Cabezón de Liébana

Cabezón de Liébana

Información turística: 942735032

Web información turística

Los ocho concejos que conforman Cabezón de Liébana mantienen el espíritu de la comarca, eminentemente rural, con interesantes conjuntos de casas montañesas. Entre su famoso orujo y la devoción mariana, a la sombra de los Picos de Europa, es un lugar de fuertes desniveles y contrastes entre el agradable clima del fondo de los valles y la recia atmósfera que se respira en la cumbre de El Cornón (2.042 metros), con más de 1.700 metros de desnivel.

Ascender por los valles que conforman el pueblo ofrece la oportunidad de ver la sucesión de sus bosques de alcornocales, en los que anida el águila culebrera, en la solana entre Frama y Cahecho. Cerca aparecen ya los carrascales, muy extendidos, que dan paso a robledales, entre Buyezo y Lamedo. También surgen rebollares sobre las grandes pendientes de la vertiente de Peña Sagra, junto a excelentes hayedos, cerca de Aniezo y, sobre ellos, llegando a las cumbres, pastos y matorrales con brezo y arándanos.

En este municipio se encuentra una de las construcciones románicas emblemáticas de Cantabria, la Iglesia de Santa María de Piasca, monumento nacional desde 1930, que tiene su origen en el siglo X, con su mayor esplendor en las dos centurias siguientes, cuando fue más popular el monasterio de monjas y monjes que creció junto a este templo.

Aniezo es el pueblo de la 'Santuca', patrona de Liébana, que se encuentra en su santuario de Peña Sagra. Todos los años, el día 2 de mayo, recorre de madrugada los pueblos del valle hasta el Monasterio de Santo Toribio, a 25 kilómetros, en una procesión que presume de ser la más larga en recorrido de España.

Planes en Cabezón de Liébana

Ver todos