Pedro

Pedro Varelos

Hace 30 años comencé a ver la vida a través de un objetivo de 35 milímetros. Eso me dio un enfoque distinto de la vida de los demás. Tras unos años de verla en blanco y negro, llegó el color. Más realista pero a la vez menos íntimo. Echo de menos ese encanto del blanco y negro tan real y fiel a la vida.