{{title}}
{{buttonText}}

Corocho de Rocigalgo

Los Navalucillos, Toledo

Compartir

¿Quién no ha querido alguna vez tocar el cielo con los dedos? Desde los 1.448 metros del Corocho de Rocigalgo, el pico más alto de la provincia de Toledo, este deseo parece más cercano. Para llegar hasta allí, lo mejor  es colgarse la mochila a la espalda e iniciar la ruta que discurre por el parque nacional de Cabañeros. Si la suerte está de nuestro lado, entre las diferentes tonalidades de verde, amarillos y marrones, según la época del año, que componen el pantone de estos bosques (encinas, robles, castaños o arces, entro otros), seremos capaces de distinguir algún que otro ciervo de los que inundan esta zona del parque. Bambi bien podría haber sido navalucillense.

El rumor de los arroyos cercanos nos acompañará en un ascenso que va regalando la vista, cada poco tiempo, con 'balcones' naturales que permiten contemplar el valle que se extiende a nuestros pies. Y bajo ellos, solo nos separará del vacío el cinturón de rocas que parece volar en el paraje conocido como Las Cornisas. Tras varias horas de ascenso llega el premio gordo. Al coronar la cumbre, nos encontraremos con unas vistas despejadas del parque, parte de la Sierra de Gredos e, incluso, la vega del Tajo.

Contacto

Localización

Corocho de Rocigalgo, 45138, Toledo