Este municipio, en su origen una aldea, fue sede las familias Marzo y marqués de Cañada, cuya presencia dejó ostensibles huellas en su historia y en su patrimonio arquitectónico. Una de ellas es la casona del Marqués, edificio palaciego con torreón y reloj solar. También puede visitarse la de la familia Marzo, que luce una fachada barroca construida en cantería. La capilla de Tolosa con su entrada adintelada también es digna de una visita.

En el término municipal se halla la ZEPA de Parameras del Campo de Visiedo, la mayor extensión de parameras supramediterráneas de Aragón y lugar en el que nidifican especies de aves como la alondra, el alcaraván, la avutarda, el sisón o el aguilucho cenizo.

Contacto

Localización