Arte al aire libre

La ciudad, el mejor museo

Esculturas, graffitis, monumentos en miniatura y hasta un pinocho hecho con especies vegetales, todo esto se puede ver en los museos que huyen del tradicional concepto de un edificio destinado a este fin. Las obras se mimetizan con su espacio, calles, parques o bosques y hacen que el espectador contemple el arte apenas sin darse cuenta.

Fanzara - Castellón

Visitar Fanzara, significa visitar la capital del graffiti en Castellón. En este pequeño pueblo de menos de 500 habitantes se encuentra MIAU, Museo Inacabado de Arte Urbano que hace referencia a todas las fachadas de la localidad que han sido pintadas por conocidos graffiteros. Esta iniciativa surgió como cohesión del pueblo para darle un aire nuevo. Y lo consiguieron. En cuatro días tenían más de 44 intervenciones realizadas por diferentes artistas que han sido capaces de conseguir que pasear entre sus calles sea un deleite para todos.

Fanzara. Foto: MIAU
Fanzara. Foto: MIAU

El Bosque de Oma - Parque de Urdaibai

Otro tipo de pintura es la que hay en el Bosque de Oma, en la Reserva Natural de Urdaibai, que te hará sentir que estás en un museo en mitad de la naturaleza, rodeado por animales y figuras humanas. El creador de esta obra, Agustín Ibarrola, quería dar un toque de luz en pleno hábitat y mostrar la cohesión entre el ser humano y este espacio. Ojos que te observan y dibujos realizados en los troncos con una visión global del espacio componen un lugar idílico en medio del bosque.

Bosque de Oma. Parque de Urdabai.
Bosque de Oma. Parque de Urdabai.

Genalguacil - Málaga

Un pequeño pueblo que ha cambiado gracias al arte ha sido Genalguacil, cerca de Málaga, ya que se puede denominar como un museo en sí. Pintores, escultores, fotógrafos o ceramistas van dejando su legado en fachadas, plazas y calles de todo el pueblo. Cada dos años el Ayuntamiento organiza unas jornadas 'Encuentros de Arte' que deja que los profesionales vuelen su imaginación y pongan su seña de identidad de forma permanente. Las obras de arte han sido perfectamente integradas en el espacio como los gatos encaramados en los tejados, las tres cabezas de burro que hacen de fuente o una figura humana que mira el paisaje por la ventana.

Genalguacil. Foto: Ayuntamiento de Genalguacil
Genalguacil. Foto: Ayuntamiento de Genalguacil

Museo Vostell - Malpartida de Cáceres

Malpartida de Cáceres es otro municipio conocido por la escultura. El Museo Vostell está situado en el Monumento Natural Los Barruecos, ganador de El Mejor Rincón 2015, y tiene una parte de su muestra al aire libre. Destaca una pieza de Wolf Vostell de 16 metros de altura titulada ‘¿Por qué el proceso entre Pilatos y Jesús duró solo dos minutos?’, conformada por el fuselaje de un avión ruso, dos automóviles, monitores de ordenador y tres pianos. La originalidad de sus obras hace de este museo un lugar único.

Museo Vostell. Foto: Museo Vostell
Museo Vostell. Foto: Museo Vostell

Parque Escultórico Puerto del Rosario - Fuerteventura

Figuras variadas también hay en el Parque Escultórico de Puerto del Rosario, en Fuerteventura, ya conocida como Ciudad de las Esculturas. Destaca la Explanada, una fuente situada en una rotonda donde personajes alegóricos representan los valores tradicionales de la isla. En total son más de 100 interpretaciones ubicadas en plazas y paseos. 

Fuente de la Explanada. Autores: Amancio González - Nicolae Fleissig. Foto: Ayuntamiento Puerto del Rosario.
Fuente de la Explanada. Autores: Amancio González - Nicolae Fleissig. Foto: Ayuntamiento Puerto del Rosario.

Museo de las Esculturas - Leganés

Algo parecido pasa en Leganés con el Museo de las Esculturas con más de 70 obras repartidas en 35 mil metros cuadrados rodeado por zonas verdes. Una de las más espectaculares por su tamaño es la de Satélite’ de Agustín Ibarrola, una esfera de ocho metros que representa la tierra.

Satélite. Autor: Ibarrola. Foto: Ayto. Leganés.
Satélite. Autor: Ibarrola. Foto: Ayto. Leganés.

Museo de Arte Público - Madrid

En medio del bullicio de la ciudad, Madrid también tiene un hueco para este tipo de Museos, como el de Arte Público en mitad del Paseo de la Castellana. Escultores como Chillida con ‘La Sirena Varada’Miró con ‘Mere Ubu’ o ‘Al otro lado del muro’ de Subirachs se dan cita debajo del puente Enrique de la Mata, entre las calles Juan Bravo y Eduardo Dato. Este espacio se realizó en los años 70 para que el ciudadano pudiera conocer más de cerca las modernas tendencias artísticas.

Museo de Arte Público. Chillida.
Museo de Arte Público. Chillida.

El Bosque Encantado - San Martín de Valdeiglesias

A pocos kilómetros de la capital se encuentra el Bosque Encantado de San Martín de Valdeiglesias. Si te gustó la película Eduardo Manostijeras y has intentado practicar con las plantas de tu casa, tienes que venir a este lugar. Un jardín botánico con más de 300 esculturas vivas donde criaturas mitológicas, animales salvajes o personajes de cuento cobran vida entre arroyos y pequeñas cascadas.

El Bosque Encantado. Foto: El Bosque Encantado.
El Bosque Encantado. Foto: El Bosque Encantado.

Poble Espanyol - Barcelona y Mallorca

Dejando las esculturas a un lado, en Palma de Mallorca y Barcelonapodemos ver los monumentos principales de España concentrados en una mini-ciudad. Esto es Pueblo Español. Se reproducen a escala diversas edificaciones, plazas y calles de toda la arquitectura del país: desde el Cristo de los Faroles de Córdoba al Monasterio románico de Sant Miquel en Cantalunya o el Patio de Los Leones de Granada.Una manera de viajar por España en tan sólo un día.

Poble Espanyol. Foto: Poble Espanyol Barcelona
Poble Espanyol. Foto: Poble Espanyol Barcelona
Localidad

Fanzara