Compartir

{{title}}
{{buttonText}}
La capital se viste de arcoíris. Foto: MADO

Dónde celebrar el Orgullo en Madrid

La ruta de los Soletes orgullosos

10/07/2024 –

Actualizado: 02/07/2024

Texto: Ana Caro

Los puntos clave del Orgullo coinciden con algunos de los lugares más interesantes de la capital para disfrutar durante todo el año. Desayunos con pastelería artesanal, comida reconfortante o refrescantes cócteles de autor. Con esta ruta de Soletes sabrás dónde parar a desayunar, comer y tomar algo en Chueca y alrededores.

1.- Dónde desayunar: La Duquesita y Panod

"Un croissant de almendras que tiene toques de azahar y ron para probar algo diferente. Para beber, zumo de naranja natural y café, y todo tipo de infusiones y tés que se pueden acompañar con hielo". Gael Zandstein, de 'La Duquesita' (Fernando VI, 2) propone un desayuno de capricho para arrancar con fuerza estas jornadas de celebración. Su coqueto escaparate y su cómodo salón de té es el oasis perfecto en Chueca, además de su horno de primer nivel. Bajo la dirección de Oriol Balaguer, esta pastelería fue elegida la mejor de Madrid en el pasado 2023 y el postre de piña es una de sus refrescantes nuevas creaciones.

Dulces caseros para desayunar. Foto: Facebook 'Panod'
Dulces caseros para desayunar. Foto: Facebook 'Panod'

'Panod' (Prim, 1) es otra muy buena opción para desayunar en Chueca. Amparo y Norman abrieron en el centro de Madrid este obrador capitaneado por Elena Campal. "Está el team bollería o el team tostada, es un empate eterno. Lo más habitual por la mañana es el croissant artesanal de mantequilla Elle&Vire y el de Gianduia, con crema de avellana y chocolate valrhona", cuentan desde el obrador. Además, es un buen lugar para comprar pan y acompañar tu comida en casa o en tu alojamiento: payés, de semillas, de kalamata... Y así hasta doce tipos diferentes de panes artesanales.

En 'Panod' hay opciones ricas tanto dulces como saladas. Foto: Facebook 'Panod'
En 'Panod' hay opciones ricas tanto dulces como saladas. Foto: Facebook 'Panod'

2.- Aperitivo divertido: Bodega La Ardosa y Casa Camacho

Vale la pena atravesar Fuencarral para tomar el aperitivo. 'Bodega La Ardosa' (Colón, 13) es el lugar de peregrinaje a la hora del vermut. Su historia se remonta a finales del siglo XIX y sus puertas rojas son la antesala del ambiente más castizo. Se puede pedir alguna gilda o su buen picho de tortilla, o seguir la senda del vermut hasta 'Casa Camacho' (San Andrés, 4). Azulejos, barra de acero inoxidable y puertas de espejo, este bar tiene la auténtica solera que ahora muchos lugares pretenden emular, así que simplemente visitarlo ya es un must. Para vivir la experiencia completa, hay que pedirse un yayo: esa mezcla emblemática y peligrosa consistente en vermut, ginebra y gaseosa y seguir el camino tan contento.

Salmorejo y alcachofas, siempre aciertos. Foto: Facebook 'Bodega La Ardosa'
Salmorejo y alcachofas, siempre aciertos. Foto: Facebook 'Bodega La Ardosa'

3.- Comida casera: Casa Fidel y Bogotá

Después del aperitivo, es hora de sentarse a comer. En 'Casa Fidel' (El Escorial, 6) encuentras esa cocina reconfortante que tan bien sienta para seguir la fiesta. Ellos se definen como "gayfriendly bistró" y ofrecen, "menús y cenas de casa". Como dicen Sara Peral y Jorge Muñoz, del restaurante 'OSA' (2 Soles Guía Repsol): "Todavía quedan en Malasaña calles de pueblo y casas de comidas que los clientes tratan de no dilvulgar con un menú del día casero y a buen precio".

Sencillez y calma para contarse la vida cotidiana.
Sencillez y calma para contarse la vida cotidiana.

Aperitivo divertido y cocina casera llega a ser la fórmula de la felicidad y también se puede disfrutar cerca de las plazas del Rey y Pedro Zerolo, centros neurálgicos del Orgullo en Madrid. La mitad de las copas que se piden en 'Vinoteca Vides' (Libertad, 12) son de su propio vino, pero en su carta, la Guía Vicentín, hay referencias de prácticamente todo el país. Después, a comer en 'Bogotá' (Belén, 20). Es de esos lugares en los que, entre el trajín, se encuentra calma. Su comida casera resiste en Chueca desde 1964 y se entiende a la perfección. "Todo se ha modernizado muchísimo, las modas van y vienen, nada dura el tiempo suficiente… y yo quería otras cosas", explicaba Julio Núñez a Guía Repsol.

Dónde hay que ir para probar diferentes tipos de hummus. Foto: Facebook 'La Hummusería'
Dónde hay que ir para probar diferentes tipos de hummus. Foto: Facebook 'La Hummusería'

4.- Cenas rápidas y ricas: Biang Biang Bar y La Hummusería

Esta también es una buena zona para cenar algo rápido, pero rico. Óscar Ling cocina tallarines típicos de la zona de Xi'an en 'Biang Biang Bar' (Pelayo, 8): "Somos los únicos en España que lo hacen", cuenta el cocinero. 'La Hummusería' (Hernán Cortés, 8) abrió en 2015 a raíz de una broma entre Shai y su esposa. Casi diez años después, sigue siendo un referente ente Chueca y Malasaña para comer hummus que hacen dos veces cada día para que quede "muy fresco y muy rico". Además del hummus, Shai recomienda para estas fechas su baba ganoush o la spicy sandía: "Sal, aceite, queso feta, cilantro, pimienta y pipas de girasol" son algunos de los ingredientes de este plato refrescante y algo picante.

Los dueños de 'Biang Biang Bar' lucen felices sus Solete. Foto: Instagram 'Biang Biang Bar'
Los dueños de 'Biang Biang Bar' lucen felices sus Solete. Foto: Instagram 'Biang Biang Bar'

5.- Coctelerías: Angelita y Del Diego Cocktail Bar

En Chueca siempre es un buen momento para acabarla con un cóctel rico. Debajo de 'Angelita' (Recomendado por Guía Repsol) hay una coctelería donde las creaciones pueden traer sorpresas. Su carta se divide en herbáceas, árboles y otros tipos de vegetación silvestre, además de las combinaciones clásicas y recetas sin alcohol. Sin salir de la calle de La Reina, en el número 2, se puede tomar la segunda copa. Fernando del Diego apuesta por la coctelería de especialidad en la capital desde 1992, con 'Del Diego Cocktail Bar'.

La parte de abajo de 'Angelita', ideal para la copa de después. Foto: Alfredo Cáliz
La parte de abajo de 'Angelita', ideal para la copa de después. Foto: Alfredo Cáliz

Podemos seguir disfrutan de los Soletes sin salir del centro de Madrid. Puedes ir a tomar un respiro hacia el Templo de Debod y, tras diez minutos, tomar un café en 'The Fix' (Luisa Fernanda, 15) o, si quieres comer algo sin salir del meollo, ir a 'Shangrila Bar Dimsum' (Leganitos, 26) -heredero del mítico restaurante chino subterráneo- a degustar unos dimsum. Otro punto es la Puerta del Sol y aquí va una pista cercana: la coctelería 'Glass Bar By Sips' .

Te puede interesar