COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

Parque regional de Calblanque (Murcia)

Calblanque, el Mediterráneo como era antes

Playa de arena dorada del parque regional de Calblanque. Foto:Shutterstock

Olvidemos las playas atestadas, el urbanismo desmedido y los controvertidos campos de golf. Existe una Murcia de calas vírgenes y hermosas sierras costeras. Un rincón donde el mar se cuela entre roquedos al abrigo de una arena dorada y donde los fondos ocultan un maravilloso vergel. Aquí el bañador es tan solo una opción.


Texto: NOELIA FERREIRO

De blancas salinas y dunas fósiles, de acantilados y largas playas amarillas, de calas encajadas en parajes semidesérticos, está trazada esta franja de una decena de kilómetros donde Murcia asoma su rostro más salvaje. Calblanque (en su nombre extendido Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila) es un rincón de milagrosa virginidad, teniendo en cuenta que se emplaza en un entorno acosado por el desarrollismo, a pocos kilómetros como está de las aberraciones medioambientales del Mar Menor.

Las rocas y el mar en el parque regional de Calblanque. Foto: Luciano Vílchez / Asociación CalblanqueEl desarrollo de un turismo sostenible se pone en práctica en este entorno protegido. Foto: Turismo de Murcia.

Por ello y porque es la más bella muestra de las formas con las que el mar puede esculpir el litoral, se trata del más valioso paisaje de esta tierra demasiado estereotipada con el "qué hermosa eres", el conflicto del agua y las urbanizaciones de jubilados.

Sí, existe otra Murcia en la que cabe la palabra paraíso, en la que la naturaleza brinda un catálogo de playas a la carta y en la que el Mediterráneo se mantiene, efectivamente, tal y como era en sus orígenes. Entre numerosos organismos públicos, como la Dirección General de Medio Natural, el Instituto de Turismo de la Región de Murcia, pero también asociaciones privadas como la Asociación de Calblanque, de voluntarios de la zona, trabajan por que esto no cambie poniendo en valor los recursos naturales para disfrutar de esos espacios protegiendo su conservación.

 Playa Larga en el parque regional de Calblanque. Foto: ShutterstockPlaya Larga (y dorada) del parque regional de Calblanque. Foto: Shutterstock.

En Calblanque, a donde se llega por la autovía de Cartagena a La Manga, solo dos diminutas poblaciones testimonian el paso del hombre: Cobaticas y La Jordana. El resto no es más que un conjunto de medias lunas de arena y mar, resguardadas por sierras semiáridas.

Flora y acantilados del parque regional de Calblanque. Foto: FacebookEl adn del parque: una particular vegetación sobre suaves colinas que caen al mar. Foto: Facebook.

Pequeños macizos donde crece una vegetación extraña, casi exótica, a la que los expertos han denominado iberoafricana por tratarse de un reflejo del paisaje de la otra orilla del Mare Nostrum: sabina mora, cornicales, albaidas…

Al agua patos

Caminar en busca de estos especímenes de flora puede ser una actividad gratificante en unos parajes a menudo silenciosos y solitarios. Pero aquí a lo que se viene principalmente es al disfrute de sus aguas, limpias y cálidas, para las que no hace falta invertir en bañador. Aguas que, aunque son un secreto que casi nos estamos arrepintiendo de airear, se cuelan entre las más tentadoras del país.

La roca negra característica de alguna de las playas de Calblanque. Foto: ShutterstockApetece bañarse en estas aguas cristalinas y cálidas del Mediterráneo. Foto: Shutterstock.

Se puede optar por la más accesible, la llamada playa Larga, completamente rectilínea en sus tres kilómetros de arena dorada, frente a la cual crecen extensas praderas de posidonia. Es un buen lugar, casi siempre sin corrientes, para darle a las gafas, las aletas y el tubo, y descubrir un vergel submarino a pocos metros de la orilla.

Pasarela que entra a una de las playas del parque regional de Calblanque. Foto: FacebookLa campaña Stop Colillas y la futura prohibición de fumar pretenden liberar las playas de las colillas. Foto: Turismo de Murcia.

Pero existen otras playas con un carácter más íntimo. Por ejemplo Negrete y Parreño, en el oeste, cerradas por crestas rocosas y declaradamente naturistas. Aquí encontramos una suerte de paisaje lunar de piedra y agua; un ligero viento cálido, nada molesto; una luz espectacular a la hora del atardecer, cuando las colinas del Cabezo de la Fuente, así llamado por el manantial de su cumbre, se vuelven anaranjadas.

Menos vehículos a motor

Está también la playa de Calblanque, rodeada por las dunas fósiles más valiosas de Murcia, a donde acuden los windsurfistas para cabalgar con sus velas el suave oleaje de este mar abierto. Y, más escondidas, las calas del Barco y De las Mulas, a las que solo se puede llegar en barco o a pie tras una media hora de paseo.

Vista de las playas Parreño y Negrete del parque regional. Foto: Turismo de MurciaLa vegetación del parque abraza las playas Parreño y Negrete. Foto: Turismo de Murcia.

Sin embargo, ninguna resulta tan pintoresca como la cala de los Déntoles, conocida también como cala Dorada, donde la tierra exhibe una riqueza cromática propia del lienzo de un pintor impresionista. Un fuerte contraste entre dos tipos de roca: una negra, llamada esquisto y otra blanca, llamada eolianita.

Tabla de surf en la parada de bus de entrada al parque regional de Calblanque. Foto: FacebookEn los autobuses que te llevan al interior del parque también caben las tablas de windsurf. Foto: Facebook.

Calblanque, ya lo hemos dicho, es una joya muy vulnerable. Por eso, desde el verano pasado se pusieron en marcha algunas medidas para su preservación. La más importante: un servicio de autobuses para acceder al parque, de 9.00 a 20.30 horas, con una frecuencia media de 20 minutos. Porque impedir que los coches lleguen hasta las mismas playas es una manera de reducir el impacto del turismo. Ya lo dice la propia campaña: "cuatro ruedas mejor que cuarenta". Otra de las actividades puestas en marcha el verano pasado es la protección de la tortuga boba, de la que existen indicios de desovación en el parque. Se trata de una especie de tortuga marina que abandonó estos arenales hace décadas. Hoy en día se trabaja para que vuelva a reproducirse en este parque regional.

Campaña de sensibilización de los voluntarios de la asociación Calblanque. Foto: Gabriel Buendía / Asociación CalblanqueVoluntarios durante la campaña veraniega de sensibilización destinada al usuario del parque. Foto: Asociación Calblanque.

Los voluntarios ambientales de la Asociación de Calblanque desarrollan también una labor informativa para que los visitantes del parque, sobre todo en verano (época de mayor afluencia) protejan las playas y los arenales y estén al tanto de las campañas que se desarrollan en el mismo. Entre las actividades de estos voluntarios también están la repoblación con flora autóctona, la instalación de refugios para murciélagos, la limpieza de las playas, el censo de camaleones, etc., incluso rutas fotográficas por los diferentes paisajes del parque.

Aves y cante jondo

El parque goza también en sus alrededores de las Salinas de Rasall que fueron, en su día, dos lagunas naturales que recibían el agua de la lluvia. Reconvertidas en salinas a principios del siglo XX y abandonadas después en los años 90, hoy constituyen un humedal protegido que ejerce de corredor para la avifauna con un alto valor ecológico. Un bello paraje al que la sal tapiza de blanco y donde apreciar el bullir de flamencos, pardillas, gaviotas…

Salinas del Rassall. Foto: Turismo de MurciaLas Salinas de Rassall son un humedal protegido en la actualidad. Foto: Turismo de Murcia.

También cerca, como visita peculiar, merece la pena el Parque Minero de La Unión, donde sumergirse en las entrañas de la antigua industria a través de la mina Agrupa Vicenta. En este municipio, además, el flamenco (el que se toca, se canta y se baila) tiene mucho que decir, como prueba el Festival del Cante de Las Minas, celebrado desde los años 60. Pero esa es otra historia.

Fecha de actualización: 8 de agosto de 2017

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip