No hablamos del muñeco de madera. En Vinuesa, un pinocho es una rama de pino. Porque los árboles icónicos de este pueblo se merecían su propio día. ¡Y vaya si lo tienen! Mujeres que se convierten en pinorras al tomar sus pinochos y vestirse con trajes de floreados mantones y faldas rojas con rayas negras, hombres armados con espadas y rodelas -un escudo redondo de hierro- y rituales de lo más pintoresco para evocar una antigua y rencilla entre Vinuesa (que ganó) y la vecina Covaleda. Tres icónicos rituales se producen entonces cuando, primero, los hombres se separan en bandos de solteros y casados y golpean sus espadas contra las rodelas; después, al desfilar las mujeres y niñas del pueblo con sus pinochos. Por último, ¡sorpresa! las mujeres se lanzan a por todo hombre que encuentren -incluidos los turistas-. ¿Hay forma más original de celebrar el día central de unas fiestas patronales como las de Nuestra Señora del Pino y San Roque? Normal que sean de interés turístico regional. Además, dichas fiestas patronales ofrecen otras originales fiestas como la "pelea" pingada de los mayos en la Plaza Mayor y la Ofrenda de las Velas. 

Localización

Plaza Juan Carlos I 42150 Vinuesa, Soria