{{title}}
{{buttonText}}
1 /

San Fernando

La isla de la historia de los hechos, la música y la cultura

Compartir

Bendecida por un extraordinario clima y blancos arenales rodeados de un mar del color de los zafiros, se encuentra esta animosa ciudad, una de las más importantes y típicas de Andalucía. El puente Suazo da la bienvenida al visitante que puede ir andando, en el recientemente estrenado tranvía o surcando sus aguas y disfrutar de un cóctel de Historia, flamenco, cultura militar, Naturaleza y deliciosa gastronomía de pescaíto frito y deliciosos vinos.

Historia porque San Fernando fue uno de los grandes bastiones de España durante la Guerra de la Independencia y dio nacimiento a la primera Constitución en la iglesia Mayor de San Pedro y San Pablo, o a las sesiones de las Cortes, en el Real teatro homónimo; aunque también es historia antigua, incluso mítica, ya que se dice que junto a su castillo de Sancti Petri, Hércules terminó uno de sus famosos 12 trabajos. Flamenco porque San Fernando es el “Graceland” del duende; cuna del mítico Camarón de la Isla al que se puede rendir pleitesía en una amplia ruta que lleva su nombre empezando por su hogar, en Fragua Camarón; pasando por su local de nacimiento como artista, la Venta Vargas; el monumento de bronce a su figura; la peña Camarón, donde recuerdan sus canciones; el templo donde fue bautizado, la iglesia del Carmen y, finalmente, su hermoso mausoleo que se encuentra en el cementerio municipal. 

San Fernando también es Cultura militar, más que nada de la Armada, que aúna en San Fernando pasado y presente naval en el Panteón de los Marinos Ilustres -quienes descansan allí en paz tras sus victorias en guerras remotas- o lo arma en el Arsenal de la Carraca, cuyo glorioso pasado (como taller de barcos que iban a las antiguas colonias españolas en América y almacén de armas del XVIII) aún conserva ese aroma a misiones y comercio. Naturaleza, en la que hay tres colores predominantes: azul de un delicioso mar en calma, ideal para el baño y que se puede ver en Punta Boquerón; blanco de las arenas de las marismas de Sancti Petri; blanco de la sal -producto crucial en San Fernando al que se le dedica la Feria del Carmen y la Sal- de la Salina de San Vicente o el sendero Salina Dolores, y verde de los arcos arbolados del siempre animoso parque Almirante Laulhe y el rico jardín botánico local.

Contacto