja. Está muy aislada, de arena blanca y oleaje moderado. Más concurrida es Es Cargol, también en Santanyí, a 2 km de su faro. Es una playa virgen de arena fina y aguas turquesas. No hay ningún tipo de servicio. En Campos está Es Trenc, una playa protegida de 3.000 m en la que conviven nudistas y no nudistas. El nivel medio de ocupación es alto en los meses de verano gracias a sus aguas tranquilas y su arena blanca. Es un entorno protegido, aislado y rústico en el que apenas existen construcciones.

Las paradisiacas aguas de Es Trenc, en Mallorca. Foto: Cayetano / Flickr (con CC).

Menorca

En la isla balear es tan grande la explotación hotelera que apenas hay playas salvajes donde desnudarse con total libertad. Cala Pilar está al noroeste de la isla, en Ciutdadella, y es una playa lo suficientemente apartada como para encontrar la intimidad necesaria para quitarse la ropa. Para acceder a ella hay que caminar un buen trecho y la playa no es de foto, pero tiene un entorno con una vegetación espectacular.

Calderer es una preciosa cala virgen al oeste de Es Mercadal. Para acceder a ella hay que caminar un buen rato pero merece la pena porque es una zona muy rústica, de arena blanca, de protección especial en la que está prohibida cualquier tipo de pesca.

Al sur de la isla, en Alaior, se encuentra Son Bou, una playa muy turística que tiene una concurrida zona naturista al este (según miras el mar). El resto es textil y familiar pero no son mirones. Además, es de fácil acceso y aparcamiento gratuito. Es perfecta para hacer snorkel y, la parte de atrás de la playa está formado por el sistema dunar más importante de Menorca. Este humedal es famoso y popular para el avistamiento de aves.

Ibiza

A 4 km de Sant Carles de Peralta está la Playa de Aigües Blanques, un arenal declarado oficialmente como nudista. Es una playa muy abierta y expuesta al viento del este, sobre todo en los meses de verano. Los grandes acantilados le dan un aspecto salvaje. Para acceder a ella hay que bajar una larga pendiente asfaltada. Su arena es oscura y cuenta con unas magníficas vistas de Punta Grossa y la isla de Tagomago. El ambiente es variopinto: grupos de jóvenes, familias, parejas... pero relajado y silencioso.

La playa de Es Caballet desde Chiringay. Foto: Chiringay.com.

Es Caballet, a 10 km de Ibiza, en el municipio de Sant Josep de Sa Talaia, es una de las pioneras del nudismo en la isla pitiusa y del resto de España. Se trata de una zona de fácil acceso que está protegida por su gran variedad de aves. Se caracteriza por tener arena blanca, aguas cristalinas y media ocupación. En su zona media predomina el ir desnudo, y la zona cercana al aparcamiento es la favorita de las celebrities que suelen recalar en los restaurantes cercanos. Al final de la playa hay un chiringhito, 'Chiringay', muy popular entre la comunidad homosexual.

Formentera

La Playa de Ses Illetes está a 4 km de la Savina y es hermosa, virgen y paradisíaca. Lo más destacado de esta playa nudista es su entorno natural porque forma parte del Area Natural d'Especial Interes de ses Salines y la pradera de alga posidonia que se encuentra bajo sus aguas ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. ¡No se olviden las gafas de bucear!

Caló de Sant Agustí, en Es Caló, tradicionalmente ha sido una de las playas 'oficiales' donde practicar nudismo en Formentera, pero últimamente es mixta debido a que durante los últimos años la playa se ha convertido en punto de encuentro de famosos internacionales de primer orden.

Ses Illetes, simplemente espectacular. Foto: Ismail Mia (con CC).

Islas Canarias

Gran Canaria

En las famosas y turísticas playas de Maspalomas y Playa del Inglés, ambas situadas en San Bartolomé de Tirajana, hay espacios dedicados a la práctica del naturismo, siendo la primera una de las más concurridas. En las playas tirajaneras se encuentra el 'Magnolias Natura', el único hotel naturista de la isla de Gran Canaria.

Al norte, en Agaete, se encuentra la espectacular Playa de Guayedra. Su acceso no es fácil, pero merece la pena. Es uno de los parajes protegidos más bellos de Gran Canaria por sus valores geológicos, de flora, fauna y arqueología. El negro volcánico de su arena y barranco contrasta con el azul del agua y, hay que decir, que sus puestas de sol son impresionantes.

Fuerteventura

Empezamos por Cofete, una playa mítica en toda España por ser la más grande dedicada al naturismo. Situada en la península de Jandía, cuenta con casi 14 km de arenas claras en uno de los paisajes naturales más hermosos del archipiélago.

En El Cotillo está la Playa del Águila o de las escaleras (conocida así por los empinados peldaños que hay que bajar para acceder a ella). Es preferible acudir cuando la marea está baja, porque cuando sube el agua pierde mucho de su encanto. No hay ningún tipo de servicio así que hay que llevar comida y bebida y después llevarse los desperdicios. Es totalmente salvaje y nunca está llena de gente.

Cofete (Fuerteventura), la playa naturista más grande de España. Foto: Shutterstock.com.

Tenerife

La Cala de las Gaviotas, en San Andrés, es una de las más bonitas y recomendables de la isla. Apartada de núcleos urbanos y de los mastodónticos centros turísticos, hace que disfrutes de un estupendo entorno natural de arena volcánica y aguas limpias. Es mixta, pero se respira bastante respeto. Es aconsejable ir por la mañana (cuando se esconde el sol la playa se queda a la sombra) y con la marea baja.

La Playa de los Patos, en La Orotava, es otro de los paraísos naturistas de Tenerife y España. Su acceso no es fácil (hay que caminar un buen trecho por un sendero bastante complicado) pero merece la pena el esfuerzo al contemplar una playa salvaje de aguas cristalinas y fina arena volcánica protegida de grandes coladas basálticas que desvelan el antiguo recorrido de la lava.

Lanzarote

Además de ser el paraíso de los deportistas playeros (surf, windsurf, kitesurf...), la Playa de Famara también es famosa entre los naturistas. Hasta los bungalows, la playa es de textil, pero pasados los edificios, cuando la extensa playa  (tiene unos 7 km) se va despoblando, uno puede hacer lo que quiera sin molestar a nadie. Además, cuenta con unos protectores muros de piedra que dan total intimidad.

Fecha de actualización: 12 de mayo de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información aquí.

Cerrar el tooltip