Pilar Portero

Nada como un plato bien rico para alegrarme la vida. Y si además, el plan incluye escapar a un lugar apartado, doblemente feliz. Con una larga lista de preguntas por equipaje.

Nada más arrancar este camino a Finisterre, se te abre el apetito. Ansías comerte el paisaje, hacerlo tuyo. Para eso no hay nada mejor que sentarse en tabernas y restaurantes y dejarte aconsejar, tanto en los productos que hay que probar para...

Refrescantes terrazas en medio de la naturaleza con el agua saltarina de fondo, chiringuitos para pasarte horas mirando al mar, aéreas y animadas terrazas urbanas, barras muy deseables… Y así hasta 1.000. María Ritter, directora de Guía Repsol, ha...

La naturaleza te engulle y empiezas a notar clorofila, en lugar de sangre, correr por tus venas. Según avanzas por este camino, que tiene el morbo añadido de no ser oficial, la seducción del frondoso follaje y el furor del agua exaltan los sentidos....

1 2 3 ... 11 >