Pequeña villa alcarreña situada en la vega, extensa y productiva, que forma el arroyo que lleva su mismo nombre. Cuando se llega al pueblo destacan la iglesia parroquial y el Ayuntamiento, que comparten espacio en la misma plaza. La primera es un templo dedicado a la Asunción, de mediados del siglo XVI, con portada de estilo clasicista orientada al sur. En su interior, luce un retablo ejemplo de manierismo. El edificio municipal es una construcción típica manchega, con dos plantas, arriba galería corrida y abajo soportales con sus siete columnas. Cuenta también con una pequeña ermita. En los alrededores, es digno de mencionar un frondoso pinar.

Contacto

Localización