{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Sant Joan les Fonts

Ruta medieval, volcanes y brujas

Compartir

En Sant Joan les Fonts saben que tienen entre manos un patrimonio al alcance de muy pocos y le sacan todo el provecho posible. Solo así es posible entender una ruta medieval que conecte, de una tacada, el monasterio del municipio, el Puente medieval y el Castillo de Juvinyà, tres elementos patrimoniales que constituyen un reclamo de primer orden para los visitantes que se acerquen a este pueblo de La Garrotxa.

Sant Joan les Fonts se encuentra a pocos kilómetros de la capital comarcal, Olot, y forma parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. El municipio está constituido por tres núcleos de población: Sant Joan les Fonts, La Canya y Begudà.

La iglesia del monasterio (siglo XII), declarada Bien de Interés Cultural nacional, es un edificio románico de tres naves, la central con bóveda de cañón ligeramente apuntada. La sacristía y el campanario datan del siglo XVIII. En el exterior destaca el color rosado de sus muros. En el interior hay que subrayar la importancia de la decoración de los capiteles y la pila bautismal del siglo XII. La ruta medieval se completa con la Casa fuerte de Juvinyà (siglos XII y XIII), formada por la torre defensiva y la casa, del siglo XIV. Por su parte, el puente medieval, originario del siglo XIII, destaca porque fue construido en gran parte con piedra volcánica.

El patrimonio religioso se complementa con una exaltación de todo lo natural. La presencia de lo volcánico es innegable y existe la posibilidad de contemplar riscos de lava, blísteres y un tubo volcánico, así como diez volcanes ya extinguidos a lo largo del municipio.