COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar

El Mejor Rincón 2013

País Vasco

Cueva de Pozalagua

Estalactitas de formas caprichosas tapizan esta cavidad de las Encartaciones, en el extremo occidental de Bizkaia. No hay otra igual en el mundo.

A diferencia de las estalactitas convencionales, que se forman de arriba abajo, obedeciendo la ley de la gravedad, las excéntricas crecen caprichosamente en cualquier dirección, como las ramas de un árbol. Son poco habituales y, cuando dos o más coinciden en un lugar, es un espectáculo digno de verse. En Carranza, el municipio más occidental de Bizkaia, se encuentra la cueva de Pozalagua, que está forrada de ellas. Ninguna otra cavidad alberga tantas.


Detalle estalactitas excéntricas
Imagen detalle de este tipo de estalactitas tan curiosas y únicas. (Imágenes cedidas por www.visitenkarterri.com).

REDACCIÓN GUÍA REPSOL (@GuiaRepsol)

Es un carnaval espeleológico, una locura maravillosa de estalactitas excéntricas que se entrelazan formando masas como de raíces o corales. Ya su hallazgo en 1957 tuvo un punto disparatado, pues no fue una cuidadosa prospección, sino una carga de dinamita de una cantera de dolomía situada en las proximidades, la que, accidentalmente, abrió a la curiosidad del mundo esta bóveda de 125 metros de longitud, 70 de anchura y 12 de máxima altura. Los guías explican a los visitantes que, en la formación de las excéntricas, no han intervenido ni corrientes de aire, ni raíces, ni campos magnéticos. Es que cristalizan así.

 

Estas cuevas tan originales merecieron ser

Ganador del Mejor Rincón 2013

Imagen del anfiteatro donde, en verano, se realizan conciertos. (Imagen cedida por Sergio González Ahedo).

Fuera de la cueva, la antigua cantera de dolomía se ha recuperado tallando en uno de sus frentes un anfiteatro donde se celebran conciertos en verano. La roca caliza se ha cortado con hilo de diamante, tan perfectamente, que el graderío parece esculpido en un bloque de mármol. Además, dentro del mismo municipio, podemos disfrutar de la visita al Centro de Acogida de Animales Silvestres Karpin Abentura, donde podremos observar gran cantidad de especies procedentes del tráfico ilegal de animales, mascotas exóticas abandonadas y otros ejemplares irrecuperables para la vida en libertad, todo ello, enclavado en una finca con un entorno privilegiado, tapizado con multitud de especies de flora procedentes de todos los continentes. Otra gran curiosidad de la comarca de las Encartaciones es la Colección Miguel de la Vía, en Galdames, formada por más de 70 coches antiguos y clásicos que se exponen en la torre Loizaga, del siglo XIII. Todos los modelos de Rolls-Royce, hasta que la marca fue adquirida por BMW en 1998, figuran en ella.

Si aún hay tiempo y ganas de ver más de esta comarca, en Balmaseda se encuentran el puente de la Muza, que rezuma Edad Media por todas sus piedras y aún conserva el torreón donde se pagaba el pontazgo, el antiguo peaje exigido para cruzar el puente, y la fábrica-museo de Boinas La Encartada. Balmaseda es también un buen lugar para reponer energías. Típica de aquí es la putxera, un guiso de alubias que tiene su origen en la olla que cocinaban los maquinistas del ferrocarril minero La Robla-Bilbao aprovechando el vapor de la locomotora. La putxera tiene hasta un monumento y una fiesta, el 23 de octubre. No menos tradicional es el txakoli, que se elabora en Balmaseda desde finales del siglo XV.

data Ver mapa Cerrar mapa

No te pierdas.....

Fecha de actualización: 23 de noviembre de 2016

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip