Redueña

Cibeles y Apolo, hijos de Redueña

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En una de las plazas de Redueña un potro de herrar restaurado rinde homenaje a la vieja economía ganadera y agrícola del pueblo. Aunque es mucho más conocido por la explotación de su vieja cantera, de la que nacieron en el siglo XVIII la Fuente de la Cibeles y la Fuente de Apolo, las dos en el centro de Madrid, en el Paseo del Prado.

Parte de aquella piedra se usó también para levantar en el propio pueblo la iglesia de San Pedro Advíncula, en los siglos XIV y XV, y el cementerio –en el que destaca una cruz gótica del siglo XV sobre una columna decorada.

Contacto

Localización