{{title}}
{{buttonText}}

El Grado

Al abrigo del embalse

Compartir

El municipio oscense de El Grado no se entiende sin su embalse. Espectacular, es el mayor atractivo  natural con el que cuenta esta localidad aragonesa constituida por tres pedanías. Como si de una postal se tratase, la vista aérea de la villa es indescriptible. El azul del agua se entremezcla con el verde que rodea el municipio e, incluso, con el blanco, correspondiente a las montañas más elevadas. Las casas se amontonan en su casco histórico, ubicado en lo alto del cerro, próximo al río Cinca, cuyo centro de interpretación es uno de los lugares más reclamados por el turista. Lo mismo ocurre con la gigantesca iglesia de El Salvador, construida entre el XVI y el XVIII, o con el santuario de Torreciudad, obra de Heliodoro Dols, lugar de peregrinación mariana por excelencia y uno de los puntos más peculiares de esta hermosa villa enclavada en plena Naturaleza.

Contacto