Lola Vico

Arquitecta de profesión, viajera y fotógrafa por vocación, asocio cada uno de los destinos en los que he vivido -y empiezan a ser muchos- a los olores de las cocinas que se escapan por la ciudad. Lo primero que visito en cualquier sitio nuevo es su mercado.

¿Es posible para un restaurante hacerse un hueco a base de platos de cuchara tradicionales españoles cuando el local está en el centro de Washington D.C.? ¿Y llevar 30 años dando de comer a políticos, economistas del Banco Mundial y del FMI, hombres...