Enamórate de los Soletes de verano

Hunde los pies en la arena, aspira el aroma de las gambas crepitando en la brasa y relájate. Estás en un Solete, un lugar con un ‘no se qué’ especial. Aquí tienes 1000 por descubrir.

Conoce los soletes

Investiga esos rincones majos con un no se qué que te hace volver