Jorge Otero

Periodista e historiador. Curioso por naturaleza, de los que se tiran 15 minutos sin quitar la vista del capitel de una columna en una iglesia románica. Es preciso mirar al pasado para explicar el presente y prepararnos para el futuro. Más asturiano que un culín de sidra fría en verano.

La capital asturiana recupera su historia a través de los restos de las estructuras militares del sitio de la ciudad durante la Guerra Civil, abriendo el camino para potenciar el turismo bélico en Oviedo.