Diego Fullaondo

Con el tiempo me he vuelto un adicto a la sensación de desconcierto. Disfruto encontrando señales, diferencias y sorpresas que desafían lo que ya creía confirmado. Es cansado y a veces incómodo. Pero es emocionante.

22 SEP 2020

Con frecuencia asumimos que todos los museos son iguales y que visto uno, vistos todos. La oferta museística de Málaga incluye dos magníficos ejemplos que demuestran lo equivocado de ese prejuicio. El Centro Pompidou y el Museo de Málaga brindan una...