Cabo Fisterra

Cabo Fisterra

No es el fin del mundo, pero lo parece. Cuando nos sentamos sobre una roca en el mismo extremo del cabo y contemplamos el Atlántico, es fácil sentir que no existe nada más que la inmensidad del océano. Este lugar tiene un encanto especial, si bien a veces se ve truncado por la gran afluencia de turistas, gran parte de ellos peregrinos que una vez llegan a Santiago se animan a continuar su andadura hasta el verdadero punto final del Camino: Fisterra. Las puestas de sol en este cabo no se pueden explicar, solo se pueden vivir en primera persona. Si nos apetece, incluso podemos pasar la noche aquí ya que el faro ha sido reconvertido en hotel. Eso sí, debemos tener en cuenta que el faro sigue activo por lo que si nos hospedamos en una noche de niebla, tendremos que dormir con el sonido intermitente que avisa a los barcos de la cercanía de la costa. 

 

Contacto

Cabo Fisterra: A Coruña

Más atractivos naturales en A Coruña